COMENTARIOS EN UN POST DEL HABITAT

marzo 17, 2005

imaginate:
Pero las sectas y los líderes se gestan en alguna parte y en algún momento temprano. Esta mañana en la ducha (¡dios mío! qué tendrá mi ducha últimamente desde que te ”conozco”) me he acordado de un acontecimiento de mi infancia relacionado con lo que leí ayer aquí de madrugada y ahora no puedo pararme porque estoy teniendo uno de esos días locos y me vuelvo a ir en minutos pero luego a la noche te lo comento, porque pensamos que las sectas están muy lejos y que su manera de hacer adeptos nos es muy ajena y ya ves, recordando hoy y pensando en esto que has escrito, yo he hecho un interesante descubrimiento y luego ya cuando tenga un rato te lo cuento. Y ¿sabes? va a ser aquello que decía I.Calvino acerca del infierno, descubrir quién y qué de entre los vivos no es infierno y hacerlo perdurar… claro, que hasta el mal y el infierno lo tenemos tan etiquetado los humanos que no suele ocurrir que nos pongamos de acuerdo. Por eso me gustó tanto lo poco que conocí de Russell de aquello que decía acerca de por qué el no era Cristiano…
B-SOS

2005.03.17 18:14 email: ladamadesilvio (arroba) hotmail.com

AZUCENA

imaginate:
Fuimos niños. Todos lo hemos sido y creo que para muchos la infancia sigue siendo ese gran secreto… No sé a qué edad construimos la primera caseta. Antes de eso, hubo un triángulo en un muro y tú no sabías lo que ocurría porque los mayores que tú te pisaban la cabeza si querías encaramarte a él y penetrar dentro del terreno de aquel triángulo… pero un día yo fui lo suficiente mayor para subir y para trabajar en la construcción de la caseta del prado. ¿Por qué los niños tienen esa fijación con la caseta? Si trabajan como negros -se preguntaban los padres pero teníamos ocho años, y por más veces que él mío la derribó, más veces se volvió a construir en sus turnos de tarde; así que aunque no les gustaba demasiado la idea de que desapareciéramos de delante de sus ojos aunque fuera enfrente mismo de casa, la mayoría de los adultos no querían ver que el sexo ya había empezado. Pero había un problema, mi hermano cuatro años menor que yo y que me seguía a todas partes y Azucenita, la del primero, de cinco que no era ningún problema y estaba loca por mi hermano de cuatro y un día mi hermano vio lo que no tenía que ver y dijo ‘se lo voy a chivar a mamá’. Entonces los mayores lo agarraron, ya te digo que el mayor tenía 12 y ‘tú no vas a ninguna parte’ pero eso no constituía ninguna solución al problema…

y yo era una de las hembras de la ‘tribu’ así que había que hacer lo que fuera por garantizar mi seguridad porque castigada en mi casa no les serviría de nada y por eso era necesario conseguir que él también se implicase en el sexo y convencimos a Azucenita, a la callada Azucenita, la inocente Azucenita, para que sedujese a mi hermano (fui yo quién se la trabajó mentalmente pero porque sabía que ella estaba loca por él y él no recuerdo siquiera si le hacía caso aunque se ponía rojo cuando se le gastábamos bromas) y cuando sus bocas, por fin, se unieron todos hicimos un círculo y empezamos a cantar son novios, son novios, son novios, porque se han besado y así fue como logramos establecer entre todos aquel pacto de silencio y por más que interrogaron a los pequeños… ellos siempre decían que no hacíamos nada en la caseta: nada que no fuera leer tebeos a salvo de la lluvia, o jugar a las cartas, o a la oca , o preparar jarabe de moras… participar en merendolas. Y así fue hasta que Azucenita, la callada Azucenita, iba a hacer la primera comunión y se le ocurrió confesarse en serio… ;)
B-SOS
2005.03.17 22:46

2 Responses to “COMENTARIOS EN UN POST DEL HABITAT”

  1. lasalamandra Says:

    UN COMENTARIO QUE EL ESCRIBIO TAMBIEN AQUEL DIA EN SU BLOG. ME PARECE INTERESANTE.

