– CONTRADICCIONES Y MAL OLOR –

enero 25, 2004

– DESDE NAMIBIA LA TIERRA DE NADIE – xlvi –

 

Tal día como hoy hace un año, viví una de las mañanas de domingo más hermosas de mi vida. Tal vez la que más… Ésta ya sabía yo que no sería ni parecida. Para empezar amaneció lloviendo de forma incansable y Gonzalo estaba en Madrid, así que no vendría con nosotros.

Estuve hasta tentada de llamar a Alegría en la noche de ayer y decirle que no contase conmigo pero no hubiera sido justo. Para continuar, madrugué demasiado y calculé mal el tiempo que tardaría en llegar a la estación de autobuses y me planté en ‘el lugar del crimen’ casi 20 minutos antes de la cita. Y crimen está bien dicho porque eso era estarse allí sentada: un frío y una humedad de muerte y a la hora en punto no apareció nadie. Bueno, de todas formas, tampoco era tan grave… podría regresar a casa y a las diez, como mucho, meterme otra vez en la cama. Yo había cumplido, ¿no? Pero no, Alegría cuando estaba ya para arrancar el autocar entró corriendo en la estación con Homero y al final habría que ir, y encima nada menos que con Homero…

Alegría se pasó todo el trayecto hablando, lo cual ayudó a empeorar notoriamente mi contractura porque tuve que tener la cabeza girada hacia ella la media hora que tardamos en llegar. Se quejaba de la comodidad de los demás y de los problemas que le ocasiona el cuidado de su madre. Son ocho hermanos y sólo recibe ayuda de uno, y …

  

La escuché con atención porque ella me cae bien como persona. Si hubiese sido otra… no sé. Supongo que también  lo haría porque no me cuesta nada ser agradable con la gente durante un tiempo limitado. Pero a veces daría lo que fuera por no oler a los otros. Mi nariz se inmiscuye durante todo el rato en mis conversaciones y me provoca interferencias porque una cosa es poner atención a lo que se dice y otra muy distinta oler como se contradicen… Esta mañana Alegría no olía todo lo limpio que confesaba.

¿Pruebas de ello? Vale, sí, pero antes tengo que resumir lo que sucedió. Allí había otro chico con sus padres esperando por nosotros. Serían dos solamente a participar en la carrera de nuestra asociación pero yo me di una vuelta para ver si encontraba al joven monitor de ‘la  asociación rival’.

En la San Silvestre le pedí ayuda y él a pesar de estar un poco remiso al principio, no me la negó. La culpa la tienen las relaciones entre los padres que envenenan las de los chicos y él es demasiado joven para tener criterio propio. Además me imagino que no querrá líos  y lo que está acostumbrado a ver son desconfianzas.

– ¡Hola! -le digo saludándole con  agrado-  ¿Cuántos te has traído tú?

– Sólo cuatro y como mucho seremos cinco. – me corresponde con la misma actitud.

– Conmigo sólo han venido dos. Bueno, luego te veo.

Y me voy a hacer el recorrido con ellos, varias veces, para que lo memoricen. Así se presenta la oportunidad de regresarle el favor de aquel día, porque él no conoce el pueblo y me lo encuentro mostrándoselo a los suyos del revés

Bueno, el caso es que corren y tenemos que esperar casi tres horas para la entrega de los trofeos pero yo me voy directa a hablar con los de la organización, que muy amablemente deciden colaborar con nosotros y me facilitan los mismos para que no sea necesario asistir a la ceremonia. Además también me hacen unos regalos para los chavales, así que salimos ganando y podemos irnos cuando queramos.

Los padres me esperan en una cafetería y se ponen muy contentos con la noticia que los doy. Quizás no están acostumbrados a que haya alguien que lo agilice todo pero… Alegría me inhibe para que no les cuente a los de la asociación rival como he arreglado yo la historia. Eso no me gusta porque se me induce a entrar en un juego de intrigas al que yo soy contraria. ¿Por qué no vamos a beneficiarnos todos de lo mismo? Si además alguien saliera ganando  pero no… tampoco es gran cosa.

– Oye, -me dice ella-, que se busquen la vida como nosotros nos la buscamos…

Pero es que allí nadie se buscó la vida. Sólo he sido yo con mi iniciativa, aunque me callo porque estoy con ‘ellos’ y oponerse tampoco sería justo. ¿Somos un grupo, no?

Total que  no digo nada, pero me paso las rivalidades por el forro de las narices y me detengo a hablar con los chicos del otro equipo cuando vengo del baño. ¿Qué culpa tienen los chavales? Para mí son todos lo mismo. Un día podría estar trabajando como voluntaria con ellos. Y yo, como persona, no estoy en venta. ¿Y ellos? Pues encantados. Supongo que tengo una especie de ‘don’ para conectar con esta gente.

Así que Alegría viendo que yo me voy mal a gusto, me dice:

– Mira, que si quieres decirle lo de los trofeos a los de … pues hazlo.

– No, deja. Es igual.

– Venga mujer…

– Es que Alegría, a mí el chico me echó un cable cuando estaba desorientada…

– Vale, pues vete y díselo.

Entro en el bar y le llamo por la espalda y se lo cuento.

– Y perdona porque esto tenía que habértelo dicho antes pero…

Él me sonríe y entiende… Se encuentra en las mismas con los suyos, entre la espada y la pared.

– No te preocupes y gracias.

Luego me planto en mi casa y se lo cuento todo a mi madre con verdadero asco.

  

¿Pero qué me va a decir ella, sobre eso de esconder las cosas, si para darme una magdalena me obliga a comérmela encerrada en una habitación a espaldas de mi abuela?

asco

3 Responses to “– CONTRADICCIONES Y MAL OLOR –”

  1. lasalamandra Says:

    Lo siento pero no me he podido sustraer a colgar esa imagen aquí… si se clickea sobre ella… se da con su link original. Yo la titulé Asco.

  2. INVERSaMENTE Says:

    […] arder, areté, arisca, armilla, arnaudevilanova, aroma, arreglarse, arroyo, artaud, artaudii, arte, asco, aséptico, asimov, astrolabio, astrología, astrológica, atiquetelohaces, atrapasueños, aurelia, […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s