CUANDO COMENZABA EL CAMINO

mayo 31, 2004

Ya faltan menos de cinco horas para que salga por la puerta de mi casa en dirección a una aventura para la que quizás no esté preparada. No sé si lo he anotado por alguna parte pero a mí me han asignado el cuidado de los hombres además del de Esther y A, la presidenta de la ‘Asociación ‘ me explicó a la vez que me entregaba una caja de guantes desechables que Julio y Francisco tienen muy poca autonomía personal. Di tú que por lo menos me he librado de Marino.

Bien, cómo llevo un montón de retraso y parece que la cosa empeorará… dejo aquí a modo de resumen unos apuntes que iré desarrollando según vayan transcurriendo los días a mi vuelta.

El martes día 25 estuve con Laura y Primo. Fue el día que llovió…

El miércoles día 26 era la tarde en que iba a asistir a la obra de teatro que representaban los enfermos de salud mental pero terminé no yendo, o mejor dicho: huyendo. Y así le dejé pagado el próximo cursillo a Guernika

El jueves día 27 por la mañana fueron ”las pruebas” en la M. No olvidar relatar lo de los malabarismos porque aquello estuvo muy simpático. Por la tarde me llamó Gonzalo mientras hablaba con Primo…

¿Y el viernes día 28? ¡Ay que mal!. Me vino la regla (que eso fue lo mejor que pudo pasarme) y me dio aquel pasmo que aún no sé bien lo que fue. Luego y relacionado con eso estuvo lo de la extraña llamada al móvil nuevo de mi padre pero logré acudir a la reunión en la asociación.

Vi al marido de Nora, Oscar (alias Stephen ‘el lobo’) y confirmado es un cretino integral.

Anduve de compras y Nora me llamó para que nos viéramos, así que tomamos el café en S. y yo terminé por ponerme malísima. Ella nunca me había visto así. A pesar de ello cuando me repuse me fui al parque y estuve con Laura y su prima. Fue divertido y más que eso porque sucedieron algunas cosas ”importantes”… entre ellas que Merce y dos de sus amigas (las madres del Bar9) acertaron a pasar por allí

¿El sábado? El sábado 29 de mayo fue un día contradictorio aunque no sé si metí la pata al hablarle a Francisco, el hermano de Primo de la excursión que se celebrará el domingo 6 de junio en Santiago de Compostela. Le dejé mi teléfono y me llamó para decirme que sí que irían él, María y su mujer pero luego al enterarse de que aunque el viaje era gratuito la comida costaba 16 euros me puso como excusa que había hablado con su hermano y que como Laura no podría acompañarles pues que no irían… Yo lo arreglé lo mejor que pude (es decir con tacto) y le comenté que si se decidían a ir él y su esposa a la comida les invitaba yo porque ya había hablado con la encargada del viaje y habíamos llegado a un acuerdo. No sé lo que harán ellos pero yo quisiera no haber mencionado el tema. Me sentiría más libre si no tuviera que hacerme cargo de nadie porque se supone que ese será el único día que yo pueda sentarme tranquila a comer, aunque cuando se lo ofrecí sé que me surgió sólo del corazón y no desde ningún otro lugar de mi mente.

¡Ay! y por último decir que cómo quisiera que el tiempo avanzara más deprisa esta noche pero aún son la una y veinte de la madrugada y me quedan varias horas por delante que rellenaré como bien pueda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s