LA SONRISA DESLUMBRANTE

febrero 5, 2005

… la Vida

A mi madre le asustaban los ojos de mi bisabuela y por eso su retrato reposaba sobre el armario.
Ella decía que sus ojos la seguían por todas partes desde la pared. Y era en aquel entonces cuando probablemente mi madre me hacía más daño, aunque no logro recordar ninguna época en que mi madre no procurara hacerme algún tipo de daño… pero aunque este escrito así, no es una queja, ¿de acuerdo? Lo que si es cierto, a pesar de que a ti paradójicamente pueda resultarte de lo más incierto, es que a veces, de alguna manera me he sentido cuídada por una presencia o presencias para las que no encuentro ninguna explicación.

Y esa noche continúan las coincidencias. Las horas no mienten y me resulta curioso… así que le envío a él algo.

Y ayer como con Coga. Le llamo sobre la dos y le pregunto si le apetece que nos vayamos a mi  ciudad y me dice que sí y le espero en una rotonda cercana al edificio de Laura, y esa mujer, Carmen, aparece de improviso al otro lado de la calle y yo compruebo que su aparición no perturba de ningún modo mi paz. Lo que si hago es como que no la he visto. Pero mi postura tampoco dista tanto de ser real. No hay huida, sino indiferencia (me cansa el odio) porque no considero que yo haya salido perdiendo en esa historia, sé de sobra que he ganado y lo que he ganado supuestamente al perder. Así que hasta puede que me alegrase por ellos, por esa mujer y el padre de Laura de enterarme que ambos se han enamorado.

Enamorarse de otro ser humano es de las cosas más hermosas y vibrantes que nos pueden suceder. Pero no me estoy refiriendo a esa locura hormonal que yo creía que era enamorarse, ni a nada que guarde relación con el concepto ceremonial de sacrificio… aunque de momento, prefiero no hablar de eso.

(Inciso, ¡qué risa!. Entra Coga que se va ahora a trabajar, son las diez y cuarto y dice: ¿a qué huele aquí? A incienso, le contesto yo. ¿Echas de menos lo del sábado? -me pregunta sonriendo con cierta ironía. Pues sí… pero él ignora la parte en que lo que más echo de menos no es la marihuana sino a ti)

Y la comida es muy agradable. Llegamos a sincerarnos bastante, más de lo habitual. Yo le hablo de Cristina, de lo que me provoca y le insinúo que existen otros hombres, más bien muchos hombres y ninguno en especial, a no ser uno que está demasiado lejos y que nunca supondría un peligro ”para nosotros”, y él me dice que mientras no se entere (o sea que no le obligue a verlo con sus propios ojos) no le importa. Y entonces le hablo un poco más de ese hombre y de la relación abierta que él mantiene con su pareja. ‘No. Creo que eso no es adaptativo. Yo pienso que es más bien un planteamiento evolucionado’. Y Coga se abre y me cuenta cosas que habla con sus compañeros de juergas. Por ejemplo cuando van de cena y beben, y él les promete que irá a sus bodas si se casan y ellos le dicen que tiene que llevarme con él, y él les responde que de eso nada, que nosotros tenemos muy claro lo de no mezclar ciertos asuntos y ellos se echan las manos a la cabeza porque no le entienden y les escandaliza la forma en que les habla y nos reímos. Pero luego me da pena porque me cuenta que su vida es muy triste y que hace tiempo que le es imposible follar con una mujer. Así es como me entero que le deprimen las proposiciones sexuales que recibe porque él sigue siendo tan selectivo como era antes (es cierto, no le valía cualquiera, tenía que ser la que a él le gustaba, y le gustaban muchas pero no todas) y a las mujeres a las que puede acceder hoy en día por su edad y su físico, se la bajan en vez de subírsela, utilizando una expresión suya (Coga no frecuenta Internet, de hacerlo lo tendría muy sencillo pero es que no le gustan ni los sentimientos ni escribir). Y bueno, eso, que sólo le quedan las putas, que ahora ya no me engaña con ninguna otra excusa acerca de mantener la distancia emocional, que es que no liga y punto. Y es curioso lo que me ocurre entonces porque me da tanta pena dentro de mi pequeña felicidad que pienso en si sería capaz de replantearme lo de volver a mantener relaciones sexuales con él. Es que sería estupendo tener el sexo a mano y no tener que buscarlo, ahora que ya sé que no lo necesito porque he encontrado algo muy distinto que era lo que yo buscaba desesperadamente y probablemente nadie estaba en condiciones de Darme…

