– el asco, el autobús y los dragones infantiles –

abril 24, 2005

 

Escribiendo aquí, en domingo de madrugada, después de escribirte a ti …

 

Me paseo por un ala del silencio.
Guardo silencio. Aguardo en el silencio.
Estoy tranquila. Eso fue ayer, hasta ayer y permanezco así durante días

Hace un par de noches. Me retiro. Es tarde, muy de noche y veo a Max en su terraza. Y se me hace un nudo en el estómago; el nudo del asco; de ese asco que llegó a conocer Tamina. ‘La memoria del asco es mayor que la memoria del olvido’. Eso fue lo que ella llegó a saber. De todas formas es rápido en retirarse. Creo que a él le ha, o le habría sucedido lo mismo. Miro al suelo y hay caracoles por todas partes, que también pasean como yo por el ala del silencio; sólo que su silencio se llama asfalto y el mío espera … y pongo cuidado de no pisarlos. Hace unos minutos, una amiga me cuenta que han hackeado su correo y que … bueno, lo que me cuenta, y yo en quién pienso, en Max; pienso en todo aquello de él y sus locas y le digo a mi amiga: ‘Fíjate que se me ha pasado él por la cabeza; porque le considero tan pirado como para querer cargarse a tu novio en tu vida, para tener contigo una oportunidad seria …’ Así de idílico, me temo, es como voy a recordar yo a este ‘chico’. Y cómo me alegro de que ese tipo esté ya fuera de mi vida…

Minutos antes. De dónde venía, de casa de mis padres. Mi madre insiste muy por lo dócil. ¡Qué no mamá, que no! ¡Qué así es mejor! Así no hay peligro. No es que no tenga sentimientos por él o no me cueste mantener esta postura pero no me quiero arriesgar a qué me vuelva a ocurrir lo del otro día y sucederá. Tú sabes que sucederá. Por otra parte me tropiezo con él en el pasillo; y sigo adelante como si ese hombre fuera un alma en pena; lo que es; ahora, tras los días, ¿un mes?, sufre por lo que hizo, perder el control y… y hasta desearme la muerte pero a mí de qué me sirve su arrepentimiento ahora; estuve a punto de mearme de miedo esta vez, ¿y si la próxima no me siento tan fuerte o tan equilibrada y me meo? ¿y si el pueño golpea mis dientes y los rompe? Habría tenido la culpa yo pero he comenzado a sufrir, porque sé que él sufre por nosotros; por mí y por mi hermano, y por mi madre, por hacernos daño; sólo que por nosotros ya no quisiera, eso también lo sé, pero sufre porque es como yo y a mí cuándo el coraje se me baja y a la larga siempre se me baja, me puede el sentimiento… y por eso…

Y hablando de sentimientos: Yago, el lunes o el martes, el hijo de Nora. Ella me pide un favor. Tiene que ir a una reunión, así que voy yo en su lugar al autobús. Y llega Vanesa, la madre de Paula, la única niña color chocolate de la guardería, su padre es negro, un negro muy guapo por el que Vanesa también sufre mucho y me pregunta qué tal, y yo le contesto que bien, que mientras Yago no se ponga a llorar por encontrarme en el lugar de su madre, que me siento estupenda y hablamos unos minutos, de niños. Ella piensa tener otro y se extraña de que yo no quiera y entonces le hablo del amor. Pero… ¿tú no estás casada? Bueno sí, hace catorce años pero soy parte integrante de uno de esos matrimonios modernos, ya sabes; y ella pone los ojos muy en blanco hasta que yo le digo: si, mujer, que no follamos nunca y cada uno tiene su vida y no, no quiero tener un niño yo sola, nunca he querido, lo quiero tener con alguien que lo quiera tener conmigo pero ya no, ¿eh? Eso también te lo digo; ya no … más que nada lo quise… y además tampoco te creas que me importaría adoptar uno pero yo lo quiero grande, quiero decir adulto, que se pueda hablar con él y negociar y esas cosas… ¡Ah no! Yo eso sí que no -dice ella-. A mí me gustan de bebés. Y eso ya lo dice cuando llega el autobús y nos ponemos a la cola y Yago es muy expresivo cuando mira y mira y en vez de a su madre o a su padre, al que Adora, o a su hermana, me ve a mí pero sólo está preocupado. ¿Por qué no vino mamá a buscarme? -me dice cogiéndose de mi mano. Porque tuvo que irse a una reunión cariño pero ¿sabes lo que vamos a hacer tú y yo?

