LOS DESALMADOS

marzo 12, 2004

*(Un aparte entre tú y yo …  tú ya sabes quién eres y no me cabe ninguna duda de que lo ‘sabes’: <<Hoy sí, hoy hasta yo escribo Mundo con mayúsculas y te creo menos que Nunca. No importa, vale, pero que lo sepas. Yo  he leído tu ‘columna’ y no me has conmovido. No me has engañado. Pero si quieres te recorto el lacito negro del google y te lo pego para que te lo pongas en la solapa y simules que tienes corazón y que no eres un desalmado cualquiera porque lo único que yo creo es que los Monstruos no lo tienen. Por eso quizás me daba tanto miedo meterme en la cama por las noches cuando era pequeña… porque a lo mejor me imaginaba que el mundo estaba lleno de gente como tú, sin escrúpulos,  y el terror más vivo, por ejemplo, eran los Muertos en un atentado… ¿Quién sabe ahora?. Pero es lo que pienso ante esos cientos de miles de niños que aún no tienen sentido y  vieron las imagenes de la masacre de ayer.)

¡Ah!. Tu lacito…

 

 

12M

2 Responses to “LOS DESALMADOS”

  1. lasalamandra Says:

    Matanza en Madrid

    Casi 200 muertos y 1,400 heridos en el mayor atentado terrorista en la historia de España

    Pedro Pulgar
    Especial para La Opinión

    12 de marzo de 2004

    MADRID.— Más de 190 muertos y unos 1,400 heridos es el balance provisional del mayor atentado terrorista ocurrido en España, lo que conmocionó a todo el país e hizo que los partidos políticos dieran por terminada la campaña electoral en vista de las elecciones generales del domingo.

    Fueron 10 deflagraciones que estallaron en pocos minutos en trenes que estaban en tres estaciones de Madrid: las periféricas Santa Eugenia y El Pozo del Tío Raimundo y la céntrica de Atocha.

    Estos atentados, tres días antes de las elecciones legislativas, han sido los más mortales cometidos en España y los más mortíferos en Europa occidental desde el atentado de Lockerbie que dejó 270 muertos en 1988.

    Diez bombas estallaron en tres estaciones de Madrid y sus alrededores, en la misma línea ferroviaria. Los artificieros de la policía hicieron estallar otros tres artefactos, según el ministro del Interior, Angel Acebes.

    Siete bombas explotaron en la estación central de Atocha, una de las más importantes de Madrid, una en la estación de Santa Eugenia y dos en la Pozo del Tío Raimundo, en las afueras de Madrid, informó el ministro del Interior, Agel Acebes.

    Las explosiones se produjeron hacia las 7:30 de la mañana, hora punta del tránsito, con cuatro o cinco minutos de intervalo y sin previo aviso.

    El tren más afectado fue uno de dos niveles en la estación de El Pozo, donde dos bombas mataron a 70 personas, dijo el inspector de los bomberos Juan Redondo.

    Aunque no está confirmada, un grupo islámico se atribuyó la autoría de las explosiones como parte de su campaña contra los cruzados liderados por Estados Unidos. En un principio, el gobierno actuó convencido de que eran obra de la banda terrorista ETA. A últimas horas de la noche, sin embargo, se mostró más cauteloso y no excluía que los islamistas fueran los responsables.

    Por otro lado, el portavoz del gobierno, Eduardo Zaplana, mantuvo por la noche que era obra de ETA y calificó de bulo la supuesta participación en una de las explosiones de un terrorista suicida.

    “Todo lleva a que ha sido la banda terrorista criminal ETA” la responsable de la masacre de ayer en Madrid, afirmó Zaplana, poco después de que la radio privada Cadena Ser indicara que un kamikaze estaba en uno de los convoyes, citando fuentes antiterroristas. “Puedo desmentir categóricamente” la hipótesis del atentado suicida, sostuvo Zaplana, que lamentó la existencia de “un escenario de confusión interesado por parte de algunos”.