Pero se me había olvidado un detalle. Es por la mañana, horas antes de esta conversación y yo salgo de la ducha para vestirme donde siempre, en la sala dónde él se sienta después del desayuno. Y sólo llevo una de mis camisetas anchas (me las compro a propósito de la talla XL). Es con lo que duermo por el invierno, con camisetas, y por el verano lo hago desnuda o sólo en bragas. Pero hoy él mientras le estoy hablando lleva su mano a mi pezón izquierdo y me lo acaricia con sus dedos, y yo le miro atónita y casi sin poder dar crédito a su atrevimiento porque así es como lo considero pero no me separo inmediatamente, sólo le pregunto: ¿Pero qué estás haciendo? Es que tienes los pezones erizados. Lógico, salgo ahora de la ducha y aquí hace frío. Entonces sí, le retiro la mano y le recuerdo que eso no es en lo que quedamos. No me ha gustado su gesto, ni me ha resultado excitante. Eso tenía que haber ocurrido hace muchos años

Pero después de la comida trato de enfocarlo de la misma forma en que le he recomendado hacerlo a mi amiga Nora. ¿Bueno, y por qué no? Esto también podría interesarte a ti. Ya que has decidido quedarte ahí… Y lo que si que le pido es que me acerque al lugar de trabajo de Susana porque me apetece un montón darle ese abrazo que aquel día no le di. Y él se queda en el exterior dentro del coche esperándome (a veces es muy complaciente conmigo, cuando no tiene nada mejor que hacer) y yo lo primero que hago es entrar en la tienda de Mabel (un comercio de calzados) para preguntar por ella pero llegará más tarde y me dirijo al piso de abajo y vuelvo a pasar por delante de la charcutería donde continúan aquellos dos tipos que tanta confianza me insuflaron la tarde del sábado pasado y pregunto por la sección de PLS, y luego a una chica rubita que está en una caja cercana por Susana, y ella es tan amable que tira de teléfono y les pide a los de atención al cliente que la avisen para informar de un precio. Y entonces es cuando la veo salir allá por el fondo del almacén y echo a correr hacia ella y nos abrazamos y sé que Susana va a encontrarme guapísima porque es como me siento, y es gracioso porque es lo primero que me dice, que me ve mucho más guapa y más sonriente que cuando recibí aquel primer mensaje de móvil suyo y yo es que no puedo parar de sonreírle y de asegurarle que sí, que lo sé, y que llevo así toda la semana, sintiéndome exultante y maravillosa y feliz, y que me da igual todo lo que me digan, sobre todo Alma con sus reparos, y que no quiero pensar en el futuro, sólo en lo que estoy sintiendo durante todos y cada uno de los minutos del día y también le digo que me gustaron mucho los comentarios que me dejó esa mañana pero que he preferido venir a decírselo en directo y volvemos a abrazarnos fuertemente y nos despedimos, y antes de irme le doy las gracias de nuevo a la rubia de la caja, por haber sido tan amable conmigo pero es que se me hace difícil pensar en quién podría resistírseme a serlo, cuando me paseo con el mundo con esta estúpida y deslumbrante sonrisa. Y lo que no te he descrito es la emoción que me embarga cuando recorremos esas calles que recorrí hace siete días y reconozco a lo lejos el paisaje. ‘A lo lejos, a lo lejos alguien canta…’, que decía el poeta.

