PREVIO A LA CITA … psicópatas, miedos y trucos de seducción

marzo 3, 2005

jueves, 03 de marzo de 2005 0:59

Una idea veloz por si te da tiempo a leerla antes del encuentro…

Lo que a mí me fascinó (en el sentido de darme miedo y, a la vez, interesarme) de los psicópatas fue descubrir que yo también lo era en parte. Yo sé que puedo tener, a veces, esa frialdad y esa falta de empatía. Y esa parte mía “psicopática” pide a gritos que la libere de las emociones. Para mi parte psicopática, las emociones son sólo un estorbo que le impiden vivir aventuras.

Conocer a un/a psicópata es encontrarte con alguien que ha hecho esa “liberación”. Para mí fue interesante al principio, porque tardé poco en sentir que esa “liberación” era falsa: sin emociones, la interiorización de la vida es trivial. Vives más aventuras, pero las aprecias de una forma superficial. Al final, una caricia en la que hay sentimientos es más compleja interiormente que un polvo de un día frío emocionalmente…

O por lo menos, así lo sentí yo. Me acosté dos veces con una psicópata. Fue interesante…y superficial. Creo que merece la pena tener la experiencia…

Lo dicho: disfrútalo. No te va a matar: suponiendo que exista Cecilia (yo no lo sé: estuve a punto de quedar con ella pero luego me dio vaguería, así que solo sé que alguien me escribe mensajes y e-mails haciéndose llamar así…), será alguien que calcule todo el tiempo lo que hace en función de sus objetivos. Matar no es un fin: un psicópata solo lo hace para que le dejen en paz… Y si aprendes y te apetece, cuéntamelo. Seguro que a tu chico le encanta tu curiosidad felina…

besos castos de ,,, (aunque VLL, que está aquí a mi lado, me pida que te trasmita otro tipo de contacto…)

STM

Jueves, 03 de marzo de 2005 1:03

¿Entonces no has escuchado nunca su voz? Importante. Pablo Santiago tampoco lo logró y estuvo meses tras ello. Entonces puede ser cualquiera.

jueves, 03 de marzo de 2005 12:16

Asunto: Carta y página del diario de Cecilia arco iris de gravedad

No es para que me contestes. Es para que observes. Ya te contaré sensaciones últimas si tengo un rato más tarde. Un beso ;)

—– Original Message —–

From: Rachel B

To: Adela

Sent: Thursday, March 03, 2005 3:44 AM

Subject: Re: direcciones

Hasta las siete y media de la tarde estaré con Salva y Julio, vamos a preparar una exposición en el arco iris. Después sólo quiero estar contigo, pero sólo si tu quieres. De repente, en el centro de la penumbra estalla una luz cegadora, el resplandor único de un beso que no por esperado es menos inaudito o quizá…

Pasaría toda la noche escribiendo, pero he escrito en el diario. Así me ahorro palabras y lo dejo todo en manos de la mecánica cuántica, en la atracción de los cuerpos gravitatorios, en el magnetismo.

Dice Gala que en el mundo hay dos tipos de personas nada más, las que nacen Amantes o las que nacen Amados/as… ¿qué seremos, dos Amantes? en ese punto hay algo más que física o química y las dos sabemos que sí hay componente emocional porque si no fuera así, ¿para qué encontrarnos en una ciudad recubierta por la nieve y el frío? las dos tenemos los
amantes (amantes con minúscula) que queremos o deseamos. ¿qué hacer cuando descubres a una Amante?

un beso

INCONSCIENCIA

NOTA AL MARGEN: Trucos de seducción

Hoy tengo que seducirte porque mañana, sí mañana, a las siete y media de la tarde, quiero que estés conmigo y ya no puedas separarte más. Pero antes tengo que seducirte.

