– Si abres las ventanas de tu corazón alguien podría constiparse –

enero 7, 2004

 

– DESDE NAMIBIA LA TIERRA DE NADIE – xxvii –

 

Ayer ponían por la tele ‘Mujercitas’ pero yo no lo sabía. Era la nueva versión con la descafeinada Winona Ryder y Susan Sarandon que es una de mis actrices favoritas. Tal vez por eso me senté a verla y quizás porque ‘Mujercitas’ fue uno de mis libros más queridos de la infancia. Lo que ocurre es que no suelo confesárselo a nadie pero de alguna manera lo tengo siempre presente y ayer descubrí por qué. Por supuesto yo me sentía identificada con la rebelde y alocada Jo que lo que más deseaba en el mundo era ser escritora, y más cuando quien interpretó al personaje por primera vez fue la maravillosa Katherine Hepburn…

hepburn

En un momento dado cuando ella espera por la crítica de su primera novela, que llega de labios de su buen amigo el profesor de acento extranjero del que está enamorada y él le dice:

‘… Debería escribir usted de lo que sabe. Darle a los demás a conocer a la persona que me ha mostrado a mí. Debería inspirarse en su propia vida… si tiene el valor de escribirlo…’

Pues bien, creo que aquello también me marcó mucho a mí, aunque yo nunca desease ser escritora, aunque jamás me atreviese a desearlo, porque he tenido el valor

y resulta que una ha escuchado campanas o consejos que le han llegado al alma y no recuerda dónde, ni cuándo, ni quién se los dio pero un día cualquiera lo descubre y se echa a llorar como una tonta frente al televisor.. y claro, sobre todo porque se da cuenta de que le ha abierto ‘las ventanas de su corazón’ a extraños que no pueden comprenderla, que no pueden ni presentirla, que lo único que pueden decirle es, por ejemplo: ‘tu capacidad de generación cuando escribes es tal que no puedo seguirte’

… , que fue lo que me dijo Stanislaw O’Toño a mí y terminó por decidirlo todo entre nosotros.

Otra paradoja, tú le abres a alguien las ventanas de tu corazón, que es lo que no atreve a abrir casi nadie hoy en día y ese alguien te las cierra de golpe porque tiene miedo a constiparse. No lo quiero llamar de otra manera.

¿Pero por qué digo ‘ventanas del corazón’? Pues porque ese es el resumen que el profesor de acento extranjero de Jo hace su obra, la que ella termina por escribir ‘Litte woman’. Dice:

‘Leerte ha sido como abrir una ventana a tu corazón’.

 

Y yo lloro como una estúpida porque descubro que es muy probable que ese amor que espero desde que tengo uso de razón y que recuerdo haber visto vagamente en sueños y por el que por ese preciso motivo no he perdido la fe, sólo sea unas palabras que un día de mi infancia leí en un libro…

louisa may alcott

Y luego viene la realidad y ésta es que ayer mi hermano ha terminado por causarme a mí todo el frío del mundo y me parece que le he cerrado las ventanas de mi corazón definitivamente porque yo sí que no quiero constiparme por su culpa. Ya no esperaba nada de él pero va a ser muy difícil que para la próxima vez que él necesite de mí o de mi ayuda pueda contar conmigo. No conozco a nadie más interesado, más egoísta, con menos sentimientos. Lo suyo no tiene ni nombre y no sé porqué tendríamos los demás que dárselo.

Entrada Nº 27

6 Responses to “– Si abres las ventanas de tu corazón alguien podría constiparse –”

  1. lasalamandra Says:

    Mujercitas
    De Wikipedia, la enciclopedia libre

    Mujercitas (en inglés, Little Women) es una novela de Louisa May Alcott publicada el 30 de septiembre de 1868, que trata sobre la vida y los romances de cuatro hermanas que crecen durante la Guerra Civil en los Estados Unidos, entre 1861 y 1865. Está basada en las propias experiencias de la autora, cuando era una niña en la ciudad de Concord, en el estado de Massachusetts.

    Este primer libro fue continuado en 1869 con otra novela, Buenas esposas (en inglés, Good Wives) que transcurre cuatro años después de Little Women. Los últimos trabajos de Louisa M. Alcott, Little Men y Jo’s Boys, pueden ser considerados como secuelas de estas dos novelas.

