EXISTEN LOS LUGARES DE ABSENTA Y LAS SELVAS

agosto 30, 2004

Los cocuyos

Lemprier: Buenas noches. Perdona mi retraso.– Tranquilo, estoy en el ordenador … leyendo … no en un bar de copas sola

Lemprier: Hoy te preferiría en un bar de copas … sola y esperando.

– No me gustan y menos sola

Lemprier: (ha escrito y ha borrado algo). Dije que no borraría -dice a continuación. Prueba al reves … era Tued, con ‘T’. También podría ser un velador de terraza nocturna. Lo importante es leer lo último y al reves; el resto ya no te lo digo.

– Bueno si es uno oscuro y la música no es estridente … quizás no me importaría tanto …

Lemprier: Creo que podrás sóla con esas indicaciones. Y después de haber acabado con este breve prolegómeno de conversación sobre el ‘Mutus’ … a otra cosa.

– ¿crees que tendrás una noche de absenta con ella? -le preguntaba yo

Lemprier: No, eso seguro que no.

– Es abstemía ¿entonces?

Lemprier: Puede que noche de piscina, de mojitos y de cava … pero no de absenta.

– ¿y por qué no de absenta?

Lemprier: Porqué no es una mujer de lluvia … y tampoco de azúcar.

-¿Es una mujer de madera, de humo o de barro?

Lemprier: Creo que de silicona y anabolizantes … estoy casi seguro.

– ¿Y has conocido a alguna mujer de maíz?

Lemprier: Sí.

-¿y cómo era?

Lemprier: Bueno, como todas las de su raza.

– Me sentarían bien esas copas en un bar de copas,seguro… Es como si tuviese la mente para beber y no para otra cosa

Lemprier: Si la casualidad, alguna vez, te lleva a Barcelona házmelo saber … hay un bar para ti. Bueno, hay dos o tres, o cuatro … pero pienso en uno concreto.

– ¿Cuál?

Lemprier: No te diré cual … pero si te diré como es … denso, muy denso y decadente, muy decadente … una atmósfera de murmullos entremezclados con los pensamientos de las gentes, hay echadoras de cartas, saltimbanquis, violinistas y gente, gente … todo revuelto y desordenado … es un lugar de absenta.

– ¿Es el pasado lo que hace a algunas personas ser decadentes?

Lemprier: NO.

– ¿y qué es?. Internamente es una sensación … eso lo sé

Lemprier: PUES ESO ES … UNA SENSACIÓN QUE NACE Y TRASLUCE, PERO LAS CAUSAS NO SON APARENTES.

Lemprier: Mi buen teclado … ya ves, sigue odiándome casi tanto como yo lo odio a él.

– La sensación de lo decante fue lo que me atrajo de aquel primer texto que escribiste. Eso fue

Lemprier: Yo soy decadente.

– ¿Desde que eras niño?

Lemprier: Eso no lo recuerdo … pero desde que era muy joven sí. Me fui de casa a los diecisiete años, me fui a estudiar y ya no volví a casa de mis padres … ahí empecé a ser decadente.

– Pero yo no recuerdo no haber sido decadente nunca

Lemprier: Mejor dicho … no lo empecé a ser, simplemente tomé conciencia de que lo era. En mi primera noche fuera de casa, en Barcelona, dormí en un banco de la Diagonal; la segunda me cobijó un velatorio y la tercera dormí en casa de una puta. Mientras tanto las maletas seguían encima de la cama de la residencia sin haberlas llegado a deshacer.

– La primera imagen que yo conservo no tiene fecha pero estoy aporreando la puerta de una casa muy vieja, muy húmeda. Había un barreñón de esos metálicos color de plata, en la cocina … dónde nos bañabamos y aporreaba la puerta de la buardilla

Lemprier: Buhardilla.

