RACHEL. EMBLEMÁTICA CON SU DIARIO.

julio 13, 2004

El diario de raquel : ‘conmovida hasta la médula’

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.–.

No me interesa saber si es cierta
la historia que cuentas
Lo que quiero saber yo
es si estás dispuesto a decepcionar a otra persona
por ser honesto contigo mismo

Fragmento del poema de Oriah Mountain ‘La Invitación’

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Del diario de Raquel: COMIENDO CON RAQUEL

El encierro de la mañana es bronco, los toros primero se arrancan con codicia pero, poco a poco, ceden al terror de verse rodeados de gente. Altaneros, abandonan a los cabestros y, antes de darse cuenta, se encuentran en un terreno que no conocen y meten cabezazos. Ninguno de ellos tiene casta suficiente como para arrastrar a sus compañeros y escapar ilesos de la masa de gente que corre a su alrededor así que cada toro corre solo, rodeado por mozos de blanco y rojo, ciegos de miedo. Los pastores tratan de reconducir a dos que se han quedado sueltos atrás, uno de ellos enorme y amenazador, pero los toros, perdidos entre esa masa de gente que chilla y corre, sólo pueden defenderse. Al llegar a la plaza, los dos toros caen, los pastores se aseguran de que ningún mozo se acerque a los animales y les ayudan a levantarse hasta que entran en los toriles. Toros bravucones y mansos, toros que sólo crean peligro, el peligro sordo que siempre dan los cobardes, esos que no tiene valor para reconocer que tienen miedo. Toros que se salvan como ratas en un naufragio, huyendo solos, olvidando que, en un momento, eran seis.

Y me llama M. y se preocupa por mis cefaleas y me gusta que me llame. Y nos quedamos hablando durante más de una hora, aunque la tengo que llamar yo. Y más tarde, me encuentro con Meli y con Eduardo, que hoy viene con unos Dockers azul marino y un polo Ralph Lauren de color calabaza, y trae un contrato para que lo firme Meli con una sociedad que no es la que alquila el local. Y me da un principio de ataque del inevitable escorpión azul, así que me refugio en el cuarto de baño de un bar con una barra de aluminio desgastada y me inyecto mi dosis de Imigrán en el muslo, y espero un rato largo hasta que el ojo derecho puede volver a resistir la luz. y de momento, el escorpión se esconde. En la calle un perro se mea en la puerta de un local que está cerrado, una chica oriental empuja un carrito con dos mellizos, un hombre se detiene frente a una tienda de trajes de novia y se enciende un cigarrillo que sostiene con su mano izquierda, y que cuando sigue andando, sigue sosteniendo el cigarrillo con esa misma mano. Y Osvaldo ya está en el local con sus chicos, dos uruguayos delgados y nerviosos, que me saludan dándome la mano y sonríen a la vez, y uno es de Montevideo y el otro no. Y han traído unas mazas enormes y se meten en el local y sin avisar, empiezan a golpear los tabiques y algunas paredes que me molestan. Y me voy de allí, porque no creo que pueda soportar tanto ruido y me cruzo con alguien que se parece a Emilio, el Poeta, pero no es él aunque le saludo de todas formas y él a mí. Y me siento en una terraza y me pido un café y una barrita de pan integral con aceite.

Y vuelvo a tener unas ganas terribles de follar.

Me acerco al Museo de Arte Contemporáneo y entro en una exposición extraña de Delfín, el diseñador de ropa. No hay mucha gente en el museo y la exposición no me gusta mucho. Me siento en un bar y me pongo a mirar a la gente. Me llama JoseIgnacio y me llama Raquel, que si tengo tiempo para ir a comer con ella y le digo que sí. Me llama Rocío y me pide que la acompañe a llevar un paquete de Leo a Fuengirola y le digo que sí. Y me llama Meli para invitarme a comer y le digo que no, pero que se venga a comer con Raquel y conmigo, pero a Meli no le gusta conocer gente nueva, no le gusta mucho mezclarse con la gente que yo conozco, cree que todos mis amigos tienen capacidad para corromperla o hacerla daño, o algo indefinible que no puedo explicar porque las veces que se lo he preguntado nunca me ha contestado.

Y voy a Torremolinos y Rocío está muy hermosa y lleva un paquete envuelto en papel de estraza y, desde luego, tiene bastante más barriga que la última vez que la vi. Y vamos hasta Fuengirola, y hablamos de su embarazo y de las dificultades que tiene para dormir y le pregunto hasta cuando se va a quedar en Torremolinos, qué planes tiene y me dice que no tiene ningún plan excepto tener un hijo, y llegamos a una casa y en la casa hay un hombre de cuarenta años con barba gris y poco pelo que nos sonríe con una boca tensa y pequeña y pregunta si es chico o chica pero no espera a conocer la respuesta y que coge el paquete y que vuelve con un fajo de billetes y no nos ha dejado entrar en la casa y sólo vemos un sofá de cuero marfil y unas cortinas blancas que se mueven como las velas de un barco y algunas siluetas detrás de las cortinas que parece que se divierten porque se oyen risas y gritos nerviosos y voces chillonas y salimos de allí y llamo a Raquel y le pregunto si le molesta que venga Rocío a comer con nosotras y le parece fantástico.