Porque ahora Deva y sus alrededores, eres tú y probablemente lo sigas siendo siempre

Besos Profundos para ti :)

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

GIJÓN

A woman waits for me -she contains all, nothing is lacking,
Yet all were lacking, if sex were lacking, or if the moisture of
the right man were lacking…

Del poema ‘Una mujer me espera’. Walt Whitman

4 Responses to “LA SONRISA DESLUMBRANTE”

  1. lasalamandra Says:

    ‘Una mujer me espera’ W. Whitman:
    Una mujer me espera, lo contiene todo, nada le falta,
    y sin embargo todo faltaría si faltara el sexo o si faltara la humedad del hombre idóneo

    El sexo lo contiene todo,
    cuerpos, Almas, significados, purezas, canciones, órdenes, salud, orgullo, el misterio de la maternidad, la leche seminal, todas las esperanzas, favores, dones, todas las pasiones, amores, bellezas, goces de la tierra, todos los gobiernos, jueces, dioses, caudillos de la tierra, todo eso está contenido en el sexo, como parte suya y su razón de ser.

    Sin rubor, el hombre que amo sabe y pregona las delicias de su sexo,
    sin rubor, la mujer que amo sabe y pregona las del suyo.
    ¡Oh, conseguiré magníficas razas de niños todavía!
    Me apartaré de mujeres indiferentes,
    me uniré con la que me espera y con aquellas de sangre caliente que me satisfacen;
    veo que me entienden y que no me niegan,
    veo que son dignas de mí, seré el robusto marido de esas mujeres

    Ellas no son un ápice menos que yo,
    sus rostros están curtidos por soles radiantes y vientos impetuosos,
    Su carne tiene la divina flexibilidad y fuerza de otros tiempos,
    saben nadar, remar, montar a caballo, luchar, disparar, correr, galopar, retroceder, avanzar, resistir, defenderse, se bastan a si mismas, son tranquilas, claras, perfectamente dueñas de si mismas

    ¡Os abrazo fuerte, mujeres! No puedo dejaros partir, os haré bien,
    estoy hecho para vosotras, y vosotras para mí, no sólo por nuestro bien sino por el de los demás;
    cubiertos por vosotras duermen grandes héroes y poetas,
    rehúsan despertar al contacto de cualquier hombre que no sea yo
    Soy yo mujeres, me abro paso,
    soy severo, rudo, grande, obstinado, pero os amo,
    No os hago más daño que el necesario,
    derramo la sustancia de la que saldrán hijos e hijas dignos de estos Estados, aprieto con músculo lento y rudo,
    me trabo con eficacia, no hago caso de súplicas,
    no me atrevo a retirarme hasta que no deposite lo que durante tanto tiempo se ha acumulado dentro de mí

    Por vosotras agoto los ríos aprisionados en mi ser,
    en vosotras envuelvo un millar de años por venir,
    en vosotras injerto los injertos más preciados de mí y de América
    de las gotas que destilo en vosotras crecerán muchachas bravas y atléticas, nuevos artistas, músicos, y cantantes, los hijos que engendro en vosotros engendrarán hijos e hijas a su vez,
    exigiré hombres y mujeres perfectos de mis trabajos amorosos,
    espero que ellos se interpenetrarán con otros, como yo y vosotras nos interpenetramos ahora,
    cuento con los frutos de sus aguaceros impetuosos que yo emito ahora
    buscaré las amorosas cosechas del nacimiento, vida, muerte e inmortalidad, que tan amorosamente siembro ahora

    W.Whitman

  2. lasalamandra Says:

    Luis:
    “Sin rubor, el hombre al que amo sabe y pregona (…)”, “Severo, rudo, grande, obstinado (…)”: Walt Whitman tiene la fuerza de la franqueza. Por lo visto, Héctor también…

    Ayer me lo contó una amiga filóloga: la versión que contamos de la Iliada no es sincera. El rapto de Elena es solo una justificación poética (tiene ese nombre en teoría literaria). Sólo aparece al final de la obra. Y el único motivo por el que aparece es que todo el mundo, en la época, sabía que ésa fue la justificación de la guerra, la versión oficial. En realidad, lo que se narra en la Iliada es la disputa entre Aquiles y Agamenón…por una esclava. El segundo se la había quitado al primero. Aquiles se enfada y se niega a combatir, así que Agamenón urde un plan: manda al mejor amigo de Aquiles con la armadura de éste. El amigo muere…y eso enciende la famosa cólera de Aquiles que tiene que cantar la dichosa ¡Oh musa!