Te contaré un secreto, otro más. Algunas noches me gusta disfrazarme de vagabunda, me maquillo como una vagabunda, me pinto como una vagabunda. Me gusta vagar por la ciudad vestida de vagabunda. Hace tiempo que no lo hago, en esta ciudad aún no lo he hecho, pero me gusta. Es en las noches en las que más me emborracho, con el pelo despeinado y la cara descompuesta, el andar roto, como si tuviera un defecto, toda la belleza, mi presunta belleza hecha añicos por efecto de pinturas y de afeites. Y me echan de los bares, a algunos no puedo entrar, la gente me esquiva, cruza la calle o se escora hacia los lados evitando mi presencia, nadie se fija en mi cara, ninguna de esas caras me reconoce jamás porque no me ven, nunca me miran a los ojos, se quedan todos detrás de la superficie de la apariencia. Luego los reconozco en el mercado o en las tiendas de ropa o paseando por la calle en invierno. Aunque no tuvieras ni un diente, a las siete y media te amaría. Pero antes tengo que seducirte.

Te enseñaré los trucos para seducir. El primero, es el más fácil. Ya está hecho. Tú tienes que saber que voy a seducirte. Y lo voy a hacer. Estaré bella, radiante, hermosa para ti. Recién duchada, con un suave perfume a mandarina o a sándalo. No me disfrazo de vagabunda, no más de lo que es necesario. O mejor aún, desnuda como una yegua. Los caballos siempre están desnudos, están siempre con la piel como único vestido. Mi piel es suave, me pongo alguna crema y los baños ayudan mucho a mantenerla tersa y firme. De momento ya te aviso que hoy voy a seducirte. Así estoy segura de que te quedas y sigues leyendo, te quedas y esperas leer como fracaso en este intento.

El segundo es evidente. Yo soy la mejor amante del mundo. Pero no te lo digo así, que queda un poco excesivo, queda tosco. Mejor hago trizas a todos los amantes. Saco un bisturí y lo hundo en mi lengua y con palabras y con preguntas voy destrozándolos a todos, uno a uno o en masa, eso no es importante. Si estuvieras casadísima me encargaría de tu marido, lo metería en un ring y saldría con la cara destrozada y la polla reducida a un forúnculo de carne. Me vestiría con galas suntuosas, con joyas de postín, podría hablar de poesía o de música, no hablaría de como meo o como cago, los amantes no hablan de esas cosas, aunque yo sea una amante o justo porque lo soy, no puedo decirte esas cosas que hago. La mierda destruye la poesía, la mierda también la tiene el marido o el otro amante, así que no hay que hablar de esas cosas. Así, cuando me veas, creerás que no voy al dentista ni me pongo cremas, que no cago y que cuando lo hago, mi mierda es de oro, que la vida sublime en el hotel es la vida que puedes llevar conmigo siempre, aunque esto sea sólo para una noche o para quinientas mil.

El tercero, la farsa poética. Alguna Diana cazadora, alguna perífrasis inteligente, algún verso florido, el verbo afilado. Perpetua conversación poética, llena de naranjas y rosas y algún tono oscuro, la farsa poética necesita de algún oscuro, el morado de un atardecer o de un amanecer es suficiente. Importante que aparezca Kafka en la conversación, Kafka, quizá Bach o Mahler. Algo que dé la sensación de pertenecer a algo, a una especie de elite, ya sabes los vagabundos no hablan de esas cosas tan trascendentes, hablan de vino y de otras cosas. Hablemos de Proust. De alguno de la nueva hornada, algún francés o algún italiano. Esto es tan importante como comer con cuchillo y tenedor, como saber utilizar la servilleta en la mesa. Luego algo más… Ah sí, honradez, lealtad, algo de amor a la naturaleza. A la gente que vive en las chabolas no siente amor a la naturaleza, así que eso es un signo de pertenencia, estás por encima, ¡se me olvida! Estamos por encima, subidas en una atalaya y amamos a la naturaleza. Y lo de la honradez y la lealtad, eso siempre está unido a la pasta, al dinero, los que tienen dinero siempre hablan de eso de la honradez y la lealtad pero ¿cómo no van a ser honrados y generosos? Esa mierda que llaman sociedad les adora, les mima, nacen con una estrella o una rosa en el culo, les llama Clase Media o Clase Media-Alta, tienen un trabajo honrado, tienen un coche, una casa que están pagando a plazos con el sudor de su frente y claro que son honrados, la ley sólo es para los que no lo son y ellos, como lo son, no tienen problema. Así que eso es marca de fábrica, crea un estilo, nos mantiene en una posición alta, como de privilegio, alejadas de las casas de cartón o de los bancos de los parques. Y la generosidad, por supuesto la generosidad. Y la tolerancia. Y la Solidaridad. Todas esas cosas pertenecen sólo a las clases dirigentes, a los burgueses que viven en estas ciudades-dormitorio, la honradez, la generosidad, la tolerancia, la solidaridad, la lealtad y el amor a la naturaleza reivindicadas como valores morales, por eso le damos tanta importancia, porque esos “valores” no se encuentran en los estercoleros ni en las alcantarillas, no los tienen esos que duermen en la plaza de Huelín o en la playa. No, claro que no, por eso esos seres, esos ex-hombres y ex-mujeres viven como viven, porque no tienen ninguno de estos valores que los burgueses tanto adoran, será por eso que los llaman “enfermos” o “inadaptados”.

