LOS MIASMAS DE PASADO

noviembre 2, 2004

Y más o menos sobre las siete de ayer, día 01 de noviembre, Enol se conecta. No le he visto hacerlo ningún día de la semana; a no ser el domingo pasado pero entonces tenía el cartel de no molestar y por eso me fui pero ahora me saluda. Dice que en varias ocasiones ha intentado encontrarme en línea para puntualizarme unas cosas y que le ha sido imposible. ‘Bueno ahora puedes hacerlo’, le digo yo pensando que va a decirme algo que me va a doler. Y primero me da las gracias por defenderlo delante de C. y me matiza que ellos no han sido amigos, conocidos si acaso, y que jamás le ha hecho confidencias semajantes. Y a mí sólo se me ocurre decir que por eso no puede dármelas porque entonces a mí no me era posible hacer otra cosa. ¡Jo-der!. Estaba enamorada de él. Era como si me atacasen a mí. Peor que eso y luego me asegura que tampoco le dijo nunca a Coga que se apartase de mí, ni él, ni su mujer porque se lo ha confirmado. ¡Vaya!, han estado hablando de ello…
Y yo salgo en defensa de Coga porque … porque estoy casada con él y ahora vivimos en una convivencia pacífica pero claro, en aquel tiempo del que hablamos quizás… A ver, hay una noche dónde yo he quedado con Enol porque nos vamos a enrollar y yo le llamo y le digo: ‘Mira, que tengo este problema… he quedado con tu amigo para follármelo pero no me apetece bajar sola a la disco a esperarle mientras termina su trabajo’. Y Coga me dice que no, que no puede acompañarme, que esa noche le es imposible porque él también trabaja y yo al final voy con Tere Gordo, creo que era ella o Chusi y Enol lo que me propone es que nos quedemos allí en la discoteca y… un momento que eso lo escribí en un diario

Me explico, este un diario un poco ‘sui generis’ en el sentido de que lo escribí para que Coga lo leyera. Ya había escrito los anteriores hablando con Enol, pero como esos nadie los había leído… pues debí decidir entonces que ya era hora de que alguien me escuchase y comencé un día de septiembre (no sé qué día ) contando aquel verano pero Coga nunca lo leyó y ahora tampoco me sirve para validar la autenticidad de los sentimientos, aunque como guía de acontecimientos sigue siendo válido. De aquellos tiempos también he olvidado cosas. Tengo tantos recuerdos perdidos y tantos que pienso que quise olvidar…

