– Tan enferma como un cuadro de Baselitz –

enero 4, 2004

 

– DESDE NAMIBIA LA TIERRA DE NADIE – xxiv –

 

baselitz

He estado enferma.

Hoy aún lo estoy pero ya me encuentro algo mejor.

Ayer después de una noche infernal por culpa de la fiebre me levanté a las cinco y esperé con paciencia a que amaneciera para ir a hacerle una visita al médico de urgencias. Y no sólo era por la fiebre sino porque pasar saliva sin morirme de dolor se me hizo imposible.

Cuando llegué estaba el hombre de siempre. Le conocí cuando tuve la varicela hace unos tres años, y luego fui a verle una tarde para que me quitara del dedo el aro de casada. Uno de los sabañones de las manos me creció tanto durante la noche que no pude sacármelo a tiempo y amenazaba con cortarme la circulación

– ¡Hombre! -me dijo cuando abrí la puerta-. Creí que te habíamos curado para siempre.

– Pues hasta hoy sí porque tampoco te creas que he vuelto a visitar mucho más al médico de cabecera.

– Sin embargo figura que estuviste aquí hace año y medio con otra amigdalitis…

Baselitz

– No estaba muy claro, eso. Creo que vine con la enfermedad del beso

Je, je, je, se rió diciendo a un tiempo como si en vez de limitarme a ser franca le hubiera contado un chiste verde… ‘Podría ser, podría ser’

– A ver, abre más la boca.

– Ahhhhhh

– ¿Duele, eh?

– Mucho, pero no me quiero tener que pinchar – traté de decir mientras él mantenía en mi boca ese palillo plano con el que te inspeccionan los médicos la garganta y del que, por supuesto, ignoro el nombre técnico.

– Esto está pero que muy mal. No hay placas pero tienes una inflamación severa. En casos así solemos dar una inyección que…

– ¿Una sólo? Porque si es sólo una…

– Pero pica un poco y…

– ¿Dónde pica?

– En la nalga. ¿Dónde va a picar?

– Bueno yo que sé , pero ahí pues que pique. Si va a ser sólo una, me la pongo ya y santas pascuas.

– No, no, espera que eso no cura nada, que sólo es para reducir la inflamación. Mejor te tomas lo que voy a darte y si mañana no te encuentras mejor te la pongo.

– Esta bien.

– Pero la próxima vez no tardes tanto en ponerte enferma que no te voy a reconocer si tardas tanto.

– Claro, nosotros ya no nos hacemos mayores, envejecemos…

– ¿Pero el de guardia se acordaba de ti? -me preguntó Contradicción (Nora).

– Pues claro, ¿cómo no se iba a acordar después del número que le monté con lo de la varicela? Se acordaba hasta de que deporte practicaba… Por cierto acabo de ver al gerente…

– ¿Y cómo se comportó?

– Pues nos miramos una fracción de segundo y luego nos quitamos los ojos pero me di cuenta de que le perturbo y que si lo hizo fue porque sabía que yo no iba a saludarle…

– ¿No ibas a hacerlo?

– No. Esta es la relación que hemos establecido desde el principio y no deseo que eso cambie porque le hace sentir inseguro a él. Esta acostumbrado a todo lo contrario. También vi a Nuria Salvatierra la otra tarde y…

– ¿Y?

Pues que no acabo de encajar que me saludase con aquella sonrisa.

– Bueno, es lógico. Ella es falsa.

Baselitz

– Ya, pero me pareció que lo hacía porque había obtenido una ventaja sobre mí que yo desconocía. De todas formas iba muy contenta, creo que con amigas o familia. No sé si era eso o porque sabe que algo en él ha cambiado con respecto a mí… a peor.

Ayer no me quería quedar en casa. No tenía la cabeza ni el cuerpo como para supeditarlo a estarse sentado aquí escribiendo o pensando y lo de irme a la cama me seducía aún menos, así que le pedí a Contradicción que me llevase con ella por la tarde.

Primero nos tomamos un carajillo en el viejo café pero luego la animé a que nos fuéramos a tomar un par de Grimberger tostadas al pub de los triskel, y nos comiéramos, cada una, una bolsa gigante de patatas fritas mientras hablábamos y la tarde fue tranquila y estupenda.

En la conversación salió también a relucir el tema de Stanislaw O’Toño.

Yo le comentaba que quizás mi enfermedad tuviera, en parte, que ver con él porque en el fondo, decidir terminar con una relación humana es una lucha que uno sostiene contra uno mismo. Yo lo veo así.

Y le explicaba lo que me hubiera gustado para nosotros de haber podido elegir que las cosas fueran de una manera determinada. Por ejemplo, verle una vez al mes o cada dos meses, o cuando fuera y dedicarnos esa tarde o esa noche sólo a nosotros, a hablar, a divagar, a comer, a hacernos el amor, a ir juntos a algún lugar… sin predecir nada, lo que surgiera, pero en un acuerdo íntimo y cómplice entre él y yo, al margen de los demás. ¿Para qué necesitaba él exhibirme o exhibirse conmigo? Así fue como me hizo sentir el último día.

baselitz

G. Baselizt

2 Responses to “– Tan enferma como un cuadro de Baselitz –”

  1. lasalamandra Says:

    La enfermedad del beso: Mononucleosis Infecciosa

    http://www.pediatraldia.cl

    ¿Cómo se manifiesta?
    La Mononucleosis Infecciosa (MNI) es una enfermedad infecciosa causada por el virus de Epstein-Barr que se manifiesta por los siguientes síntomas:

    •fiebre,
    •inflamación de las amígdalas que simulan una amigdalitis purulenta,
    •inflamación de los ganglios en todo el cuerpo, (siendo los del cuello los mas visibles)

    •Inflamación del hígado y del bazo.