    Alcott compuso Mujercitas durante 1867 y comienzos de 1868, y escribió con fervor por dos meses y medio en la novela, fuertemente basada en su tiempo y varias experiencias de su crecimiento como mujer junto a otras tres hermanas en Concord, Massachusetts. La novela fue publicada por primera vez el 30 de septiembre de 1868, obtuvo éxito inmediato y vendió más de 2.000 copias. La crítica ya la etiquetaba como un clásico. Algunos lectores reclamaban un segundo volumen, enviando cartas a Alcott en petición de una secuencia

    La obra original de Alcott explora el porvenir de los errores del personaje (muchos de los títulos de los capítulos en la primera parte son alusiones a conceptos y lugares en el proceso de peregrinación). Los libros que sirven de guía a las chicas, no están etiquetados específicamente —aunque una Biblia y el proceso peregrinatorio son candidatos a ello. Cada una de las chicas March presenta un error mayor del personaje: Meg, vanidad; Jo, enfado y gestos varoniles; Beth, timidez; y Amy, egoísmo. Consiguen vencer sus defectos a través de lecciones que deben aprender por el camino más duro. Muchas de las faltas se ponen a prueba un tiempo después de que las lecciones han sido aprendidas, pero incluso como jóvenes mujeres, las chicas deben trabajar sobre estos errores para convertirse en madres, esposas, hermanas y ciudadanas.

    En el transcurso de la novela, las chicas se vuelven amigas con el vecino de al lado, el joven adolescente Laurie, que se vuelve un amigo “especial” de Jo. Así como los temas más serios y tristes narrados más arriba, el libro describe las actividades de las hermanas y su amigo, como crear un periódico y realizar un picnic, y los roces por los que pasan Jo y Laurie.

    Josephine o Jo: es la protagonista de la novela. Es la segunda de las hijas del Dr. March y su pasión es escribir. Junto a su hermana Beth, ayuda a las personas carenciadas de Concord. La relación con Beth es más estrecha que con sus otras dos hermanas Meg y Amy. Jo se corta sus cabellos (su más preciado bien) para juntar dinero para que su madre pueda visitar a su padre herido durante la Guerra de Secesión (1861-1865). No acepta casarse con su mejor amigo Theodore Laurence (Laurie), si bien finalmente se casa con el profesor alemán Fritz Bhaer.

    Margaret o Meg: La mayor de las hermanas March. Es una joven hermosa, con cabello suave y de manos pequeñas y blancas. Es la más responsable de las hijas del Dr. March y es la que ayuda a la Sra. March en las tareas del hogar. Se ocupa de cuidar a su hermana pequeña Amy de los enojos de Jo. Trabaja también como institutriz con las familias de Concord. Se enamora de John Brooke, el tutor de Laurie, su vecino. Se casa con él y tiene dos gemelos Margaret (Daisy) y John Jr. (Demi apócope por Demi-John).

    Elizabeth o Beth: La anteúltima de las hijas del Dr. March. Es callada y le encanta tocar el piano. Se dedica a ayudar a los carenciados de Concord, y contrae escarlatina cuando su madre se encuentra junto a su esposo herido en Washington. Nunca se restablece totalmente de esta enfermedad y finalmente muere en Buenas esposas

    Ámata o Amy: La menor de las hijas del Dr. March. Tiene talento para la pintura. Es la más bella de las hermanas, con una cabellera dorada y ojos azules. Es la más vanidosa y se encuentra en continuo conflicto con su hermana Jo, de la que está celosa por las atenciones que recibe de Laurie, del que está enamorada. Viaja a Francia como dama de compañía de la tía March y finalmente se casa con Laurie.

    Alma “Marmee” March: La madre de las chicas y ama de la casa mientras su marido se encuentra ausente. Se involucra en trabajos caritativos e intenta guiar la moral de sus hijas, modelando su conducta.

    Theodore “Laurie” Laurence: Un joven encantador, travieso y rico, que vive al lado de la familia March en compañía de su abuelo sobreprotector. Es a menudo malentendido por su abuelo, que lo ama, y teme que siga los mismos pasos que su padre. Este último fue un joven de espíritu libre que se fugó con su amante, una pianista italiana, siendo repudiado por ello, y muriendo tempranamenye a causa de una enfermedad. La abuela y la tía de Laurie también fallecieron, ésta última siendo aún muy joven. Laurie es el único que sobrevive en la pequeña familia, y es enviado a vivir con el Sr. Laurence. Luego de que Jo se rehusara a contraer matrimonio con él, huye a Europa por vacaciones. En ese lugar, se enamora de Amy y se casa con ella.

    Hannah Mullet: La criada de la familia March, una mujer mayor, que (desde una carta escrita en primera persona en el texto) es descrita como amable y leal, si bien desprovista de educación formal.