2/ julio/ 88
Me habló Enol. 5h30 min. conocí a Coga. Desayunamos Tere y yo con él. Sensación extraña. No supe que pensar. Se marchó. No creí volver a encontrarle
10/ julio/ 88
De cuatro a siete hablé con Enol. Triunfo. Esperanzas. Mar y Luis hablaban. Engaño. Amor de enamorada alegre. 2 años casi cumplidos
18/ julio/ 88
El día de mi santo volví a encontrar a Coga. Lo intenté emparejar con Mar. A las 4h00 lo quería para mí. A las 7h30 no me importaba Enol. El domingo por la noche y la amanecida del jueves estuvo cercano. ¡Qué pena!. ¿Qué me pasa?
19/ julio/ 88
Estoy cansada de trabajar. Azucena me mira de una manera extraña.
20/ julio/ 88
Estoy quemada. playa. Tere. Le deseo. Plan. ‘Casa de Merce’. Ojalá le encuentre. No puedo dejar de pensar en él.
25/ julio/ 88
Pasé el fin de semana más maravilloso de toda mi vida. He conocido por primera vez a un hombre que me gusta y no me desagrada. Me siento hermosa pero triste. Muy triste porque no puede ser mi compañero por más que este pasado fin de semana. Contrólate Carmen, ¿o ya es tarde?, ¿qué sientes por él?. No quiero ni pensarlo.
27/ julio/ 88
Le llamé para que fuéramos a la playa nudista. Me facilitó una excusa tonta. Tengo ganas de llorar. Estoy llorando. Lo hiciste. Te enamorastes de él. ¿Por qué serás tan joven y estúpida?, ¿o ya estará aquí su novia?. No sé ni cómo se llama
1/ agosto/ 88
No fue por Maite. A partir de ahora mi verano será infinitamente triste
4/ agosto/ 88
Reñí con Tere. Azucena y ella me van a meter en líos. No me importa nada
7/ agosto/ 88
Ayer vino a Maite. Se llama Nieves. No parecen irles muy bien las cosas. Seguramente se casará con ella. Sentí la mayor atracción de mi vida y cuando se marchó fue la muerte. Frustración y dolor. Mar dio un denigrante espectáculo. Enol me tiró descaradamente los tejos.
14/ agosto/ 88
Miguel es encantador pero creerá en serio que no tiene amigos. Hubiera jurado que Coga me habló de él como su mejor amigo. Enol encantador. Creo que tendré mi oportunidad pero dudo. No siento nada por él. Mis sentimientos han cambiado de dueño. No apareció por Maite ni por el Scorpio.
18/ agosto/ 88
Estuve con Enol. Me contó cantidad de cosas. Tiene razón Coga es un fantasma pero quedaré con él. No quiero arrepentirme de haberlo podido probar y dejarlo pasar. Me confesó que en este momento le atraigo poderosamente pero no me importa pienso con desesperación en otro hombre. Ese hombre se ma ha metido en la piel
22/ agosto/ 88
Me encontré con Coga el sábado por la noche. Estaba con el hermano de chusi. Agobio hasta que él apareció. Dejó a su novia. Hablamos hasta la una de la tarde del domingo. Enamorada. Me recogió el domingo por la noche fuimos a Gijón, no nos quedamos. Desencanto porque él al entrar en el Scorpio me hizo esperar para ver quién había. Es como todos. Hicimos el amor en Bo. No debería haberlo hecho. Seguramente me confundí con él es tan asqueroso como todos. Quedé con Enol para el 24 por la noche
23/ agosto/ 88
Llamé a Coga para pedirle que me acompañara mañana por la noche a Maite pero una mujer me dijo que estaba trabajando. Tengo miedo. No debería ir. Hablé con Tere durante horas.
25/ agosto/ 88
Lo sabía, qué falta de sutileza querer tirarme a mí en la discoteca. ¡Qué se lo haga con su madre!. Descubrí que envidia a Coga. No hizo más que preguntarme por él. ¡Qué cerdo!. Tengo ganas de contárselo todo a Coga
26/ agosto/ 88
Son las 4h00 de la mañana. Acabo de llegar de L. con Conrado y Chus. Le vi pero pasó de mí. Cuando le dije que no podría venir mañana no se ofreció a quedar conmigo. No puedo dormir.
27/ agosto/ 88
Lo estoy pasando mal aquí metida en la cama pero no iré a L. Si él pasa de mí yo también puedo pasar sin él. En estos momentos le odio. Leo Eva Luna de Isabel Allende. No hay quién entienda a los hombres. Voy a dormir.
Son las 2h00 de la mañana, acabo de despertar. Sé que trabaja de tarde. Mañana por la noche iré a L
29/ agosto/ 88
Vengo de trabajar. Me acuesto. Estoy deprimida. No le encontré, no fue por el Scorpio ni por Maite. Miguel es un tío alucinante. Hablamos muchísimo durante esta madrugada. Me llaman por teléfono. Ojalá fuera él
(y hay un dibujo de unos labios y dice Gracias ”X” mío, era él)

Y el dietario comienzo a escribirlo un 18 de julio. Lo pone en primera página… así que después de todo, debe ajustarse bastante a la realidad

Pues patente queda que se recuerda mal. Aquella vez no había hablado con Coga siquiera… pero de lo que si que no me olvido es de la noche que supuestamente Enol le dijo aquello. Era el día de mi santo, el 16 de julio y yo llevaba una camisa blanca y una falda preciosa que me había regalado mi abuela, una falda increíble de color malva que costó una burrada y que sólo me habré puesto aquella vez y si acaso otra más, y estábamos con Patricia, la prima de Coga y mientras él estuvo hablando con Enol y su esposa nosotras le esperamos. Luego fue cuando yo pregunté: ¿Y qué tal está? Se les ve muy bien, y cuándo él me soltó aquel jarro de agua fría… Tampoco he olvidado la primera noche que Coga y yo follamos en el piso de mi tía, en Salinas. Mar estaba en la habitación de al lado y yo le ofrecí que se fuera con ella (¡joder!, qué adelantada era ya para aquellos tiempos, ¿no?) pero no quiso y sé que si hubiera ido todo habría sido diferente, creo que lo sé… pero no fue, sólo se asomó a mirarla mientras dormía y dijo: ‘Está roncando’. Y luego también que le daba pena que su novia fuera a llegar en unos días porque estaba seguro que cuando volviera a irse y él a quedarse libre, yo ya habría estado con Enol y no querría volver a estar con él.