– Sí. Las escaleras de caracol. Era ahí ( entonces le he enseñado una fotografía con una niña apoyada en el quicio de una puerta). Se llama la calle de la Cárcel. Tres portales más abajo estaba la antigua cárcel . Un lugar sombrío pero las escaleras de ese portal son lo más decadente que yo he sentido en mis huesos en toda mi vida aunque me atraen… Salvo aquel día que me dejaron encerrada un momento y desperté. Aquella casa me gustaba

Lemprier: La sensación de decadencia está muy a menudo asociada a lugares más que a personas … y no solamente edificios, casas, obra humana … no, simplemente lugares.
– Mi padre es terriblemente decadente … y es una persona. Stonenhge me resulta completamente decadente. Era el lugar al que deseaba ir…
Lemprier: Palenque te lo parecerá más.
– Lo sé
Lemprier: Tanto las ruinas como el pueblo de Santo Domingo del Palenque. Y si es posible que vayamos, una iglesia en Umán.

– ¿Umán?
Lemprier: Umán es un pueblo muy mexicano … con un zócalo colonial presidido por una iglesia barroca que alguien se olvidó de terminar. El conjunto, un día de mercado es decadente, verdaderamente decadente.

– ¿Es tu ‘decadencia’ lo que cautiva a tus mujeres?
Lemprier: No hay nada de mí que cautive a las mujeres … como todos los hombres cautivo a algunas y me rechazan las otras.
– Dice mi abuela que no debo ir contigo porque allí hay mucha pobreza y se me va a encoger el corazón. Es eminentemente práctica
Lemprier: Tu abuela se equivoca, no hay pobreza … solamente es una forma de vida distinta.
– Dije ‘tus mujeres’, no las mujeres

Lemprier: Eso es un tópico, un tópico que se deshace en cuanto uno se interna por el interior … la pobreza está en las barriadas de Mexico DF y en Guadalajara … por otra parte la misma pobreza que hay en algunas barriadas de Madrid o Barcelona.

– Hoy le he sacado una foto en el lugar de nuestro ‘baile’. ya te la dejaré ver … con la columna, trás la columna … y ya lo sé pero ese fue el argumento que se le ocurrió utilizar para hacerme desistir de lo de irme contigo a la selva
Lemprier: Tú siempre has dicho que siempre, y valga la redundancia, has escuchado a tu abuela.
– Escucharla sí pero para discutir con ella. Un día deberías verlo. Es un diálogo de locos. Mira que argumento… eso es dar una guerra por perdida antes de empezar. Me refiero a ella. Acordarse de la pobreza
Lemprier: Bueno, ella seguro que te quiere bien y quiere evitarte la visión de la miseria … ¿No?
– Ella lo que quiere es que deje de acostarme con hombres
Lemprier: ¿Ir a la selva es acostarse con hombres? Consultaré la acepción.
– ¿Serán los famosos efectos de Mogambo que me nombrabas el otro día??
Lemprier. Seguramente … Dile que leones no, pero sí jaguares, yaguarundis, ocelotes y jacarés … amén de serpientes y niguas.

– Pero de eso no te preocupes … no sé acordaba. Le hablé del dengue, de las sanguijuelas y del ciempiés
Lemprier: Bueno, háblale de los cocuyos … eso sí es maravilloso.
– ‘Pero Carmina, ¿cómo vas a ir a la selva ?’ – dijo. ¿Y qué son los cocuyos?
Lemprier: Unos escarabajos, parecidos a luciérnagas, pero grandes, muy grandes, que los indios encierran en jaulas que cuelgan como faroles … cuando cae la noche parece que la selva se enciende y cobra movimiento.
– ¿Cómo de fuegos fatuos vivos?
Lemprier: Mucho más vivos. Más luminosos, más móviles.

– ¿Y qué son los duriones?

