LOS VECINOS

febrero 13, 2005

Bésame, Bésame mucho…

Bahía, Susana y yo compartimos un jardín secreto. Y Bahía, gaditana ella de pro, fue quién me dijo hace unos días allí, que hay cosas que sólo pueden existir dentro de una burbuja, y que por eso hay que vigilar que nada consiga romperlas. También dice que las burbujas como los recuerdos han de llevar su propio ritmo y su propia supervivencia y que cuando estallan, por si mismas, significa que ya pueden existir perfectamente fuera de la burbuja, que ya están a salvo…
Así que mientras descendía por los escalones del Centro de salud decidí enviarle un mensaje a Max, lo cierto es que sin demasiadas expectativas de recibir una respuesta: ‘Después de lo de ayer y lo de ahora necesitaría un abrazo y un café. ¿Cómo lo ves?

.
Y me quedé quieta bajo la sombra del edificio si he de ser sincera más por saber que Pésimo regresaría después de hacer ese domicilio hacia el que había partido, que por ninguna otra cosa, y quizás por eso me sorprendió tanto ese ‘Pásate por aquí’ de Max, que apenas tardó unos minutos en llegar.

.
Pues bien, del Centro de Salud al edificio de Max debe haber como unos ciento cincuenta metros y he de confesar que los recorrí cargada de la misma y reconocible esperanza antigua con la que antaño (años que han sido hasta hace unos meses) peregrinaba las calles en busca del padre de Laura, irradiando Luz. La misma, ¡dios mío!, ¿cómo puede ser esto posible?

.

Sólo que ahora sabiendo que lo mío nunca fue Amor, que lo único que fue era Deseo, lo único que podía ser, ¿verdad? El mismo que me inflamaba y consumía en esos instantes cuando lo que más hubiera querido era tener la suerte de encontrármelo frente a frente, aunque sólo hubiera sido para ”escupirle” de nuevo. Pero alcancé la altura del portal de Max y quienes en ese momento salían por él eran Germán y su mujer, Mª José, un matrimonio de petardos a quienes también conocí por mediación de Nora. Bueno, quiero decir que otro más, porque lo que me ocurre con Nora y los matrimonios que he conocido por mediación de ella y de su marido, es que parecen fabricados en serie; sí, y son igual de agradables que pegarse un codazo contra la esquina ingrata de uno de esos armarios o tresillos que también han sido fabricados en serie, o que tener un desafortunado encontronazo con uno de esos asesinos que acostumbran a matar en serie. Pero tú pones cara risueña y les dices alegremente ‘hoolah’ y mientras, ellos te ponen cara de pedo fumado y farfullan algo que suena parecido a esto: ‘ula, ula’ (saludos en serie con bocas fruncidas que parecen cosidas con festones en serie). Y vamos, que les causa tanto placer verte como el que a ti te producen ellos.

.
Y sientiéndolo mucho, ahora tengo que dejar mi relato detenido aquí Max, porque estoy que me caigo de sueño. Y ya sé que estarás esperando con impaciencia a que cuente nuestra última escena de cama para ver si así te enteras de la fiesta, y a ser posible antes de tomar ese avión que vas a tomar mañana (no vaya ser que nada más llegar a Cádiz cometas otro error fatal como encantador de serpientes), pero con fuente o sin fuente (es que ahora tengo una fuente fantástica delante del portátil), lo dicho chico se me cierran los ojos. Así que buen viaje y todo eso que se dice y relájate hombre, que no es bueno andar por la vida así de tenso. Quiero decir que restrinjas los mensajes de móvil que para decir lo que te dicen por él, mejor hasta te pensabas lo de suicidarlo cuando pases por encima de Despeñaperros. ¡Ey! ;)
Venga, buen viaje, a enamorarse, a ser feliz y suerte.

Sara

Bésame, Besaame muuuchooo
Cómosifueraestanoche, laultimaaavez
Bésame, Bésaaamee muuuucho
quetengoganas de amarte y dejaaarte después
Made in Saritísima (fabricado enserie y taiwan)

13/02/2005 02:40. Tema: Diario. #. .

2 Responses to “LOS VECINOS”

  1. lasalamandra Says:

    sabbat:
    ¡Ah, que no pasas por Jaén!
    Bueno, no te preocupes, nada es perfecto. Aunque yo sí, yo parece que tengo un mecanismo oculto que no falla, al menos para dar de cuajo con todos los retentivos anales. Debe ser como si llevara una especie de barra de zahorí incorporada en el coño y no sé como me arreglo pero cada año que pasa me los encuentro más estirados. Es como ‘el pista looping’, ahora mas difícil todavía. Di tú que últimamente menos mal que he descubierto que también existen los amantes crepusculares y eso saben como hacerte sentir que estás en una burbuja.
    Besos :)
    2005.02.13 02:52

    Ratonero:
    HOY, EN RATONERO EMPANTANA EL BLOG DE OTRO, PRESENTAMOS… LA EPIFANÍA DE LA ADRENALINA.

    Ayer me peleé.
    No unos gritos y unas broncas. Una pelea. De las barriobajeras.
    Soy una persona muy pacífica. No me enganchaba con nadie desde sexto de EGB, con el Gallo, que luego se convirtió en uno de mis mejores amigos y cuando nos vemos nos damos un abrazo y nos ponemos a llorar.

    Ayer, resulta que volvíamos del cine de ver un dramón del Choni Dip. Yo no sé conducir, pero mi compañía sí. Y en el parking, había tres niñatos, de veintipocos. Dos chicos con pintas de aficionados al tuning y una chica.

