– Hay personas que son como migas de pan sobre las piernas –

enero 28, 2004

 

– DESDE NAMIBIA LA TIERRA DE NADIE – l –  

 

Esta mañana tenía que hacer unas gestiones para Alma. No me apetecía ni poco, ni mucho pero ella no suele pedirme nada, así que todos los meses cumplo con ello, de mala gana, pero cumplo. Lo que quiero decir es que las obligaciones no me ponen precisamente del mejor humor.Serían como las once y media y en la mitad de la calle veo detenido a ‘R’, el primo de la dueña del quiosco-librería que hay en la calle de mis padres. Es ”escritor”, ha escrito una novela de ciencia ficción que yo no he leído (a pesar de que la tengo en casa, en un disquete, desde hace algunos meses) pero que busca publicar como sea.

Yo voy escuchando música y hace un frío de mil demonios. Tengo congeladas las manos aunque lleve guantes y ninguna intención de quitármelos para buscar el volumen de la radio, bajarlo y saludarle. Así que le hago un gesto con la mano y le dedico una media sonrisa y sigo a lo mío sin preocuparme más por él ( sobre todo porque recuerdo el día que estuvimos juntos en el bar de Enate y lo mucho que se me notaba a mí cuanto me gustaba aquel tipo grueso de barba y a él… a él yo; me refiero a ‘R’. Aguantarme a mí un coqueteo de los míos sin sentirse deslumbrado tiene tela marinera, aunque el fuego de San Telmo brille para otro y este uno sólo sea un mero espectador como los que se sientan en la primera fila de las butacas de los teatros)

Pero siento que me agarran por un brazo y allí está ‘R’
– Es que te llamaba y no me oías.
– Perdona chico, pero era imposible. ¿No ves que llevo los auriculares puestos?
Me encanta, me encanta el sonido estallando en mis oídos. ‘Un día -me avisan- te quedarás sorda’.
– Es que quería decirte que he tenido problemas con mi conexión y que si me escribisteis y no recibisteis noticias mías… fue porque no me llegó vuestro correo.
– Vaya, lo siento pero no te preocupes porque yo no te había escrito y de ‘La poeta’ no sé decirte nada porque a la semana rompí mis relaciones con ella.

Me mira, me mira, sí. Va a atreverse preguntármelo. ¡Por favor que no lo haga!  Detesto tener que hacerle daño a las personas buenas y si me interroga por su novela, voy a tener que decirle la verdad: ‘Oye mira, que yo no la leería ni aunque me la regalases encuadernada en un edición de lujo. ¿Te imaginas la de libros fantásticos que quisiera leer y para los que no tengo ni un minuto?’  Toma aire… ¡Que pena que sea tan soso con lo guapo que es! No me dice nada,  menos que nada, ¿qué podría decirme si leyera su libro? Entonces conocería su mente. Hasta que punto no es nadie. ¿Pero y si estoy  equivocada? ¿No tengo ni media hora para dedicársela? ¡Vamos, el chico se esfuerza! Ha escrito incluso anuncios para la televisión. ¿Qué culpa tiene él si ni siquiera se han molestado en retornárselos con una amable carta diciéndole que su idea era buena  pero… ? Ya sé.

– Sobre eso de la conexión -le digo-. ¿quizás tienes un virus? A veces pasa.

– No, no creo.

¿Por qué me mira así, tan fijamente? ¡Ay dios mío que va a atreverse! Pues le diré que he perdido su disco, que se me traspapeló. Maldita mañana.

– Bueno, ‘R’ que lamentándolo mucho yo no puedo darte noticias de ‘la poeta’

– No si …

– y además en el caso de que te hubiese escrito, yo que tú no me preocuparía demasiado por ella, porque ni siquiera es persona.

Ya no le encuentro explicación a que me mire así. ¿Qué diablos se estará imaginando? ¿Tan distinta me encuentra de la de aquella noche?

  

Unos segundos más y logré sacudírmelo de encima. Hay personas que son como migas de pan sobre las piernas. Aquella noche mientras él nos contaba el argumento de su historia yo había cenado un pincho de tortilla con una copa de vino. Luego me levanté y retiré con unos manotazos las migas del pantalón. Supongo que debería buscar esa novela suya y echarle un vistazo. Sólo por curiosidad…

paseo

One Response to “– Hay personas que son como migas de pan sobre las piernas –”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s