2046

diciembre 15, 2004

Los días rojos del calendario ( – dos – )

Él le preguntó cómo de avanzada iba en la lectura del libro. ¿Martin ya ha conocido a Huguette de Guenard?
‘¿A la francesa de los ojos serios? Sí, pero no la ha vuelto a ver. Ha estado unos días ausente…’ Entonces hacemos un trato: No lo dejes hasta que llegues al final del libro. ¿Qué te parece?
Y ella le dice que eso le recuerda a la época en que dejó de fumar con aquel libro de Allen Carr. Y le cuenta cómo había ido a la biblioteca a buscar algo sobre los problemas de la piel y el libro ”saltó del estante” golpeándole la cabeza. Ya caminan por el centro comercial y ella actúa con toda naturalidad.

Mientras lees el libro debes seguir fumando y es al terminarlo cuando debes fumarte tu útimo cigarrillo para despues dejarlo por completo.

– Te recuerdo que no eres invisible, que es domingo y que sólo estamos a unos kilómetros de casa. Todo el mundo viene aquí. -le dice él.

Pero da igual porque ella no le suelta de la mano. Van a ver 2046, la película de Wong Kar-wai porque él cree que a ella le gustará.

A pesar de los boleros, ‘Casta Diva’ de Bellini es como en ‘Atlantic City’ la música de esa evocadora nostalgia que se apropia de la memoria visual. Y ambos se pierden cuando más adelante se repite el nombre de Lu-lú, porque en ‘2046’ no hay un hilo conductor pero en algún momento entiendes que para Chow Mo Wan hubo una primera mujer a la que sí se amó, y que esta era una mujer casada, Su Li Zhen

Nunca estás seguro de si viajas hacia Hong-Kong o Shanghai, o si escapas hacia el pasado en busca del pasado o si huyes del futuro al pasado en busca de alivio para el pasado y el futuro. Sólo de lo ocurre en la habitación 2046, el sexo: lo único real, porque el amor nunca lo es.

2046

“2046” habla del amor, por supuesto, pero más que del amor habla de la memoria, de la necesidad de tener un lugar donde guardar o esconder recuerdos, pensamientos, frustraciones, deseos inconfesables, sueños y esperanzas.

– Tenías razón cuando creías que iba a gustarme. ¿A ti te gustó? -dice ella.
– ¡Eh!, sí pero es igual que tus diarios. Crees que llegarás a alguna parte y luego no entiendes nada.

Y es cuando el hombre le dice que todo lo que creía que podía aprender de ella ya lo ha aprendido, y que por favor no vuelva a dejarle otro de sus libros: ‘No me interesa’.

… y si acaso sigo con las sensaciones en los comentarios…

2046

sabbat:
Yo tengo algunos cientos de de páginas encuadernadas. No sé cuántos miles. Unas escritas en cuadernos de Miqueríus tamaño cuartilla… esas del orden de 1500. Es lo único que he escrito. Lo que me gusta haber escrito. Me lo fui arrancando de dentro como si fueran frutos, y lo más probable es que no tenga el más mínimo valor para nadie y eso no me importa pero lo que detesto es tener que tenerlo encerrado bajo llave en un baúl o viviendo oculto en los cajones del armario de la habitación de mi abuela. Porque eso se sigue, puede seguirse, es como un interior habitado y no querría por nada del mundo que Coga, ni nadie, alcanzara a poner su vista sobre ello. Y uno de mis momentos felices es pensar que algún día, yo tendré en una biblioteca delante de mí todos esos cuadernos que parecen libros (por eso me hace gracia cuando la chica del hotel le pone al personaje del escritor aquella pila de cuadernillos en sus manos). Y todos esos libros que son cuadernos.
2004.12.16 07:37

sabbat:
… cuadernos y álbum de fotografías. Y en mis delirios yo también pensaba: Pésimo (el médico) es el único hombre que conoce toda la verdad, la existencia de todo esto que dije y por tanto, el único hombre que podría entrar en mi casa confiando en que todo lo que hay escrito en ellos ya no va a dolerle. Lo habría aceptado en su momento. Aceptarme bajo la ausencia de la sombra de las mentiras. Así que cuando el hombre del cine rechaza seguir conociendo a la mujer, en realidad rechaza la Verdad. O al revés.

