antifaces y circunstancias

marzo 4, 2005

dormida y sin antifaz

Y cuando mi amiga llegó al aparcamiento del centro comercial el desconocido le dio instrucciones por teléfono para que le siguiera hasta un descampado cercano y luego le pidió que saliera de su coche, caminara con lentitud hacia el vehículo de él y que sin mirarlo bajo ningún concepto recogiera un antifaz que, este hombre que decía llamarse ‘baritono’, había dejado esperándola en la ventanilla trasera y que le ordenó a mi amiga ponerse, para a continuación pedirle que abriera esa puerta, se subiera en el coche, y entonces fue cuando él se decidió a abandonar el asiento del conductor y pasó a sentarse junto a ella en el de atrás, dónde después de sobarla un poco por encima de la ropa, guió sus manos hacia el miembro masculino y lo que allí se encontró mi amiga fue con una diminuta polla de niño. Eso me repetía pero tras semanas de insistirle para que me contase algo… ‘la tenía pequeña y flácida, como un niño y no olía a nada. Era un olor inofensivo’. Y yo pensando que la había violado… pero ella no quería hablar del tema y cuando estoy en este hotel descubro que a aquel hombre del antifaz lo único que le ocurría, era que estaba asustado pero aunque mi cabeza me grita yo no soy capaz a articular ni una sola palabra porque tengo la sensación de que si lo hiciera en ese momento aún serían sólo expresiones falsas y forzadas y yo quiero que me conozca sin máscara. Y cuando él me dice: ‘Aún no he escuchado tu voz. Por favor, dime algo, háblame…’ Mi garganta sólo le pide que se calle pero se niega a responder más que con gemidos y silencio y aún así le amo porque me he preparado para amarle, porque quiero confiar en él y amarle y él se relaja a pesar del miedo y entonces me enseña cómo debo amarle… Y yo aprendo y aquí es cuando hago un paréntesis y el sexo se desvanece en una elipsis de sombras… y a continuación ese hombre me dice: ‘No vuelvas a darme nunca un susto así’ y yo sólo sé que le sonrío y pienso que mi amiga en aquella ocasión lo que no supo fue estar a la altura de las circunstancias.

One Response to “antifaces y circunstancias”


  1. […] ayerii, azabache, ázimo, azua, azulcorot, bailarina, baja, balada, balbuceo, bam, bañera, barbie, barítono, barnacle, barritos, barro, barrotes, basauri, baselitz, basquiat, batatas, bawaadjigan, be2, […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s