    Resulta que al principio parecía una típica discusión de novios con el amigo. Pero algo se me cruzó en la cabeza -demasiados tebeos, demasiadas películas-, cuando el más rubiales le tiró de la chaquetilla a la chica, hacia él, mientras ella pataleaba y gritaba que le dejase, que no le conocía.

    Y me miró con unos ojos terriblemente asustados.

    Ahí me perdí. Uno tuvo que hacerse el héroe y decir: “Eh, dejad a la chica en paz, hombre”. Algo así. Mi compañía me tiraba de la manga diciendo: “No te metas en líos…”

    Los dos tipejos me miraron con risilla mientras, supongo, calculaban cómo lo fácil que iba a ser darle una tunda al tipejo ese de treintaytantos.

    Siempre me han hecho gracia las broncas de este tipo, porque se dan un par de empujones, dos voces y dos chulerías y ahí se suele quedar la cosa. Y yo estaba asustado, pero… El miedo de verdad me entró cuando el del pelo de pollo, sin mediar palabra ni respuesta, se fue a por mí y me dio un puñetazo (que iría a la boca del estómago, pero me dio en el costado), mientras el otro me rodeaba. La chica gritaba algo, que no me acuerdo. El rumor de la sangre en los oídos no me dejaba oír.

    A partir de ahí, todo es rojo. Sé que le largué una patada a uno en la boca, y sé que luego había mucha sangre. Sé que otro me cogió del cuello y me dió un par de cates, y sé que le dí yo uno en la boca para soltarme, porque me corté con sus dientes y me dolió. Y sé que luego dí dos patadas y me asusté porque una por poco le da a uno en la garganta.

    Sé que estaban los dos trastabilleando, y el primero sujetándose los morros… y sé que el miedo me entró cuando pensé… “¿Y ahora qué hago? Si se levantan me pegarán, si les pego ahora me los puedo cargar…” Todo eso mezclado con que me había dejado el calefactor encendido en casa.

    Tuve suerte porque mi compañía se mostró inteligente y volvió corriendo con un seguridad.

    Los dos chicos salieron corriendo, cogieron una moto al fondo y salieron corriendo mientras me gritaban amenazas de “Ya te encontraremos, hijodetalytal”. El seguridad decía algo por el walkie, no sé muy bien el qué. Estaba nervioso, asustado, y por dentro temblaba como un flan.

    La gracia fueron los vítores del héroe. Un héroe con gabardina que movía la mano y daba saltitos de lo que le dolía. El de seguridad riéndose, mi compañía mirándome con cara de “Éste no eres tú”, y la chica dándome las gracias y preguntándome si me encontraba bien.

    Ce se siente viva cuando folla. Diablos. Yo me sentía terriblemente vivo cuando me peleaba. Debió ser la adrenalina, supongo. O el sentimiento de la presa que le da un mordisco al depredador.

    Hoy me duele el costado y tengo un lado de la cara con la piel brillante y reluciente -porque debajo la carne está hinchada-. Los nudillos y un dedo cortados y duelen al escribir. Y sé que hice el tonto, que había mil y una inteligentes maneras de solucionarlo todo.

    Pero peleé y vencí, ¿no?

    Cada día descubro nuevas cosas de Ratonero.

    PS: No, no quiero volver a repetir la experiencia.
    2005.02.13 14:39

    Carmen:
    Yo me he peleado varias veces en mi vida. Y sólo la primera vez fue con una mujer. Yo tenía ocho años y ella más pequeña. Me agarró de los pelos por la nuca y me arrancó un buen manojo. Lloré y grité hasta que me soltó y luego mucha rabia por haber sido tan cobarde. Así que me prometí que nunca más dejaría que eso me sucediera y cuando lo de Luisito, mi primer amor serio, siete años me duró aquello, de los siete a los catorce,
    2005.02.13 14:55

    Carmen 2:
    pues… un ojo morado del que me sentí muy orgullosa porque fue saliendo en defensa de otro niño que yo consideraba más débil. ¿Oye, tú, por qué no te pegas con alguno de tu tamañO? Y claro, fue conmigo que tenía 11 años y que le amaba locamente… y la segunda a los catorce, pero ese a pesar de que sabía Judo, y era bruto como el solo salió menos ileso, aunque no tan mal parado como yo y la tercera fue a los 20… un faltoso que quiso tocarme las tetas (no me extraña porque estaba tomando la píldora y me gastaba nada menos que una 110) y si le llego a dar con la primera patada me lo cepillo pero caLCulé mal y dicen que le pasó por encima de la cabeza. Pero claro la segunda ya atiné y cuando lo vi tirado en el suelo de la discoteca y sobre todo cómo su cabeza rebotó contra él… ya me entró el miedo porque dije: lo mate. Así que un poco sé como te sientes. En mi caso luego aquella noche fue un poco más larga pero a la mañana siguiente cuando se lo contaba a mi madre y decía: ‘verás, ahora va a venir la policía a por ti’. Es que se lo llevaron al hospital K.O técnico. Pues… lo pasé francamente mal durante, aunque después me sentí orgullosa por haber sido capaz de reaccionar y de no dejarme intimidar. Y aquella chica te lo agradecerá, aunque hubiera un guardia de seguridad porque tú evitaste algo que a lo mejor ella no hubiera podido olvidar. Yo lo miraría así. Y menos mal que no estábamos juntos porque yo no hubiera llamado al guardia. Y eso que de verdad que amo la paz pero soy violenta. Muy violenta :'(
    2005.02.13 14:55

    Carmen PS:
    ¿Oye, pero tú cómo te lo haces para que el blog te deje escribir esos comentarios tan largos y a mí que es mío no?
    2005.02.13 14:56

    Ratonero:
    Porque soy encantador, mi querida amiga kung fu.
    :)
    2005.02.13 15:06

  2. candelaarias Says:

    5 visualizaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s