TU ESTUFITA

octubre 5, 2004

– viii – definiendo un sentimiento

estufa confortable

Nunca revele sus contraseñas o números de tarjetas de crédito en una conversación de mensajes instantáneos.
Aimée: Estaba hablando con mi madre… dejo la actividad. ¿Qué creías que pasaba?
(Sobre las tres de la tarde recibo uno de esos sucintos mensajes suyos. Coga acaba de recogerme y me dirijo con él a un centro comercial. Le contesto de inmediato. No he sentido que tuviera que guardar silencio en un momento así. ‘No, ¿por qué?. Estoy con Clint’. Me gustan sus mensajes. Me gusta que la alarma comience a sonar con la urgencia o la emergencia de una ambulancia, y que las sístoles o las diástoles se me disparen)
Enol: pues en realidad no creía nada, pero no sé por que me pareció ayer al leer tu página
Aimée: ¿qué página?
(Y él me dice que la nuestra)
Enol: he estado leyendo tus ultimos escritos, y las conversaciones publicadas
Aimée: Ya, es que el otro día estaba borracha… ¿Y soy horrible?
Enol: por qué?
Aimée: No sé, me da la sensación de que no salgo nada bien parada en esas conversaciones
Enol: son apreciaciones tuyas, sólo eso
(y no sé bien lo que quiere decir, tendría que habérselo preguntado)
Aimée: Pero hoy he tenido otro encontronazo con la realidad
Enol: cuéntame
Aimée: Pues me gustaba el trabajo deportivo con discapacitados intelectuales pero ya el año pasado mi compañero lo dejó todo en mis manos. Él cobraba y yo le hacía todo el trabajo. No me importaba eso. Lo que me importaba era tener que pensar por él. Bueno el caso es que él abandonó y yo creía que buscarían a alguien cualificado pero no apareció nadie. Sólo dos chicas y una sin idea alguna de educación física. Me dieron a elegir con quién quería trabajar y yo prefería la otra… más abierta… profesora de aeróbic. Era algo…
Enol: algo te he leido
Aimée: Bueno hoy ha sido mi primera tarde con ella. No había chicos y la llevé al parque. Luego se quedó allí conmigo y conoció a  Laura. No le gustó la manera en que yo me planteo la relación con Laura. Ella lo sabrá todo de dinámicas pero yo no voy a cambiar mi dinámica de relación sólo porque ella esté, así que me comporté como siempre y más o menos me dijo que no le parecía lógico el trato que yo le doy a Laura y que nuestras cosas tenían que ser privadas. Así que le dije que me parecía muy bien pero … hasta que no llamé a la presidenta y le dije a ella: ‘mira… cuando os dé por el saco… siempre contais conmigo’, no me quedé tranquila. No pienso trabajar a sus ordenes
Enol: pues muy bien.. y ahora ya estas mejor?
Aimée: oh sí, liberada. Me estaba agobiando mucho y la verdad es que para que una persona que no esté capacitada cobre por ello, mejor cobro yo que soy quién sacó la actividad adelante todo el año pasado. Coga me da mucha caña con eso. Lógico
Enol: sigue sospechando , o tiene la certeza?
Aimée: No ha vuelto a saber de ti. Esto es un portátil. Es privado. Y ahora mismo ya no tiene manera de saber si tengo una página
Enol: ¿qué tal Nora?
Aimée: Pues bien y mal. El viernes quería vivir una aventura contigo en un hotel… repetir lo que yo hice con Madrid49
Enol: ¿y eso?
Aimée: Pues ya te lo dije… yo conozco todos sus deseos… los sospecho (un guiño cómplice) pero era más grave de lo que creía. Estaba pensando en una historia de amor
(en vivir una historia de amor con él)
Enol: ¡jooooder¡¡
Aimée: y o yo te tengo muy mal encuadrado o tú no eres de esos
Enol: ni de coña, ese espacio está mas que cubierto