Nunca pensé que entre Pésimo y yo habría un futuro próximo de convivencia pero tal vez nunca había descartado eso en un futuro lejano

También entiendo a través del delicado rechazo de este hombre que si él tenía sentimientos por mí… (y creo que sí)… la existencia de todas esa vida escrita o pensada, pudo haberlos dañado. Porque este hombre me dice que leyéndome sí, que a veces siente deseos de estar cerca para abrazarme por aquello que me ha ocurrido, por cómo me he sentido, pero otras lo que siente es la necesidad de apartarme de su lado y no volver a saber de mí
2004.12.16 07:47

sabbat:
Así que en el fondo uno elige, uno siempre elige. Y esos cuadernos o libros son mi tren, el tren de 2046. Ahí estoy yo viajando sola

‘Nunca estás seguro de si viajas hacia Hong-Kong o Shanghai, o si escapas hacia el pasado en busca del pasado o si huyes del futuro al pasado en busca de alivio para el pasado y el futuro. Sólo de lo ocurre en la habitación 2046, el sexo: lo único real, porque el amor nunca lo es’
2004.12.16 07:52

Continuación de este post:
Aún es domingo 12 de diciembre del 2004 y recorremos las calles de Vetusta. Él me pregunta si tengo prisa y si me apetece que tomemos unas sidras y yo le digo que no tengo ninguna prisa y que sí, que me apetece, aunque yo esa costumbre de las sidras en los domingos de otoño e invierno la abandoné hace siglos en C. Y hablamos de relaciones y sobre todo la oficiosa que él sostiene con una antigua amante. Este hombre no la considera importante porque durante años cree que no afecta de ningún modo a la relación estable con la otra mujer, la mujer oficial. Aunque a él tampoco le importaría que esa mujer oficial hiciera lo mismo que él hace pero lo que no querría es enterarse de ello. Y a mí eso me resulta comprensible pero entiendo que es una dinámica que forma parte de las relaciones estáticas y que a mí el silencio o las mentiras no me resultan satisfactorias. Creo que lo erótico es atreverse a decir la verdad o a hallar soluciones creativas que busquen una ausencia de dolor.
2004.12.17 04:39

.:
Pero yo a él no le digo todo esto porque en ese momento lo que trato es de escucharle, de conocerle a través de sus pensamientos, de saber quién es él en realidad. Porque yo no creo en el termino ‘espectro’. No es un concepto mío. Es un concepto de otra persona y que yo no barajo. Yo suelo hablar de hipocresía o de doble moral pero la poesía me gusta, y las palabras me gustan, y sobre todo me gusta que signifiquen algo. Cito a Blyth como ya he hecho otras tantas veces por si tú no lo conoces:

”’¿Qué es la naturaleza poética? Las cosas significan. Significan profundamente. Significan infinitamente”’

R. H. Blyth

.:
Y luego es cuando me dice que nada de lo que haga o haya hecho esa mujer oficiosa, con su vida le interesa. No pregunta porque no quiere saber, porque no necesita saber, porque no le importa saber. Y yo no puedo evitar pensar que su ausencia de interés para con ella, es la misma ausencia de interés que guarda para mi pasado escrito. ¿Entonces?, qué soy yo para él. No puedo ser más que lo mismo.
2004.12.17 04:57

2046

8 Responses to “2046”

  1. lasalamandra Says:

