La alergia política…

marzo 14, 2004

Yo no he votado porque soy ácrata. Al menos eso le digo a todo el mundo en un intento de ahorrarme jodidas explicaciones pero a veces ni con esas. ¿Los ácratas votan en blanco o no votan? Lo ignoro pero creo que no deberían. Bueno, los otros que hagan lo que crean conveniente, que precisamente para tomar esta actitud y no otra, una es ácrata y no monárquica o lagarterana, por ejemplo. Quiero decir que yo de concepción política y de labores de mi hogar… ‘nasti de plasti’

A mí esta alergia política me la ha provocado el ambiente en que me crié y sobre todo mi abuela, por fanática. La última discusión que tuve con ella la tuve como casi siempre por cuestiones ideológicas y claro con ayuda de mi padre que es un capullo integral y sabe lo que va a suceder en cuanto se le ocurra abrir la boca. Fue esta misma semana; un día ya de madrugada. Es que lo detesto. A él, su manera de ser (aunque ya no me excita) y que me digan que es lo que tengo qué hacer. Si no se hubieran empeñado en arrastrarme con ellos a todos aquellos mítines y manifestaciones en mi infancia quizás… pero íbamos de espicha  en espicha y de concentración en campo de fútbol a concentración en  plaza de toros y tiro porque me toca y lo que se dijo, como si no se dijera y hala, de puente a puente que se lo lleve la corriente.  Lo único a lo que guardo cariño de aquellos tiempos es a la canción protesta de Víctor Jara…

‘A desalambrar a desalambrar

que la tierra es mía

tuya y de aquel,

de Pedro y María,

de Juan y José…’

Hasta escuchando las emisoras de sólo música,  para oír lo menos posible, uno tiene que enterarse de que en este país ha vuelto le PSOE al poder y con lo mal que me cae a mí  el puñetero ‘Zapatero’, que entre que se me parece a un vampiro lustroso de película de terror de serie B o C o como coño se las rotule y que es clavadito a un tipo que tiene un bar cerca de casa de Pésimo y al que no SO-POR-TO, pues… menos mal que apenas veo la televisión y no estoy condenada a acostarme con él durante el resto de mi vida. ¿Digo resto de mi vida o son restos? ¿Qué pasa, que España ha castigado a Aznar por llevarnos a la guerra?  Y a mí qué narices me importa eso hoy con lo que me duele el condenado pecho izquierdo. ¡JO-DER! Me apetece convertirme en  la histérica y paroxística  reina de corazones que imaginó la mente desbordante de Charly Dogson para Alicia y gritarme a mí misma: ¡Que le corten la teta! y luego despertar y decirle a mi gata que no tenga miedo, que el dolor ha sido sólo un mal sueño… que lo haya sido. No, no me sucede esto siempre. Sólo a veces pero cuando ocurre me asusto, me asusto mucho. En el fondo aunque a menudo coqueteo con la idea de la muerte y me burlo… creo que no me siento preparada para morir. Y menos ahora, cuándo estoy aprendiendo a disfrutar y a pasármelo bien… Bueno, tengo que ir a tender la ropa. Si me encuentro con ánimos luego regreso  e intento poner un poco de orden en los últimos días. Y si no… pues nada, ya volveré, que no tengo ninguna intención de morirme esta noche y menos sin besarle los párpados a él. ¡Ja,ja!, ¿que a quién? A él, ya te lo contaré. Hoy también me apetece pensar que tú, quién seas… estás conmigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s