El cuarto, la fuerza. La fuerza de los babuinos, ya sabes, la fuerza de una mujer babuino. Fuerte y dura tengo que aparecer ante ti para que te resulte más atractiva. Más fuerte y dura que ninguno de esos machos que presumen de virilidad y de hombría, porque yo no tengo polla, así que tengo que enseñarte mi fuerza, pero sólo puedo hacerlo con palabras porque he decidido, ¡mira qué tontería! he decidido estar desnuda para ti cuando es eso lo que me has pedido, que te espere desnuda y en la oscuridad. Pero antes tendrás que entrar y sé que lo harás y a las siete y media ya no habrá marcha atrás y te amaré porque soy yo la que te está seduciendo. Pero íbamos por la fuerza y el carácter. Signos de poder, algo que parezca que estamos en una escala superior, que formamos parte de esa ficción y que tomamos decisiones importantes y trascendentes. Porque eso es lo que parece. Escribo y escribo y leo algunos comentarios, los mismos que lees tú y yo digo, ¡qué mal escribo! Porque mucha gente entiende otra cosa, leyendo muchos comentarios me da la risa, son tan grotescos, tan asquerosamente burgueses, tan absolutamente banales. Pero da la sensación de fuerza, oooohhhhhh, qué dura, oooohhhhh, qué carácter, oooohhhhh, y sobre todo, qué fuerte pareces, oooohhhhh. Una mujer que es como una tigresa o una leona, pura animalidad, pura selva, oooohhhhh la selva es fortaleza, ¿te devoraré? Una mujer-vampiro, una mujer que es extrema en casi todo, siempre hasta el final, no hay medios colores ni medias sensaciones, es todo o una Nada infinita o una fase del juego más aburrida. La fuerza, claro que es la fuerza lo que atrae, ¿pretendes intimidarme con un perro pequinés? No, claro que no, pero si te enseño mi mastín y entonces sí, oooohhhhh, qué fuerza. Así que no puedo ser perra pequinesa ni puedo ser sólo una gaviota, para seducirte debería ser algo más fuerte, algo parecido a una leona hambrienta. Y lo soy, pero no soy más fuerte que tú.

El quinto es el más complicado. Es una dosis de crueldad. Ya sabes, algo de fingida indiferencia, una sordera repentina, un silencio con la mirada fija en algún punto más allá. Un golpe de efecto es bueno, te brilla un poco la nariz es siempre una frase muy interesante, algo que me haga parecer distante, algo que te haga aumentar las ganas de agradarme, las ganas de que me parezcas irresistible. No hace falta mucho más, sólo ese punto que te lleve a pensar que puedo ser realmente perversa y cruel, un punto que te haga temer siempre un adiós definitivo sin causa aparente. Hay que calcular bien la crueldad, no puedo ser cruel contigo en la primera cita, en nuestro primer encuentro, o sí, pero lo justo. Los burgueses son así, esos que se llaman Clase Media suelen ser así, manifiestan siempre crueldad gratuita para sentirse más queridos o amados, para provocar que el otro los ame. Vale también una pequeña escena de celos, pero a mí no me va a salir muy bien, ya sabes que no soy celosa. Pero puedo fingir, los babuinos lo hacen y ¿no es eso el mejor signo de crueldad gratuita? Más adelante, si hay más adelante, puedo ser absolutamente cruel. Puedo llegar tarde a las citas o no aparecer, o no llamarte un día aunque desee hacerlo, no. No se te olvide que soy fuerte y un poco perversa.