Y en la casa de Raquel está Johan y un chico muy guapo, con el pelo muy corto y los ojos muy verdes y está muy rubio y muy bronceado y muy depilado. Y Raquel está muy bella y hablamos de nada y lo pasamos muy bien. Raquel quiere hacer una película erótica y me pregunta si yo se manejar una cámara, si puedo ayudarla a hacer una película con sus dos chicos, que quiere verse follando con dos hombres guapos, que quiere ver su culo atravesado por dos pollas a la vez y que quiere que las dos se corran dentro de ella y la idea me excita pero Rocío pone una cara extraña y le pregunta si no será muy doloroso tener dos pollas en el culo, y nos reimos mucho. A mi nunca me han metido dos pollas a la vez en el culo.

Rocío hace las funciones de asistente de dirección y, al principio, los chicos están un poco avergonzados, sobre todo porque Rocío está embarazada y les parece extraño que una mujer embarazada se quede allí. Raquel lleva un tatuaje en blanco y negro dibujado sobre la columna vertebral, una especie de serpiente pitón que se enrrosca sobre ella. Chupa la polla de Johan con bastante más que habilidad, sin tocarla con las manos. Me acerco mucho y trato de hacer un plano de su boca y de su lengua acariciendo la piel blanca y tensa de la polla de Johan. Luego se mete la otra polla en la boca. Cortamos. le pregunto al chico de pelo corto si es bisexual, si alguno de los dos lo es, pero los dos me miran extrañados, como si les estuviera preguntando quién fue el arquitecto principal de la Gran Muralla china y mientras Rocío ha traído dos vasos con zumo de naranja y hielos. Seguimos rodando, aunque la película ya casi no tiene interés para mí, excepto la doble penetración anal que, sorprendentemente, se hace casi sin esfuerzo. Veo como entran las dos pollas en el estrecho culo de Raquel y siento cómo mis bragas se empapan, así que le doy la cámara a Rocío, me quito las bragas y me subo sobre la cara de Raquel que me come con suavidad y hace que alcance un precioso orgasmo rojizo con tonos anaranjados en los bordes. Y los dos chicos se siguen moviendo dentro del culo de Raquel, que cada vez está más abierto, porque las pollas se hunden cada vez más y finalmente los dos chicos se corren casi a la vez dentro del culo de Raquel, y ellos se apartan y me aseguro de que capto bien la escena de cómo ella levanta las piernas y empieza a manar semen de su culo abierto y enrojecido. Y mientras está así, hundo mi cara en su coño que es grande y muy profundo y succiono con fuerza su clítoris mientras con los dedos empujo el semen que sale de su ano y se lo doy a beber, y ella se corre con un grito poderoso y profundo y cuando, más tarde vemos la película en el televisor, aplaudimos porque Rocío ha hecho unos planos perfectos de mis manos llenas de semen hundiéndose en la boca ávida de Raquel y de su cara, de repente crispada, y de su grito profundo y desgarrador.

Y la alegría me dura poco, porque el escorpión azul ha decidido atacar de nuevo, hundirse en mi cerebro aún anaranjado de placer, pero aún no puedo meterme otra dosis de Imigrán, así que me voy al cuarto de baño que es azul pálido y trato de vomitar y lleno el lavabo de agua fría y voy a la cocina y cojo tres cubiteras del congelador y las vacío en el lavabo y meto la cabeza y la tengo sumergida un buen rato, lo suficiente como para atenuar el dolor. Y volvemos a Torremolinos, y de ahí voy a mi hotel y me llama Meli por teléfono pero no atiendo. Y recibo un mensaje de Laura al móvil, que dice que me echa de menos, y otro de Leo que me pide que le llame cuando pueda.

Y cuando dejo el coche en el garaje, ando dando tumbos, parezco una borracha, con el pelo húmedo y despeinado y la mirada enrojecida y, en la calle, la gente se aparta de mi lado como si fuera contagiosa y nadie se acerca a preguntarme si necesito algo, más bien, todos huyen. Y se me viene a la cabeza Axfisia, de Palahniuk y trato de reirme, pero me duele tanto el lado derecho de la cara que más parece una mueca que una risa. Porque no les voy a pedir nada, ni siquiera quiero su ayuda, ahora mismo ni siquiera quiero que me toquen, la cefalea altera el pH de mi piel y rehúye cualquier contacto. Pero ellos, todos esos que van paseando por la Alameda, no lo saben, pero prefieren no preguntar, no mezclarse.

