ACLARACIONES

noviembre 3, 2004

Antonio Galvez publica un nuevo comentario. Yo lo leo, lo recorto y sobre él y tomándolo como base, le escribo:

Asunto:Mis disculpas a la persona que hay detras del blog de Antonio Galvez

Aclaración

Cualquiera puede llegar hasta aquí y reconocer a las personas de las que se habla. Por eso lo estoy haciendo. Yo no estoy contando esto en un corrillo, o en un vestuario a cualquier mindundi salido, para darme pote y que luego correrá la voz y hará correr mi nombre entre chismes y putas envidias, lo estoy colgando en Internet y procurando que la gente a la que le puede interesar llegue hasta ello. Porque yo no fui quién empezó a contarlo… pero cuando yo lo cuente lo voy a contar exactamente como hay que contarlo. Y por supuesto no van a importarme las consecuencias, como no me impidieron hacer más o menos lo mismo en otra ocasión, hace cosa de año y medio… Es decir, si que van a importarme, porque a mí me importa casi todo pero no estaba dispuesta a que esto salpicara a otras personas que se rozan conmigo y por eso borré todo lo anterior.

03/11/2004. tema: Inspiración… expiración. # Hay 1 comentario/s de este artículo.

http://www.infoaragon.net/servicios/blogs/un_sabbat/index.php

(lo había escrito antes de leer lo tuyo y no es para que me leas, es sólo porque es un minuto anterior y eso para mí debe querer decir algo)

TODO QUEDARÁ ENTRE NOSOTROS

El día de la presentación de este dietario le expresé a la concurrencia mi intención de abrir la sección de comentarios más adelante. Una serie de correos electrónicos ha provocado que piense sobre este asunto, al que no le daba importancia, y que llegue a una conclusión: la sección de comentarios no la abriré más adelante, o sea, no la abriré nunca.

Se conoce que un elemento intrínseco a una bitácora virtual es una sección de comentarios. Pero también se conoce que la inmensa mayoría de los autores de los blogs suelen esconderse debajo de un seudónimo, y que por supuesto apenas hablan de sí mismos, o hablan en nombre de su seudónimo, cosa que puede emparentarse, inextricablemente, con la ficción. Por supuesto que existen dietarios virtuales cuyos autores distinguen sus nombres y apellidos. Pero estos autores no dicen nada de su vida cotidiana. No nos dicen ni papa. Me refiero a las bitácoras sobre cine, sobre política, sobre deportes, sobre periodismo, sobre todo lo que ustedes quieran. Y hala, a comentar sobre cine, sobre política, etc.

La naturaleza de mi dietario, una semana después, ya se distingue claramente perfilada. Todo gravita sobre mi eje, pero de puertas adentro. Todo se centra en mí, pero desde el ámbito más doméstico y cercano. Y salen a relucir los padres, los hermanos, la muerte de los más queridos, los nombres de los amiguetes y de los que se relacionan, de alguna manera, conmigo. Esto no es ninguna engañifa, ni siquiera una ficción solapada. Aquí todo es real, y un lugar de terceras personas, como suele decirse. Seguramente ustedes ya saben adónde voy a ir a parar.

En absoluto me seduce el comentario anónimo de lo que ocurre en mi vida de puertas adentro. Y menos aún un comentario anónimo y público (subrayo el adjetivo “público”) en una sección que mantendría generalmente olvidada. El motivo del cierre de los comentarios públicos se debe a una cuestión de decoro, de respeto a esas terceras personas que no están eligiendo la posibilidad de ser puestos en solfa por seudónimos desalmados, perversos, metepatas, provocadores, miserables, exhibicionistas… (uno ya anda avisado).