    Tras asegurar que “a esta altura de la investigación se sabría”, Zaplana dijo que “el bulo”, según el cual “podía haber alguna persona de origen musulmán entre los fallecidos, ha sido desmentido por la policía”.

    “No nos apartamos de que todo apunta en la misma dirección: ETA”, afirmó Zaplana

    “ETA ha conseguido su objetivo después de haberlo intentado varias veces”, dijo Angel Acebes, ministro del Interior. Acebes se refería a la captura hace una semana de dos integrantes de la banda terrorista en el pueblo de Cañaveras, Cuenca, con una carga explosiva de más de 500 kilos.

    “Esto es asesinato en masa”, dijo el presidente del gobierno José María Aznar tras convocar una reunión urgente del gabinete, y prometió perseguir a los atacantes, además de descartar de plazo una negociación con la ETA.

    “No es posible ni deseable negociar con estos asesinos que tantas veces han sembrado la muerte en toda España”, anunció Aznar.

    Los explosivos fueron un tipo de dinamita que emplea normalmente ETA, según el Ministerio del Interior, tras realizar los análisis de laboratorio.

    Su Majestad el Rey Juan Carlos I se dirigió por segunda vez a todo el país, la primera desde el desgraciado intento de golpe de Estado del 21 de febrero de 1981. Además de condenar los atentados, de expresar dolor y la solidaridad personales y de su familia a todos los españoles, en espcial a las familias afectadas, pidió al país “firmeza, unidad y serenidad”.

    Los hechos

    Entre las 7:30 y las 8:00 de la mañana, cuando los trenes de cercanías, equivalentes a los que en EU se denominan “commuting trains”, transportan a miles de estudiantes y trabajadores a los lugares de trabajo o de estudio en Madrid, las 13 explosiones sembraron un reguero de sangre, víctimas y terror nunca visto.

    Los explosivos estaban ocultos en sendas mochilas que contenían 20 kilos de explosivos cada una. Los artificieros hicieron explotar tres mochilas.

    Entre las victimas había un número considerable de inmigrantes, muchos de ellos latinoamericanos.

    “Se han llevado a mi primita inconsciente a un hospital”, decía María, una ecuatoriana envuelta en un llanto incontrolable que a esas horas salía de uno de los vagones de tren que explotaron en la céntrica estación de Atocha.

    Con ella, eran cientos de personas las que abandonaban las estaciones a pie con los rostros y cuerpos dolidos y ensangrentados. En los andenes de Atocha, aparecían decenas de cadáveres esparcidos por el suelo entre vagones retorcidos, en un auténtico amasijo de metal que ofrecían una imagen dantesca.

    Isabel Galarza, ecuatoriana residente en Madrid, señaló que su tío, Ney Tores Mendoza, falleció por efecto del estallido de una de las bombas cuando iba cerca de su esposa, cuya nacionalidad no precisó y quien resultó con heridas.

    “Hay gente pidiendo auxilio. Están atrapados”, decía con lágrimas en los ojos Vicente, un pensionista de Vicálvaro, localidad próxima a Madrid que también viajaba en el tren.

    El drama iba aumentando a medida que transcurrían los minutos. El paseo de la Castellana (la más importante arteria vial madrileña) se llenó de ambulancias, bomberos y policías; el tráfico, que suele ser caótico a esas horas del día, había prácticamente desaparecido fruto de una conmoción que tardó pocos minutos en dar la vuelta al mundo.

    “Estamos tratando de separar a quienes necesitan un traslado urgente de quienes se pueden movilizar”, dijo al vuelo un médico mientras preguntaba a un herido si podía caminar. “La gente está confundida, pero no histérica”, añadió el galeno mientras acudía a socorrer a otra víctima en franco mal estado.

    Hacia las 11:00 de la mañana, las autoridades sanitarias rogaban a través de emisoras de radio y televisión que los heridos leves no acudieran a los hospitales desbordados por la cantidad de heridos y familiares que se acercaban a ellos.

