LA PRINCIPITA

diciembre 22, 2004

Hace unos minutos contesté al mensaje que Enol me envió al móvil esta mañana. Era una felicitación navideña y me promete un abrazo que sé que cuando nos demos será sincero. Supongo que Enol y yo buscábamos un poco lo mismo. Y él se ha quedado ahí, como columpiándose en aquellos sueños míos en los que yo le engasté, como si fuera un camafeo.

‘ Y porque uno sueña, no lo es…’, como diría Leolo.

También recibí un correo de Antonio. Una pequeña y grata sorpresa . Y ojalá cuando vaya a leerle le haya tocado. Antonio nunca ha follado con una mujer mayor de 24 años. Y Antonio si escribe de forma espeluznante cuando escribe libros, o cuando habla de su Pla. Y le he emplazado a tomar una cerveza cuando sea…, lo mismo que a mi amigo cubano, uno que es profesor y que ha perdido la confianza en si mismo. Eso tan maravilloso que es lo único sin lo que no deberíamos negarnos a vivir. Y luego he leído un correo sobre el amor, sobre el auténtico, que es el que debe tenerse uno a si mismo, si se quiere estar en condiciones de ir amando por la vida a los otros. Como género, y en singular o en plural. Y éste hablaba del niño herido que todos llevamos dentro y de la madurez, ese compromiso ineludible con nuestra evolución como individuos. Y he estado muy de acuerdo.

Los otros no pueden servirnos para rellenar nuestros huecos y aquellas primeras necesidades insatisfechas en la infancia más tierna. Esas que socavan el alma.

Porque es cierto, si a un bebé le falta el calor del pecho materno y su leche, puede sentir que se muere y llorar rabioso, la desesperación del que tiene miedo a dejar de existir, y el pecho entonces es malo, y la madre que es el Mundo, su mundo, es Mala, una madre terrible pero yo no. Yo lo que siento cuando siento que me falta el calor de tu pecho, de su pecho, de cualquier pecho es la necesidad brutal de encontrar donde saciar mi hambre desmedida de afecto para no morir de frío. Eso mismo que fuiste tú. Eso que tan Bien, supiste ser tú. Así de primigenia soy, y así de sincera… y por eso decías que era tan fácil llevárse bien conmigo. Porque una ya comprende que es mayorcita para saber lo que busca y no anda pidiéndole el libro de reclamaciones a nadie si las búsquedas del otro no encajan a la perfección con sus planes o no se someten a las suyas. Aunque en este caso le hayan encontrado… ¿Qué importancia tiene que fueras tú quién dijese… o fuera yo quién pensara…? La importancia es encontrarse. Los encuentros y no los desencuentros. Y hay un momento en que yo te digo: ‘Me parece que vivimos en galaxias distintas’. Y tú te asustas de lo que digo… pero aún no te das cuenta de lo que digo.

Y yo ahora me doy cuenta de que estaba mintiendo. Y eso es largo de explicar. Aunque sólo es largo porque no es sencillo de entender.

O vives en la misma galaxia y buscas las mismas cosas que sabes que existen en tu galaxia o… y en mi galaxia puede que sólo existan dos cosas a parte de mí: los baobab y una rosa.

LA PRINCIPITA

4 Responses to “LA PRINCIPITA”

  1. lasalamandra Says:

    Por: Myriam de Rosenzweig

    Durante una estrellada noche de viernes y con la luna llena de octubre, nace Myriam de Rosenzweig Uribe. Según los registros legales, esta niña salió de un canal lleno de sangre un día 7 a las 20:20. Nadie se preocupó por profetizar una vida llena de extrañezas a partir de tan cabalísticos datos, sino que ella misma se tuvo que hacer de un destino remoto que a pesar de ser común para todos, resultara rico en peripecias personales.
    Como a sus 4 meses no podía opinar ni ser contada como testigo, se pudo decir que no presenció la dinámica de una familia nuclear en sí. Sus padres decidieron separarse después de constantes conflictos. Leopoldo, huyó para siempre a la península californiana mientras su esposa, Martha, se abría paso en la vida como nueva profesionista y madre. Debieron presentarse suficientes obstáculos para que Martha Alicia decidiera regresar a la casa materna en busca de un apoyo que nunca existió. A pesar de todo lograron vivir ahí suficientes años como para alejarse hasta la fecha, del resto de la familia.
    Myriam nació siendo la primera nieta de ambas ramas, por lo tanto, al vivir en la casa de los abuelos convivió entre adultos que la trataban como su igual. Mientras Martha trabajaba en su propia constructora, Myriam dedicaba sus primeros años al ocio y coquetería: disfrutaba mucho el disfrazarse con zapatos de tacón alto y maquillarse para posar ante cualquier lente o espejo que estuviera cerca. Era una niña muy extrovertida y espontánea, pero le duró poco, pues su abuela con su interminable retahíla de buenas costumbres y concepción del mundo logró moldear una niña temerosa de sí misma y del mundo exterior.
    El deseo imperioso de la abuela por tomar el control de la vida de todos los inquilinos de su casa, la llevó a utilizar las estrategias más sucias para obtener la adopción de Myriam. Ante tal amenaza, Martha logró huir de la casa con su hija. Esta decisión se tomó un poco tarde, pues la relación madre-hija era inestable debido a que nunca habían aprendido a vivir juntas. Además, Myriam había vivido 11 años en esa casa, suficientes para minar hasta la autoestima más fortalecida.
    A partir de esto, Martha y Myriam comenzaron una nueva vida. Ocho años más tarde, siguen adaptándose y tratando de vivir en armonía a pesar de su incompatibilidad. Empero que Martha Alicia hizo su mejor esfuerzo como madre, Myriam siempre sintió que no estaban en la misma sintonía; sin embargo, están ligadas para siempre.
    Myriam ha ido sorteando un sinfín de sucesos que la han ayudado a madurar y conocerse. Su futuro es incierto, pues tiene la manía de sobrescribir en el destino que ella misma se ha trazado. No puede vivir sin tomar pequeñas decisiones que salgan de su plan de vida, haciendo de ella una aventura personal. Con decir que se tatuó un ave fénix y su vida familiar dio un vuelco, tornándose más violenta. Quizá haya vivido lo que cualquier hija única de padres divorciados, pero nunca se podrá captar su esencia en este escaso número de caracteres.