Sobre el tema que nos ocupa, una atenta señora insiste por correo electrónico. El segundo e-mail es más curioso que el primero. La atenta señora afirma que huele el miedo y que yo tengo miedo. Así, a palo seco. Tenemos a una mujer diciéndole a un hombre que tiene miedo, con toda la carga psicológica que eso representa en una sociedad machista como la nuestra. (No sé lo que significa eso). Como el género es lo de menos, tenemos a una persona intentando punzar psicológicamente a otra. Es evidente que no entro en ese juego más o menos infantil. Pero esto es riguroso. Y ya lo sé… no tengo disculpa de ningún tipo pero es que leí aquella carta que le escribiste a Paz Vega Lopez y le decías cosas muy buenas pero por otro lado… A estas alturas de la presente entradilla, quedan claros los motivos del cierre. Se me nota mucho la intención de ahorrarme una repugnancia nítida, un asco verdadero, corrosivo. Y es que para hacerse uno con mala sangre siempre está uno a tiempo. El hecho de desnudar un poco tu casa, puede suscitar todo tipo de pasiones. Y eso no es miedo, tampoco quiero decir ahora prudente… es lo sabio

A quien le satisfaga el blog sin el comentario público, magnífico. Y a quien no le guste, que arree. El comentario, aquí, pertenecerá al espacio privado. Todo quedará entre nosotros. Así es como me da la gana. Aprovecho la ocasión para agradecerle a la gente amable el envío de sus alentadoras cartas. Siempre le digo una verdad como un templo: que así da gusto dedicarse a escribir.
En la parte inferior de la plantilla aparece un e-mail. Como queda muy deslucido, muy poco visible, lo recuerdo a continuación:

agalveza@hotmail.com

Os pido disculpas por mis muchas veces brevísimas respuestas.
Un abrazo a todos.

Te voy a enviar esta carta desde otra dirección porque me imagino que con ésta me tendrás vetadísima. Vamos yo creo que te tendría y por una parte me alegro de haberte dicho eso del miedo,… algo que ya se sabe, es totalmente infundado porque nadie puede olerlo a través de estos espacios, ¿o sí?. Me alegro porque ahora no cabe la menor duda de nos cantas a todos las cuarenta y con razón.

Un saludo caballero y de veras que lamento la provocación :'(

M.

ENFADO

2 Responses to “ACLARACIONES”

  1. lasalamandra Says:

    From: Antonio Gálvez Alcaide
    To:

    Date: Wed, 03 Nov 2004 11:43:44 +0100

    RE: Mis disculpas a la persona que hay detras del blog de Antonio Galvez
    miércoles, 03 de noviembre de 2004 10:43:44

    Hola. En un mundo tangible, tal sonaría como provocación, aquí todo es virtual y por mi parte no hay ningún daño, otras cosa es eso de los terceros… Por otro lado, aquello de los agentes: no les pago un céntimo, sobre copias y demás ellos se hacen cargo. Otra asunto es el cobro del 10 % de los derechos de autor, pero eso sólo se da cuando la agencia te coloca una obra.

    Un abrazo

  2. lasalamandra Says:

    Buenas tardes. En el mundo tangible, yo soy una provocadora y así me va :)

    Me interesó mucho la parte de aquel correo en que le hablas a Paz Vega de esa fe que ella tenía a la hora de publicar y después de ayer (o sea meses), de leerte, lo entendí.

    Por cierto yo soy ‘molly bloom’ (era un blog en plan monólogos puntuados e impuntuados o impuntuables que cerré hace algunos días), no quería engañarte y he continuado con la lectura pero tú no tienes una literatura fácil (no sé… a ver tipo Coelho, para masas) y tendré que repetirla porque me gustaba, me seguía gustando el ambiente (aunque no se describe para que le ”guste” a nadie) pero se me escapaba el aire por mil rendijas, ¿o era qué se colaba?, y hacía frío… Yo leo en el parque y se me hace de noche allí, escasa luz la de las farolas pero a Gopegui, ‘la escala de los mapas’, la leí así, tuve que leerla así y tardé meses pero fue toda una experiencia, tampoco ella tiene una literatura fácil, al menos en ese trabajo suyo. Su lenguaje exquisito, como el tuyo, sólo que la palpitación tras la que late la obra es muy distinta. En ti no la intuyo siquiera aún…

    Un abrazo y espero que no me guardes reconcor alguno porque ahora te escribo desde el respeto más absoluto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s