    No obstante, el carácter solidario de los madrileños quedó patente al organizarse de manera espontánea grandes filas de gente dispuesta a donar sangre en los hospitales y en los centros móviles de la Cruz Roja. Tanta era la multitud que también al filo de las 11:00 de la mañana el gobierno madrileño emitía un comunicado anunciando que se disponía ya de toda la sangre necesaria. En Barcelona bastaron tres horas para recolectar la misma cantidad de sangre que en otras ocasiones habían tardado tres días.

    La ministra de Sanidad, Ana Pastor, coordinó una labor de atención a las víctimas en la que se movilizaron miles de personas entre médicos, enfermeras, psicólogos y personal forense y mortuorio. Acudieron diversas unidades médicas y de rescate procedentes de ciudades y regiones limítrofes a Madrid.

    “Nuestra labor consiste en impedir que una sola persona más muera en los hospitales”.

    No obstante, no pudieron impedir que una mujer embarazada perdiese la vida y la del feto a las pocas horas de ingresar en el Hospital de La Paz. Otro bebé de 7 meses permanecía a últimas horas de la tarde en un hospital sin que nadie le reclamase; se teme por la suerte de su madre.

    Al anochecer, los cadáveres y las bolsas con restos humanos fueron trasladados a una morgue improvisada en el Parque de Exposiciones de Madrid, donde 70 forenses intentaban identificar a las víctimas.

    Mientras las televisiones mostraban imágenes de esa matanza y los diarios publicaban ediciones especiales, hablando de un “11 de septiembre” español, cientos de personas donaban sangre.

    Conteo angustioso

    A lo largo de la mañana, cada media hora, un representante del gobierno iba actualizando la información disponible.

    Si en un principio se empezó hablando de entre 20 y 30 víctimas, la incredulidad y el estupor pronto empezó a surgir al comprobar que se empezaba a hablar de 40 o más. No pasó mucho tiempo hasta que la cifra oficial de muertos empezase a subir.

    De los más de 60 pasaron a 73, y de ahí 103. El resto fue un agonizante conteo que a la hora de cierre situaba en una la cifra provisional de 192 ya que aún quedaban cadáveres por recuperar.

    Estos, tras la identificación en el lugar por los forenses, fueron trasladados al recinto ferial de Madrid donde quedó ubicada la capilla ardiente. Fueron muchos los miles de personas y autoridades que se acercaron para dar el pésame a los familiares y expresar el dolor a lo largo del día.

    Las autoridades facilitaron unos números de teléfono para que los familiares tuviesen acceso a saber si entre los muertos y heridos había alguno de los suyos. Pero pronto esas líneas dejaron de funcionar, lo mismo que los teléfonos celulares, debido a la gran cantidad de volumen de llamadas.

    Para solucionar la situación, el gobierno de la ciudad instauró un número gratuito: 900 105 000, para que cualquier persona pudiese llamar sin problemas. Asímismo, el Ministerio del Interior dispuso a media tarde de una página web (www.mir.es) en la que se puede acceder para saber el nombre, apellidos y centro hospitalario donde se han instalado a las víctimas.

    (En la nota se usó material de los servicios de La Opinión).

  2. lasalamandra Says:

    De: xan_aintza Enviado: 12/03/2004 11:26
    …as one German intelligence officer lamented, “now the war has reached Europe.” (Copyright © United Press International)

    La terrible realidad, el pan de cada día en este planeta. Siempre la sangre de los inocentes. Tantas preguntas cuyas respuestas nos son robadas. Tantas respuestas cuyas preguntas negamos. Las terribles palabras, las terribles palabras, las terribles palabras… tanto dolor, tanto dolor aquí en el pecho, el alma desgajada, estas lágrimas que pesan tanto…

    El cuaderno de Ladakh 26.02.04

    Texto íntegro de una de las facciones de Al Qaeda reivindicando la autoría de los atentados en Madrid
    Operación Trenes de la Muerte