El sexto es el opuesto al quinto, pero también hay que utilizarlo. Debo ser vulnerable, debo aparecer con algún signo de debilidad que despierte en ti el sentido maternal, un punto de fragilidad. Así tendrás más deseos de cuidarme. Eso que los memos llaman Humanidad…

El séptimo, el desprecio previo. Aunque me gustes más de lo que imaginas y aunque no te haya visto ni una sola vez, aunque fueras la mujer más bella del mundo no podría caer rendida a tus pies, ya sabes que para mí es fácil follar con cualquiera, así que algo de desprecio es bueno porque acrecienta el deseo. No con palabras, las mujeres somos muy susceptibles, yo lo soy, pero sí con algún gesto que te de la impresión de que no me gustas tanto, parecería que soy débil desde el principio y, como las dos sabemos, las mujeres adoramos la fuerza, eso dicen los machos que nos rodean.

El octavo es mostrarme muy atenta contigo. Y muy galante. Aquí tengo que incluir algo de farsa poética, algo que haga referencia a la Mujer Más Bella del Universo Conocido o algo de la Simetría o de algo así. Los simples usan eso de la Media-Naranja, que queda muy elegante, es eso de la esfera que formamos los dos, reconozco que todas las naranjas son distintas y que mi mitad te necesita a ti y que tú eres la otra media naranja. Algo así. Y cumplidos masivos, una descarga de cumplidos poéticos, falsos como toda la poesía, pero eso no tiene importancia, es sólo un juego, sólo son palabras, los espectros usan las palabras así y llegan incluso a creérselas….

El noveno es la sexualidad indirecta. A mí este me cuesta más, pero trataré de hacerlo bien, que no quede demasiado directo y te asustes y te vayas. Alguna frase claramente sexual pero oculta tras un manto de palabras comestibles, cosas aparentemente frívolas pero cargadas de sexo, me pregunto si el cava estará a la temperatura adecuada, ¿lo probarías por mí?, esta frase a mí me gusta mucho, podría ensayarla contigo aunque sé que no va a funcionar, pero puedo idear alguna más. Y te miraré el pecho, disimulando te lo miraré y tus ojos sabrán que mis ojos ahora son bocas que sólo buscan tu pecho como si no hubiera otro en el mundo.

El décimo es la competencia. Alguien me tiene que llamar, un amante. Pero ¿qué amante podría aparecer creíble ante tus oídos? Mónica es la primera que se me viene a la cabeza, que me llame Mónica, ella te intuye, una llamada perdida y me llamará y le diré que estoy contigo ahora, pero que no se preocupe que ella es especial. Eso siempre funciona, despiertas el lado competitivo, pero para eso tengo que haber hecho todo lo anterior, todo a la vez. Ahora a lo mejor quieres demostrarme que tú sí que eres especial y que Mónica no es más que una amante cualquiera, no tiene esa A mayúscula que sólo tienen los Amantes.

Y, por fin, el último truco. Una declaración, algo que suene a declaración. Una treta para que me acompañes hasta mi habitación, que te desnudes y desees amarme. Algo que te de la sensación de que, conmigo, empieza un nuevo mundo de aventuras sin igual, un paraíso. Lleno de atardeceres crepusculares, de cava y noches de blanco satén.

Sabes mucho de mí y yo sé mucho de ti.

Nada de esto funcionará. O sólo lo hará si, leyendo, se te escapa una sonrisa.
Pero mañana a las siete y media, lo intentaré y desearé que estés conmigo y que no te quieras separar más.

