DE SERPIENTES Y PODER

julio 10, 2004

Reclamando el poder de la serpiente y …

Fragmento de la obra de Jean Shinoda Bolen Las diosas de cada mujer
____________________________

Cada heroína debe reclamar el poder de la serpiente. Para entender la naturaleza de la tarea, debemos volver a las diosas y a los sueños femeninos

Muchas estatuas de Hera muestran serpientes entrelazadas en sus vestidos, mientras Atenea era representada con serpientes enroscadas alrededor de su escudo (…)

La serpiente aparece con frecuencia en sueños de mujeres como un símbolo desconocido y sobrecogedor, al que el protagonista del sueño se aproxima cautelosamente cuando empieza a darse cuenta de que puede sentir su propio poder sobre la vida. Por ejemplo, el sueño de una mujer casada de treinta años, que iba a separarse legalmente en breve y que vivía sola: ‘Me encuentro en un sendero, cuando de repente miro hacia adelante y veo que éste pasa bajo un gran árbol. Una enorme serpiente hembra se encuentra pacíficamente enrollada alrededor de la rama más baja. Sé que no es venenosa y no siento repulsión: de hecho es hermosa, pero dudo’. Muchos sueños como éste llegan a la mente, cuando la protagonista del sueño siente respeto por el poder de la serpiente o es consciente del mismo, en lugar de temerlo como algo peligroso: ‘Hay una serpiente enrollada en el porche…’, ‘tres serpientes entran en mi habitación…’.

Siempre que las mujeres empiezan a reclamar su propia autoridad, toman decisiones, o se vuelven conscientes de tener un nuevo sentido de su propio poder político, psíquico, o personal, son comunes los sueños de serpientes. La serpiente parece representar esta nueva fuerza. Como símbolo, representa el poder que en otro tiempo tuvieron las diosas, así como el poder fálico masculino, representativo de las cualidades del ánimus. Con frecuencia, la protagonista del sueño se da cuenta de si se trata de una serpiente macho o hembra, lo cual ayuda a clarificar la clase de poder que aquella simboliza.

Coincidiendo con estos sueños, una vez despierta, la mujer que ha tenido el sueño puede que haya de enfrentarse a cuestiones que se suscitan después de haber iniciado un nuevo papel en una posición de autoridad o de autonomía; por ejemplo: ‘¿Puedo ser eficaz?, ¿qué cambios producirá en mí ese papel?’. ‘Si me muestro enérgica, ¿me querrá todavía la gente?’, ‘¿amenazará este papel mis relaciones más importantes?’. Los sueños de mujeres que nunca han tenido una sensación de su potencial pueden querer decir que dichas mujeres deben abordar el poder con precaución, como si se encontraran ante una serpiente que no conocen.

Pienso en mujeres que obtienen una sensación de su propio poder y autoridad – que ”reclaman el poder de la serpiente”-, que fue perdido por las deidades femeninas y las mujeres de la humanidad cuando las religiones patriarcales despojaron a las diosas de su poder e influencia, expulsaron a la serpiente como elemento diabólico del jardín del edén y convirtieron a las mujeres en un sexo inferior. Pienso en una imagen que representa para mí la posibilidad de que muchas mujeres vuelvan a emerger con poder, belleza, y capacidades de nutrir. La imagen es una hermosa mujer o diosa de terracota (que se piensa que representa a Deméter, y se encuentra en el Museo de las Termas de Roma), que surge de la tierra con una espiga de trigo, flores y una serpiente en cada mano.

(Pág. 369)

____________________________

serpiente y mujer

 

Un poco de simbolismo:

El simbolismo de la serpiente es tan extenso como apasionante pero aquí deberemos limitarnos a aquellos aspectos más íntimamente relacionados con los sueños.

Ante todo debemos destacar la ambivalencia de dicho simbolismo que tanto representa la tentación, el diablo y el pecado, como la sabiduría y el poder curativo.

En efecto, la serpiente representa la tentación del mal, debido a su asociación con el pecado, ya presente en la historia de Adán y Eva, y como dice Cayce, todos los días nos hallamos en el jardín del Edén y cada día nos habla la serpiente. Y efectivamente, el significado más frecuente que debemos dar a los sueños de serpientes es el de carácter sexual, especialmente en los sueños de los jóvenes, en los cuales se enrosca y desplaza con gracia femenina o se yergue para atacar, como la erección masculina.

Pero la serpiente también simboliza la sabiduría y el poder curativo. Esculapio, dios de la medicina, siempre va acompañado de una serpiente, y en la Biblia Moisés utiliza una serpiente de bronce como instrumento de curación, e incluso Cristo recomienda a sus discípulos que sean sabios como serpientes.