 el viaje de chihiro

Vamos a vernos una peli juntos, ‘El viaje de Chihiro’ (va a ser cómo la tercera vez que voy a vérmela) ¡NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO! y llanto, ‘yo quiero ver los tres mosqueperros’. ¡NOOOOOOOOOOOOOOOOOO! Pero es que en Chihiro hay un dragón… ¿Dragón? No me gustan los dragones’ ¡Buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah! ¡Buaaaaaaaaaaaaaaaaah! Esta bien. Los tres mosqueperros no se hable más. Pero sí que se habló más porque esa, mi amiga la había devuelto al videoclub y el niño pretendía rallar el viaje de chihiro para que tuviera que ir al videoclub a devolverla y le trajera la que él quería. Bueno, y de ahí, a que logré convencerlo para que nos sentáramos juntos y le diera una oportunidad a Chihiro una epopeya. Pero lo cierto es que mereció la pena porque Yago horas después, horas después de que dejara de taparse los ojos con el cojín, porque era cierto que los dragones no le caían especialmente simpáticos y confiara en Chihiro, colgaba sus bracitos de mi cuello y me preguntaba por veinticincoava vez mientras me daba muchos pequeños besos: ¿y por qué los papás de chijiiro se convirtieron en cerdos? Y creo que ese no fue el día que el marido de Nora llegó a casa y me encontró en ella después de … ¿años ya? Es que yo procuro no estar para evitar la molestia de coincidirnos y sin embargo tengo que soportar que él se pasee por esta mi intimidad. Como el día que iba a encontrarme con el amante crepuscular, el 29 de enero… Si hasta se atrevió a dejarme un mensaje anónimo deseándome ”suerte en la aventura” ¡Qué valiente! Yo no sé como me sentiría de sucia si me dedicase a lo mismo que él pero en fin; a él le apetece creer que soy la causante de su desgracia matrimonial y seguro que no piensa ni por un momento el precio que supone para mí, mi amistad con mi amiga; este precio, el de tener que soportarlo a él husmeando durante años, en busca de mierda con la que cubrirme, mientras recopila todo lo que yo voy escribiendo por la red. Pero chico, si con que me pidas un disco para dárselo a quién quieras cuándo llegue ese momento, yo te lo doy; va a ser menos inexacto, seguro, porque yo soy muy metódica para mis cosas y me gusta el orden real, y a mí lo único que me jode de todo esto es haber sentido alguna vez, en nuestra juventud, aclaro, que tú eras buena gente y no te merecías una tía como Nora. Vamos, hombre… que tú de bueno no tienes nada pero oye, que sí que te entiendo, ¿eh? No te creas que no, porque tiene que ser durísimo creer que vas a perderlo todo por haber tenido la desgracia de que una tipeja como yo se cruzase en vuestra vida. Claro, pensando así … no me extraña que me odies pero chico, hasta a tu hija le gustaría que fueras más guapo y estuvieras más delgado, y fueses menos tonto (como por ejemplo, para fumarte porros con tus compañeros y luego dejarte las fotos en el ordenador para que ella las viera, que menudo disgusto que le diste, lloraba tío, en serio), y mucho menos cruel, y que la respetaras más a ella como persona y su intimidad, ¿y de eso también tengo la culpa yo? No claro, es su madre. Claro sí, es que la ha enseñado a no respetarte pero no tiene nada que ver contigo y lo que tú nunca has sabido Ser…

24/04/2005 01:50. Tema: sin tema. . .

One Response to “– el asco, el autobús y los dragones infantiles –”

  1. lasalamandra Says:

    Hay 11 comentario/s de este artículo.

    Ardi:
    esto no lo había leído ayer, claro… :)
    caray,qué parrafadas escribes a la una de la mañana (o las dos).
    Pero sí que, al hilo de las últimas líneas, hay algo que me gustaría decir, porque lo he pensado más veces. Sobre ése que te lee (yo es que pierdo la cuenta de los personajes) y que piensa que eres la causa de todas sus desgracias…
    Hay dos tipos de personas en este mundo.
    – Aquellos que piensan que la culpa de todos sus males es de ellos mismos (intra-punitivos),
    – y aquellos que creen que la culpa la tienen siempre “los otros” (extra-punitivos).
    Yo suelo ser de los primeros. Por algo te escribí una vez (lo hago a menudo) la frase del Julio César de Shakespeare: “la culpa, querido Bruto, no es de las estrellas, sino nuestra” (no sé qué tiene que decir sobre Shakespeare la astrología :))))
    La verdad suele ser una mezcla de ambas cosas. Que yo encaje a menudo en el primer grupo no significa que no piense que… no todo lo que me pasa es culpa mía, no puede ser…
    Pero está claro que tú escribes de alguien del segundo grupo: la culpa es siempre de otro.
    Me gusta el acento irónico que, con intención o sin ella, te ha salido al final.
    2005.04.24 09:03

    imaginate:
    A mí también me gusta ese acento irónico; muy Sharpeano, ¿eh? Es que yo fue lo que leí de ”cría”; mucho ‘Wilt’, mucha ‘Reunión Tumultuosa’, muchos ‘Vicios Ancentrales’ y poco ‘Julio César’;) pero aquí, ambos ingleses, creo que pensarían más o menos lo que yo y mi parte racional pensamos de la astrología… otra cosa es el sentimiento y durante años de observar calladamente tránsitos propios y ajenos en silencio… me siguen pareciendo increíbles algunas cosas pero bueno, yo creo estúpidamente en algo llamado ”alma” y por qué no iba a poder ‘radiografíarse”. A lo mejor lo que ocurre es que el ser humano no ha evolucionado tanto como para Comprenderlo y un día nos encontramos las respuestas más allá de las estrellas; lo mismo que otro día fue posible que una maquinita, te desfragmentara y te recontruyera; porque qué crees que habrían pensado de nosotros, en el siglo XIX si les hubieras hablado de la posibilidad de hacerse una resonancia magnética… y sin embargo se mueve ”profesor”
    Fdo: Sabatiny.
    2005.04.24 09:59

    un post scriptum:
    Tal vez algún día la ciencia se ponga al servicio o ”la altura” de nuestra ‘Creeduría’
    Fdo: imaginate ;)
    2005.04.24 10:04

