EL RESPLANDOR Y LA OSCURIDAD

febrero 13, 2005

Susana en un comentario dice…

Lo de las mujeres resplandecientes y las agujero negro vuelve a causarme tanta ¿desazón? ¿curiosidad? como la primera vez que leí ese fragmento. No tengo muy claro que tipo soy y lo que es peor… no me decanto porqué tipo me gustaría ser. Es que lo de resplandecer todo el tiempo tiene que ser agotador.

”’Hay mujeres que resplandecen y mujeres que son agujeros negros. Lucía era un agujero negro, tenía belleza de agujero negro, cuando más la deseaba era cuando sus ojos se volvían hacia dentro y junto con su pelo oscuro conformaban un vector muy distante. Cuando más la deseaba, Lucía era una piedra negra, una sombra inaccesible y negra, y estaba lejos. Viví con ella temeroso de extraviarla. Contraje matrimonio como quién guarda con tal cuidado un objeto que al fin, el día que va a cogerlo, no sabe dónde está.

Pero hay mujeres que resplandecen. Son más frágiles, son mujeres de rasgos que a veces pasan desapercibidos hasta que a una hora indecisa, resplandecen: verde luz en el pelo, brillo de ojos acuosos y linterna bajo los labios destellan al unísono componiendo una lámina tenue, penetrable. En los días que antecedieron a mi separación, Brezo resplandeciente tornó a ser un estado. Cuántas veces amparado en el anonimato que me proporcionaba un grupo de amigos, yo me desdoblé. Pedía ron -porque era su bebida- y me dejaba llevar por un vaivén invisible. Simulaba atender al cónclave de recuerdos comunes, comentarios chistosos, réplicas y contrarréplicas, juegos turbios. Pero una voz infausta había dado la orden: inmersión, inmersión. Y yo me sumergía. Yo les miraba a todos con la condescendencia del alcohol, eran benévolas e incluso graciosas mis intervenciones; mientras mi cuerpo se desplazaba. Una madrugada me tocó sentarme justo en el borde de un largo asiento, y pude ver con claridad el doble tronco mío inclinarse hacia afuera como un tentempié. Después me vi marcharme. Ron negrita, la cabeza perdida y yo con Brezo. Brezo: región de mi soledad.

Si el hombre se evade para soñar cuando está acompañado, que no hará cuando está solo. El mar se confundía con el cielo en las paredes de mi habitación, en el horizonte de un zócalo impreciso iba pasando el día y quién se hubiera atrevido a competir con mis feraces jardines imaginarios, cuando no sonaba ya la llave en la cerradura, y nadie venía -nadie- a aplacar mi martirio interior, pero tampoco rompía nadie mis trances de beatitud. El ensueño se presentaba serenamente, desnudo de palabras, y era el corazón metrónomo de una música, y una luz, clara y nublada, giraba entre las copas de los árboles.

Prim se clausuró entonces, una equis de celofán muy larga le cubría cuando tomaba los transportes públicos, asistía al trabajo o compraba calcetines. Una equis invisible, Brezo, una banda cruzada de individuo ido. Tú estabas lejos; yo fui para ti un buzón robado y lleno de esas cartas que escribía con la cabeza, nunca sobre el papel. Salía de casa, cruzaba la calle y ya estaba narrándote la peripecia, frente a mí brillaban tus ojos de té. Poco a poco aprendí a diluirte, mi deseo escrutaba apagados corredores o se posaba en puertas. Y ahora tú te consumas. Brezo, óyeme, el hombre no da más de sí. En mi cabeza figura andar contigo hasta la cumbre de las montañas, pero me canso, pero la nieve entra en los mocasines, pero la cumbre está llena de coches, pues a veces tampoco las montañas dan más de sí, sino que son turísticas. Brezo, Brezo, no se perpetran los sueños impunemente, yo lo desconocía. ¿A quién pediré clemencia?”’ (Pág. 62 de ‘La Escala de los Mapas’)

BELÉN GOPEGUI

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

PS: Bueno, creo que aquella vez tampoco tuviste oportunidad de leer el texto íntegro del que procedía esa afirmación. A ver si así… Oye, ¿y tú qué te imaginas que es esta imagen que acompaña al post?

agujero negro

13/02/2005 00:34. Tema: Inspiración… expiración. #. .

4 Responses to “EL RESPLANDOR Y LA OSCURIDAD”

  1. lasalamandra Says:

    Esta no era la imagen primigenia y sobre esta imagen… interesante articulo a continuacion…

  2. lasalamandra Says:

    Un Misterio en el centro de la Galaxia
    Por Tony Phillips

    9 mar 2002 – Los astrónomos han descubierto que el centro de nuestra Vía Láctea aloja un agujero negro buscado por mucho tiempo. El hallazgo, sin embargo, ha generado aún más interrogantes.

    En las historias de detectives de mayor suspenso, el misterio se hace más profundo conforme la trama revela nuevas pistas. Y lo mismo les ha pasado en la vida real a los astrofísicos que investigan el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea. Ellos esperaban que el Observatorio de rayos-X Chandra (Chandra X-ray Observatory) de la NASA revelase la existencia, sospechada desde tiempo atrás, de un agujero negro — y en realidad así lo hizo. Pero las revelaciones del Chandra han generado nuevas preguntas que ahora desconciertan a los científicos tal vez más que antes.

    sigue en su direccion:

    http://www.infoastro.com/200203/09agujero.html

  3. lasalamandra Says:

    Su:
    Prefiero ser una “agujero negro”; al menos prefiero serlo la mayor parte del tiempo.
    Aunque está bien saber que se puede ejercer de ambas cosas dependiendo de la situación ;-)

  4. candelaarias Says:

    22 visualizaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s