    Otros signos son las manchas rojizas en la piel similar a las reacciones alérgicas, las que son mas frecuentes si el paciente usa ampicilina o amoxicilina.
    Los niños pequeños en cambio tienden a presentar mas manchas en la piel, disminución de los glóbulos blancos y neumonías que los adultos
    No todos se enferman de la misma forma
    Las variaciones de este cuadro son amplias, desde la forma que no da casi síntomas a la con inflamación de casi todos los sistemas del organismo.
    Por esto la infección puede ser no diagnosticada en niños y adultos.

    ¿Es una enfermedad grave?
    En general no pero puede haber complicaciones que agraven la enfermedad, algunas dependientes del estado inmunológico del paciente y otras sin causa conocida.

    ¿Como se transmite esta enfermedad?

    Los seres humanos son la única especie que ataca el virus de EB. Para su transmisión se requiere un estrecho contacto personal y se transmite a través de la saliva, en la que se mantiene el virus vivo por varias horas. (Se le llamó “Enfermedad del beso” o “Fiebre de los enamorados”). También se puede transmitir por transfusiones de sangre.
    En los grupos humanos en condiciones de hacinamiento, la infección se produce precozmente. Son frecuentes los contagios endémicos entre adolescentes en instituciones educacionales . La eliminación del virus, sin que el individuo tenga síntomas, puede ocurrir varios meses después de la infección.

    El período de incubación es de 30 a 50 días.

    ¿Cómo se puede hacer el diagnóstico con seguridad?
    Se puede aislar el virus de EB en las secreciones bucofaríngeas pero con técnicas difíciles y no disponibles habitualmente. Por otra parte el cultivo del virus no indica infección en ese momento.
    Los exámenes que se realizan son basados en la presencia de anticuerpos que pueden identificar hasta el 90% de los casos de los niños mayores. Son negativos frecuentemente en niños bajo los 4 años.
    Otro hecho de laboratorio muy característico es la presencia de linfocitosis o aumento de los linfocitos en el Hemograma durante la segunda semana de la enfermedad, los que tienen una forma especial.
    Otros exámenes comunes y usados con los anticuerpos contra la cápside viral (cubierta del virus) en los que se mide los anticuerpos (inmunoglobulina G o M) elevados precozmente después de la infección. La inmunoglobulina G se mantiene elevada por largo tiempo en la convalecencia por lo que no sirve para diagnosticar la enfermedad aguda aguda. La IgM es mas específica ya que se eleva mas tardía y transitoriamente.

    ¿Se puede confundir con otras enfermedades?

    Si, e incluso varias infecciones por virus pueden presentar los mismos signos y síntomas.
    Se habla entonces de Síndrome mononucleósico a una enfermedad febril con presencia de ganglios y linfocitosis en el Hemograma.
    Los otros virus que pueden causar estas alteraciones además del virus de Epstein-Barr son el citomegalovirus, la hepatitis viral, la Toxoplasmosis, las infecciones estreptocócicas de la garganta (amigdalitis ). Esto hace que deban practicarse mas de un examen para hacer el diagnóstico definitivo.

    ¿Hay que aislar a los enfermos para evitar el contagio?
    Se recomienda aislamiento solo de tipo contacto directo (lavado de manos ) y evitar el contacto con las secreciones del enfermo. Hasta el momento no existe una vacuna para la enfermedad.
    Los pacientes con historia de MNI por virus de EV no deben dar sangre al menos durante 6 meses después de la enfermedad, ya que pueden transmitirla por esta vía.

    ¿Se puede complicar?
    Las complicaciones del sistema nervioso incluyen meningitis, encefalitis y síndrome de Guillain Barré, (una parálisis progresiva transitoria).
    Excepcionalmente puede producirse la rotura del bazo, el que puede sangrar llevando al Shock al enfermo Puede haber disminución de las plaquetas (sangramientos), glóbulos rojos, glóbulos blancos, inflamación de los testículos (orquitis), y del corazón (miocarditis).
    Los casos graves se pueden deber a alguna de las complicaciones anteriores o al llamado síndrome linfoproliferativo una complicación por la cual el virus se multiplica en los linfocitos B sin que pueda ser inhibido por las defensas naturales produciendo una invasión anormal generalizada del virus o en forma de linfomas o tumores linfáticos.
    Este virus se asocia a las alteraciones de proliferación linfática que se producen en muchas deficiencias inmunológicas, incluidas la producida por el VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) y en los estados postransplante en forma de reactivaciones.
    También se ha relacionado este virus con el Síndrome de Fatiga Crónica, algunos de cuyos pacientes, presentan pruebas positivas para este virus.

    ¿Cuál es el tratamiento de esta enfermedad?
    El tratamiento es sintomático, es decir se trata de aliviar las molestias mientras el individuo elimina el virus, por si solo. Incluye reposo y dietas livianas si el paciente presenta molestias digestivas, además del uso de paracetamol o ibuprofeno para la fiebre y los dolores.. El 95% de los pacientes se recupera solo con un tratamiento con las medidas anteriores.
    La actividad física debe ser limitada por un período aproximado de un mes, siempre que el crecimiento del bazo haya desaparecido, ya que una complicación es la rotura de esta víscera si el paciente recibe un golpe, en la zona en que éste se encuentra (parte izquierda y superior del abdomen).
    En algunos pacientes el crecimiento de amígdalas, adenoides y estructuras linfáticas de la faringe, pueden producir obstrucción de la vía aérea situación que se alivia en forma rápida con corticoides por vía oral o inyectable según sea la intensidad del síntoma.

    Dr Pedro Barreda
    2005

    http://www.pediatraldia.cl/la_enfermedad_del_beso.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s