Caloma y el hombre que se grababa en video con sus novias

enero 2, 2005

‘Unkown Song’

En fin… sus correos tienen otro sabor pero … y aunque me dice que me he conseguido el mejor guía de su ciudad yo aunque me alimente de mis propios sueños no suelo incorporarme a los sueños ajenos y le escribo literal mientras escucho Pink Floyd ‘Unknown song’:

Encuéntrame un trabajo corto en tu ciudad … un trabajo que yo pueda desempeñar de no más de una semana … y te digo dónde tienes que ir dándome los besos.

Es una sugerencia. No una orden… Me gustaría ir a conocerte pero estoy limitada, así que me tengo que ir trabajando a los sitios.

Un beso

Y yo vuelvo a reinsertarme en la semana pasada antes de que esta misma en que nos encontramos finalice, porque me quedan sólo unas horas… Es Noche Buena y ceno en casa de mis padres, y lo sobrellevo mientras puedo y lo que promete ser un desenlace fatal con el nuevo talante que me gasto queda sólo en sobresalto y luego estoy con mi madre tomándome unas copas hasta que se hace tarde y cuando ya voy a marcharme me llega su mensaje, un mensaje del hombre del salón que era como un cuadro de Matisse en el que pintó una de sus odaliscas, y hay algo en esas palabras suyas que esa noche se me hace insoportablemente triste y cuando llego aquí me conecto y escribo y confieso que incluso hasta lloro y no es por el alcohol que haya bebido sino porque me doy cuenta de que, de nuevo, he vuelto a quedarme del lado de lo ‘no conveniente’

MATISSE

… y luego ya descalza ando más que nada leyendo a Bahía, que ha vuelto a plantar sus bulbos, sus amapolas, sus pensamientos y sus nomeolvides por mi jardín, y por fín ha decidido romper su mutismo después de varias semanas en completo silencio, y es cuando se conecta él, Caloma. Y al principio no ocurre nada porque yo he añadido su dirección pero con mis prejuicios: es un hombre más joven que yo y aunque su fotografía es espectacular falla lo esencial, no veo su mirada porque ésta se encuentra parapetada tras la incertidumbre que me produce el cristal ahumado de sus gafas de sol, unas de esas de diseño tan moderno como las que se gasta el playboy de mi ”amigo J.” ¿Nunca he hablado de él aquí? Bueno, tal vez alguna vez pero muy de refilón. J. es el típico tío bueno: morenazo, tremendamente atractivo, cuerpo atlético y entrenado, antes se dedicaba al tema de la vig., aunque luego … y es tan guapo que ha llegado a trabajar en anuncios de televisión y sus ojos azul turquesa, su pelo ensortijado y su cerca del metro noventa le han granjeado las ”simpatías” y favores de una fuente inagotable de mujeres. Mujeres de toda clase y condición, las más variopintas entre el elenco del mundo femenino, doy fe. Pero cuando nosotros nos conocemos yo soy terriblemente honesta y tengo novio. Frecuentábamos el mismo gimnasio en el que yo entrenaba entonces y el mismo dónde me convencieron de que me preparase el título de monitora de fitness (que luego abandoné). Estoy hablando de hace 17 años, que son exactamente los mismos que lleva mi ”amigo J” tras de mí intentando llevarme al huerto. Y él coincide que es compañero de trabajo de mi, por aquel entonces, novio (Coga). ¿Y ahora que no soy ni medianamente honesta, por qué no?, te preguntarás … pues no lo sé pero aunque ni una sola mujer que yo haya conocido sea capaz de resistírsele, yo soy por completo y de forma incomprensible inmune al encanto de su seducción y lo ha intentado todo pero o sea Todo (ha llegado hacer cosas tan alucinantes como grabarse un video con varias relaciones sexuales con sus novias, que mi abuela y yo nos hemos visionado juntas y muertas de la risa ) pero yo he sido incapaz hasta de ”caer” ni cuando atravesaba unas de las peores condiciones emocionales de toda mi vida. Es cierto. Me resistí hasta cuando Coga nos dejaba noche tras noche a solas en Galicia y me rechazaba en la cama. Y quizás él nos ofertaba aquella misma intimidad con la esperanza de que ocurriera algo entre nosotros pero ese algo nunca ocurrió, aunque a mí se me pasase muchas veces por la cabeza… su olor personal me lo impedía. Y Caloma, el hombre de ese perfil, no sólo me recuerda a él mismo sino a ese tipo de hombre que es mi ”amigo J”, aunque J. tiene mi edad.

Bueno, pero al final nos ponemos a charlar y nos sorprendemos de habernos vuelto a encontrar y yo le digo para despedirme, que gracias a él me he sentido como más protegida. Y también es cierto. No es lo mismo sentirte desesperada y tratar con un extraño, tal vez a la desesperada, que coincidir después de varios años en unas gratas coordenadas virtuales, con alguien que ya has conocido en persona y por quién te has sentido atraída en persona. Puede ocurrir el miedo pero es un miedo mucho menos turbulento, mucho menos acuciante.