    Año 2004
    Nacionalidad China-Francia-Alemania-Hong Kong
    Estreno 26-11-2004
    Género Drama
    Duración 120 m.
    ZINEMA.COM T. original 2046
    Dirección Wong Kar-Wai
    Intérpretes Tony Leung (Chow Mo Wan)
    Gong Li (Su Li Zhen)
    Takuya Kimura (Tak Kimura)
    Faye Wong (Wang Jing Wen)
    Zhang Ziyi (Bai Ling)
    Guión Wong Kar-Wai
    Fotografía Christopher Doyle
    Lai Yiu Fai
    Kwan Chi Leung
    Música Peer Raben
    Shigeru Umebatashi
    Montaje William Chang
    Sinopsis
    Era escritor y pensaba que escribía sobre el futuro, pero realmente escribía sobre el pasado. En su novela, un misterioso tren salía de vez en cuando hacia el año 2046. Todos los que iban en él tenían la misma intención : recuperar su memoria perdida. Se decía que en el 2046 nada cambiaría. Nadie sabía a ciencia cierta si era verdad, porque ninguno de los que fueron volvió jamás. Excepto uno. Estuvo allí. Eligió marcharse. Quería cambiar.

    Referencias

    * Dirige Wong Kar-Wai (Shanghai, 1958) cuya filmografía está compuesta por las películas As tears go by (1988), Nuestros años salvajes (1991), Chungking express (1994), Las cenizas del tiempo (1994), Los ángeles caídos (1995), Happy together (1997) y Deseando amar (2000).

    * Está protagonizada por Tony Leung (Hero), que recupera al personaje de Deseando amar en esta especie de secuela futurista.

    * Le acompañan en el reparto Gong Li (El tren de Zhou, Sorgo rojo, La linterna roja, Ju dou, Adiós a mi concubina), el ídolo de la música pop japonesa Takuya Kimura, la también cantante Faye Wong, que debutó en el cine con el director en Chungking express, Zhang Ziyi (Zu Warriors, Hero, Tigre y dragón, El camino a casa, Hora punta 2), y Maggie Cheung (Hero, Supercop, La caja china, Deseando amar).

    * El guión está escrito por el propio director y lo preparó a lo largo de tres años.

    * El título, 2046, hace referencia al año en el que concluye la promesa de China a Hong-Kong de 50 años sin cambios tras su devolución en 1997.

    * Los directores de fotografía son Christopher Doyle (Hero, El americano imapasible, Deseando amar, Liberty heights), su ayudante de dirección Lai Yiu Fai, y Kwan Chi Leung, que realizó el “making of” de Happy together.

    * La banda sonora está compuesta por Peer Raben, habitual de Fassbinder, y Shigeru Umebatashi, miembro del desaparecido grupo de rock Ex que ya colaboró con el director en Deseando amar.

    * Está producida por Block 2 Pictures, Columbia Pictures, France 3 Cinéma, Jet Tone Films, Orly Films, Paradis Films, Shanghai Film Studios, Zweites Deutsches Fernsehen y arte France Cinéma. 25 millones de dólares

    * Se presentó en el Festival de Cine de Cannes 2004 a donde llegó tres horas antes de su proyección escoltada por la policía. El director aseguró que no terminó de montarla a su gustó para su presentación en Cannes y la concluyó después.

    * Los efectos especiales son de la empresa francesa BUF, en cuyos créditos figuran películas como La inglesa y el duque o Matrix revolutions.

    * El rodaje, intermitente y que se vio afectado por neumonía asiática, tuvo lugar en junio de 2000 en Corea del Sur, en septiembre de 2001 y enero de 2003 en Hong Kong, en marzo de 2002 en Macao y en septiembre de 2002 en Shanghai.