Lemprier: Un tipo de árboles muy altos de copa doselada en tesela y muy oscura. También hay balsos, tamarindos, takines, ceibos … un sinfín de árboles.
– ¿Has visto alguna vez un árbol de hoja perenne entre otros de hoja caduca?
Lemprier: Sí, muchísimas veces. Sobre todo hayas que se entreveran entre los pinos y las píceas en el Pirineo.
– Yo nunca pero a veces me siento así y no sé porque es

Lemprier: Además de tu abuela … ¿Quién más te llama Carmina?
– Me gustaría que unas manos se me enredasen por entre el pelo y llegasen… Mi padre cuando está de buen humor solamente
Lemprier: ¿Nadie más?
– Yo. Yo me llamo así cuando hago algo mal y soy buena conmigo. Pero mi abuela casi todo el tiempo y a medida que se hace mayor y sabe que ya no me ofende más
Lemprier: ¿Te ofendía que te llamasen así?
– Me ofendía que me llamasen Carmen María porque quería crecer, quería ser distinta y era un nombre demasiado dulce para mí. Nunca he dejado que me llamen menchu , ni mary pero para mi abuela soy Carmina o ‘Carmela’cuando ya está un poco más rebeca conmigo. Era un nombre cariñoso. Me ponía en peligro. Era por eso
Lemprier: ¿A dónde habrían de llegar las manos?
– A dentro de la cabeza … a dormir los pensamientos
Lemprier: A dormirlos … ¿Mejor a arrullarlos? … Es agradable la duermevela del arrullo.
– Sí, eso quisiera . ¿Por qué me preguntas lo de Carmina?. Mi abuelo a veces… pero él me llamaba Cori

Lemprier: Cori … Hay muchas ‘Coris’ por aquí, en Reus, pero es diminutivo de Misericordia, nombre que se pone mucho por estas tierras. ¿Él?
– No, es cori por corazón. Era el diminutivo de corazón
Lemprier: No lo pregunté por ninguna razón en especial.
– Mi madre alguna vez también lo hizo … pero muy pocas. Hoy tuve una sensación apabullante. La encontré como vieja y cansada y es pequeñita. Mide un metro cincuenta y pesa casi cien kilos, como una bolita. Así que la abracé y le puse la cabeza contra el pecho. Se resistió como siempre pero se va dejando y la mantuve así un buen rato, dándole cariño, besos en la cabeza … esas cosas. Se relajó y yo me siento bastante fuerte pero no me importaría que algún día me diesen cariño a mí así
Lemprier: Seguro que alguien te lo dará.
– ¿Por qué tengo yo que ser siempre la fuerte?… o no, la vida…
Lemprier: Algún día alguien te lo sabrá dar.
– Digo que sí pero yo me dejo querer mal. Acabo con todo antes de que nadie llegue, hasta ahí me doy cuenta. Me gusta transitar.
Lemprier: Quien deba llegar sabrá hacerlo.
– ¿Siempre existe alguien?
Lemprier: No, eso seguro. En mi caso no … pero lo mío es un caso raro. Tú eres distinta.
– Quizás sólo lo sea aparentemente
Lemprier: Dicen que la función crea al órgano. Basta, a veces, con aparentarlo para serlo. Creo que me voy a la cama. Estoy cayéndome de sueño.
– Duerme bien

Lemprier: Buenas noches … felices sueños. Mejor … agradables sueños.

PRECIOSO

30/08/2004. tema: Aquellas noches con él. #

3 Responses to “EXISTEN LOS LUGARES DE ABSENTA Y LAS SELVAS”

  1. lasalamandra Says:

    Hay 12 comentario/s de este artículo.
    Susana:
    Venir aquí es llevarme casi una sorpresa diária, ayer me encuentro con el post Desnuda sobre la parra :-) y en mi estado melancólico/agridulce casi me muero de pena al leerlo; al leer las cosas que escribes sobre mi y al leer lo de las formas de amar.

    ¿No te pasa que siempre te impresiona más una idea cuando la lees por escrito? A mi me pasa, y ayer mientras leía “¿qué cariño es el tuyo….?” me invadió una rabia increible, una sensación de impotencia increible… ¿porqué la gente se empeña en decidir qué es bueno y qué no lo es?.

    Supongo que ayer me quemó especialmente el tema por la conversación que tuve el sábado con un chico infiel que dice amar con locura a su novia…, y yo me lo creo joder, y estoy segura de que la quiere con todo el alma, quizás incluso más que alguna de esas personas que se meten con nuestra forma de amar….

