LAETITIA LAETITIARUM

enero 29, 2005

sábado 29 de enero del 2005

Lo primero que me pregunto al levantarme es porque el nombre de él ha desaparecido de sus enlaces… y ni siquiera sé porque intuía que algún nombre desaparecería de allí. Pero era como si lo esperase.

Y en lo único que pienso es mis ganas de Encontrarme con él. Anoche me fui a la cama temblando pero no quise detenerme a distinguir si lo hacía por frío o por algo similar al pánico escénico. No me asusta él en absoluto. Nunca he conocido a nadie que me guste tanto por ‘sus adentros’ y no me planteo que sus cosas negativas puedan ser peores que las mías. Él está mucho más evolucionado que yo, así que las habrá pulido mucho más que yo. Y creo que lo de anoche era gripe pero le he dado a mi cuerpo la orden de detenerse, o al menos de que me conceda una tregua. No me importa caer enferma esta tarde pero tiene que ser después de las seis de la tarde, luego ya me preocupa menos porque no estaré sola y ahora me duelen todos los huesos de la espalda y el cuerpo me flaquea pero es normal, a mi cuerpo suele ocurrirle eso. He dejado hace meses los mio-relajantes porque el que me hacía efecto era demasiado fuerte y sospeché que acabaría por crearme una adicción y no por solucionarme el problema, y los otros demasiado ineficaces, así que todos los días me suponen algún tipo de incomodidad o dolor. No me estoy quejando. Lo estoy registrando, y convivir con el dolor es duro pero al menos ahora no experimento ningún tipo de sufrimiento emocional. Todo parece estar meridianamente tranquilo ahí dentro.

¿Sabes? Hace un par de días, después de mi cita mensual con Cristina, me compré un conjunto de ropa interior, y quizá lo necesitaba pero no creí que terminaría por llevarme algo así. No sé, me apetecía algo más azul, índigo o añil posiblemente. Siempre suelo inclinarme por los rojos, los granates, los cerezas, los escarlatas o los negros pero esta vez la emoción que me inspiraba se parecía al jade… eso era la belleza y como aquella vez que opté por el marfil y llegó la época de la buena suerte porque cruzarme con Laura en mi camino no ha significado otra cosa para mí que eso, despertar poco a poco a un amor sorprendente. Me habría sido difícil creer antes de aquello que se pudiera valorar por encima de uno el bienestar de otro y más si ese otro tiene que ver con lo que menos te esperas.

Y eso fue un poco, como en otra escala musical, lo me sucedió ayer con el mensaje del hombre crepuscular. Estaba con Alma cuando llegó y luego ella no dejó de abrazarme. Es que me puse muy contenta, queda claro que hay quién sabe provocarte la felicidad y hay quién no, hay quién lo único que sabe hacer es todo lo contrario: apenarte, que te angusties, que sufras, que odies, que te odies. Y lo único que tengo claro a fecha y hora de hoy es que de eso, es de lo único que debo alejarme. Es mentira que quien bien te quiere te hará llorar, es una excusa, a no ser que estemos hablando de lo que ocurre cuando lloras de Alegría. Me gusta esa palabra, e incluso más dicha en latín: ‘laetitia latitiarum’

Me gusta esta ola de frío. Me gusta la idea de viajar a través de la nieve y el hielo para encontrarnos. Me gusta saber que cuando llegue habrá por fin sosiego. Me gusta el deseo de la espera y la certidumbre que nos da la complicidad. Mañana te escribo el número de la habitación…’

Y cuando se lo leo a Nora los ojos le brillan aunque no me detengo a distinguir si es con el brillo de la ilusión o de las ambiciones. La ambición es como la envidia que no termina de ser mala si dejas que te hable del sendero del deseo… Y Nora me está contando cosas muy serias, conversaciones íntimas con su marido donde ambos no se sabe si dilucidan o desmenuzan el futuro pero yo no puedo evitar sentirme como siento y compartirlo pletórica con ella, porque necesito que se alegre conmigo. Eso también es la amistad, alegrarse con las alegrías del otro aunque tú no estés pasando por el mejor momento de tu vida, compartir alegrías… contagiarlas… Yo me he apenado tantas veces ya con su pena pero es curioso lo que le ocurre porque cuando llega a la última frase, se queda muy seria y me mira y me dice algo así como que todo estaba muy bien hasta que llegas al final. Y yo entonces le contesto con la misma seriedad y le digo: Nora es que lo que a mí me importa es precisamente ese ”final”. Yo no huyo del sexo. Me dirijo hacia el sexo, ¿no te das cuenta de que es de lo poco que es verdad húmeda y no mentira a secas? Pero ella no conoce eso todavía y sé que por eso no va a entenderme. Demasiados miedos

