EN LA INAGURACIÓN DEL LADO OSCURO DE LUIS MUIÑO

febrero 19, 2005

VIAJANDO EN DIRECCIÓN DEL MIEDO

El viajero alemán Nemeitz publicó en 1718 un libro sobre París. En él impartía “Instrucciones fieles para los viajeros de condición”. En él, insertaba el siguiente aviso para navegantes:

“No aconsejo a nadie que ande por la ciudad en medio de la negra noche. Porque aunque la ronda o la guardia de a caballo patrulle por todo París para impedir los desórdenes, hay muchas cosas que no ve… El Sena, que cruza la ciudad, debe arrastrar multitud de cuerpos muertos que arroja a la orilla en su curso inferior. Por tanto, vale más no detenerse demasiado tiempo en ninguna parte y retirarse a casa a buena hora”

La noche ha sido siempre mi ámbito. Me gusta la noche porque es cómplice de aparecidos, golfos, lobos y maleficios…
Por eso, cuando alguien me pregunta si creo en fantasmas, le contesto siempre que depende. Por el día no, le explico. Pero de noche, sólo, en un bosque de Galicia, escuchando algo que no tendría por qué estar oyendo…
Las tinieblas nos aíslan del mundo y nos dejan indefensos frente a él. Quizás por eso, en todo el cine y la literatura, la noche ha sido siempre el momento en que los enemigos del hombre han tramado su pérdida, tanto en lo físico como en lo moral.

Yo pertenezco a una época en la que nadie tiene miedo a que el sol desaparezca para siempre por el horizonte. Sin embargo, sé que de noche el mundo se difumina (los seres humanos dependemos más de la vista que el resto de los animales) y eso nos lleva a conectar más íntimamente con nosotros mismos. Confundimos lo real con lo imaginario y aceptamos más fácilmente las sensaciones extrañas, primigenias: aquellas que nunca tuvieron etiquetas y nunca tuvieron explicación.

Eso es lo que busco en “El lado oscuro”. Por eso, escribiré en esta bitácora siempre después de que el sol se haya puesto. Y hablaré solo de aquello que no conozco. Quiero que “El lado oscuro” nos ayude a poner nombres a lo que no lo tiene. Quiero viajar en dirección del miedo, rumbo a aquello que no es fácil contar.

Empieza la travesía…

LUIS MUIÑO

HOPPER

19/02/2005 03:13. Tema: . #. .

Luis Muiño:

Me gusta el principio de los viajes. Y me gusta partir de noche…El cuadro es, obviamente, de Edward Hopper, el pintor de la noche en la ciudad. Casi todo lo que sé lo he aprendido en esos ámbitos: en la ciudad, de noche…y en un bar. Es lo que tiene ser golfo ;-))

En fin, que comienza el viaje en dirección de mis miedos. Al final, me gustaría poder decir, como San Juan de la Cruz:

“Qué bien sé yo la fuente que mana y corre
Aunque es de noche
Aquella eterna fuente está escondida
Qué bien sé yo dónde tiene su manida
Aunque es de noche
Su origen no lo sé, pues no lo tiene,
Más sé que todo origen de ella viene,
Aunque es de noche (…)”
Uno de mis personajes preferidos, Pablo, el de “Las edades de Lulú”, era experto en Juan de la Cruz. Por algo sería…

2005.02.19 20:45

Una a la que le gusta el fuego nocturno de las chimeneas con leños ardientes:

Hopper… Me gusta el bar de ‘Phillies’. Fue lo primero que conocí de él. Y luego pasé a vivir en la noche de sus habitaciones de hotel.

Apuesto a que eres el tipo que da la espalda, el que escucha a ese otro que habla de lo mal que marcha el negocio y el mundo con el dueño del bar… Bueno, pues yo soy esa rubia del vestido rojo. La que parece que escucha la conversación mientras bebe y deja que su pareja juegue con su mano, pero que en realidad desde que has entrado sólo tiene ojos para ti. Así que encantada de conocerte Luis Muiño y a ver cuando me invitas a una copa o cuando nos sentamos a hablar una noche, sin prisas, en mi porche…

Y un beso con sabor a oscuro. Que son los que más me gusta dejar a mí…

”’…Amado con amada,
amada en el Amado transformada!

En mi pecho florido,
que entero para él sólo se guardaba,
allí quedó dormido,
y yo le regalaba,
y el ventalle de cedros aire daba.

El aire de la almena,
cuando yo sus cabellos esparcía,
con su mano serena
en mi cuello hería,
y todos mis sentidos suspendía.

Quedéme y olvidéme,
el rostro recliné sobre el Amado;
cesó todo y dejéme,
dejando mi cuidado
entre las azucenas olvidado”’

(San Juan de la Cruz. Noche Oscura del Alma)
2005.02.20 13:46

‘Sé que a la parte bohemia de Odalys le gustará… ‘:
.

”’- No necesitas cerrar los ojos. Mira el mundo a tu alrededor, y percibe todo cuanto puedas percibir. En cada momento, en cada persona, la Tradición del Sol muestra la sabiduría eterna.

Brida hizo lo que el Mago le mandaba, pero pensó que estaba yendo muy rápido.

– Esta es la primera y más importante lección -dijo él-. Fue creada por un místico español, que entendió el significado de la fe. Su nombre era Juan de la Cruz.

Miró a la chica, entregada y confiada. Desde el fondo de su corazón, imploró que entendiese lo que iba a enseñarle. A fin de cuentas, ella era su Otra Parte…”’ (pág 27)

”’- Aprendí sobre la Noche Oscura -le dijo al bosque, que ahora estaba en silencio-. Aprendí que la búsqueda de Dios es una Noche Oscura. Que la fe es una Noche Oscura (…)
Que cada momento en la vida era un acto de fe.
Que podía poblarlo con serpientes y escorpiones, o con una fuerza protectora.
Que la fe no tenía explicaciones. Era una Noche Oscura. Y tan sólo ella podía aceptarla o no”’ (pág 33)

Coelho

One Response to “EN LA INAGURACIÓN DEL LADO OSCURO DE LUIS MUIÑO”

  1. lasalamandra Says:

    Yo creo que mucho del resultado de trabajar con esa direccion del miedo es lo que dio lugar a su ultimo libro: Perderle el miedo al miedo.

    Debe ser un maravilloso terapeuta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s