PERO LOS SUEÑOS SUEÑOS SON

mayo 30, 2004

Ya son las una y cuarto del domingo y quisiera irme a la cama a descansar. Llevo varios días en crisis (me refiero a malestar: vómitos, mareos y severos dolores muscoesqueléticos; desde últimos de abril esto ha sido la constante aunque ahora daría lo que fuera por librarme de ellos, al menos, durante el viaje)  pero antes de acostarme quería anotar una cosa que no me apetece olvidar y es que durante el sueño de esta noche Primo volvió a besarme, y yo a sentir su boca y su premura como si sucedieran de verdad mientras pronunciaba un repetido ‘Nosotros’ a la vera de mis labios y de mi confuso yo turbado. Primo quería que compartiéramos algo más que el espíritu en’el tiempo futuro’. ¿Y Laura? Pero Laura también entraba entre sus planes. Para Laura será hasta mejor que nosotros estemos bien. ¡Dios mío!, ¿por qué los sueños tendrán que ser sólo sueños? (y léase como fue escrito: con un rictus de tristeza o incluso de amargura… porque sí, porque la ausencia de esa realidad que fueron sus labios aunque yo no quiera… pesa como una condena)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s