Y quería anotar algunas cosas aquí el otro día, cosas banales que no tienen ni la más mínima importancia pero que son mías y son pequeños avances en esa lucha cotidiana que yo sostengo contra mi antigua manera de enfocar la vida. Por ejemplo Guernika. Ya nunca le diré aquello que pensaba decirle, eso de que le haré una mamada sólo si me paga por ello como si fuera una prostituta. No, ahora sería imposible porque ahora sólo ocurre lo que ocurrió el otro día, que no sé que me dijo y me largué, pero no enfadada, ni herida, sólo me di media vuelta porque estaba cansada de oírlo. Quiero que se acaben las venganzas. Y él ya sabe que se acabó. Y yo creo que sí que se acabó, que muy mal me tendría que pintar la vida para recurrir a esos postigos tan desgastados y roídos. Y minutos antes tuve una especie de toma de contacto con una de esas mujeres que en lo único que piensan es en que su marido se descalce antes de entrar en casa para que no se la llene de arena de polvo y arena. Y no sé, puede que hasta lo que más me cansase fuera eso… un encuentro en la tercera fase, porque así parece que me siento, como si hablara con una extraterrestre. Vamos, hombre, si la tía hasta se enfadaba porque yo me negase a colocar figuritas en mi propio hogar. ‘Bueno y tú entonces, ¿es que no tienes que limpiar ni las figuras ni los cuadros? Siempre hay mucho que limpiar en eso’. No, yo no tengo por qué. No me gustan las obligaciones y en mi casa sólo hay libros… Y era increíble la cara que se le ponía, si no parecía que le estaba hablando de asesinato en primer grado. Y de Seronda, que es una librería que existe en mi pueblo, de dos títulos que me llamaron la atención en ella. Seronda, que también es una palabra dicha en el lenguaje de mi pueblo. Uno de Suso de Toro, y ‘Puente hacia el infinito’ de Richard Bach. Y lo bien que me lo paso durante un rato saboteándole a mi madre los programas de las brujas de la tele. ¿Pero cómo se puede ser tan idiota de creer en eso? Y no pienso en mí que a lo mejor creo en cosas más imposibles, más improbables, más ilusorias. Y es cuando voy por la calle escuchando a Pastora y sé que ‘Tengo’… eso que le gusta a Odalys, ‘lunas y soles’ y lo que le suena bien a Jorge, ganas de arrimarme a la gente y soltarme la melena… y sobre todo’ un chiste que no cuento pa reírme yo por dentro’ y un tío que me pone, aunque también un amor perdío y quizás ahora otro escondido. Y ahora mismo acabo de recibir ese mensaje de un ‘amigo anónimo’ que me dice que ese “Desnudo relajado, con el brazo derecho bajo la cabeza”, ese de Modigliani, no es una invitación a que me poseas, si no lo bien que yo me quedo después de que nos hayamos poseído y bueno, me gusta esa interpretación suya como presagio, y ya sabemos lo que tú piensas de los presagios… y me llega un último correo con otra de esas frases:

“Lo que sabemos es una gota de agua; lo que ignoramos es el océano”

Solo que esta es de Newton y me recuerda a la gravedad, a la fuerza de la gravedad y lo que a mi me gusta es pensar que en unas horas vamos a conocernos y que ojalá despues de ello los dos sigamos queriendo conocernos mas.

Un beso.

casona de cefontes

One Response to “LAETITIA LAETITIARUM”

  1. lasalamandra Says:

    anonima:
    Suerte y espero que todo vaya muy, muy bien, seguro que sí.
    Al menos a mí me fue muy bien, cuando lo conocí (al mio no al tuyo) ;D
    Feliz finde
    2005.01.29 17:00

    Sabbat:
    ¿Tal vez eres N? ;)

    Vamos a ver… lo leo tarde, ya de vuelta, y te lo agradezco muchísimo pero yo pienso (bueno no sé si todavía soy capaz de pensar) que me ha ido pero que mucho mejor… mejor que sólo muy, muy bien.

    Feliz semana :)

    ¡Ah! Pero no era el mío, como yo no soy ”de momento” de nadie pero sí que en algún momento fuimos sólo uno.
    2005.01.30 14:48

    Restallón:
    Verdad húmeda
    versus
    mentira seca.
    Sugerente descripción
    del sexo,
    aunque exagerada.
    El sexo puede ser también una mentira húmeda. Eso sólo porque no hay nada que no pueda ser su tesis y su antítesis, o eso creo.

    Me alegro que, involuntariamente, pueda haber sido un buen presagio.
    A rivederla :-)
    2005.01.30 17:19

    anonima:
    Me alegro que fuese todo mejor que muy, muy bien :)
    No no soy N, no sé quien es. Solo soy alguien que está por aquí, pero que no volverá a comentar nada :)
    Ya me enteraré como va la historia por aquí, con lo cotilla que yo soy :D como para perdérmela.
    Suerte en todo.
    2005.01.30 18:20

    sabbat a Restallon:
    Puede que sea exagerado en cuanto a los otros, sí, claro… es evidente pero no ahora (últimamente) en cuanto a mí. Sí yo me quedo en el sexo, si me quedo con alguien en el sexo es que es exactamente eso: una verdad húmeda. No generalizaba, de verdad. Sólo me suscribía. Ha sido la experiencia de mi Vida. Puede que hubiera rozado esto antes con Max pero no había traspasado ‘las puertas’. Nosotros nos quedamos en el umbral y para hacer eso… necesitaba a alguien que fuera un poco especial, con quién vencer el miedo a lo desconocido. Alguien que ya conociera ese tramo del ‘Camino’. Y ahora ya es diferente… ahora creo que ya sé el cómo o ya me he iniciado en ese conocimiento :)

    Un beso.
    2005.01.30 21:00

    sabbat a anónima::
    Pues lo lamento porque me gusta la gente que me desea suerte. Aunque te quedes… me gustaría que me hablaras. Seguro que podría aprender de ti pero tampoco te lo pido :)

    Aunque de la historia nadie va a enterarse… de un 20% quizás. No siempre quién ”habla” tanto como yo lo hago cuenta tanto… como parece.

    Un beso.
    2005.01.30 21:03

    Manuel:
    ¿Gravedad?… Alguien me llamó…
    Un beso
    2005.01.31 13:48

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s