– LA SINESTESIA – mis comentarios –

marzo 14, 2005

E.S. es una mujer que percibe la música como si fueran sabores. La música, a veces, le hace la boca agua. En otras ocasiones, una melodía le ayuda a saborear el amarillo. Incluso hay momentos en que una canción le hace recordar el sabor de su primer beso.

E.S. ha sido analizada por una psicóloga de la Universidad de Zurich que publicó los resultados en la revista Nature. Nuestra protagonista, según esa investigación, distingue intervalos de tono, convierte cada registro en un color distinto y lo saborea.

Para E.S., una sinfonía puede ser “agridulce”, “amarga”, “salada” y hasta “cremosa”. Según los investigadores, “siempre que ella escucha un intervalo musical específico, experimenta automáticamente un sabor en su lengua que se vincula constantemente a ese intervalo particular“.

Luis Muiño

imaginate:
Tu artículo de esta noche me ha resultado fascinante… una vez cuando era pequeña e iba al colegio de monjas una profesora nos explicó que si nos colocábamos delante de los músicos de una orquesta y chupábamos un limón, inmediatamente los músicos comenzarían a salivar y los que tocasen instrumentos de viento tendrían que dejar de hacerlo. Pues bien, yo quise probar pero mi abuelo que era quién me llevaba los domingos por la mañana al concierto que daba la banda municipal en el parque inglés, no me dejó hacerlo porque me dijo que eso era perverso pero sí que recuerdo que le había hecho gracia. Aunque aquello tuvo consecuencias porque yo cada vez que me encuentro con una banda de música, aunque sea una que toque por las calles, cuando me paro a escucharlos comienzo a salivar como si alguien se estuviera comiendo un limón delante de mí

– ¿Conoces esta frase de Claude Debussy?: ‘La música no está en las notas sino entre las notas’
La conocía, señores, su profesora de canto se valía de ella para explicarles la respiración. Brezo, Brezo, instrumento mío, ¿ni siquiera así lo querrás entender?
– Tengo para mí -dije- que mientras unos hombres ambicionan la gloria densa, coloreada, de la pintura, otros en cambio cifran todo su anhelo en conseguir la invisibilidad de la música: no estar en las cosas, sino entre las cosas’

Gopegui

Y al parecer para ES era así

B-SOS
2005.03.14 02:37 email: ladamadesilvio (arroba) hotmail.com

Ana*:
¿Y a qué huelen las nubes?
2005.03.14 15:26 email: ana.linux (arroba) gmai.com

imaginate (leyendo un artículo):
Gracias a Nemomemini que ha utilizado la palabra ‘Sinestesia’, he dado con un artículo que me ha encantado leer porque resulta que bueno, tampoco está mal poder ponerle nombre a las cosas que llevas siendo toda tu vida y que no sabes muy bien como explicárselas a otro. Así que ahora además de poder decirles a los pavos que me molen: ‘Va!!! Cuando estés conmigo (así de conmigo) no pierdas el tiempo en hablarme porque yo soy mucho más cinestésica y visual que auditiva; Y ahora después de hoy, además podré decirles y de lo que me cuentes es probable que no distinga más que claroscuros. Y cuando te digo que veo nuestros encuentros de color verde pálido, y del color del jade y que me recuerdan al sabor de mis manzanas preferidas, las reinetas (pardas por fuera pero más sabrosas que ninguna) y por eso me he querido comprar ropa interior de ese color porque es lo que tú me inspiras, o del que se viste mi estado de ánimo cuando estoy contigo…
2005.03.14 15:49

imaginate:
…. o fíjate cuando todo se vuelve morado (como esta mañana que me dio un arrebato de violencia de aquellos de antes, contra un tío que metió la furgoneta por la acerca frente a nosotras y se quedó tan ancho), o violeta oscuro que es distinto y eso fue el domingo de ayer, o gris pero el gris de una gaviota sobrevolando un cielo plomizo de bajas presiones cantábricas; o le digo a aquella niña que esa mujer me huele a podrido aunque nunca me haya acercado a ella a más de diez metros y se la vea muy perfumada y limpia pero su alma… huele a podrido; o que mi gata huele a ternura, a maternal y mi madre nunca. Y aquella niña a la que quiero es de todos los colores del Serengueti, los ñus, y los cocodrilos, y las cebras, y el Masai-Mara y de lo que ocurre en él… y por eso me huele a amor, porque es fuerte e índigo y a la vez delicada y rosa nacar como una caracola marina

B-SOS
2005.03.14 15:50 email: ladamadesilvio (arroba) hotmail.com

imaginate:
Las nubes a mí me huelen todos los días distinas Ana. Pero normalmente huelen a emociones. Son muy permeables a ellas y las emociones todas tiene olores distintos. Por ejemplo: alguien te escribe y te da esperanza cuando estás triste y tú en ese momento te hueles el pulso de la muñeca y te llega una aroma de magnolias, aunque ni siquiera lleves perfume. Y hay emociones que huelen como la lluvia o como cuando la lluvia va a comenzar a llover y te empapas de ese olor y es un olor que viaja con las nubes :)

más B-SOS

P.S: Me temo que esto de la sinestesia a mí me pone no sé si romántica o poética. ¿Hay etiqueta para eso? Tendría que ser una bi-color verde de trebol y fucsia de flor
2005.03.14 15:58 email: ladamadesilvio (arroba) hotmail.com

Odilon Redon

 

La imagen ‘Orfheus’ de Odilon Redon, del que aquel mismo dia Luis Muiño nos contó que era un tipo que decia que pintaba la musica que escuchaba ….

 

One Response to “– LA SINESTESIA – mis comentarios –”

  1. DANIELA Says:

    DISCULPEN MI IGNORANCIA PERO MI NOVIO ES SINESTESICO Y TIENE UCHO TEMOR PORQUE NO SABE SI MAS ADELANTE PUEDE PERDER LA VISION? ESO ES POSIBLE?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s