Ella le espera en la noche y son dos los que asoman… (Amaral: Salir corriendo)

diciembre 2, 2003

.

Ya era tarde y había pasado toda la tarde, precisamente, dando rodeos, sin atreverse a enfrentarlo. Sabía lo que le preguntaría y ella no quería contárselo delante de nadie. Ya era tarde y tenía fiebre, la afonía fue el anuncio de ello pero sabía que en algún momento de la noche él terminaría por pasar por aquella calle. No quería acostarse sin verle. Se le antojaba que algo terrible sucedería si eso ocurría.

.

Así que cuando dieron las once se vistió otra vez y sin hacer caso de la lluvia salió a la calle. Sí, de la lluvia y de la voz que le rogaba que no lo hiciera, pero tuvo que salir a la calle.

.

Eran las once y veinte cuando pasó delante de su coche y se quedó en aquel portal, el número 36, sin moverse cerca de una hora, vigilando la calle. Siempre elegía lugares desde los que pudiera observarle sin temor; así si él se acercaba con una compañía femenina tenía tiempo y distancia suficiente para retirarse sin que la mujer se diera cuenta. Sabía que eso un día u otro sucedería: era inevitable.

..

La calle y las piernas en la Noche

.Bruma.

.
A la hora sintió como los pies se le habían congelado y entonces comenzó a moverse entre los mármoles jaspeados que enmarcaban el portal; seis pasos, ¿por cien?, ¿Por doscientas veces?, ¿Por cuántas? Las letras Bus resonaban como golpes escritos en el suelo. Era una parada, sólo otra parada y se hacía demasiado tarde, ¿con quién estaría esta noche? Ya era un hecho. Los mármoles jaspeados le recordaban a las lápidas. El ‘café de la Calzada’ hacía más de una hora que había cerrado. Los dueños tomaron un coche rojo y se fueron. Poco a poco también lo hicieron los otros bares que se vislumbraban desde su refugio pero él no aparecía. Hasta que a la una y veinte una pareja enfiló alegremente la calle, eran ellos. Él y aquella mujer que había visto las otras ocasiones, la que provocó su primera huida, como esta noche. Iba a irse, se movía pero seguía mirándolos. Sería la última vez. Un segundo, se detenían. Ahora le pareció que la alegría también se detenía y daba a paso al suspense. Sí, él la había visto y no pensaba seguir caminando hacia ella. Total, ¿quién era ella? Nadie. Pero no, desaparecieron en la entrada de un garaje. A los pocos minutos un coche salió pero ella ya no iba a irse. No, hasta que supiera… y no tuvo que esperar demasiado. El hombre de antes tomó de nuevo la calle y regresó sobre sus pies hasta doblar la curva. Corría, había un matiz de intención de esconderse en sus pasos. Allí estaba la respuesta. Lo hacía porque no quería verla sufrir. Se lo había dicho. Le dijo: – No quiero hacerte daño. Pero ella sabía que se lo haría. Sólo que no quería irse a dormir sin verle pero tuvo que irse. Dieron los dos menos veinte. Más de dos horas allí esperando a la intemperie por él, sólo para decirle: ‘Por favor llévame a casa. Serán sólo tres minutos. Vine porque tuve la sensación de que si no te veía todo, todo acabaría’

.

Amaral Salir Corriendo

 

.

4 Responses to “Ella le espera en la noche y son dos los que asoman… (Amaral: Salir corriendo)”

  1. Bruma Says:

    No veas la gracia que me ha hecho ver mis piernas en este post! Me alegro que te encaje la foto.
    Saludos!

    PS: Yo tambien puse una cancion de Amaral en ese post (Toda la noche en la calle) :)

    ___________________________
    ___________________________

    Gracias por tu alegría… La foto y Amaral encajaban estupendamente en el post. Allí estuve escuchando tu canción :)
    A ti te debo la idea…

  2. nandara Says:

    Sí, pero tú eres valiente y no hay quién ni qué te pare… ¿ O sí? :)

  3. nandara Says:

    Vine porque tuve la sensación de que si no te veía todo, todo acabaría’
    —————–
    ¿A qué te refieres con todo?
    .
    _____________________________
    ____________________________

    Soy valiente sí pero hay cosas que te hacen abrir los ojos. Y contra la realidad… la fantasía… declina :)
    A que llevamos tres meses manteniendo una historia peligrosa para los dos… y que tenía una sensación mala, aquella noche… de que iba a acabarse la historia… Y sí, se acabó… en unos días se acabará. Y yo desapareceré durante un año.

  4. nandara Says:

    ¿Candela, escribes este post en pasado o en presente literario?

    __________________________
    _______________________

    Este post tiene fecha 1 de diciembre del 2003 nandara.
    Justo después del viaje a Burgos que aparece en la mística :)
    Ya sabes como trabajo de raro yo :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s