EL TANGA EN EL BUZÓN

octubre 29, 2004

 29/10/2004 0:24  

 

Gemelos

  

Continúa desde ayer lo de los mensajes con  uno de los gemelos del Cv.

Hoy con mi abuela… contándole el argumento… se asusta, dice que me tiene miedo, que yo todo lo tengo que llevar a la práctica. Y luego Nora también pero porque le explico lo que se me ha ocurrido:

quiero mirar a sus ojos y sentir aquello mismo, quiero mirar a sus ojos y morir, quiero que ya que no puede amarme me mate. Quiero morir feliz

(oye, y escribo esto aquí pero no para que os pongáis tristes o intentéis disuadirme, ¿vale?. Sólo quiero escribir con tranquilidad… sólo son ideas)

  

Luego mi padre me riñe por llevarme las películas. Dice que así desaparecieron todos los libros en casa. Porque yo metía gente y se los llevaba o los prestaba y jamás me los regresaron. No ha sido así, o no tanto. Luego cuando ya estábamos sentados y bajando cosas, mi madre entró y él le dijo: ‘Esta tía es como un veneno’. O sea que se suponía que me iba a echar la bronca padre y allí estaba tan tranquilamente conmigo.

Y desde ayer, fijo, o sea fijo que Laura sabe que yo siento algo por su padre. Fue por su cara… fue como si se diera cuenta y dijese: ¡Dios mío está enamorada de él, por tanto va en serio eso de que los deseos se cumplen!.

Hoy he vuelto a verla con las gemelas, y me encanta, me encanta su cariño pero él no estaba. Así que cuando ella se fue al interior con las amigas de él… aproveché y me fui a dar un paseo… llévaba las bragas para el buzón de I., con tan buena suerte que me lo tropecé por la calle  y o no me vio, o no me quiso mirar o … yo que sé pero entonces corrí a su portal,  cerciorándome de que él no se había dado la vuelta, y cuando llamaba a un timbre, llegó un chico, llamó a otro le abrieron y pasé con él. Él subió en el ascensor un poco mosqueado y yo entonces corrí a los buzones y busqué el nombre I.,  en el sexto no sé qué… ya tenía media idea de la otra vez pero desde aquello puede que hayan pasado dos años y durante muchos meses me tuvo miedo, diría yo… a ver ahora. ¡uf!, y qué apuro, creí que no lograba meterlo dentro pero al final entró, y yo salí como alma a la que lleva el diablo… ¡Qué lástima!, ahora que lo pienso… ¿que sería mejor, encontrárse un tanga con una carta escrita en el buzón o colgado de la puerta de tu casa? ¡Estoy loquísima, ya lo sé!

Ah, y le pagué a Guernika el curso pero no sin antes hacerle pasar un mal rato. Seguro que creyó que no iba a apuntarme… y Diva no ha aparecido ningún día aún desde el verano. Creo.

TANGA

Un beso.

One Response to “EL TANGA EN EL BUZÓN”

  1. lasalamandra Says:

    La tanga (el tanga en España[1]) es una braguita o calzoncillo que deja las nalgas al descubierto por haberse reducido la parte posterior de la tela hasta ocultarse, dejando los glúteos al descubierto.

    La Cinta o strip central pasa tocando estrechamente las areas pudendas de la mujer: Ano, Perineo y Vulva, ocasionando un roce muy intimo.

    Esta tira de tela de la parte posterior puede ser sustituida por tres tiras tipo cordón o tirante fino que van hasta la parte delantera, dos por los lados de la cadera y una por debajo.

    La tanga brasileña es otro tipo intermedio que cubre un poco más que la tanga y menos que la braguita. Estos son los dos tipos principales de tangas de los cuales existen multitud de variantes y estilos.

    A pesar de la incomodidad inicial, bastante gente llega a considerarlas más cómodas que las bragas o los calzoncillos convencionales, siendo esto así, que actualmente el 88% de las mujeres de los países desarollados se declaran usuarias habituales de tanga, prefiriendo ésta a las braguitas convencionales. Este porcentaje es mayor entre las jovenes de 15 a 30 años.

    Se prefiere como ropa interior para evitar la marca que dejan las bragas en los pantalones, lo que ha ocasionado una revolución en la ropa femenina que ha experimentado un cambio hacia prendas más ceñidas que marcan más la figura de la mujer. También es popular como parte de la biquini o, mucho más raro, como traje de baño completo, porque expone más piel al sol, aunque tímidamente aumenta el número de mujeres que los usan en las playas.

    Aunque fue inventada en Brasil por el genovés Carlos Ficcardi en 1974, en muchas culturas se llevan usando desde antiguo prendas similares como el taparrabos o el fundoshi.

    Desde fines de los 80 se extendió su uso en los países sudamericanos, y desde los años 2000 en Europa, suponiendo un boom no solo en la ropa interior femenina sino trascendiendo a nivel social, creando debates como los acaecidos en los institutos franceses [2]. Su repercusión y uso es mucho menor en hombres, si bien cada vez son más los que se atreven a llevarla, tanto en el caso del traje de baño como de la ropa interior.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Tanga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s