    * Consiguió el Premio del Cine Europeo a la mejor película no europea.

    http://www.zinema.com/pelicula/2004/2046.htm

  2. lasalamandra Says:

    martes, marzo 22, 2005
    Todo queda en la habitación 2046

    A lo largo de mi vida,el cine ha sido uno de los pilares, sobre los que he ido manteniendo la cordura dentro de un mundo de locos
    Haciendo referencia a la películas de Wong Kar-Wai, “Deseando Amar” (In the Mood for Love”) y “2046”, he decidido crearme yo mi propia habitación. En ella seré ese escritor que comentará aquello de lo que más le gusta hablar…..de su pasión. Si el señor Chan(interpretado por Tony Leung), escribía novelas sobre amores imposibles,artes marciales, yo iré comentando películas y series que he ido viendo,de cómo me han maravillado, o de cómo las he detestado, de cómo me han hecho soñar o tener pesadillas….en resumen,de cómo me han hecho sentir un sin fin de emociones.
    Sin embargo, fuera de la habitación 2046, tengo vida, soy una persona normal, que se dedica a lo suyo, sale con los amigos, intenta buscar la mujer de su vida y tener una vida decente.
    Sin más dilación os dejo con una frase que viene muy bien para un comienzo:

    “Este es el comienzo de una hermosa amistad”

    Publicado por Alfrodo en 10:09 AM

    http://room2046.blogspot.com/2005/03/todo-queda-en-la-habitacin-2046.html

  3. lasalamandra Says:

    Hay veces que te vienen ganas de ver una peli porque ha ganado premios y la crítica la ha dejado por las nubes. Es entonces cuando uno se da cuenta que no está preparado para apreciar cierto tipo de cine. O más bien ciertos directores, como éste: Kar Way Wang. Una vez vista Deseando amar (2000) y leyendo un poco, uno sabe lo que se va a encontrar en 2046, que además se puede considerar una especie de secuela de la anterior. Nos encontramos con varias historias de amor, o igual varias historias de búsqueda del amor, envueltas en papel de celofán preciosista de varios colores, que es la fotografía y la música, además de una especie de metanarrativa futurista y simbólica. Explicado así, a priori, debería encantarme, pero no me acaba de entrar. Sí que veo una fotografía original, basada en interiores, luces de neón y fluorescentes, con líneas verticales y muchos juegos de espejos. Sí que veo la mezcla de las historias inventadas con las supuestamente reales y el simbolismo de la habitación 2046, que en el libro que está escribiendo el protagonista es el año 2046, como un lugar lleno de recuerdos del que es imposible salir, la soledad de los personajes y su necesidad de compañía, …

    Pero a pesar de que entiendo que mucha gente la considere una obra maestra, yo me quedo con una película diferente, algo larga, algo aburrida y sobre unos personajes que no me interesan demasiado ni me aportan nada.

    http://blog.txapulin.net/2006/04/2046/

  4. lasalamandra Says:

    Las lágrimas de la memoria

    Publicado en: ‘Cine’ | Viernes, Abril 6, 2007 | Trackback

    2046-1.jpgLa más reciente película del realizador chino Wong Kar Wai propone varios enigmas que van desde su título, 2046, hasta la composición de sus personajes principales. Ese número puede ser el título de la novela que estructura un escritor y también puede ser el año en que está ubicada la narración. Pero así mismo nos remite al número de la puerta de una habitación de hotel en Hong Kong. O a cualquier cosa que uno imagine. Lo más importante del film es el ambiente de búsqueda afectiva y la atmósfera de almas solitarias, mucho más que la explicación de una trama o la significación de las acciones. De varias maneras, 2046 recuerda la importante filmografía de su realizador.

    El rasgo común de sus películas se encuentra en la incomodidad del amor. Algo así como que el amor se vuelve asincrónico, como si la pasión estuviera mal puesta en determinado lugar. O se ama demasiado temprano… o se ama demasiado tarde. Hace unos años Wong Kar Wai conmovió con su laureado film Deseando amar (“In the mood for love”, 2001) al narrar una historia de erótica tristeza —manifestada en una inconclusa atracción mutua— que se declara entre un hombre y una mujer que viven en sendas habitaciones de un hotel. Ambos saben que sus respectivos esposa y marido son amantes, lo cual les crea un dilema ético pues ellos no pueden repetir lo que sus cónyuges han hecho. Ellos, simplemente, arrastran sus deseos de amor, su disponibilidad para la pasión, su intención de querer y ser queridos, pero nunca lo logran.

