– MORIANA –

marzo 5, 2005

Vadeado el río, cruzado el paso, el hombre se encuentra de pronto frente a la ciudad de Moriana, con sus puertas de alabastro transparentes a la luz del sol, sus columnas de coral que sostienen los frontones con incrustaciones de mármol serpentín, sus villas todas de vidrio como acuarios donde nadan las sombras de las bailarinas de escamas plateadas bajo las arañas de luces en forma de medusa. Si no es su primer viaje, el hombre ya sabe que las ciudades como ésta tienen un reverso: basta recorrer un semicírculo y será visible la faz oculta de Moriana, una extensión de chapa oxidada, tela de costal, ejes erizados de clavos, caños negros de hollín, montones de latas, muros ciegos con inscripciones borrosas, armazones de sillas desfondadas, cuerdas que sólo sirven para colgarse de una viga podrida.

delvaux

PAUL DELVAUX

Parece que la ciudad continúa de un lado a otro en perspectiva multiplicando su repertorio en imágenes: en realidad no tiene espesor, consiste sólo en un anverso y un reverso, como una hoja de papel, con una figura de un lado y otra del otro, que no pueden despegarse ni mirarse.

ITALO CALVINO

05/03/2005 20:14. Tema: Las ciudades invisibles. #. .

3 Responses to “– MORIANA –”

  1. lasalamandra Says:

    Nadha abre un nuevo sitio para perder en este caso de vista a Cecilia.

    Aqui en este lugar es donde comprobará de que estan hechos los intestinos neuronales de la tal Paquilou… asi lo dejamos

  2. lasalamandra Says:

    Moriana:
    La imagen pertenece a Paul Delvaux uno de mis pintores… Moriana es la quinta ciudad de los Ojos.

    Salva:
    Ahí al fondo se ve Moriana. Esa mujer nos invita con la mano a bajar por las escaleras para acercarnos más. Que bien elegido ese cuadro :)
    2005.03.07 23:50

    Androgen:
    He dejado mi equipaje en la entrada de un Salón. Aquí llego para descubrir esta ciudad sin lastres, sin prejuicios, libre y voluntario, como he estado haciendo hasta ahora para conocer más a mi Guijarro :) Un abrazo y gracias por franquearme las puertas.
    2005.03.06 15:31

    Ardi:
    Ser una ciudad puede ser todo un honor… incluyendo la chapa oxidada y la tela de costal, que son tan honorables como el alabastro. Por cierto, esa espléndida mujer moldeada en alabastro… (que también parece de jabón de tocador) está diciendo “abrázame” ;) Gracias, Moriana, por el reencuentro.. ¿Una mudanza eterna??? :)
    2005.03.06 19:15

    Moriana:
    Tan eterna como lo fueron todas las anteriores, querido ‘H’.
    ¿Cuántas que tú hayas conocido lo fueron? Y sin embargo aquel punto de encuentro en el que nos conocimos sigue existiendo, ¿no?
    ¿Recuerdas aquella tarde-noche cuándo te erigiste en juez y en abogado defensor?. Me diste mi primera oportunidad seria de defenderme… y eso a pesar de todo, no se olvida… yo no puedo olvidar esas cosas. Llámalo gratitud
    Me quejo, pataleo, exploto pero aquella página que fue creada para ser yo, auténticamente yo, todavía se resiste a dejarse caer en el olvido. Ya ves que regreso a ella periódicamente, circularmente… Y éste de momento es un buen lugar para aprender de un libro. Hace mucho tiempo que no leo a alguien, a un escritor, en profundidad… desde ‘La inmortalidad’ de Kundera. Pero quiero porque ahora he conocido un hombre tranquilo y profundo y siento que ha llegado el tiempo en que debo de crecer y que no que ese crecimiento que busco son las reflexiones asentadas de otro. Así que empiezo a buscarme en las ciudades y aquí. Un beso :)
    2005.03.07 15:43

    Androgen:
    Se me olvidó comentarte una cosa antes.
    En las leyendas sobre el Rey Arturo, había dos caballeros que sobresalían sobre los demás. Lancelot y su hijo Galahad. Galahad era la perfección del caballero. Casto, piadoso, invencible, puro y perfecto. Para él, ser así era algo natural, salía de su alma. Lancelot era un soberbio guerrero, pero de personalidad más debil, dudosa, corroida por la lujuria y la traición a su rey y amigo. Tenía que luchar cada día para ser bueno. Y eso, dicen, le hacía mejor, le convertía en el mejor caballero, porque su forma de ser era meditada, luchada y desarrollada.
    El ser humano no es perfecto, y a mi modo de pensar, eso nos hace mejores, sublimes. Somos imperfectos y ahí está nuestra perfección.
    Toda ciudad tiene un reverso, toda alma un lado oscuro. Eso nos hace personas, eso nos hace únicos. El día que busque perfección me iré a perseguir ángeles. Ahora quiero buscar personas. Un abrazo
    2005.03.07 15:57

    http://alabastro.blogia.com/2005/marzo.php

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s