Y me quedo con lo importante:

A Coga, él nunca, jamás le ha comentado nada que le intentase alejar de mí… todo lo contrario y Geli, para una hora que coincidieron con Coga solos los tres, él me dice que no cree que le hiciese ningún comentario, ni mucho menos de la índole que se le imputa y dice también que ella se lo ha confirmado … y que jamás ha dicho que él hiciese nada por mí; sólamente que cuando le necesité estuvo y sí, eso es rigurosamente cierto. Digamos que ”utilicé” su persona, o su sombra o su imagen para sobrevivir a la vida y desde luego no le solicité ningún consentimiento
Enol al parecer sólo quería que las cosas estuviesen claras.
Carmen dice: Cuando uno las ve de una manera… así son. Estan claras
Pues eso mismo. Tú las ves de una y yo de otra, ¿ no es eso?. No pienso justificarme mas, es la última vez pero que te conste y te quede claro que no tuve jamas el menor motivo para separarte de Coga
Carmen dice: No, yo no tengo problemas para verlas como las ves tú
Y pienso que tiene mucha lógica que Coga me mintiera… la tiene si sentía algo por mí y sé que quizás yo hubiera hecho lo mismo o incluso algo mucho peor. Pero le digo que lo de Coga me dolió mucho, aunque no rompió lo que sentía por él, que sólo dolió y que son cosas del pasado y le agradezco la explicación porque aquel resentimiento sordo ahora ha desaparecido. Y Enol me dice que siente lo del calentón del otro día y sé que es sincero, sé que lo siente de verdad porque si no no me lo diría y a mí ahora ya no me está resultando falso y además sólo expresaba lo que sentía, sólo eso. Y dice que le siguen doliendo esas cosas que algunos continuamos diciendo de él porque él siempre ha tratado de ser lo más legal posible y caballero ante todo y yo le digo que eso sólo significa que tiene sentimientos pero no le digo lo mucho que significa eso para mí, que él sea un hombre capaz de albergar o contener sentimientos. Y entonces le garantizo lo único que puedo garantizarle y eso es que yo no volveré a juzgarle pero debería haberle dicho sólo que lo intentaría porque no quiero faltar a mi palabra y hay momentos en que es difícil sostener hasta las propias palabras`
Para Enol lo único que cuenta es el momento, el del encuentro, el de las miradas, el de las intenciones y dice que lo demás es anecdótico
carmen dice: querer entender a las personas no es juzgarlas
no he dicho eso, simplemente no se puede analizar los miasmas de la gente para ver como son, disfrutalas, solo eso
Pero yo no sé lo que son los miasmas, así que mal puedo entenderle y corro en busca de auxilio al diccionario. Nunca he tenido problemas para reconocer lo que no sé y Tara, la hija de Nora, me pregunta si no me da vergüenza y yo suelo contestarle que no, que vergonzoso me parece que es fingir que se sabe lo que se ignora y miasmas por si vosotras no lo sabéis son las emanaciones fétidas que se desprenden de los cuerpos enfermos, de las materias en descomposición o de las aguas fétidas y resulta que a mí sí que me hace falta, porque lo mismo que otros disfrutan haciéndose cirujanos y desentrañando los misterios del cuerpo humano, mi vocación va un poco por aquí, por este tipo de análisis de lo no políticamente correcto del ser humano y cómo continúo preocupada por él, por aquel mensaje le pregunto si tengo que darle el pésame por alguien y me dice que sí, que por la mujer de un compañero, que se despidió de él con un beso como todas las mañanas y a las nueve le llamaron para comunicarle que se había muerto, así, sin previo aviso y Enol prosigue diciendo que si eso le pasa a él se muere, y yo le entiendo porque de alguna manera por eso mismo yo quiero morir. Porque he decidido sentirme como si ya lo hubiera perdido todo en la vida

