PASANDO PÁGINA

mayo 17, 2004

Lunes, 17 de mayo del 2004

 

 

Hoy soñé con la locura.
Me veía a mi misma padeciendo alucinaciones y luchando como una condenada… a muerte… por no cruzar esa frontera. Llovía y me mojaba. Sentía miedo, pánico, buscaba ayuda. Es la primera vez que mis temores aparecen reflejados en un sueño. ¿Y si fueran los demás los que no se equivocan?Quizás la culpa la tenga una especie de tesina que comencé a leer ayer tarde, ‘La imagen del alma y la profecía’. El capítulo primero decía tal que así: ‘La locura como camino de sabiduría’. O puede que contribuyera a ello la lectura apresurada del ‘semita semitae’ del alquimista Arnau de Villanova con su lenguaje incomprensible, el que a muchos sin duda les parecería el lenguaje de la locura porque todo lo secreto, todo lo hermético, todo lo ininteligible han tendido a rotularlo los hombres de todos los tiempos desde que el Mundo es mundo como ‘cosas de locos’… El bueno de Arnau bastante anterior al conocido Paracelso que nos contó ‘aquello de las frutillas’ fue el que acuñó a la piedra filosofal como ‘lapis exilis’. Decía él en su latín, seguro que riguroso, y que yo afortunadamente me he encontrado traducido porque si no de qué…

‘Esta insignificante piedra apenas tiene valor.
Los necios la desprecian mientras los sabios la codician’

Así que lo más seguro es que fuese algo, quizás un detalle, de carácter tan nimio que lo más sencillo era pensar que fuera muy posible que a cualquiera se le pasase desapercibido y más a unos ojos como los míos, tan acostumbrados ellos a bucear dentro sólo del propio universo emocional. Tal vez pensando en ello fue que me llevé a la cama la mirada de otro: ‘Los mares del miedo’ del escritor Gómez Rufo que desde la primera palabra prende como en un sortilegio la atención y le incita a uno a adentrarse sin ni siquiera pensárselo en sus páginas: Te parecerá increíble -me dijo- pero al fin he descubierto que la muerte no existe. Puedo probarlo. Sígueme… y hasta su discípulo creyó en ese momento que su señor, Don Fernando, se había vuelto loco… 46 páginas después apagué la luz, me dormí y soñé con la locura.

SOLEDAD LOCA

One Response to “PASANDO PÁGINA”

  1. lasalamandra Says:

    Soñarías sí con la locura. Pero no es un sueño que yo logre recordar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s