    En 2046 Wong Kar-wai narra la historia de Chow, un escritor que supuestamente escribe sobre el futuro, pero realmente lo hace sobre el pasado. Los recuerdos son las lágrimas de la memoria, afirma este periodista devenido en narrador de sus propias vivencias. En esa novela de ciencia ficción un misterioso tren sale en varias oportunidades hacia el año 2046. Todos los que van en el tren tienen la misma intención: recuperar su memoria perdida. Se dice que en el año 2046 nada puede cambiar. Nadie sabe si tal cosa es verdad, porque ninguno de los que fueron al futuro volvió jamás. Excepto uno.

    Nacido en Shanghai en 1958, Wong Kar-wai y su familia emigraron a Hong Kong cuando tenía 5 años. En 1988 debutó como director con Según caen las lágrimas que participó en la Semana de la Crítica del Festival de Cannes de 1989. Un año más tarde presentó Días salvajes, con el que reunió a seis de las mejores estrellas jóvenes del cine asiático, y recibió los 5 premios más importantes del Festival de Cine de Hong Kong de 1991. Después estrenó Cenizas del tiempo (1994), un magistral relato sobre artes marciales que ganó el premio a la fotografía en el Festival de Venecia de 1994, El expreso de Chungking, que se convirtió en un verdadero éxito internacional, y el largometraje experimental Ángeles caídos (1995), que se estrenó en el Festival de Toronto y por el cual recibió dos premios en el Festival de Hong Kong de 1996. Su siguiente film Juntos felices se convirtió en su más efectiva herramienta para ganar premios internacionales. Luego vino Deseando amar y, finalmente, esta 2046 que puede leerse como una parábola de la incertidumbre ante el futuro, de la soledad del amor y de la propia Hong Kong, pues en el año 2046 expirará la extraña independencia de la República Popular China de la que aún goza. El realizador chino disfruta creando ambientes que sugieren emociones sin mayores explicaciones. Allí reside su valor como expresión artística.

    Lo que sí está muy claro es que la trama de 2046 remite a la visión masculina sobre el universo femenino y siempre lo hace a través del amor. Ese hombre que abandona Singapur y se establece en un hotel de Hong Kong para buscar oportunidades conoce un grupo de mujeres diversas con las que define relaciones específicas, las cuales se vinculan con otros hombres, en una especie de círculo de lazos afectivos que se repiten como una espiral. Todo esto narrado con un estilo visual esplendoroso, de gran intensidad cromática, yna banda musical deslumbrante que envuelven a los personajes y los dotan de todos sus misterios.

    http://blogs.noticierodigital.com/alfonso/?p=165

  5. lasalamandra Says:

    Susana:
    Me pasa lo mismo con mis “libros”, aunque sean menos…
    Dudo que exista el hombre al que leerlos no le asalten sentimientos ambivalentes; por un lado esas ganas de abrazar y por otro las de echar a correr todo lo lejos que pueda.
    Un beso, yo también me voy corriendo a coger el autobús :-)
    2004.12.16 09:09 email: Campanilla

    hermes:
    Aclarado, pero es una pena que no hayas estudiado en la universidad, creo que serías una afamada (bueno lo eres) escritora.
    2004.12.16 14:38

    sabbat:
    Gracias hermes, tú siempre tan galante :)
    Susy… he desconectado el móvil. Tengo el cuerpo revuelto porque debería venirme la regla en horas, y ya sabes el mal café del que me pongo y lo imbécil… así que si me envías o me enviaste un mensaje no lo recibiré hasta que lo vuelva a conectar. Al final cogí el Alsa de las 12h30 a A, pero la próxima semana si quieres nos vemos muy temprano y hacemos ese recorrido turístico por los ‘diarios’ de tu ciudad.
    Un beso.
    2004.12.16 15:38

  6. candelaarias Says:

    255 visualizaciones

  7. phdn jrgc Says:

    uqbsoip orbj bwcmd ratvbq ktjqhyn vnzqmiu kbtrp

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s