Además, su aspecto rampante y sus contorsiones evocan la espina dorsal, simbolismo que también hallamos en Oriente, donde la serpiente es como la savia que circula por el interior de la columna vertebral, uniendo el órgano de la procreación física (los genitales) con el órgano de la procreación intelectual y espiritual (el cerebro), y al ser la misma energía -el fuego serpentino, lo llaman- la que alimenta ambos centros, el control del inferior repercute favorablemente en el desarrollo del superior.

Pero como sólo unos pocos elegidos consiguen dicho control, para los demás la serpiente benéfica permanece dormida como una energía potencial, y se limita a significar las fuerzas instintivas y sexuales; por ello, en los sueños ver una serpiente dormida nos revela que nuestras fuerzas instintivas se hallan dormidas, apaciguadas, y si la serpiente se despierta y desliza por el suelo sin que ello nos produzca una sensación desagradable o de temor, nos revela nuestros deseos de una evolución espiritual que, sin duda, no tardará en iniciarse.

Y como la serpiente puede cambiar de piel para seguir creciendo, también el soñar una piel de serpiente, o la misma serpiente mientras efectúa la muda, nos anuncia la proximidad de un profundo cambio evolutivo que nos regenerará totalmente.

Por último, los sueños en que aparecen serpientes venenosas indican el temor a encontrarnos en situaciones muy comprometidas, a adversarios traidores, implacables y dominantes, y ante las cosas ocultas y los poderes misteriosos

Emilio Salas. ‘El gran libro de los sueños’

___________________

Y por último para terminar con una visión más aséptica o científica, el caso del catedrático de química en Gante, Friederich Kekulé

Buenos sueños.

10/07/2004. tema: …incongruencias…. #

2 Responses to “DE SERPIENTES Y PODER”

  1. lasalamandra Says:

    Hay 9 comentario/s de este artículo.
    en_penumbra:
    conclusión: me guste o no me guste, creo que estoy necesitando que me echen un buen polvo porque desde lo de Enate allá por diciembre (lo de ‘GUERNIKA’ estos últimos meses ni cuenta) … Y esto va por ‘SERGIO’ seguro … que no paro de pensar en él para ese fin…y la serpiente a lo mejor soy yo y lo que le quiero morder es … sonrisa, sí sonrisa de idiota o de pervertida. ¡Ay juventud perdida, divino tesoro!. ¿Por qué me habré hecho tan mayor?)

    Y a parte, eso sí me produce cierto miedo. Creo que el sueño lo que me recomienda es mucha cautela y yo siento la tentación, como siempre, de apresurarme.
    10/07/2004 03:09:38

    Corazòn…:
    Este bueno…a mi las serpientes me dan terror!!! en sueños y en la vida real ni lo pienso… pero muy buen texto, ademas no sabìa yo sobre el significado…ahora ya lo sè…
    Un saludo.

    ;o)
    10/07/2004 09:15:55

    en_penumbra:
    Sí, al menos a mí el texto de shinoda Bolen me gusta. Me gustó leer su libro.

    Un saludo.
    10/07/2004 12:41:51

    Marta:
    Buenos días!!!

    Más despacio, que me estoy dejando un montón de posts, sin comentar. Ains, a ver si en cuanto tenga más tiempo (es decir esta tarde, después de una buena siesta en soledad) te leo más.
    Un beso!
    10/07/2004 13:23:30

    en penumbra:
    Hola Marta,

    Tú no te preocupes por leerme (/lo todo). Dicen que es imposible :)

    Y además todo no nos interesa. Y además las obligaciones son un rollo tremendo. Conmigo, por favor, ante todo la libertad, incluso la del silencio…

    Sólo que yo a veces necesito hablar aunque sea sola; y a veces mejor sola

    Un beso Marta.
    10/07/2004 15:11:14

    Marta:
    tomo nota, lo malo es que te leo, pero hay veces que no encuentro las palabras para comentar.
    10/07/2004 15:55:38

    en_penumbra:
    … y menos mal que no me ves cuando estoy sola por las noches frente al espejo del baño porque entonces… lo que no encontrarías son las palabras para hablar :))

    Besos

    …………..
    10/07/2004 17:01:43

    Brocco:
    Hig, creo que esta noche tendré pesadillas … :-/ Brocco siente miedito cuando ve una peaso serpiente así.

    Jop, q blog tan currado, qué complejo, el mío es tan cutrecillo… Gracias por visitarme. Hurgaré un poco más por aquí, con tu permiso. espero q no haya más bichos.
    11/07/2004 14:26:58 email: brocco (arroba) gmail.com

    Brocco:
    Hig, creo que esta noche tendré pesadillas … :-/ Brocco siente miedito cuando ve una peaso serpiente así.