Vivimos tiempos extraños…

.-.-.-.-.-.-

Lo que yo dije:

Una vez me pasé más de tres meses con una migraña perpetua. Entonces estaban empezando a experimentar con un medicamento, no recuerdo como se llamaba pero a mí me lo dio ella… Azucena, la doctora para la que trabajaba; yo tenía 19 o 20 años y aquellos meses fueron un infierno. Sospechosamente la migraña remitió cuando dejé colgado a aquel tipo…Estaba casado y tenía una nena pequeña y ¿yo?, yo estaba enamorada de otro hombre; ni siquiera quería estar allí, con él, en esa relación… Y ahora me pregunto dónde no quieres estar tú

.-.-.-.-.-.-.-.-.-

LEMPICKA

TAMARA DE LEMPICKA

13/07/2004. tema: … y tú.. #

2 Responses to “RACHEL. EMBLEMÁTICA CON SU DIARIO.”

  1. lasalamandra Says:

    Hay 6 comentario/s de este artículo.
    Tonificante:
    Saludos! Acabo de entrar en tu web, felicidades por el diseño… el contenido ya lo iré analizando, ahora no puedo, con calma otro dia vale? hasta muy pronto.
    13/07/2004 21:08:01 email: paratonificante (arroba) lycos.es

    en_penumbra:
    Claro, pero por el diseño tienes que felicitar a boGlia que yo me he limitado sólo a ponerlo lo más oscuro que pude ;)
    14/07/2004 01:55:31

    Rachel B.:
    Gracias por el fragmento del magnífico poema de Mountain con el que acompañas el texto.
    Me gusta estar donde estoy y hacer lo que hago. Quizá hay algunas cosas que me gustaría que fueran mejor, pero no dependen tanto de mí.

    Y contestando a Mountain, te diré que sí, que prefiero decepcionar a otra persona antes que ser deshonesta conmigo misma…

    Besos y gracias
    14/07/2004 05:55:28 email: rachelbondage (arroba) yahoo.es

    en_penumbra:
    Fe de erratas:

    A Tonificante…

    ¿Felicitar a Boblia? ¡Boblia!, no te digo.
    Por supuesto quería decir a Boglia y si sólo has entrado y echado un vistazo a la página de Raquel B. que es quién precede a esto que te digo porque yo hace un buen tiempo que no soy tan textual. Bueno, también es que pongo foto personal y para poner foto y andar jugándomela ya soy bastante clara. ¿o no?.

    Asi que repito ESTE TE TEXTO NO ES MÍO… pertenece al ‘diario de Raquel’ que es un weblog que no te puedes permitir no visitar al menos una sola vez porque luego seguro que vuelves aunque no lo confieses en público (Marta de Galatea y Raquel son como visitar las antípodas y a mí por ejemplo me gustan los dos estilos; a lo mejor porque tengo un poco de las dos, y soy rosa palo y ciclamen)

    .-.-.-.-.-.-.-.-.-.–

    A Raquel:

    Besos y gracias a ti.

    Sí, el poema es magnifico y algunas reflexiones de su libro están muy bien :)
    14/07/2004 08:32:26

    Anónimo:
    Fe de erratas:

    A Tonificante…

    ¿Felicitar a Boblia? ¡Boblia!, no te digo.
    Por supuesto quería decir a Boglia y si sólo has entrado y echado un vistazo a la página de Raquel B. que es quién precede a esto que te digo porque yo hace un buen tiempo que no soy tan textual. Bueno, también es que pongo foto personal y para poner foto y andar jugándomela ya soy bastante clara. ¿o no?.

    Asi que repito ESTE TEXTO NO ES MÍO… pertenece al ‘diario de Raquel’ que es un weblog que no te puedes permitir no visitar al menos una sola vez porque luego seguro que vuelves aunque no lo confieses en público (Marta de Galatea y Raquel son como visitar las antípodas y a mí por ejemplo me gustan los dos estilos; a lo mejor porque tengo un poco de las dos, y soy rosa palo y ciclamen)

    .-.-.-.-.-.-.-.-.-.–

    A Raquel:

    Besos y gracias a ti.

    Sí, el poema es magnifico y algunas reflexiones de su libro están muy bien :)
    14/07/2004 08:33:33

    Marta:
    Reconozco que no he leído el post, pero es que el fragmento que has puesto al principio es impresionante, y me ha llamado mucho la atención. Bonito, bonito.
    Un beso!
    14/07/2004 11:13:14

  2. lasalamandra Says:

    … en el diván de M. hace decenas de millones de años. En esa sesión me desnudo, me tumbo en su diván sin ropa. Soy Cecilia de Tetis en ese instante de terapia psicoanalística o psicoilógica. M. pregunta por qué hago eso. Me quito el disfraz, eso es todo lo que hago, me quito la máscara de Cecilia de Polis. Imagino que, desnudándome, en ese instante, dejo de ser Polis para ser Tetis. Después ese desnudarme físicamente delante de ella se convierte en algo natural porque es algo natural…

    http://ceciliab.blogspot.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s