LA FÁBULA DE LA HORMIGA

mayo 6, 2004

 http://www.meleflorez.com/en/cms/?12

Al fin ha comprendido que el padre de Laura es el único destinatario de lo que desde hace un mes y medio he permanecido escribiendo a escondidas y le asusta que de repente él vaya a quererme por algo que a ella se le escapa y no logra saber. Es curioso, vista desde afuera, a vista de pájaro, le parezco tan insignificante como una hormiga pero es ahora cuando se da cuenta de que las hormigas, como en la fábula, han trabajado durante el verano y han sobrevivido a la penuria del invierno gracias a sus recolección estival. ¿Y si él se asombra? -se pregunta-, de los pequeños milagros de la naturaleza… Aunque no es eso por lo que yo le estoy preguntando. ¿Y qué le cuento?. Pues sabiamente (y no hace falta que nadie me diga que eso fue sabio) le hablo de la mariposa monarca. Le digo: ¿Te lo puedes imaginar?. La vi licuarse ante mis propios ojos. ¡Maravillas de la tecnología!

One Response to “LA FÁBULA DE LA HORMIGA”

  1. lasalamandra Says:

    Pero al final digo igual, exactamente igual que te sintieras hormiga, ¿o no?

    Nadie llama a eso, a lo tuyo, a lo mío, otra cosa que cigarra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s