    Efe
    Una de las facciones de la red terrorista Al Qaeda, las Brigadas de Abu Hafs-Al Qaeda, reclamó ayer la autoría de los atentados de Madrid. El texto completo es el siguiente:

    “En el nombre de Dios, Clemente y Misericordioso, Cuando te castigan, tienes que castigar del mismo modo a quienes te castigaron. Mátalos allí donde los encuentres; expúlsalos como ellos te expulsaron; la sedición es más grave que el asesinato. A los que cometen agresiones contra ti, debes hacerles lo mismo.

    OPERACION TRENES DE LA MUERTE

    Las Brigadas de Abu Hafs al Masri prometieron en su último comunicado referente a las explosiones de Kerbala y Bagdad del 2 de marzo de 2004 que se preparaban para próximas operaciones y hemos cumplido nuestra promesa: el escuadrón de la muerte ha conseguido penetrar en la profundidad de la Cruzada europea, golpeando a uno de los pilares de los Cruzados y sus aliados: España, con un golpe doloroso. Es parte de un viejo ajuste de cuentas con el Cruzado España, aliado de (Norte) América en su guerra contra el islam.

    ¿Dónde está América, Aznar? ¿Quién os protegerá de nosotros a ti, a Gran Bretaña, a Italia, a Japón y a otros agentes? Cuando golpeamos a las tropas italianas en Naseriya ya enviamos a los agentes de América una advertencia: retiraros de la alianza contra el islam. Pero no entendisteis el mensaje. Ahora ponemos los puntos sobre las íes. Esperamos que entendáis el mensaje.

    Nosotros en las Brigadas de Abu Hafs al Masri no nos entristecimos por la muerte de civiles. ¿Es legítimo que ellos maten a nuestros niños, mujeres, ancianos, jóvenes en Afganistán, Irak, Palestina y Cachemira, mientras que es pecado que nosotros los matemos a ellos? Dios Todopoderoso dice que “a aquellos que te agreden, debes agredirlos”.

    Sacadnos las manos de encima, liberad nuestros presos y salid de nuestra tierra, os dejaremos en paz.

    Los pueblos de los aliados de Estados Unidos deben forzar a sus gobiernos a terminar esa alianza en la guerra contra el terrorismo, que significa guerra contra el islam. Si cesáis la guerra, nosotros cesaremos la nuestra.

    Os decimos: el Escuadrón del Humo de la Muerte os alcanzará pronto en un sitio donde podréis ver muertos a miles, si Dios quiere, y esto es una advertencia.

    Decimos a los musulmanes de todo el mundo que el golpe de los Vientos de la Muerte Negra ya está en su fase final, en un noventa por ciento, si Dios quiere, en su momento apropiado.

    En otra operación, los Escuadrones de los Soldados de Jerusalén golpearon a los judíos y a los masones en Estambul, y tres masones importantes murieron en aquella operación, y si no fuera por un fallo técnico, habrían muerto todos los masones.

    Decimos al Escuadrón Bilal ibn Rabah que hemos aceptado la oferta, y tras la llegada del delegado, comenzará la acción.

    Y decimos al Escuadrón Abu Ali al Harfi que el liderazgo (de Al Qaeda) ha decidido considerar a Yemen el tercer pantanal, y dar una lección a su Gobierno apóstata que viene justo después de Pervez Musharraf. Por ello, todas las células deben estar alerta y la acción comenzará en 4515.

    Y decimos a los que matan a ulemas musulmanes suníes en Iraq que levanten las manos, o de lo contrario…

    Aviso a las naciones: no os acerquéis a las instalaciones civiles o militares de los Cruzados americanos o sus aliados.

    Dios es Grande, Dios es Grande. Ya llega el Islam.

    Brigadas de Abu Hafs al Masri-Al Qaeda.

    Jueves 20 Muharram 1425-11 de marzo 2004.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s