EL NO ODIO

noviembre 3, 2004


03/11/2004 17:13


Le envié un mensaje de móvil a Enol esta mañana..

‘Sólo te mando un beso porque me apetece muchísimo mandártelo,eso y un abrazo :-)’

me lo devolvió por la tarde…

14h44min… ‘Muy agradecido. Otro enorme para ti’

Nora ayer me llamó para avisarme de que Malasaña y Laura estaban en parque x pero quería decirme que Laura la había saludado y me dijo que la vio muy tranquila, muy calmada y es cuando yo le digo eso de que merece mucho la pena invertir una su tiempo con ella porque ves los progresos y también le digo que ha sido un año y que me siento orgullosa, porque es cierto que hemos trabajado mucho; yo me he esforzado mucho y ella no menos que yo. A Pésimo lo vio en la cola y de Nuria me dijo que la encontró muy gorda y muy vieja. ¿Y? Me revienta eso. Yo también la he encontrado desmejorada y ni siquiera he incidido sobre ese tema. Simplemente los años pasan para todos, ¿no? Además yo no la califico como a una rival. Es la madre de Laura y su esposa y quizás por motivos egoístas no me gustaría que eso cambiara nunca…


03/11/2004 22:23


Hoy he estado con Laura un rato. Y estaba incontenible. Me reía yo, en ese momento, de lo tranquila que hubiera podido parecerle a Nora el día anterior. Es como si se desatase en ella el espíritu de una ménade y se te abraza y se te tira, e incluso se tira por los suelos como si estuviera enloquecida…. No me extraña que a veces a su padre se le escape la mala idea de pensar que tiene un hija loca. Pero eso es la furia de la vida; cosa que quién no siente es imposible que pueda comprender, y por eso a mí Laura no me asusta, porque sé lo que le sucede y lo vísceral que ese instante es para ella. Le he contado que el viernes vi al niño que le gusta y lo que ocurrió y luego he visto a Pésimo unos segundos pero … llovía y yo abandonaba la techumbre del cafeto para mojarme, y mientras me dirigía hacia el banco le vi venir por el camino y en vez de seguir caminando me senté y evité mirarle. Sentada bajo la lluvia. ¿Cómo no va a pensar que estoy loca, tan loca como su hija?

Había dejado a Laura con esa mujer mientras él se iba de compras… y sus amigas habían llegado. Merce está muy guapa y muy delgada y yo entiendo que si después de años sigue buscándole como yo, no puede ser sólo porque no quiera dejarnos ”a solas”. Tiene que sentir algo o buscar algo. Él coqueteaba con ella antes de enrollarse con Luisa (Luisa y Merce eran muy buenas amigas) pero bueno Pésimo coquetea con cualquiera. Otra cosa ya son las palabras mayores… En ese sentido yo diría que le gusta incitar a las mujeres para después frenarlas. Se excita con ese juego, con cualquier juego y no es la primera vez que observo lo que ocurre cuando ellas van muy deprisa, y zás… corte que te crío.

Pero le divierten los precipicios, abrirlos y luego dejar que la gente se caiga por ellos. Le divierte el juego de seducción pero respeta con dificultad a las mujeres que caen seducidas por él. Es una sensación. Nunca he podido penetrar tanto en sus auténticas motivaciones porque desde el principio he estado demasiado implicada para poder verlo con nitidez. En el fondo, sé que todo lo que pienso podría ser erróneo. ¿Y qué dijo él después de todo?: ¿qué uno no puede acostarse con cualquiera? ¿qué es importante antes mantener una relación? Pues nosotros no mantenemos ningún tipo de relación porque yo he roto, una y otra vez, todos sus intentos de normalizar la historia pero también es cierto que desde que en mayo (o fue en abril) le entregué el contenido de Lais y Arete y el tiempo que pasé en ‘el cenote de los deseos’ me he desmoronado de diversas maneras. No sé lo que me esperaba pero no me esperaba esta incapacidad suya para acercarse a mí. Tendría que saber de sobra que yo no puedo hacer otra cosa que huir de él. Es inevitable y ha sido así desde el principio. Sólo le pedía ayuda pero no por ello dejo de rechazarle, y a la larga es lo único que él experimenta.



03/11/2004 22:30


Conversación con Emilio, alias K dónde averiguo que es de S. y que no pretendía asustarme o amenazarme. El tipo se coló hace años en mi messenger y alguna vez me ha escrito correos a esa dirección. Le incluyo en la de sabbat porque por la foto de la playa que veo está pero que muy bueno pero cuando me manda la última con su perra compruebo que es un individuo bastante corriente, tan mayor como yo, y que debe conservar esa foto de playa desde tiempos inmemoriales de guerra… y también hablo con Lemprier previamente. Y con Lemprier debe hacer la friolera de casi dos años que no hablo via messenger. Coincide que yo estoy agazapada en la dirección de azhulturquesha y le veo conectarse, y por eso le dejo verme y le hablo. Ha escrito una descripción intrigante en su página:

… hay un hueco donde debería haber habido algo …

azhul dice: … hay un hueco donde debería haber habido algo …

Lemprier dice: … era un hueco en una sinagoga, una especie de agujero sin ventanas, el hueco estaba allí …… visible tras los muros deslucidos por el tiempo, sin entradas y sin accesos pero imponente en todo su volumen …azhul dice: ¿Y eso cómo puede ser posible?

