La Otra Parte

febrero 1, 2005

Sobremesa y atardecer

Estoy leyendo a Cecilia. Ella estaba recordando y de repente ha visto a una chica preciosa de la que incluso podría ser su madre y se pregunta, aunque en realidad no lo hace, si eso tiene alguna importancia y yo ya sé que no la tiene, que no tiene ninguna, ni la más mínima y se me viene inmediatamente al pensamiento Alba, aquella niña que conocí hace siete años. ¿Qué tendría entonces quince, dieciséis…? ¿Y cuántos años llevo yo evitándola? ¿Cinco? ¿Seis? Así que busco su teléfono en la tarjeta antigua del móvil y lo encuentro, aunque ignoro si ella seguirá conservando el mismo número. Lo último que supe de ella fue hace unos tres o cuatro meses. Otra de esas llamadas suyas que no contesté y le envío un mensaje:

¡Hola Alba. Soy María y acabo de acordarme de ti. Un beso. Y no pasan más de cinco minutos cuando recibo su respuesta: ¡Hola María. Me alegra saber de ti. Yo también me acuerdo a veces de qué será de tu vida. 1 beso fuerte!

Y entonces lo que recuerdo perfectamente es cómo fue cuando la conocí. Era septiembre y el primer día que regresábamos a clase. Y de aquella, yo estaba locamente enamorada de Guernika, mi profesor, y fue pegar tres golpes exactos y romper cuerdas. Luego, ella que era nueva allí, comenzaba aquel mismo día y estaba en la otra pista, me dijo que nunca podría olvidar la expresión que se me puso. ‘Fue como si te hubieran dado ganas de matar a alguien de la rabia que sentías y a mí me entró la risa’. Y era cierto, yo miré aquella jovencita que tenía aires de chico aunque era guapísima y al verla riéndose conmigo sentí algo que no supe cómo definir.

Luego la adopté como si fuera una gallina clueca y jugábamos juntas y me la lleve incluso a montar en bicicleta con mis amigas y Alba venía a pasar unos días a casa de unos tíos porque ella era de un pueblecito del occidente y al año siguiente cuando regresó me contó una historia muy triste. Se había enamorado de su entrenadora que además tenía novio y las dos habían mantenido una relación muy dolorosa y secreta porque la otra chica (algo mayor que ella) no se veía capaz de salir del armario y declarar abiertamente frente al mundo su condición. Y yo supongo que le fallé.

Algo me asustó ahí y pese a gustarme mucho Alba como persona nunca terminé de contestar a sus mensajes y a sus llamadas… hasta hace unos minutos. Creo que sembraba en mí una ambivalencia que me desconcertaba y sobre todo la encontraba demasiado joven porque a mí me hacía sentir muy vieja, como cuarteada pero ahora eso ya no importa y me he dado cuenta justo hoy.

Y por la mañana, al mediodía estuve con Cristina y volvió a ser estupendo, delicioso… Creo que estamos intimando. Ya luego… si tengo un rato, te lo cuento. Me gusta Cristina, me gusta mucho. Creo que me siento atraída por ella especialmente porque me recuerda a mí. Hablo de este tipo de sensibilidad: es emocional y es delicada y a la vez es intensa. Y creo que esto no tiene nada que ver con el narcisismo pero te dejo que me saques del error si piensas que estoy equivocada.

Y también lo de Stanislaw pero no sé qué me ocurre que existe algo que se parece a una ausencia y que me inmoviliza. Apenas un suspiro… porque creo que una parte de mí se ha ido contigo. Y esa era la parte con la que yo me sentaba a solas aquí.

Un beso

.-.-.-.-.-.-.-.-

P.S: Aunque si he de serte sincera, lo que siento es más complejo que eso y también dentro de mí existe algo que se agita y que no me pertenece, o sea que es tuyo y que quizás te dejaste olvidado, o tal vez te lo dejaste a querer… Y eso le contaba a Cristina este mediodía, que si supiera que no podría volver a verte… tengo la sensación de que poco a poco me moriría de pena, o al menos lo haría una parte de mí. Pero es sólo una sensación. Nada preocupante, de momento. Y de todas formas tú sabes que yo seguiría buscando. Eternamente buscando lo que descubrí de mí en ti :)

como Alba

3 Responses to “La Otra Parte”

  1. lasalamandra Says:

    PaquiLou:
    Ya he dado contigo, tienes otro estilo, pero igualmente extraordinario, plasmas, desarrollas, invades, alimentas, descubres, cualquier forma de colocar la palabras, y sales tú…me encantas….vales mucho….un millón de besos….( por cierto) yo no tengo ningún problema en mirarte a los ojos…mirarte de frente..Cómo quieras tú…
    2005.02.01 19:59

    sabbat:
    Gracias PaquiLou y que si vienes por aquí, te sientas cómoda para comentar lo que te apetezca

    Un beso :)
    2005.02.01 22:33

    Su:
    Un abrazo muy fuerte Carmen
    2005.02.01 22:53 email: Campanilla698 (arroba) hotmail.com

    Odalys:
    Me ha encantado, como tantas veces. A veces nos vemos de otra forma cuando descubrimos la tersura en otra piel pero pasan los años y ya no es lo mismo, porque depende de cuán a gusto estés contigo misma.
    Me ha gustado especialmente el P.S.

    Luis:
    Es verdad: es muy hermoso el P.S…
    Y es que es lo que pasa cuando dos personas se juntan en un sólo cuerpo. Luego, cuando se separan, cada uno se lleva sin darse cuenta cachitos del otro. De repente, cuando ya están a solas, cada una de las personas se mira y dice: “pero si esto no es mío: no lo reconozco”. Pero después, poco a poco, esos cachitos se van haciendo al nuevo cuerpo…y acaban por encajar estupendamente y ayudan a crecer al resto.
    De todas formas, también queda la posibilidad de que os volváis a ver para intercambiar pedacitos de los que os habéis llevado. Aunque imagino que lo que acabaréis haciendo es volver a llevaros unos cuantos cachitos del otro. Es mucho más divertido y enriquecedor ;-))
    2005.02.02 00:34 email: luis.muino (arroba) elhabitatdelunicornio.net

    Carmen:
    Un fuerte abrazo para los tres. Me Llegáis y a mí solía ser muy difícil llegarme así. Pero no me esperaba que fuera por este Mundo…

    Un beso :)))
    2005.02.02 10:43


  2. […] agosto, agresion, agua, aguaii, agueda, ahora, aion, alabanza, alabarda, alabastro, alambradas, alba, albahaca, albedo, alce, alfarero, alfredo, alhelí, alicia, allanar, allende, alojada, alpes, […]

  3. candelaarias Says:

    Este post ha sido visualizado 12 veces desde su redición y ha sido procesado…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s