    Es decir: todo comienza por una especie de disputa infantil tipo “no-te-ajunto-porque-me-has-quitado-mi-lápiz”, con la diferencia de que el lápiz es un ser humano al que se trata como si fuera una cosa.
    En medio de todo esto, surge la figura de Héctor. Él es, según mi amiga, la nobleza, la falta de doblez, la sinceridad. Es un desmitificador, un amante de la verdad, un ser puro…como Whitman. Es el único personaje del que sabemos sus motivaciones reales. Es el único que no miente: no cuenta todo (ninguna persona lo hace)…pero lo que cuenta es verdad.

    Lo dicho: no sé si tu amante crepuscular se parece al tipo, pero seguro que le gustaría llegar a ser como él. Como Ítaca a la que aspirar no está nada mal ;-)

    Luis:
    Cada vez me gusta más cómo escribes. Siento que vas más al fondo, encuentras más la sustancia brutal pero hermosa que hay en el fondo de las personas y las relaciones. Cada vez se te siente más libre…
    2005.02.06 12:43 email: luis.muino (arroba) elhabitatdelunicornio.net

    Carmen:
    Gracias mil :)
    Sí, que me siento muy libre… pero sabes por qué, porque escriba lo que escriba sé que ‘Héctor’ no va a juzgarme por ello. Lo que sea.

    Y a ver, ese nombre surge, me golpea en la cabeza durante un par de días, como quien llama a una puerta, y ocurre tan espontáneamente como el apodo del amante crepuscular, sólo que un nombre es más definitivo, sobre todo si no es el auténtico, ¿verdad? Es que ya no es sólo una sensación. Entonces, no le hago caso porque pienso que no puede haber un nombre inventado, pero el nombre insiste y tiene que ser ‘¡Héctor. Héctor. Héctor!’. Y luego es cuando me encuentro con todos esos significados que lo justifican (no juzgan, justifican)y ya sabes lo que ocurría con Casandra… que Apolo no puedo follársela y la castigo a decir ”la verdad” y que nadie la creyera nunca. Así que ella sabía lo de Troya, y lo de Climenestra pero no pudo evitarlo, y eso dolía, dolía profundamente :)
    Besos…
    2005.02.06 13:10

    Carmen:
    Por cierto, yo lo del rapto de Elena, por intuición, lo veía un poco así, como tu amiga filóloga te explicó…y es que en el fondo siempre somos como niños de alguna manera :)

    Carmen (fe de erratas):
    Perdón pero la esposa de Agamenón no se llama Climenestra sino: Clitemnestra

    Para el mito:
    http://www.solonosotras.com/archivo/21/cult-mitol-200202.htm
    2005.02.06 13:26

    Su:
    Luego leo este post con más tranquilidad. Ahora te dejo sólo un trozo de canción “la calle mojada, no importaba nada, ibas a encontrarte con él. Te recuerdo Amanda…”. Porque desde que me dijiste que era la canción más agridulce para tí, me la adjudiqué para cantar en mis momentos más agridulces.

    Un beso enorme.
    2005.02.06 14:38

    Restallón:
    Bueno, pues, Luis, no estoy de acuerdo con “la sustancia brutal y hermosa en el fondo de las personas y de las relaciones”. Puede ser sustancia primitiva. Pero, cuando es brutal, no es hermosa sino ominosa.

    Que a veces, a algunas personas, esa sustancia “brutal” les produzca placer, no significa que sea bella. Pero puedo estar equivocado.

    “Como el látigo restalla, corre el alma desbocada”.