    Tía Cecilia March: Una viuda rica. Reside sola en su mansión, y Jo debe ir a esperarla todos los días. De hecho, la tía del Sr. March, desaprueba el trabajo caritativo de su familia y su pérdida de riqueza, mientras lleva su peso con ella. Amy es enviada hacerle compañía a la tía March, cuando Beth está enferma; aunque al principio expresa su disgusto, su ocupación allí le hace bien a la pobre chica.

    Sra. Kirke: Una amiga de Marmee, que posee una casa de juegos en Nueva York. Contrata a Jo como institutriz para sus dos hijas, Kitty y Minnie, por un tiempo.

    Profesor Friedrich “Fritz” Bhaer: Un inmigrante pobre alemán, que solía ser un conocido profesor en Berlín, pero que ahora vive en la casa de juegos de la Sra. Kirke y tutoriza a sus hijos. Él y Jo se vuelven amigos, critica su trabajo, incentivándola a convertirse en una escritoria seria en vez de escribir historias de “sensación” para los tabloides semanales. Ambos terminan casándose.

    Gideon March: Originalmente rico, se presupone que ayudó a amigos inescrupulosos que no repararon su deuda, ocasionando la pobreza de la familia. Siendo un gran académico y párroco, sirve como capellán para el Ejército de la Unión.

    Sr. Laurence: Un vecino rico de los March. Solitario en su mansión, y a menudo algo raro con el entusiasta de su nieto, Laurie, encuentra bienestar en ser benefactor con los March. Admira su caridad, y desarrolla una especie de amistad con Beth, que le recuerda a su nieta fallecida (la hermana de Laurie).

    John Brooke: Tutor de Laurie, un ciudadano naturalizado (es inglés). Se enamora de Meg; ella lo rechaza en un principio, hasta que la tía March prohibe la unión, momento en el que descubre que está también enamorada de él. Él sirve en el Ejército de la Unión hasta fines de 1861, y se casa con Meg tras la guerra.

    Franz y Emil: Los dos sobrinos del Sr. Bhaer, de quienes cuida tras la muerte de su hermana.

    Señorita Norton: Una inquilina mundana que vive en la casa de juegos de la Sra. Kirke. De forma ocasional, arrastra a Jo junto a ella y la entretiene.

    Los King: Familia que contrata a Meg como una institutriz.

    Los Hummel: Una familia pobre de inmigrantes alemanes. Marmee y las chicas, aún siendo pobres, intentan ayudarles. Su bebé muere de escarlatina, y Beth contrae la enfermedad mientras estaba cuidando de él.

    Los Gardiner: Los amigos ricos de Meg. Antes de que los March perdieran su riqueza, las dos familias eran socialmente iguales. Los Gardiner son retratados como gente de buen corazón pero insípidos, y cuya creencia sobre el matrimonio giraba en torno al dinero y la posición. La amiga de Meg, Sallie Gardiner se casa finalmente con Ned Moffat, pero es infeliz en su matrimonio.

    Tía y tío Carrol: Hermana y cuñado del Sr. March. Amy viaja a Europa con ellos y su hija Florence.

    El tema cristiano de la novela es generalmente reducido en las versiones cinematográficas. De las muchas versiones populares, la miniserie de cuatro horas con Dey, Birney, y Plumb, es considerada la más fiel a la novela. Otro tema explorado a través de la historia es la relación entre la familia March.

    * Peregrinos juguetones
    * Una feliz navidad
    * Cargas
    * Siendo buen vecino
    * Beth encuentra lindo al Palacio
    * El valle de la humillación de Amy
    * Jo conoce a Apollyon
    * Meg va a la feria de la vanidad
    * Los P.C. y P.O.
    * Experimentos
    * Campo Laurence
    * Secretos
    * Telegrama
    * Cartas
    * Pequeña fiel
    * Días oscuros
    * El testamento de Amy
    * Confidencial
    * Laurie hace travesuras y Jo las paces
    * Prados placenteros
    * Tía March resuelve la cuestión

    http://es.wikipedia.org/wiki/Mujercitas

  2. lasalamandra Says:

    Autor: Louisa May Alcott
    Género: Novela – Juvenil
    Peso del archivo: 679 Kb
    Ilustrado
    Descarga pulsando sobre la portada.