Y nos saludamos al día siguiente que es viernes, y al siguiente que es sábado y luego ya el domingo 26 es cuando volvemos a hablar más rato y cuándo decidimos quedar y encontrarnos y nos citamos el lunes a las diez y media de la noche para darnos un paseo por un parque en la oscuridad….

‘Us and Them’

PINK FLOYD

6 Responses to “Caloma y el hombre que se grababa en video con sus novias”

  1. lasalamandra Says:

    La primera guerra mundial lleva a Matisse de nuevo a Collioure y Niza. Su contacto, en 1914 con Juan Gris puede ser el origen de ciertos escarceos cubistas como “Los marroquíes” (abajo)

    o “La lección de piano” (1916), aunque casi toda su producción de esa época sigue fiel a la exploración de la lógica superficial del color. Son los años de la reelaboración visual y temática de sus viajes a Argelia y Marruecos de 1906, 1912 y 1913, traducidos después en las odaliscas de los años veinte o en su creciente interés por los modelos seriados de cerámicas, telas estampadas y papeles pintados. Matisse no representaba estos modelos decorativos, sino que los utilizaba dentro del sistema de composición general del cuadro.

    http://www.imageandart.com/tutoriales/biografias/matisse/index.html

  2. lasalamandra Says:

    ALEJANDRA VILLASMIL (EFE)

    ‘Odalisca’, una de las obras más populares del artista.
    ampliar foto
    ‘Odalisca’, una de las obras más populares del artista.
    NOTICIAS RELACIONADAS

    NUEVA YORK.- El Museo de Arte Metropolitano de Nueva York presentará a partir de 23 de julio, y hasta el 25 de septiembre, una selección de 45 pinturas y 31 dibujos que reflejan la profunda fascinación de Matisse (1869-1954) por las telas con estampados de flores, rayas y arabescos.

    Las telas profusamente ornamentadas y los trajes típicos de países como Marruecos y Rumanía fueron fuente de inspiración para el pintor Henri Matisse, según revela la primera muestra que explora la influencia de los textiles en su obra.

    Estas pinturas, muchas de ellas retratos de mujeres -como las odaliscas, uno de sus temas de representación favoritos- se presentan junto a vestidos y retazos de telas, tapices y alfombras pertenecientes a la colección personal del artista.

    Esta es la primera vez que la obra de Matisse es analizada desde la perspectiva de la influencia que en ésta tuvieron los diseños y colores de los textiles, y que se expone al público su colección de telas.

    Esta colección, a la que el artista francés se refería como su “biblioteca de trabajo”, había permanecido en manos de su familia desde su muerte en 1954. “Esta reveladora exhibición ofrece una visión nueva y fascinante del proceso, método de trabajo y lenguaje visual de uno de los más apreciados maestros del arte moderno”, dijo en una presentación a la prensa Philippe de Montebello, director del museo.

    En cierto modo, la exposición transporta al espectador al taller del artista, permitiéndole ver las telas que usaba como fondos o decorados de sus pinturas, y las batas y vestidos que vestían las mujeres que para él posaban. La fascinación de Matisse por las telas venía desde su infancia, pues su familia trabajaba en la industria textil al noreste de Francia, y esto se reflejó en sus primeras pinturas, una serie de naturalezas muertas con manteles con las que abre la exhibición.

    Entre ellas, destacan las dos versiones de ‘Naturaleza Muerta con Mantel Azul’, pertenecientes a la colección del Museo Hermitage, en San Petersburgo (Rusia), y ‘Sevilla’, una representación de un salón decorado con telas que Matisse compró en anticuarios en España. Atraído por la riqueza de colores y los diseños de flores, rayas y arabescos de los textiles, Matisse comenzó a emplearlos como decorados y referencias ornamentales para una serie de retratos de odaliscas.

    Matisse fue para algunos un excéntrico; para otros, un genio.
    Matisse fue para algunos un excéntrico; para otros, un genio.
    En estas obras, las modelos visten exóticos trajes del Norte de Africa y posan entre alfombras turcas y marroquíes, reclinadas sobre sofás y cojines tapizados con vistosas telas, fundiéndose en los escenarios y decorados falsos construidos por el artista.

    En una de sus últimas entrevistas, Matisse dijo que los textiles de la serie de odaliscas eran “tan importantes” como las modelos, y por la evolución de su obra, que culminó con sus “recortes” de papeles de colores en formas florales y geométricas, pareciera que el diseño logró predominar frente a la figura humana.

    En la última sección de la exposición, que está organizada tanto temática como cronológicamente, están incluidos estos “recortes” realizados en sus últimos 20 años de vida, “collages” de formas simples de papel que exploran tanto el color como la composición.