Aimée: Ya… por eso fui bastante sincera con ella… fantasías de mujer creo que sí… sueños rotos de adolescente me parece que no. Pero quería follar contigo a toda costa
(y no le dije a él lo más increíble, y eso es que me aseguró que si él le gustaba lo bastante, ella también estaría dispuesta a follarse a su mujer)
Enol: mejor que lo deje hasta que tenga las cosas claras
Aimée: Decía que eras el sueño de toda mujer, el hombre que ‘una’ querría para su primera vez
Enol: la pesadilla
Aimée: ya, ya, le dije yo… por eso yo me enamoré de él cuando era joven. ¿Qué pesadilla?
Enol: yo
Aimée: ¿tú? ¿pesadilla?
Enol: no sé… mas que sueño… supongo y ah, el inglés no lo domino
Aimée: Sí, lo que escribió hablaba de ti. ¿Entonces es una moda? (otro guiño cómplice, lo prefiero a sonrojarme)
Enol: sólo lo incorporo a una conversacion pero tampoco es por modismo
Aimée: Bueno, está muy bien. ¿Te importa que exprese lo que pienso?: ¡oye barbas, tengo ganas de besarte!
Enol: pues me alegro de ello
Aimée: No me has contestado… ¿te enfada que exprese todo lo que se me pasa por la cabeza?. ¿Te molesta?
Enol: a mí no, por supuesto
Aimée: ¿Y a quién sí entonces?
Enol: ah no sé
Aimée: Nora decía que se había pasado toda la tarde noche después de hablar contigo en el limbo, azorada
Enol: pues no sé chica… no sé que decir a eso
Aimé: yo sí… sólo le provocaste emociones, pero emociones reales o semi reales… la voz, la intención… fueron muchos estímulos desconocidos a un tiempo… sus fotos, su propia belleza
Enol: pues me alegro entonces
Aimée: Y estaba genial si no le hubiera entrado miedo antes de tiempo. Me pidió que yo saliera de la historia. Y que no pasa nada…
Enol: no tiene ningún derecho a pedir eso
Aimée: … que yo salgo a dónde haya que salir
Aimée: ya… eso también pero fíjate
Enol: yo no cuento o qué?
Aimée: si me lo pide antes siquiera de conocerte… eso qué indica
Enol: que no está con los pies en el suelo, que te teme, que te envidia, que te emula
Aimée: ¿tantas cosas?, por dios, ni yo soy capaz de decir tantas (sonrisa) y eso que sufro de verborrea. Bueno, es todo más rápido de lo que yo creía pero el balance es muy favorable
Enol: de todas formas me gustaría follar con ella
Aimée: ¡oh, follarás!. Si quieres follar follarás. Si la verdad es que estoy asombrada de lo sencillo que ha sido; casi tengo envidia de no ser tan seducible… yo no lo era ni con dieciseis. Me violaron pero tuvieron que violarme
Enol: y ahora lo necesitas?, que te violen
Aimée: No, ahora me gusta hacer el amor. No me gusta follar. Me gusta hacer el amor y yo sé hacerlo… que no quiere decir amor
Enol: hay espacio para todo
Aimée: Mis sentimientos me pertenecen… yo estoy cargada de ellos. No necesito los de nadie, aunque no les hago ascos si el otro me gusta. Una de las cosas que me hundió de aquel trío fueron los sentimientos…
Enol: tienes algun sentimiento definido conmigo?
Aimée dice: sí sí, tengo un sentimiento de estar muy muy agusto contigo desde aquella primera vez y al margen de la atracción sexual
Enol: confortabilidad?, jajajajajaja
Aimée: no sé, sólo sé que me encanta
Enol: pues bueno, pues vale, pues me alegro
Aimée: anda y yo… ¿tú sabes lo difícil que es para mí sentir eso?. Cuando estuve con el conductor, que por cierto lo llamamos la otra noche cuando estábamos borrachas. ¡Qué fuerte!. Eso sí que fue fuerte pero cuando estaba con el conductor, el tío follaba de puta madre, muy sexy… ¡wuah! y muy simpático. Te partías con él. Pues nada más empezar se puso a comerme el coño y me abrí mucho pero cuando terminó, me entró ese frío que me entra y me lo quité de encima… pero al segundo y es que ni le hablé y me fui sin mirarle y no me dio ni pena. Es que no soporto quedarme después con nadie, ni un segundo