    Mujercitas es la historia de los March, una familia acostumbrada al trabajo y al sufrimiento. Aunque el padre está lejos sirviendo en el ejército de la Unión, las hermanas Meg, Jo, Amy y Beth mantienen sus espíritus en alto junto a su madre, a quien cariñosamente llaman Marmee. Su amistoso regalo de un desayuno en Navidad a una familia vecina es un acto de generosidad recompensado con el obsequio del Sr. Laurence de un banquete sorpresa. Sin embargo, a pesar de sus esfuerzos para ser buenas, las muchachas muestran defectos: la linda Meg está descontenta con los niños a los que da clases; la infantil Jo pierde sus estribos con regularidad; mientras la colegiala de cabellos de oro Amy se inclina hacia la afectación. Sin embargo, Beth, quien mantiene la casa, es siempre amable y apacible. Después de momentos felices compartidos con los Laurence, la tristeza llega cuando Marmee se entera de la enfermedad de su marido. Y todo se oscurece cuando Beth contrae escarlatina por ayudar a unos vecinos enfermos y termina postrada.
    La novela narra los progresos que realizan las jóvenes en sus vidas, con algunos toques de romance, la enfermedad terminal de Beth, las presiones del matrimonio y el mundo exterior.
    Es la historia de la madurez, el crecimiento, la sabiduría y la búsqueda de la felicidad de la vida familiar.
    Fue escrita en 1867 y es una biografía novelada de Alcott y sus hermanas.
    Se ha convertido en un cuento clásico muy querido por los lectores jóvenes, y aunque algunas de sus cuestiones pueden parecer anticuadas, otras situaciones continúan teniendo vigencia.

    http://www.edicionesdelsur.com/mujercitas.htm

  3. lasalamandra Says:

    http://www.elaleph.com/libros.cfm?item=109&style=Biblioteca

    Ese enlace tambien es de descarga del libro

  4. kasandra Says:

    Hay 4 comentario/s de este artículo.

    imaginate:
    Y abrir tu corazón a extraños no significa, cómo es lógico, que le vayas a permitir a esos que luego te leen y han logrado acercársete o al revés, que te hagan gratuitamente daño. Porque esto de las ventanas es peligroso, puedes ver sí pero también te pueden ver mirando por ellas y los corazones no albergan los mismos sentimientos para todos los seres humanos. A algunos seres humanos los llegas a amar contra todo consejo y pronóstico y a otros, a más los tratas, sólo llegas a detestarlos profundamente…
    2005.04.09 14:28

    PaquiLou:
    Pues Dios quiera que no nos pase a nosotras…que todo lo que pueda ocurrir sea cómo hasta ahora, plena conexión, o algo mucho mejor….venga que te invito a una cerveza con unas migas típicas de mi tierra, y luego un café estupendo a la orillita del puerto de mar y finalmente nos iremos a un centro comercial a ver si hay algo de rebajas por ahí….Un fuerte beso….
    2005.04.09 14:42

    V.:
    imaginate, me ha conmovido un poco la espera de tu amor soñado. Quién no ha tenido alguna vez ese sueño, quién lo tiene y cuantos lo seguirán teniendo por siempre, sobretodo los más jóvenes. Pero esos sueños, esas esperanzas, son idealizaciones del amor donde pretender su realidad puede llevar a perder el tiempo y a la tristeza. Creo que hay que mantener la base del sueño pero reconvertir su envoltorio con los ojos abiertos.
    2005.04.09 14:47 email: yzhan (arroba) wanadoo.es

    Androgen:
    Vaya. Pase por la película de “Mujercitas” sin pena ni gloria (o fue una teleserie lo que ví? hay muchas versiones…). Desde hace poco me he dado cuenta que la belleza, las grandes frases y la llave para abrir ventanas al corazón se encuentran en lugares que a veces nos parecen inesperados. esa fue tu llave y no es malo.
    No te puedo decir si llegará o no lo que esperas, ese amor. Tampoco tú puedes decir categóricamente que nunca llegará. Puede haber pocas probabilidades como dices, pero una probabilidad no es una certeza. Puede pasarte, como puede pasarnos a todos, así que animo (si es que necesitas ánimo :) )
    Un abrazo de hermano menor, como debería ser ese hermano y no es.
    2005.04.09 16:41

  5. srtamowgly Says:

    Yo siempre pensé que la sangre, es la sangre pero he visto hermanos que por muy de sangre que fuesen eran enemigos declarados, ¿cómo puede haber tanto odio? Yo, moriria, literalmente, por mi hermana.

    Mi profesión frustrada escritora ( y actriz,para qué engañarnos,jejeje) pero sobre todo escritora.

    Hay quien me anima a escribir guiones, como siempre, mi hermana y mi novio me anima a seguir escribiendo,pero ni siquiera he leido guiones en mi vida, bueno,una vez, el de Twister y en inglés,jejejeje.

    Muy especial todo lo que leo en Namibia

    __________________________
    _____________________________

    Gracias :)

    Namibia tiene un anexo… todavía no está por ahí
    Pero fue escrito de dos maneras :)

    No es una frustración.
    Ya estás siendo escritora :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s