    Y la sorpresa de hoy, él título del post y que hablases con Lemprier sobre cocuyos. El otro día había leido sobre ellos por primera vez, y decía que a los lados del torax tienen unas manchitas amarillas que de noche desprenden una luz azulada. Qué guapo debe ser verlo ¿verdad?.
    30/08/2004 10:53:25 email: Campanilla698 (arroba) hotmail.com

    sabbat:
    Debe ser precioso :)
    ¿Tú crees que algún día los veremos?

    Te he dejado otra sorpresa en la página anterior :)

    (pero luego no digas nada, ¿vale?)

    Besos

    Por cierto: ¿para cuándo es nuestra cita con tu ‘potina’?
    30/08/2004 12:17:08

    Susana:
    :-) :-)

    Mañana llega mi padre y por fin cogeré el coche, en cuanto tenga un pelín de practica te aviso.
    Beso :-)
    30/08/2004 13:27:33 email: Campanilla698 (arroba) hotmail.com

    Ana:
    Escribes y envuelves…y eso te gusta.
    besos amiga
    30/08/2004 17:37:42 email: hadalibreyfeliz (arroba) yahoo.es

    sabbat:
    Escribo y me desnudo… y esos me gusta :)

    Besos Ana
    30/08/2004 22:16:22

    Ana:
    Se me olvidó antes…la foto es genial, me ha gustado mushooo. Mujer desnuda…jejeje
    besotes!
    Anita
    31/08/2004 04:43:07 email: hadalibreyfeliz (arroba) yahoo.es

    sabbat:
    La foto soy yo :)
    Besos
    Carmina
    31/08/2004 15:32:42

    la_rayuela:
    Conservas la misma mirada de entonces :)
    02/09/2004 15:00:42

    la_rayuela:
    Respecto a tu “universo angosto” poco más puedo decir que recuerde de forma concreta… sin embargo, tu fotografía me recuerda una vez más aquel perfil, tu descripción era la de una mujer que, de alguna manera, echaba la vista atrás a la infancia, y su lectura fue más o menos por julio del 2.002…
    02/09/2004 15:27:46

    Sabbat a ‘la_rayuela’:
    Trataré de pensar en ello pero hasta febrero del 2003 anduve itinerante… ya sabes, abría huecos en lycos y los rellenaba. Por supuesto que yo me quedé con con casi todo pero vete tú a saber qué era y dónde anda.

    Gracias por aquello de mi mirada salvaje, del ‘don’…

    ¿Te suena raybook?. Es que la elección de ese libro por parte de los dos…
    02/09/2004 20:36:31

    la_rayuela:
    Primero pensé que te referías a algún libro, luego imaginé que se trataría de un perfil de lycos :) no, no he hablado con él que yo sepa, al menos no con ese nick. Estoy leyendo su descripción ahora. Spinoza, ilusión e imaginación, ser hasta reventar… a veces lamento no haber dedicado más tiempo a alguno de los perfiles masculinos…
    04/09/2004 00:42:46

    Anita:
    Acabo de ver ahora tu último coment. Sabía q eras tú!kién si no????
    Besotes y más chuches
    04/09/2004 21:02:05

  2. lasalamandra Says:

    ocuyos: el escarabajo Ford

    Los cocuyos son luciérnagas macho y hembras capaces de volar. Las luciérnagas, por el contrario, son larvas y hembras incapaces de levantar el vuelo.

    Son los insectos que producen la luz más brillante del mundo. El llamado escarabajo Ford tiene dos ‘faros delanteros’ y una ‘luz de freno’ trasera.

    Las luciérnagas y los cocuyos no son gusanos, sino escarabajos. La luz que emiten se denomina bioluminiscencia, y es tan potente que con unos cuantos insectos podrías leer un libro perfectamente en una habitación a oscuras.

    http://www.fueradeclase.com/public/ES/bichos/FichaBicho.asp?tema=2619&bicho=182251

  3. INVERSaMENTE Says:

    […] clavo, clépsidra, cliente, clítoris, clítorisii, clivaje, clochard, cloe, cobalto, cocainomano, cocuyos, cohen, cohibido, coincidencia, co-incidencias, colage, colegas, colina, combarro, comebiblias, […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s