    Para Matisse, “dibujar con tijeras” representaba una verdadera revolución estética. “Los recortes de papel me permiten dibujar en color. Es una simplificación. En vez de dibujar los contornos de las figuras y rellenarlas con color, estoy dibujando directamente en color”, señaló el artista en una ocasión.

    La muestra reúne obras pertenecientes a colecciones públicas y privadas importantes, como la Fundación Matisse, el Museo de Arte Moderno (Moma), el Museo de Arte Metropolitano, el Centro Georges Pompidou de París y la Galería de Arte Nacional de Washington.

    Entre las pinturas expuestas, destacan ‘Odalisca Sentada’ (1926), del Museo de Arte Metropolitano, ‘Mujer en Azul’ (1937), del Museo de Arte de Filadelfia, y ‘Bata Púrpura y Anémonas’ (1937), del Museo de Arte de Baltimore.

    http://www.elmundo.es/elmundo/2005/06/22/cultura/1119459401.html

  3. lasalamandra Says:

    LA MUJER QUE APARECE EN ESA IMAGEN:

    Matisse y su modelo-musa inspiradora Henriette Daricarrere.

    Algunas litografías que se pueden apreciar en la exposición están apoyadas delante de decorativos textiles que sirven de marco exuberante a los desnudos femeninos. Estos están cubiertos, a veces parcialmente, por telas de ensueño, parafraseando al título de la muestra. Allí se pueden apreciar extraordinarias obras como Gran odalisca en cullote de bayadera, que captura efectos casi fotográficos jugando con luces sobre el cuerpo de la modelo Henriette y el contraste con las rayas anchas de la seda suntuosa del pantalón que alternan con las flores de la tela del sillón. Es admirable observar el diálogo de texturas entre la seda y la caída pesada de la tela floreada que cubre el sillón (¿quizá perteneciente a un mantón de Manila?).
    Todos detalles típicos del Matisse de esa época, una de las más interesantes para sus seguidores.
    Para qué negarlo, su modelo Henriette de aquellos años dorados en Niza tiene su mérito. Ella le puso el cuerpo a numerosas pinturas entre 1920 y 1927. El pintor la había descubierto cuando ella tenía 21 años: siendo bailarina la vio en los Studios de la Victorine y luego la hizo suya. No obstante, la jovencita siguió estudios de piano y violín entre pose y pose del artista.
    Según la crítica de arte Heather Lemonedes, del Christie’s Magazine: “No podemos subestimar el significado de la química mutua entre modelo y pintor durante aquellos siete años de la década del ‘20. Sin duda, la presencia bien dotada y por momentos teatral de Henriette avivó la llama erótica en Matisse para esos trabajos. Aunque Matisse ya había empezado a explorar el tema de las odaliscas antes de Henriette, pero con ella alcanzó la cima. Es que la modelo podía deslizarse cómodamente entre los pliegues de las telas y cambiar de escenario en cada cuadro, pero siempre resguardando su personalidad. Todo esto se aprecia en El reposo de la modelo rodeada de telas en rojos, o en Odalisca con collar. O cuando se relajaba sentada sobre un sillón en Gran odalisca con cullote de bayadera. En otra pintura, Odalisca con velo, se descubren los significativos ojos negros de Henriette, su boca sensual y su cuerpo escultural para la época, rasgos que la identificaban completamente”.
    Matisse siempre dijo que el objetivo de su arte era crear una atmósfera de “lujo, calma y voluptuosidad” para inspirar al observador de sus pinturas. Eligió para definirlas, quizá, nada menos que a Charles Baudelaire para citar sus aspiraciones, que surgen del poema extraordinario L’invitation au voyage, cuando dice en estrofas esenciales: “La, tout n’est que ordre et beauté, luxe, calme et volupté” (“Allí, todo es orden y belleza, lujo, calma y voluptuosidad”).
    Misión cumplida, Henri Matisse.

    http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/las12/13-1844-2005-03-28.html

  4. lasalamandra Says:

    PINK FLOYD:

    Us And Them, tiene fuerza en el estribillo, con coros femeninos, otro gran tema con una duración de casi 8 minutos, donde hay distintos cambios de ritmo. La canción se centra en una de las mayores obsesiones de Roger Waters, la guerra (perdió a su padre en la Segunda Guerra Mundial).

    http://www.lahiguera.net/musicalia/artistas/pink_floyd/discoh/66/

  5. lasalamandra Says:

    Susana:
    Qué de juego dan los parques en la oscuridad ¿verdad? ;-)
    2005.01.03 00:08 email: Campanilla698 (arroba) hotmail.com

    Camen:
    sí, sí, sí susy :))))

    Un beso. ¿Te encuentras mejor?
    2005.01.03 00:33

    Bahía:
    Un beso, mi niña :)
    Esta noche, no tengo palabras.
    2005.01.05 00:18

  6. candelaarias Says:

    64 visualizaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s