    Esto no es de Whitman, sino de Restallón :-)

    y sé que no viene a cuento, pero quedaba bien como firma de mi visita por la página de Carmina Burana (por aquello de que también Carmina Burana, como Carmen un_sabbat, es una cantata vigorosa al regocijo, al amor sensual… y con un componente de fatalismo e ironía) :-p
    2005.02.06 18:28

    Carmen:
    Oh fortuna, cual la luna con su ser variable,
    siempre creces o decreces;….
    Suerte cruel y vacía, rueda inconstante,
    perversa condición, falsa salvación siempre disoluble,
    ensombrecida y velada, también para mi te muestras
    ahora que por tu juego cruel mi torso desnudo llevo.

    Yo esto lo tengo de melodía polifónica pero sólo para cuando me llama Coga, ¿querrá decir algo en concreto?
    2005.02.06 18:39

    Restallón:
    ¡Desde luego!

    O es una gran queja de tu subconsciente por el infortunio… o bien sólo quiere decir que tienes, quizá también inconscientemente, alma juguetona. :-)

    Recojo velas, que mucho he navegado este domingo.

    Suerte con crepúsculo y adláteres.
    2005.02.06 18:52

    Carmen a Restallón:
    Creo que es más bien lo segundo… pero me encanta que me llame con esa música. Es tan pomposa. Sólo puede irle a alguien que a cagar lo llama hacer ‘pompon’

    Y con respecto a lo de Brutal… el diccionario dice … que imita o semeja a los brutos (¿tosco?), vale sí pero también violento, y colosal y extraordinario. Y si me apuras por alusiones ‘Cruel’ ;)

    como una ola… ¿no?

    Besos
    2005.02.06 19:16

    Su:
    Menos mal que antes no lo había leido con detenimiento porque estaba tan fuera de juego que no me habría enterado de la mitad.

    Me parece un post lleno de cosas interesantes por todas partes, lleno de ideas y de contrastes. Y los comentarios otro tanto.

    A mí el gesto del pezón al salir de la ducha si que me parece excitante, pero claro, depende quién te lo haga y en qué situación.

    Y sobre Whitman… la primera vez que oí hablar de él fue hace años en la peli El club de los poetas muertos, y desde entonces he ido las cosas que me fueron cayendo en las manos sobre él. Yo lo llamo el poeta de la libertad.

    pd. me prestó un montón verte el otro día en carrefour.
    2005.02.06 20:54 email: Campanilla698 (arroba) hotmail.com

    Luis:
    Aclaro, Restallón, aclaro… Para mí la sustancia básica de las personas es brutal pero hermosa, porque somos violentos y crueles y egocéntricos. Y somos tiernos y cuidadores y altruistas.
    Yo siento que la gente que escribe sobre nosotros, los humanos, suele oscilar entre dos polos: el optimismo superficial (los que no se enteran de las motivaciones que hay detrás de los actos) y el hiperrealismo psicológico cutre (los que parece que se guían por el olor…y sólo encuentran la mierda emocional). Carmen me fascina porque entra dentro de las almas sin usar la herramienta fácil del pesimismo intelectualoide…
    A eso iba con lo de buscar la esencia brutal pero hermosa. Me mola esta mujer porque parece que conoce a la gente…y, sin embargo, la quiere ;-))
    2005.02.06 21:51 email: luis.muino (arroba) elhabitatdelunicornio.net

    Carmen:
    Venía a dejar este artículo que parece que cuenta más detalladamente eso de la ‘esclava’ y esos chicos que se pelean por ella

    http://www.ucm.es/info/especulo/numero23/magiaa.html

    Pero a ver, ¿ese Carmen me fascina… es del verbo fascinar que yo conozco? ¿O sea yo te fascino, tú me fascinas… nosotros nos fascinamos?

    Besos :)
    2005.02.06 23:20

  3. candelaarias Says:

    20 visualizaciones.

  4. Edith Moyle Says:

    Hey neat site, just a quick question, what spam blocker program you use for cleaning up comments since I am getting tons on my blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s