    Luis Muiño:
    Y bueno, que seguro que se os van a ocurrir muchos ejemplos de cumplimiento de la norma que genera aceptación. Pero yo quiero añadir uno más. Josep Pla le contaba así a Julio Camba por qué dejo de ir a las corridas de toros:
    “Yo no voy porque he comprobado que la primera vez aparté los ojos con asco cuando el picador le metió el hierro al toro. Después volví la cara cuando la sangre comenzó a correr en la suerte de banderillas, pero tímidamente me atreví a mirar de soslayo(…). Tampoco estaba dispuesto a perderme aquello, puesto que había pagado la entrada. Y tuve el valor de resistir incluso tres descabellos. Aplaudí al toro en el arrastre. Poco a poco fui mirando de frente aquella carnicería. En la cuarta corrida ya todo me parecía natural. Y en la quinta no me hubiera importado nada si en vez de un toro hubieran matado a mi primo”.
    Pues eso.
    2005.03.17 02:25 email: luis.elladooscuro (arroba) gmail.com

  2. lasalamandra Says:

    AQUEL POST DE LUIS MUIÑO…
    .
    .
    .

    PARA SER DE LOS NUESTROS

    A las diez de la noche del 10 de Abril de 1989 un joven es detenido en México tras saltarse un rutinario control de carretera. En su vehículo encuentran restos de droga y un revolver. El muchacho confiesa su pertenencia a una logia satánica que predica un particular sincretismo de Palo Mayombe, Quimbanda y satanismo europeo. Cuenta, también, que en sus ritos utilizan seres humanos como ofrendas a sus demonios.
    A partir de ahí, los medios de comunicación más amarillistas se hicieron dueños de la historia y es difícil distinguir los hechos de la leyenda…
    Se cuenta que Adolfo de Jesús Costazgo, el gurú de la secta, usaba un alfiler de corbata confeccionado con un pedazo de la espina dorsal de un estudiante asesinado durante uno de sus ritos. Se cuenta también que, después de matar a casi todos los miembros de la logia, la policía encontró en el rancho donde se refugiaban una docena de cadáveres humanos, víctimas de sacrificios rituales satánicos…
    En todo caso, parece claro que Adolfo de Jesús utilizaba una técnica antigua: obligar a los novatos a hacer algo brutal para que queden emocionalmente enganchados al grupo.
    Cuando alguien se compromete públicamente con una causa mediante sus actos, es muy difícil que después reniegue de sus ideas. Además, cuanto más inmoral es el hecho iniciático, más necesidad tendrá la persona de justificarlo.
    Quizás Adolfo de Jesús decidió enlazar a sus adeptos pidiéndoles que hicieran aquello que más podía romper su integridad moral. Su grupo se dedicaba al narcotráfico y buscaba el compromiso férreo, la fidelidad sin límites.
    Hay grupos que ordenan a sus miembros recaudar fondos y hacer proselitismo. Otros piden a sus miembros un cambio en el aspecto físico o en el tipo de ropa que llevan, que puede llegar a ser un uniforme distintivo. El trasfondo es, en todo caso, el mismo: saben que un compromiso público con una causa refuerza la creencia en ella. Si abandonamos, será muy difícil explicarnos a nosotros mismos y a los demás por qué hicimos lo que hicimos.
    El 6 de Mayo de 1989, tras un largo asedio de la policía, Adolfo de Jesús y cuatro miembros de su banda cayeron acribillados a balazos. Dicen que antes de morir entregó su metralleta a uno de sus seguidores y le dijo: “Mátame. Hazlo o te irá muy mal… en el infierno”.
    17/03/2005 02:05. Tema: . #. .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s