EL MIEDO Y LOS SUEÑOS

marzo 25, 2005

Hablamos si entendemos el hablar como el fenómeno primordial de la comunicación. ¿Te das cuenta de que ya estamos hablando desde el momento en que te pones en contacto conmigo y me informas que desde hace algún tiempo te encontrabas ahí y me escuchabas a través de tus ojos? Pues yo ahora te digo que de esos saltos que me comentas, de esa búsqueda relativa que ni siquiera tal vez debería llamarse así puede que me alimente yo sin ni siquiera saberlo…

Hoy tuve un sueño. Hacía un viaje. Aquel que al final no hice y llegaba a un lugar extraño dónde me recibían unas mujeres en vez de él, y había otras mujeres que daban la sensación de hormiguero pero éstas dos lo organizaban todo. Y sí, si es lo que estás pensando, el sueño me recordó a aquellos mismos celos que se infiltraban como agujas en forma de oscuras pesadillas en las llagas abiertas de la Teresa de ‘La insoportable levedad del ser’, porque eso era lo que suponían las noches para Teresa, una tortura… ahora lo sé.

Y una le preguntó a la otra: ‘¿Ella tiene que pagar el cubierto?’. Y su compañera, que tenía la misma cara que ‘Elena’, la que vi en la postal de aquel cumpleaños, le contestaba: ‘No ella viene invitada esta vez’. Y yo sentía vergüenza porque las dos hablaban de mí como si no importara nada que las oyera o no, y a la vez alivio porque era consciente de que no tenía ni un sólo céntimo en el bolsillo, y por eso había tenido suerte. Yo no me imaginaba nada. No sabía nada. Ni siquiera esto que me esperaba.

Y en la siguiente escena en la que me veo estamos ya con él pero hay una chica más con nosotras, la informática, que es realmente preciosa y joven, y que se pone muy cariñosa con ese hombre sobre el sofá, mientras él trata de quitársela de encima porque ahora no es el tiempo de esa mujer y ella debería saberlo sino mi tiempo y él sabe que eso que estoy viendo podría estropear todo lo que aún debe suceder entre nosotros, porque yo todavía no soy como las otras, todavía no he aceptado todas las condiciones y cláusulas tácitas cerrando los ojos y él desconoce hasta dónde puedo llegar; y yo lo que pienso es que aunque estoy preparada para lo que veo, porque de alguna manera, creía factible que ocurriese y por tanto no me debería afectar, me siento mal porque esa chica, que durante meses él deseó ardientemente, ahora, para llamar su atención intenta formar un puente con su cuerpo pero no es capaz de sostenerse con sus manos y estás no la levantan del suelo, porque aunque está desnuda y su cuerpo es más joven y ágil que el mío, no tiene estos ligamentos de contorsionista con los que nací yo y que lo convertirían en algo tan sencillo… Claro, mientras tuviera fuerzas y a lo mejor eso es lo que a ella le ocurre, que ha perdido su fuerza y todo es un poco patético; porque él le habla y trata de calmarla y todas sabemos que lo conseguirá, no nos cabe ninguna duda de que logrará tranquilizarla pero yo estoy sintiendo ahora su dolor como si fuera mío y por eso sé que esas palabras suyas no constituyen ningún consuelo; sólo una condición. ¡Recuerda la Ley!

Y luego estamos en una playa y yo ya tengo dinero y por eso me siento más tranquila. Tengo dinero para marcharme si quiero; no dependo de él porque alguien lo ha puesto en mis manos: Max, que se ha empeñado en que lo tome por si tuviera que irme… y me estoy besando con ese hombre aunque él puede vernos. y sé que a Max ”le duele” de esa misma manera en que yo me sentía extraña al presenciar como la informática trataba de besar a ese mismo hombre con el que ahora me beso yo. Pero la pasión me puede porque no sé lo que siento por él pero es algo que me Envuelve. Y quisiera poder evitarlo, quisiera poder alejarme y desaparecer al menos de delante de la vista para Max pero no puedo porque el sexo comienza y yo ya soy incapaz de pensar en nada más…

EXTRAÑO

25/03/2005 18:40. Tema: Moriana. #. .

One Response to “EL MIEDO Y LOS SUEÑOS”

  1. lasalamandra Says:

    Androgen:
    Cuando el alma pide actuar, se debería actuar, pese a quien pese, lo vea quien lo vea.
    Supongo que eso quería decir tu sueño. Entre otras cosas.

    Un saludo
    2005.03.25 19:06

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s