Enol: eso me pasa a mí
Aimée: ya, es lo que pasa con el solo sexo. Lo que suele pasar. No quiero eso y por eso mismo te decía que no tomo todo lo que podría… porque me jode en el alma sentir esa frialdad
Enol: seré tu estufita
Aimée: ahora te cogería la cara y te besaría muy despacito pero sin cerrar los ojos, riendo
Aimée: sentí que de alguna manera te entendías conmigo y cuando se fue la sensación… nos fuimos. Fue algo mutuo me parece
Enol: fue
Aimée: ¿sabes?, una vez en Laredo, por la mañana en el muelle, me ofreciste que me fuera contigo a dar una vuelta. Me di de cabezazos durante años por ser tan tonta. No me habría casado con nadie, con nadie hasta que volviera a sentir lo mismo. ¡ojo!, que no digo que me arrepienta, sólo digo que era tonta, como Nora, como Nora todavía
Enol: ¡Ay Nora Nora!
Aimée: cuéntame
Enol: qué haremos con esta chiquilla?
Aimée: Nada nos tomamos unas cervezas una tarde y te la follas. El otro día nos queríamos tirar a medias al dueño del pub
Enol: y?
Aimée: pues que estaba su novia y me vio mirarle y a él mirarme y … es un rollo. No me gusta hacer daño, así que en aquel momento se acabó la movida, postergada, sólo postergada. Son dos gemelos
(Sí, es que el viernes Nora y yo quedamos frente a correos a las seis y media. Venía sola con Yago porque a Tara la había dejado en casa, castigada y había una tensión insoportable entre nosotras hasta que delante de la primera de las Grimbergen tostada comencé a sincerarme con mi amiga. Así fue como me quejé de cosas que había mantenido aquí ocultas durante meses: la falta de apoyo emocional que ella supone para mí, las letanías sordas de las sobremesas al teléfono, siempre al teléfono para contarme y recontarme los problemas de su hermana y de su hermano y del sobrino y de la cuñada, cosas que no son de mi incumbencia y ni siquiera de la suya y sobre todo el lamento constante: ‘A mi vida no le ocurre nada. Me aburro’, y la separación de su mundo del mío. Aunque eso no era una queja, era una matización. Si yo podía comprenderlo, en su caso, y respetarlo porque ella no era capaz y sólo era porque no lo veía, como siempre, y decía que aquellas eran las primeras noticias que yo le daba acerca de ello… ‘Pero si te pones cardiaca cada vez que alguno de los de tu familia se aproxima al hospital y ya no te cuento tu marido’. ‘Sí, pero ellos son distintos. Tengo mis razones. Tú eres diferente. No me avergüenzo de ti’. ‘Va Nora, puede que no conscientemente pero si que lo haces; o eso, o tienes miedo’. Y no sé cuantas cervezas llevaríamos ¿dos?, ¿tres?, ¿la cuarta? cuando llegó ‘N’, el gemelo más guapo y el más sexy. Los cruces de miradas y sonrisas eran intensos, más procaces, y yo hasta esa tarde no le había visto mirarla a ella, a Nora, como si la respetase demasiado tal vez por ser madre. Yago es pequeño y ‘N’ no parece mal chico. Pero cuando lo observo se lo comento a Nora, ¿y por qué no?. ‘¡Vayamos a medias!’. Y a Nora no le disgusta la idea, y el otro gemelo creo que ha captado algo, un hilo de la historia y me temo que está dispuesto a tirar del tupido velo para descorrerlo pero a mí ‘P’ no me excita. A Nora le cuesta distinguirlos pero yo lo que miro es a dos hombres muy desiguales. Así que decidido… vamos a caminar esa senda y yo profundizo un poco más dentro de sus ojos, de los de ‘N’, lo intento pero en ese instante, donde él me corresponde, es cuando me fijo en que ‘P’, la novia de ‘N’ nos observa desde el otro extremo de la barra y sufre. Y como sólo la he visto por el rabillo del ojo y ella no sabe en realidad que la he visto me da el tiempo justo de comentárselo a Nora y de cambiarme de sitio bruscamente para quedarme de espaldas a ‘N’. Luego, quince minutos o veinte más tarde sé que eso a él le ha dolido, aunque le haya dolido sólo por no ser capaz de entenderlo. Y cuando se ha ido yo me quedado con ganas de explicarle más de una cosa…)
