ESCRÚPULOS

octubre 8, 2004

– xii – Ïcaro (con diéresis) y Wanda

No me puedo dormir… así que continúo escribiendo:
Mientras ‘R’ curiosea más que compra yo voy exponiéndole mis dudas y mis quejas.
Así que ella cuando la llamo por la noche para comunicarle que abandono la actividad lo que escucha no puede tomarla por sorpresa.
– Abandono, eso es todo. Abandono.
– ¿Pero por qué?, me pregunta.
– Por lo mismo que te dije esta mañana y porque la considero a ella capacitada de sobra para realizar sola el trabajo. Yo podría. Así que si yo podría… ella no veo por qué no ha de poder.
– ¿Pero no nos vas a prestar ni una ayuda aunque sea al principio?
– Mira ‘R’, no me quieras quemar y no abuséis de mí. Si me marcho ahora en buenos términos, siempre tendréis con quién contar cuando ella os de por el saco. Y no quiero que me llame nadie para convencerme, ¿de acuerdo?. Quiero que se me deje en paz.
Y ‘R’ tiembla sólo de pensar en mañana, cuando tenga que enfrentarse a ‘A’ y a ‘M’, y comunicarlo. Eso es lo que me dice, aunque me entiende.
Tú cuando llegaste a nuestra altura la miraste primero a ella. Creo que Roxana era tan fea por dentro como lo parecía por fuera. Estábamos con Victor. De acuerdo, alguien como Victor no es lo más agradable de presenciar. Impresiona. A mí me sucedía… Ellos pidieron dos coca colas con limón y yo un café con hielo, y pagué yo aunque ella quiso adelantárseme otra vez. Y a pesar de que el moco que colgaba de la nariz de Victor era espectacular las niñas no se negaron a darle un beso. Laura las incitó pero ella no lo hizo y las otras lo sabían y aún así callaron y yo tampoco lo mencioné. No sé, tal vez tendría que haberle pedido a Victor que fuera al baño a limpiárselo el mismo pero quería observar como reaccionaba Roxana ante ello. Y ella sólo calló y yo me tragué mis reparos hacia adentro. Menos mal que el café era con hielo. Si hubiera sido caliente no lo habría soportado. Hay diferencias abismales entre el calor y el frío. Yo las siento.
Cuando me viste allí sentada en la terraza concentraste tu atención en la parte más lejana del parque. Y me alegré. Mientras no puedes mirarme con fijeza me siento como si dominara la situación. ¡Vaya chico!, ¿no me digas que padeces de miedo al rechazo?  ¡Qué pena me das!. Ahora sabes lo que es sentir, de nuevo, la misma incertidumbre con la que me acoso yo un día sí y otro también y otro más allá de aquel y de lo soportable. Nos batimos a duelo como si nuestros miedos fueran floretes o espadas. ¿Recuerdas la soberbia desnuda de la esgrimadora de Flagg?
  la venus de las pieles
Creo que te hablé de ella. Me refiero a la mujer que aparece en la cubierta de la edición ‘La venus de las pieles’ de Masoch, en la colección ‘Sonrisa vertical’ de la editorial Tusquets. He virado 180º a babor y así me ves tú ahora, sólo vestida con la capa púrpura de la coartada que me he conseguido. Apoyada en el báculo de una historia de babel y amor que me estoy sacando como un as de la manga, y como si la manga fuera la de la Maga de la Rayuela. No tengo nada que temer. ‘Tú ya no me importas’, pensarás. Ha sido un enroque, lo ha sido otra vez. En el momento preciso, y no tienes ni idea de dónde se ocultan los escaques de este testimonio que podría despejar de un sólo vistazo hasta el más minúsculo de tus resquemores. Así que jódete, doctor, porque es lo único que te mereces. Lo siento. Porque cada vez que te he dado alas tú te empeñaste en quemármelas con la llama de tu cigarro. Ni siquiera volamos para caernos en picado hasta el sol. Y sólo por eso, por ser tan mezquino te mereces que te hiera y el dolor
”’…mientras bajo mis pies brotan a todas horas rosas, violetas y mirtos, cuyo perfume no percibís”’.
Leopold von Sacher-Masoch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s