Carmen dice: Unos quieren morir y otros no, siempre es así y siempre mueren los que no quieren (estoy haciendo demagogia). Pero no fuiste tú. Fue tu compañero
pues eso pero me dolio a mí
Carmen dice: Vale, soy capaz de comprender tu amor
Y entonces es cuando me dice que se va y yo me quedo muda porque no sé por qué pero no quiero perderlo… tal vez porque la quiere tanto a ella que creo que de todos los hombres que conozco, de todos los hombres que podría desear, es el único que sería capaz de comprender mi amor. Él que yo siento también por alguien distinto a él
Pero hay una segunda parte de la conversación
Transcurridos unos minutos en que no nos hablamos y yo sólo miro a la pantalla, sólo limitandome a verle ahí conectado y sin saber bien que decirle para que se quede, entonces me pregunta si he sido yo quién ha cursado una petición de messenger y le digo que no, que ha sido Nora, aunque en realidad he sido yo cuando el otro día tengo que abrir su hotmail para dejarle allí escritos los mensajes con los gemelos. Se me ha ocurrido que eso es mucho más seguro que escribirle yo desde mi correo; así que le guardo los mensajes como borrador y descubro que ella aún no se ha atrevido a añadirle y le pregunto si quiere hacerlo y me dice que sí y entonces yo lo hago, aunque ella se me queja: ‘Esta vez soy yo quién queda de mala’. Eso no es así, le digo. Le he leído todo lo que escrito sobre su comportamiento en esta historia, y en la de Enate… Y además no quedará de mala porque siempre lo sabe subvertir. Sólo mi madre, de todo el mundo que nos rodea, dice convencida que Nora ha ejercido desde que nos conocemos una influencia nefasta sobre mí… Todos los demás, todos piensan que es ella la que ha salido perjudicada a través de su relación conmigo pero no es cierto.
Nora se ha aprovechado de mí cada vez que tenido oportunidad sólo que en los últimos años ha abierto mucho los ojos y dándose cuenta de su conducta ha tratado de serme ”fiel” pero sus propósitos nunca duran y yo no quiero que Enol sea una excepción… quiero decir que podría manejar esto de forma que Nora quedara eclipsada de la historia pero no quiero hacerlo, quiero que sea ella misma en relación a este hombre y se comporte como guste, como acostumbre, o como pueda porque yo ya sé hace meses que no tengo con quién contar. No iba a escribir esto pero es lo que ha salido. ¿La verdad?
Una amiga no te machaca cuando las cosas van mal, una amiga se pone positiva y te hace ver las cosas positivas de las personas que te rodean. Yo por ejemplo, es cierto que siempre la tiro abajo cuando se va por las nubes pero no hay momento en que no le señale que puedo estar equivocada, que sólo es mi manera de verlo y también cuántas cosas buenas conlleva o podría conllevar la situación. Me esfuerzo en hacerlo, aunque no sea una tendencia natural pero no soporto su vanidad. No soporto la mía… cómo voy a soportar la de nadie. Así que lo resumo y le digo: ‘A Nora le gustas’. Lo sé por el tono de pesadumbre que ha empleado: ‘Esta vez soy yo quién queda de mala’.
le gustan los giggolos?
Carmen dice: Le gusta perderle el respeto a la gente para no tenerle miedo
pues mejor que a mí ni lo uno ni lo otro
Y entonces me pregunta que si estoy bien, y me lo pregunta educadamente, cómo a él le gusta ser: educado. Y yo le digo que no me gustan las normas, ni de comportamiento, ni ninguna y que no muy bien, aunque desde que he hablado con él ya me siento mejor y él me pregunta si me puede ayudar en algo, y yo… yo no quiero su compasión, aunque entienda que la compasión es un sentimiento hermoso, un sentimiento de magnitud ”celestial”. ‘No te preocupes’, le digo. Y es cuando él me contesta que si no estoy bien, él se preocupa y es cuando a mí se me forma un nudo en el plexo solar y me hago un lío y … eso ocurre porque me lo estoy tomando en serio, porque durante toda la conversación le he sentido auténtico y no estoy acostumbrada a los hombres con sentimientos
Carmen dice: Me sentía mal por … no sé … por molestarte para hacerte daño
…lo quieras o no….no te entendi en su momento y no te pedire explicaciones, no las necesito ni tú tampoco
Carmen dice: ¿explicaciones? Yo sí las necesito, de todo, me paso la vida buscandole el sentido a las cosas… pero no me importa aceptar el silencio
exactamente… no te pedi nada por que no necesito nada
Carmen dice: bueno, pues no te molesto más
me temo que nos hemos comunicado mal ahora mismo, me referia a que para hablar contigo no necesito mirar al pasado y pensar que ha pasado
Carmen dice: si tú me dices que no necesitas nada, significa que yo no puedo darte nada, y si yo no puedo darte nada de mí… entonces dejo de encontrarle sentido a nada… (si nos habíamos entendido mal). Yo no es que te necesite a ti pero es que no quiero perderte ahora que estás ahí
Pues para eso no necesitas nada. ¿Te das cuenta de la forma a la que te enfrentas a las argumentaciones?. ¿Quién habló de necesitar o no necesitar a nadie?
Carmen dice: Matízame mejor eso… (digo intentando sonreír). Es un lío entenderse de verdad con alguien…
estas a la defensiva
Y sí, si que lo estoy. Lo he estado desde que nací porque … es lo único que aprendí y esas nociones no se cambian así como así en cuatro días… ni siquiera sé si son ‘cambiables’, aunque con Laura he avanzado mucho pero a veces aún me cuesta. Y Laura es la persona que más cerca está de mi corazón porque incluso con mi abuela reacciono a la defensiva y le digo: ‘siempre’ y él me asegura que no necesito estar así con él, que le diga lo que crea oportuno sin pensar en las consecuencias que tendrá o si él lo entiende como yo creo que debería entenderlo o … o… y yo cada vez noto más el nudo en el plexo solar y sé que es ahí dónde, exactamente ahí dónde duermen las mariposas y me da miedo que si continúo poniéndome emocional se despierten y si que me doy cuenta, como me pregunta, de lo que me quiere decir pero siento que tengo que irme a pesar de que me está diciendo que él es lo bastante fuerte para aceptarme como soy, para aceptar tal vez a cualquiera porque ha vivido y está vivo… y dice que tiene 44 años y no 25 y que tampoco piensa quedarse ahí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s