La canción de mi vida: Viola Wills ‘Gonna get along without you now’

octubre 23, 2003

.

.
Aún le recuerdo bailando esa canción dos pasos más allá de mí mientras su novia rica me miraba por encima del hombro. No recuerdo si se habían prometido ya. Entonces yo tenía 20 espectaculares años y un cuerpo tropical que despertaba pasiones y casi nadie se atrevía entonces, a llevar el ombligo al aire, ni aquella mini tan corta y con vuelo, que en cada giro dejaba muy poco que objetar a la imaginación; y desde luego, entonces nadie se teñía el pelo con henna roja y desafiaba a los hombres con una pelea a puñetazo limpio si fuera necesario. Toda mi vida he sido una provocadora de mierda, como algunos dicen pero nunca permití que nadie diera la cara por mí y me sacara las castañas del fuego. Desde que mi abuelo murió, yo he cuidado de mí como él cuidaba de mí.

.

bailar

.

Aún recuerdo esta música sonando y a él apoyado en una columna de la esquina de la discoteca de la que entonces era el relaciones públicas y mirándome con deseo.
– ¿No te quieres venir al piso de mi tía con nosotros?
– Si es contigo sí
– No. Lo siento pero yo ya estoy ‘ocupada’. ¿No te lo dijo tu amigo? Ayer estuvimos juntos y hoy volveré a estar con él. Pero puedes venir con Mar.
– ¿Con Mar? Estás loca, ¿crees que voy a arriesgar todo lo que tengo por nada?
– ¿Por nada?

– Sí, no me voy a jugar mi vida por una estupidez. Si ella se entera… Sólo lo haría por ti. Por ti sí.
– Lo siento pero ya te lo dije, conmigo no puede ser, hoy estoy comprometida. ¿Entonces te vienes o no?
– Eres una cabrona.
– ¿Ah sí? No me digas…

Nunca olvidaré esa conversación nuestra; puede que la primera en yo fuera así… ¡No!, tonterías, una parte de mí siempre ha sido así: cínica y dura. Lo recuerdo desde que tengo uso de razón. Y nunca olvidaré como me miraba entonces él y a Viola Wills cantándole desde mis ojos ‘Gonna get along without you’. Y nadie lo pensaría, nadie que lo hubiera presenciado o que haya leído las líneas anteriores pero yo estaba completamente enamorada de él.

Él tenía 28 años y era un hombre muy atractivo pero no le gustaba ensuciarse las manos trabajando. Creo que la primera vez que lo vi me recordó al Barry de los Bee Gees.

.

.

Era idéntico. Y es que Barry fue mi primer amor serio. Me enamoré de él en parvulitos y llevaba una foto suya pegada en la carpeta (una pegatina del Superpop; ¡Joder! ¿y que hacía una niña de parvulario leyendo el Superpop?) y cuando me daba la risa (y no debía darme y eso me sucedía todo el tiempo) le miraba a él y me ponía muy seria porque el amor siempre ha sido algo que me he tomado muy en serio.

Así que en parvulitos queda claro que ya me gustaban los tipos con barba y mayores que yo, y seguimos bailando al ritmo de los compases de Viola Wills durante todo aquel verano y él continuó con su novia, que en teoría, era una rica heredera
– Es que con ella lo tengo todo. Ya ha estado casada, ya tiene dos hijos y su padre, ¿sabes? tiene más de mil millones.
Y supe que él no dejaría escapar su Oportunidad, y mientras tanto yo continué acostándome con su amigo. Cerraba los ojos y cuando le besaba pensaba en él. Me sentía tan sola… Hasta que en otoño nos dio la noticia. Fue una noche de sábado. Atravesábamos las puertas de la modesta discoteca, al mismo tiempo en que ella lo hacía y se despojaba de su abrigo de nutria que él tomó con pasión entre sus brazos.
– Os voy a dar una noticia: vamos a casarnos en mayo – nos dijo a mí y a su amigo mientras acariciaba el sedoso pelo del abrigo. Ella no estaba presente. Se había largado escaleras hacia abajo ignorándonos. Nunca se dignó a hablar conmigo.
– Me alegro muchísimo por ti. Era lo que querías. -le dije yo dándole un beso en la mejilla-, pero a mí hazme el favor de no invitarme a la boda porque no pienso hacerte ningún regalo.

