– JUVENAL Y LO OBSCENO –

diciembre 18, 2003

 

 – DESDE NAMIBIA LA TIERRA DE NADIE – viii –

 

Hoy llueve. Él me dijo que hoy llovería.

– Estate pendiente el jueves por si llueve -masculló al pie del muro cuando ya me iba.

– ¿Cómo dices? -le pregunto yo acercándome

– Digo que para el jueves dan lluvias y  si te parece podríamos dar una vuelta

Entonces me aproximo más a él y mirándole seductoramente desde mi estatura elevo los ojos hacia los suyos y, sonriéndole con voz leve, le amenazo:

– No sé cómo te atreves a quedar conmigo porque la próxima vez que nos veamos te obligaré ‘a comérmelo a mí’.

  

Su turbación es inmediata. Está oscuro pero casi puedo advertir cómo se ruboriza…

– Todo se andará -me contesta regresándome  en un susurro una sonrisa ingenua como la un chico aún niño  y como si fuéramos un camino o una promesa.

Adoro eso de él. Me ha gustado siempre. Es un contraste increíble ver  nacer en un hombre cercano a cumplir los 47 años el hilo de la inocencia.

Entonces tiro de él e insisto

– ¡Ah! ¿Es que no me crees?  Pues no deberías buscarme porque te juro que la próxima vez te obligaré a que te lleves mi sexo a la boca.

En ese momento sufre una erección.

  

Me lo cuentan sus labios que permanecen en silencio mirándome gruesos y creo que eso es lo que adora de mí, lo que le ha gustado siempre… ese ver nacer en un instante y por sorpresa la obscenidad más impúdica de la pureza

Acabábamos de finalizar la hora y Juvenal se lo dijo:

– Este año es el mejor. Yo me lo estoy pasando estupendo y además ‘el jefe’ está muy contento.

Se refería a Guernika al que yo golpeé  por dos veces entonces y en broma con la chaqueta que iba a ponerme

– ¿Contento, Juvenal? ¿Tú le ves contento?

– Sí, yo le veo muy contento. -dijo Juvenal riendo, que es mi compañero y el jubilado de espíritu más joven que yo he tenido el placer de conocer.

juvenal

JUVENAL

3 Responses to “– JUVENAL Y LO OBSCENO –”

  1. lasalamandra Says:

    VIDA Y OBRA

    Décimo Junio Juvenal (60-129 d.C.), originario de Aquino, en Campania, comenzó publicar sus obras satíricas ya en edad madura, hacia el año 100, durante reinado de Trajano, bajo el cual se relajó el despotismo imperial. Con anterioridad había declamado en las escuelas de retórica.

    Escribió dieciséis sátiras, que publicó personalmente en cinco libros. En ellas lanza violentos ataques contra los vicios de la sociedad de su tiempo y contra los abusos de los emperadores anteriores a Trajano, sobre todo de Domiciano. En las últimas sátiras predomina la predicación moral.

    Se definía a sí mismo como un castigator morum. Además de los lugares comunes de la censura moralizadora: avaricia, ambición, misoginia, nobleza inepta, etc., Juvenal introduce nuevos elementos para la crítica: el cosmopolitismo de Roma, la degeneración de la cultura, la competencia con los literatos griegos en la captación de benefactores o la proliferación de religiones orientales. Estos elementos surgen más de su moral provinciana que de su escasa ética filosófica.

    Juvenal destaca sobre todo por su vigoroso realismo, que desciende hasta los detalles más crueles. Impresiona la pintura de la vida en la disoluta y deshumanizada Roma, la soledad del individuo perdido en medio de una muchedumbre insensible a las preocupaciones ajenas.

    Frente a los problemas que critica, sus ideas, teñidas de un ligero estoicismo, son más bien ingenuas: propugna la recuperación de la Roma primitiva idealizada por Cicerón y Tito Livio, el retorno a las aldeas, en las que aún se conservan los valores que hicieron grande a Roma, o la adopción de la vida castrense.

    A Juvenal le interesa exponer con crudeza la realidad que caricaturiza; para ello utiliza un lenguaje libre de artificio, que llega a dar impresión de un cierto abandono.

    http://w3.cnice.mec.es/eos/MaterialesEducativos/mem2001/scripta/gen/autores/juvenal.htm

  2. lasalamandra Says:

    Juvenal

    67-127. Decimus Junius. Poeta satírico romano.

    Confiar en todos es insensato; pero no confiar en nadie es neurótica torpeza.

    Nunca es largo el camino que conduce a la casa de un amigo.

    Los hombres que tienen los mismos vicios se sostienen mutuamente.

    Que ni una palabra ni una mirada obscena manchen la casa en donde haya un niño.

    Haz de manera que seas tú admirado y no lo que te pertenece.

    Es locura manifiesta vivir precariamente para poder morir rico.

    El mayor crimen es preferir la vida al honor y, por vivir la vida, perder la razón de vivir.

    El hombre feliz es más raro que un cuervo blanco.

    El dinero huele bien venga de donde venga.

    Nadie se hizo perverso súbitamente.

    http://www.proverbia.net/citasautor.asp?autor=534

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s