CUANDO ARDEN HASTA LAS SALAMANDRAS

marzo 1, 2004

Segunda anotación del lunes 01 de marzo

Eso  fue lo que me había sucedido la última vez.

A ver, repasando los hechos. Guernika sólo se volvió y me dijo:

– No vamos a tener clase.

No hubo ninguna otra frase, ninguna otra ni dicha sólo con la mirada. No tenía porqué haberme puesto así. Otras veces me había comentado lo mismo y no había sucedido nada. Tenía que ser otra cosa la que me estuviera horadando el alma desde la oscuridad pero qué tipo de creencia…

Aquel día no lo hubiera adivinado pero lo que golpeaba mi fe con soterrada crueldad  era mi propio temor encubierto, la sospecha de que todo hubiese formado parte de una trama, de  una apuesta entre Sorel y Guernika,  o Guernika  y los otros funcionarios y  que el haber accedido a bajar y encerrarme  con él en aquel vestuario pusiese el punto  y  final a nuestra historia. ‘Sólo eres una conquista más que se han pasado por la piedra’. ¿Qué voz de mi interior puede ser tan atroz y despiadada como para hablarme así?

Por eso me sentía furiosa y luego el ver  aparecer a la madre de la niña lo empeoró y terminó de equivocarme…

Pero para el viernes ya había comprendido que yo misma me estaba haciendo sufrir innecesariamente y con toda probabilidad a él. Quería llamarlo y decírselo pero mi orgullo no me lo permitía.

A las seis fui a matricularme a la Academia… El coche estaba aparcado en la acera pero sin él. Si le esperaba o le llamaba podía pensar que lo hacía con el propósito de que nos fuéramos juntos… y no era eso. Además así tampoco se arreglaría nada, ¿o tal vez sí?. Pero no lo sé, porque no lo hice. De momento no quiero ser yo quien se lo proponga. Prefiero que suceda cuando surja de él, porque así me aseguro de que eso sea lo único que le apetece hacer. Y claro, como cobarde que soy, no me enfrento a su rechazo. El miedo al rechazo permanece todo el tiempo ahí, espiándonos. Y ni siquiera en la sombra… aún el sol no se ha retirado a dormitar en el aposento del crepúsculo; es el mediodía y estamos en el desierto y arden hasta las salamandras. El miedo al rechazo y el miedo a la perdida conviven en una ecuación dolorosa pero el primero es más fuerte que el segundo, aunque éste sea más sagrado. Después de todo la muerte es lo inevitable, así que perder, sabemos, que un día habremos de perder…

Y me di cuenta de algo más, de que en mí cohabitaron durante toda la tarde y con respecto a él dos tendencias  antagónicas que controvertían (por la mañana había logrado mantenerme, más o menos con suerte, alejada de la presión). La una quería hacerle sufrir y me alentaba a apartarme de él, aunque yo sufriera lo mismo, o más, o tanto, en el la distancia y  en la incomprensión. Y era como si me susurrase al oído malos consejos de mujer… <<Déjalo a ver qué hace… total  tú podrás escribir y calmarte, te tendrás  a ti, lo soportarás seguro pero y él, ¿cómo hará frente a  su desasosiego?. Ya sabes, la frustración es una herramienta muy eficaz del trabajo terapéutico…  y cuando frustras lo suficiente a alguien, tiene que encontrar otra manera distinta de las conocidas para tratar con las cosas>><<Pero tú no eres una cosa. Eres una persona>>. La voz de la otra era suave y melodiosa, y me suplicaba, queriendo hacerme entrar en razón, que recapacitara: <<No, le hagas esto. No se lo hagas, por favor. No se lo merece y  tampoco tú te lo mereces. ¿No ves que te ha abierto su corazón y ahora ya no sería justo?. Te ha tratado bien, con cariño, se cuida de ti… Llámale antes de que llegue la noche y las dudas tomen posesión del alma y sea demasiado tarde para evitar la rapiña. No permitas que él pueda estar pasándolo mal ni un sólo segundo más por culpa de un malentendido. Tú sabes que no fue así, como quisiste verlo. Tú sabes que él no te apartó de su lado. Lo sabes, en el fondo lo sabes… claro que lo sabes. Te lo dijo>>. Y  recordé el grito que había sentido al atravesar el parque.

chimenea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s