Y su amigo le dio la mano y también le felicitó de corazón y cuando descendíamos nosotros por las escaleras me dijo.
– ¿Cómo te sientes?
– ¿Y cómo quieres que me sienta? Ya sabes que estoy enamorada de él. Sólo quiero emborracharme.
Y así fue como nosotros terminamos por casarnos. Seguimos bebiendo y bailando juntos el ‘Gonna get along without you now’

Y la historias se repiten, porque como un día, de no hace mucho, dijo una buena amiga virtual: ‘La historia es circular como el perímetro de mis caderas’. No me apetece ahora explicar el por qué. Sólo que nunca llegué a saber lo que decía la canción porque yo no hablo ni gota de inglés y en aquella época estaba demasiado borracha cuando la escuchaba como para interesarme por el quién la cantaba… y cuando dejé de beber y quise descubrirlo lo único que podía hacer era tararearla y todo el mundo me decía: ‘sí, sí, si yo la conozco pero no sé decirte de quien es’. Y así hasta ayer.

Ayer por la mañana se me ocurrió tararearla por la red (transcribirla). ¿Increíble, no? O sea sí, pero es que era mi única esperanza y desde hace días la tengo metida otra vez en la cabeza porque me parece que todo volverá a repetirse de nuevo. Vale, no igual en la forma pero si en el contenido. Haga yo lo que haga, para los otros siempre me quedo en el lado de lo ‘No- conveniente’. Y es que en el fondo en esta puñetera vida todo es una puta cuestión de intereses. Pues eso que como soy una persona muy interesante yo no puedo echar un sencillo polvo de vez en cuando con ‘Amor’. ¡Ay que joderse! Y luego querrán que cuando lo haga no lo escriba pero si es que ¡coño!, cuando lo hago es como para tirar voladores. Mi problema nunca han sido las coincidencias. Mi problema son las jodidas ‘descoincidencias’. ¿Se entiende mejor si sustituyo la palabra coincidencia por un sinónimo? Venga, vamos a probar así y dónde la veas escrita no leas más que el verbo conectar. ¿Qué dice ahora?… ¿Ves?. ¿A qué mirándolo como debe ser parece todo más empírico y menos metafísico?

Me decía mi abuela ayer:
– ¡Ay … !. ¿Pero vas a sufrir otra vez?… bueno, válgame Dios que ya sé que pase lo que pase lo dejarás pronto atrás… porque qué no viviste ya con lo que no pudieras y mira que viviste y que parecía que no ibas a poder… ¿pero tienes que estar siempre igual?
– No lo sé… al parecer sí, ¿no? Pero no pienso sufrir más de lo necesario, ni por nada que no merezca la pena. ¿Te tranquiliza eso?
– Sí. ¡Qué remedio!
.

 

mhmm I’m gonna get along without you now
you told me I was the latest thing
you even asked me to wear your ring
you ran around with every girl in town
you didn’t even care if it got me downaha mhmm gonna get along without you now
aha mhmm I’m gonna get along without you now
got along without you before I met you
gonna get along without you now
thought I’d find somebody who was twice as cute
`cos I didn’t like you anyhowyou told everybody that we were friends
but this is where our friendship ends
`cos all of a sudden you changed your tune
you haven’t been around since way last june

aa-ha-oo-hoo gonna get along without you now
I got along without you before I met you
gonna get along without you now
so long my honey
goodbye my dear
gonna get along without you now

oo-hoo

get darling without you now
get darling without you now
get darling without you now

aha aha gonna get along without you now
got along without you before I met you
gonna get along without you now
so long my honey
goodbye my dear

gonna get along without you nowoo-hoo hoo hooso loong my honey
goodbye my dear
gonna get along without you now
oo-hoo hoo hoo hoo

so loong my honey
goodbye my dear
gonna get along without you now
oo-hoo hoo hoo hoo

 

.

2 Responses to “La canción de mi vida: Viola Wills ‘Gonna get along without you now’”

  1. nandara Says:

    Me decía mi abuela ayer:
    – ¡Ay … !. ¿Pero vas a sufrir otra vez?… bueno, válgame Dios que ya sé que pase lo que pase lo dejarás pronto atrás… porque qué no viviste ya con lo que no pudieras y mira que viviste y que parecía que no ibas a poder… ¿pero tienes que estar siempre igual?
    ———————–
    Candela, investigadora nata (¿te suena?). ¿Y por qué va a ser esta vez igual?. Tú das el paso adelante, otr@s ni lo intentan.
    Y si caes, te levantarás. Fijo, vales demasiado. :)))

    ________________________
    ___________________________

    :))

  2. Denisa Says:

    Me desconcierta eso de la vida en círculos, de verdad que hay espirales de las cuales me encantaría salir… o es que todo va a salir siempre mal? Melancólicos besos

    _________________________
    ____________________________

    No lo sé, Denisa. No lo sé.
    Pero aunque no salga como uno pensó, ideó, imaginó… lo importante es salir bien uno de todo. No mirar atrás, Creo.
    Muchos besos para ti :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s