    http://www.geocities.com/cyberperiodico2000/numero16/Principita.htm

  2. lasalamandra Says:

    Un lugar: el mundo, con todas sus complicaciones de planeta. La necesidad de oxigeno para vivir, las personas que lo conforman para que no se sienta solo. Las personas: vestidas de colores derivados del rosa todos a tono. La vestimenta de las mujeres eran de vestidos o de pantalones de alguna tela que le ajustaba sus piernas. Los hombres con traje volados en las camisas y un broche de oro color púrpura en lugar de corbata.
    Lo impresionante de este fabuloso lugar los colores del cielo. Colores matizados todos en torno al púrpura que se balanceaban en el cielo… girando formaban redondeles, algunos de su parte media mas profunda desprendían los colores mas fuertes, otros desde sus centros desprendían los cálidos. La noche y el día no se diferenciaban por la cantidad de luz, sino porque en las noches aparecían las estrellas de color púrpura brillante en sus centros tenían brillo de purpurina. En las noches que llovía la purpurina caía sobre la gente, sobre las aguas en forma de gotas de lluvia. La lluvia era codiciada por los fotógrafos pues ese brillo natural daba luz y glamour a sus obras. Los días se notaban por que del este… aparecía una bola gigante de color púrpura por supuesto de caramelo, los rayos de este sol-caramelo caían hacia las plantas formando arco iris de gamas púrpuras.
    A pesar de que la vida en el planeta de mis sueños era púrpura, no fue lo mas interesante. Lo mas interesante fue que había solo un método de viaje…
    Detrás de una arboleda, se escondían unos alambrados que daban cerco a el aeropuerto, de aviones color blancos y negros para que al volar se diferenciaran bien del cielo, y las personas vean que este invento del hombre era innovador. Tenia la cabina por la cual hablaban hombres con los pilotos para asegurar que todo iba en orden. Dentro del avión era todo púrpura y matices con púrpura y sus derivados: la alfombra rosa, los asientos rojo con púrpura e en las ventanillas había blanco con puntitos púrpuras y rosa de manera tal que todo quedaba a tono. En cuanto a la comida el plato mas popular y caro era la radicheta.
    El aeropuerto era el orgullo de la ciudad, solo debe haber faltado un detalle, por que a pesar del lujo que tenían los aviones, y lo confortable que eran no viajaban las personas. El problema era serio en el mundo solo había un aeropuerto. De manera que las personas que emprendían viaje volvían al mismo sitio… el costo de un aeropuerto era enorme, pero de que sirve gastar en algo del que no es esencial si otro no lo tiene. Se trata de una dependencia para ir hay que llegar a algún sitio sino no vale de nada el esfuerzo y la mejor innovación puede quedar solo como un recuerdo.

    http://blog.enfemenino.com/blog/Default2__see_68584_1/La-principita-del-Bien-y-el-Mal.html

  3. lasalamandra Says:

    Hay 4 comentario/s de este artículo.

    sabbat:
    P.S: No es que me haya dado cuenta ahora… tampoco es eso. Es que yo ya no me creo casi nada, aunque a veces haga como que me lo creo casi todo.

    Un beso.
    2004.12.22 14:20

    Martin C.:
    Sí, pero es una galaxia tan bonita!
    2004.12.22 18:01

    Luis:
    Este post y el anterior me recuerdan una frase sencilla pero definitiva de Laing, el “antipsiquiatra”. Él decía que nunca debemos sentirnos culpables cuando decepcionamos las expectativas de los demás, porque son egoístas y se basan en sus propias necesidades. Sólo debemos sentirnos culpables, según él, cuando nos tracionamos a nosotros mismos. Amén…
    2004.12.22 18:38 email: luis.muino (arroba) elhabitatdelunicornio.net

    hermes:
    He leído. FELIZ NAVIDAD!
    2004.12.22 21:17

  4. E.E. Says:

    7 visualizaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s