Lemprier dice: … era simplemente un hueco, un hueco desde cualquier ángulo, un hueco donde debiera haber habido algo. Solamente que no sé qué es lo que debería haber estado allí.azhul dice: Hasta a las criptas selladas se llega de alguna manera, ¿no?

Lemprier dice: Sí, incluso a esas. Pero no a los huecos tras los muros de viejas sinagogas.azhul dice: Puede que la sinagoga se construyera a partir del ”hueco”

el_golem dice: Es una opción, una posibilidad que ya exploré. Pensaré más en ello … de hecho ya estoy pensando.

Y dice que se dedica a vender solares en una oficina. Cuando hablé por teléfono con él me enumeró sus diversos negocios. Lo del viñedo, lo de la abogacía, lo de esta oficina y sus sucursales y su proyecto de abrir franquicias en varios lugares de España y no sé qué más historias. También dice que necesita que le facilite una dirección porque desea volver a escribirme y hace tiempo que los espacios de lycos se le han quedado pequeños… y yo se la facilito porque bueno, sus correos son una delicia y tampoco hay nada de momento que me importe demasiado que explore.

En realidad de preferir que alguien lo hiciera lo elegiría a él y no a ese ‘k’ que tanta curiosidad parece sentir por mí. Y Agustín me dice que es la primera vez que ”habla” en más de un año, y que ni siquiera está seguro de por qué lo ha abierto… pero luego de explicarme eso de los huecos se ha despedido con prisa y yo creo que no estaba en disposición de responderme a más preguntas, porque eso de los huecos tal vez lo estaba improvisando sobre la marcha y a Elena, de momento, tampoco le ha contestado nada en su libro de invitados… sólo que Elena aún no debe haber perdido la esperanza de no perderle (valga la redundancia) y yo creo que lo que me ocurre es que nunca he tenido interés verdadero en ”ganarle”.

No sé… apareció, me enseñó muchas cosas, invirtió muchísimo de su tiempo en mí y yo le estoy agradecida por eso. Y Nora casi no puede creerse que después de todo lo que ha pasado entre nosotros, nos hablemos con esta tranquilidad y él siga ahí, interesado aún por mí, como Pedro O., pero yo le digo que es lo bueno de la ausencia de pasión, al menos en mi caso. No hay razón por la que albergar un rencor serio contra alguien que jamás has amado u odiado. Vale, he peleado pero fue algo circunstancial; en realidad yo no sentía ningún deseo de batallar.

TODO HUECOS ENTRE LA PIEDRA

One Response to “EL NO ODIO”

  1. lasalamandra Says:

    LEÍDO DONDE SE ENCONTRO LA IMAGEN DE TODOS LOS HUECOS QUE DEJA LA PIEDRA:

    ________________________________
    ::::::::::::::::::::::::::::::::

    Una bella leyenda llegada de Méjico y rescatada por Fernando Vargas Márquez procedente del Parque Nacional Iztaccíhuatl-Popocatépetl nos recuerda los primeros tiempos del descubrimiento donde seguro que historias como estas eran tan comunes a la vez que hermosas por aquellos tiempos:En torno al Iztaccíhuatl se ha bordado una leyenda, que yo no creo sea obra de los indios. Es demasiado romántica, demasiado dulzona para que cometa la injusticia de imputárselas; pero es inevitable mencionarla, ya que la han hecho circular demasiado: Dícese (A.M. de Padua) que cuando el Anáhuac estaba habitado por los quinames (gigantes), la reina de éstos era una mujer tan adorablemente hermosa, que el Sol se enamoró de ella y le ofreció un trono entre los astros. Pero la reina Iztac, La Blanca, amaba demasiado a sus súbditos para decidirse a abandonarlos, y se rehusó, suscitando con su negativa una guerra (no sabemos con quien), en la cual sucumbió: los gigantes, sus súbditos, tendieron entonces su inmenso cadáver sobre el féretro de pórfidos donde yace ahora y encendieron a sus plantas una enorme pira: El Popocatépetl: El Sol, herido de dolor al ver muerta a la mujer a quien había amado, huyó de la tierra a ocultar su amargura en los ciclos, y entonces, las lágrimas que los gigantes derramaban por su reina, se cristalizaron en heleros. Uno a uno, fueron muriendo, y en sus restos quedaron en los picachos que circundan la Iztaccíhuatl (Domínguez Assiayn, citado por Sosa: 236-237).

    http://www.geocities.com/jhantelo/vtg1.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s