    Jop, q blog tan currado, qué complejo, el mío es tan cutrecillo… Gracias por visitarme. Hurgaré un poco más por aquí, con tu permiso. espero q no haya más bichos.
    11/07/2004 14:30:33 email: brocco (arroba) gmail.com

  2. lasonrisadelamistica Says:

    Pero lo realmente curioso de este caso es que el mismo Kekulé declaró que dicha fórmula, como la tetravalencia del carbono que él mismo había establecido anteriormente, le fueron revelados en dos sueños.

    KekuléEl primero tuvo lugar en un autobús londinense cuando se quedó adormilado y consistió, según sus propias palabras, en una “visualización” de las valencias y la estructura de los átomos. Éstos “juguetearon” ante sus ojos, uniéndose en pares, tríos y cuartetos según su tamaño, sugiriéndole así su teoría estructural. En 1865, estaba en su estudio de la ciudad belga de Gante cuando repentinamente sintió deseos de dormir. Se volvió entonces hacia el fuego del hogar y cayó en un estado de duermevela.

    En esta ocasión, los mismos átomos juguetones del primer sueño empezaron a formar serpientes. De pronto, una de ellas emergió en primer plano llamando su atención. “Se mordió su propia cola y giró dando vueltas con sorna ante mis ojos. Como por iluminación, me desperté”, relató el mismo Kekulé. La serpiente le había revelado la forma en que se disponían los átomos del benceno. Pero Kekulé fue más allá en la descripción del fenómeno y añadió: “Mi visión mental se ha hecho más aguda por las reiteradas experiencias de este tipo”. Y en el discurso que pronunció en la mencionada celebración de este gran logro científico en Berlín, se atrevió a afirmar ante sus colegas: “Aprendamos a soñar, caballeros, entonces quizás encontraremos la verdad”.

    ||CIENCIA Y TRADICIÓN||

    Es curioso observar que la serpiente de su sueño se corresponde con la imagen del ouroboros gnóstico -la serpiente que se muerde la cola y es símbolo del carácter cíclico del Universo desde la antigüedad- y que, además, lo hizo siguiendo una disposición que evocaba la geometría sagrada del hexagrama, dado que el ciclo del carbono también es una de las claves fundamentales de la materia orgánica y la vida. También llama la atención que el fuego del hogar sea una forma clásica del “espejo mágico” -como la bola de cristal o cualquier punto reflectante en un entorno sombrío-, puesto que, en esta situación, el químico asumió sin pretenderlo la actitud que requiere una antigua técnica de iluminación, como se ve en Los misterios de los egipcios de Jamblico (siglo IV d.C.). Ésta consiste en dejar la mente en blanco y quedarse mirando fijamente un punto luminoso en una habitación oscura. Kekulé declaró que su estudio de Gante disponía de muy poca luz por la tarde y que él se quedó traspuesto al anochecer, mientras contemplaba el fuego. Más aún: la visión que tuvo surgió, según describió, de esas llamas. No hay duda de que si Kekulé hubiese conocido que la serpiente es el gran símbolo de la iluminación en la Gnosis universal no habría dudado en calificar su descubrimiento como una revelación. De hecho, así describió su estado: “Como por iluminación, me desperté”.

    No fue el suyo un caso excepcional, incluso si nos limitamos a los hallazgos científicos más importantes del siglo XX. En 1921, el fisiólogo Otto Loewi descubrió la transmisión de los impulsos nerviosos por vía hormonal. Según documentaron sus colegas U. Weiss y R.A. Brown en el Journal of Chemical Education (1987), Loewi soñó dos veces con este hallazgo, que le valió el Premio Nobel de Medicina en 1936. En su caso, lo llamativo es que la primera vez despertó y pensó en realizar el experimento soñado al día siguiente, pero volvió a dormirse y por la mañana ya no lo recordaba. Entonces, se sintió repentinamente cansado y decidió reposar un poco antes de iniciar su jornada. De nuevo se durmió y volvió a verse efectuando el mismo experimento. Al despertar del sueño sólo tuvo que dirigirse a su laboratorio y repetirlo.

    http://www.google.es/url?sa=t&ct=res&cd=2&url=http%3A%2F%2Fwww.laotrainformacion.com%2Flaborato.htm&ei=n48zR5L9I5aC0QTsj9mmDA&usg=AFQjCNGIVvYe5v0_7LYZFrGHRxSG3-HHhQ&sig2=4gXiJzwUOhzg2IfTxnHouw

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s