03/03/2005 03:22. Tema: . . .

esa mujer…:

… es muy divertido sí, es muy cínico, es exacto, claro, jugamos a elevarnos, a creernos por encima de… sigo leyendo…
2005.03.03 11:09

salva:
A mi se me ha escapado alguna sonrisa :) Y me alegro por vuestra aventura.
2005.03.03 11:26

esa mujer…:
… ha sido muy divertido, y muy cínico, hoy has estado Espectacular. No soberbia, espectacular y yo podría hablarte del miedo y las mentiras… descubierto el primero hasta que punto lo segundo soy yo. Porque me jodería ser una mentira mucho más que el que tú después de todo lo fueras. Y el punto en el que coincidimos es lo Inequívoco, ese punto del que no hay retorno posible.Y más abajo he leído algo del odio, pues bien, no, no es odio es coraje, lo que te da es coraje, que es lo que siempre me mueve a mí. Me dio coraje mi propio miedo.

Un beso.

A las siete y media te envio un mensaje desde la puerta del hotel y tú me guías a partir de ahí.
2005.03.03 11:36

3 Responses to “PREVIO A LA CITA … psicópatas, miedos y trucos de seducción”

  1. lasalamandra Says:

    Memoria:
    Burgueses, posiblemente; erróneos, cortos, ridículos sí, también por qué no. Pero finalmente los comentarios que aquí vertimos vienen de algunos ojos que te acompañan en la trayectoria, en esta breve representación a escala que nos compartes.

    Complementarios somos, amiga, ya para expandir la perspectiva, ya para reforzar tus convicciones asqueándote del otro, ya dejando un espacio para el sueño y lo posible.

    Mi mente se nutre de tu juego y hoy particularmente ha sido así. Gracias por escribir y que esta noche des tu mejor juego, Jugadora. Que tu mujer también apueste todo a ganar. Suerte.
    2005.03.03 13:44

    Ulises:
    Brillante. Alguna vez alguien te dijo que en este diario faltaba sentido del humor. Puede que entonces fuera verdad. Hoy no.

    Tienes el coraje de los jugadores empedernidos, y tus trucos de tahur, no son para ganar sino para jugar más juegos dentro del juego, para aumentar el número de apuestas por mano.

    Pero creo que no nos has contado el truco más importante. Y me temo que lo haces por astucia más que por olvido. La inteligencia. Desconozco si esa palabra entra en tu diccionario o no, pero lo llames como lo llames, tus neuronas también son bocas, y sabes que tu amante lo sabe.

    Cómo mi imaginación no dá para tanto, no me voy a masturbar en vuestro honor a las siete y media. Pero pararé un minuto para imaginarme dos yeguas follando en un cuarto de hotel. Que así sea.

    Un beso, para las dos.
    2005.03.03 17:29 email: ulises.belano (arroba) hotmail.com

    aquella mujer:
    Chico pues no te precipites que yo lo que he hecho como una loca es comer y beber pero con otra.

    Cecilia anuló nuestra cita. Selavi… tch.
    2005.03.03 23:42

    Ulises:
    Joder ! Y yo imaginando yeguas…

    Me retiro humildemente a mis aposentos.
    2005.03.04 03:52 email: ulises_belano (arroba) hotmail.com

    Cecilia B. a Ulises:
    Oh, te hubieras perdido a una científica experimentando con cobayas follando con una psicópata violenta… o no. Giorgio puso un poco de orden con el desorden y quizá salvó unas tripas… Porque débil como me sentía hubiera sido letal. Pero eso ya carece por completo de importancia.
    2005.03.04 13:08

  2. lasalamandra Says:

    Letal… bueno, que Cecilia… Letales pueden ser algunas reacciones y Nadha suele tenerlas…


  3. yo la quierto olvidar porqwue no me conviene a amparo colin ella me sedujo para enamorarme pero eso es artimaña el amor debe de ser natural como la lluvia cae del cielo rubensomnilife ruben sosa palacios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s