Enol: y conmigo … qué planes tenéis?
Aimée: No, yo contigo no tengo planes
Enol: ni yo los tengo
Aimée: Nada, he recuperado un amigo. Estoy contenta con eso
Enol: eso está muy bien
Aimée: Los amigos pueden sobrevivir al frío
Enol: pueden sobrevivir a todo
Aimée: Pues eso, quiero que seas mi amigo
Enol: lo soy
Aimée: y me comportaré contigo como una amiga para que no tengas que tratarme de otra manera
Enol: te tratare como a una reina¡¡¡
(Claro, que depende de qué reina… porque no es lo mismo la reina de corazones, que la de picas y si no que se lo pregunten a Alicia… ¿reinas como naipes franceses?, ¿o como esas cupletistas venidas a menos de las que hablaba Rosa Montero en su trama de soledades y vulnerabilidad?)
Aimée: … y también quiero follar contigo cuando tú lo decidas
Enol: el lunes que viene?
Aimée: Sí
Enol: pues eso
Aimée: bueno… y si me viene la regla?
Enol: pues lo dejamos para mas adelante y no pasa nada
Aimée: vale
Enol: o quieres pasarle la vez a tu amiga?
Aimée: Y si me viene ese mismo día… porque lo mío es así…¿no alteraré ningún plan… ? (estaba escribiendo)… No me importaría (añado). ¿Me dejas mirar?
Enol: Como quieras. ¿Dónde podría ser eso?
Aimée: No lo sé. ¿Quieres que te busque yo?
Enol: Está bien
Aimée: ¿Voy a verte?
Enol: Ya hablaremos
Aimée: Yo no tengo ni idea de esas cosas… soy una chica de asiento de atrás o de asiento de atras de autobús o de… capó de coche
Enol: hay un hostal aquí que está muy bien y discretito
Aimée: Cualquier sitio estará bien
Enol: lo dicho , ya hablaremos
Aimée: ¿Pero un día podemos follar en la barra de un bar?
Enol: si quieres traer refuerzos… y en el estanque de los patos..
Aimée: Voy a contestarte lo que me dijo ella… la primera vez te quiero para mí sola… no sé si será la única… tengo que disfrutarla. Bueno, ella no dijo todo eso
Enol: jajaja, ok. Bueno princesa, me marcho. Nos vemos prontito
Aimée: Cuídate (sonrisa)
Enol: igual
05/10/2004. tema: iNFiDeNCiaS. #

2 Responses to “TU ESTUFITA”

  1. lasalamandra Says:

    Aimée, era porque en la página de Anouk ese era entonces el nick de nadha, o sea yo.

  2. lasalamandra Says:

    Anouk Aimee, cuyo nombre real es Françoise Sorya Dreyfus, (París, 27 de abril de 1932), actriz francesa.

    Hija de la también actriz Geneviève Sorya, comenzó su carrera en películas francesas a la edad de catorce años.

    Apareció en “La Dolce Vita” y en “Lola” de Jacques Demy. Fue candidata al Oscar a la mejor actriz en 1966 por su papel en la película que le otorgó fama internacional, “Un hombre y una mujer”.

    En 2003 recibió el Oso de Oro de Honor del Festival de Cine de Berlín, que le dedicó ese año una retrospectiva de sus peliculas.

    Ha estado casada en cuatro ocasiones. Su segundo marido (1951-54) fue el director cinematográfico Nikos Papatakis. Entre 1970 y 1978 estuvo casada con el actor británico Albert Finney.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Anouk_Aim%C3%A9e

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s