    Androgen:
    Mala cosa pensar que por quitar de enmedio a alguien tu vas a tener la oportunidad…Aunque me temo que es algo que casi todos (yo al menos) hemos pensado alguna vez. Cómo nos gusta mentirnos a nosotros mismos…
    Tres veces ya “El viaje de Chihiro”. Yo sólo llevo dos, pero ambas plenamente, y espero que haya muchas más igual de plenas, esos momentos en que no sólo Chihiro vuelve a cruzar el tunel que daba a la estación de tren y vuelve al coche, sino tu mismo estas dejando salir una sonrisa regada de unas poquitas lágrimas nada amargas… Ojalá el niño haya quedado con ganas de volver a verla y cuando crezca un poco más y sepa un poco más, abrir los ojos no sólo al dragón blanco, sino a todo lo que te transmite esa película.
    Tiene razón Ardi con “quién tiene la culpa”. Yo era de los segundos. El azar, las personas o lo que fuera eran los culpables, yo era bueno. Ahora intento distinguir mejor cuando es culpa de otros, de mí o de cosas incontrolables. Por mi propio bien.
    Pero siempre es tan cómodo pensar que la culpa es de otro… que tranquilos nos quedamos con esa falacia, que inocentes nos sentimos al creernos lo que sabemos en el fondo que es mentira.
    Un beso
    2005.04.24 15:45

    Magda:
    Creo que esta persona que te hace responsable de su desgracia, sabe que no es así, pero necesita no sentirse tan mal con él mismo, de ahí que quiera echarte la responsabilidad. En el fondo esta persona necesita ayuda, demasiada ayuda, ojalá la buscara y empezara a asumir su vida y sus hechos.
    Un beso.
    2005.04.24 16:25

    Su:
    No sé… a veces quitando a otras personas de en medio tú puedes conseguir una oportunidad; otras ni aún estando el camino desierto conseguirías esa oportunidad.
    Supongo que es cuestión de valorar tus posibilidades reales y las armas que tengas que utilizar para quitarte a los demás de en medio, no creo que siempre un fin justifique los medios.
    Sobre el marido de Nora no tengo nada que decir, sólo que a veces siento lástima cuando leo que de jóvenes os llevábais bien y que le consideramos un tío muy válido.
    Un beso fuerte en un domingo un tanto extraño.
    2005.04.24 17:14 email: Campanilla698 (arroba) gmail.com

    salva:
    No llego a comprender cómo puede responsabilizarte de su posible desgracia matrimonial y desearte “suerte en la aventura”.
    2005.04.24 20:06

    imaginate:
    Yago quiso ver esa peli por segunda vez aquella misma noche y quiso que yo la viera con él mientras su madre … ‘deja que mama fregue los cacharritos y vente tu conmigo a ver a Chijiiro’… y nada chico, al sofá a ver otros quince minutos de Chijiiro abrazado a Yago y en proceso de ”enamorarme” de otro nuevo niño :)
    Sí a mí también me ha gustado lo que ha comentado Ardi y yo era de los segundos y ahora suelo ser de los primeros y mira, ahora acabo de leerlo bien … que por la mañana veo que no había sido así y sobre Shakespeare no tengo ni idea de lo que tendría que decir la astrología porque yo lo más antiguo que he llegado ”estudiando” la carta de alguien inglés, ha sido con Diana de Gales, pero antes de que se muriera ;)
    2005.04.24 22:20

    imaginate:
    Sí, Magda, a mí también me gustaría mucho que esta persona buscara ayuda psicológica, más que nada por poder hablarlo con alguien de una forma objetiva; el psicólogo no tendría las respuestas a su problema, por supuesto; pero seguro que un buen profesional le ayudaría a enfocarlo más objetivamente; o más desapegadamente. No sé, es que es difícil, imagino, responsabilizarse cuándo lo que crees que estás perdiendo es tu familia y tu vida. Supongo que uno se siente constantemente, sin paz, como en una pesadilla :’(
    2005.04.24 22:38

    imaginate
    Es que lo era Su. Pero luego se automutiló; creo que como individuo.
    Y Salva, porque en realidad no me deseaba suerte; lo que creía que hacía era vacilarme; lo que él no sabe es que yo borré inmediatamente la primera respuesta que entonces le di; y luego construí la otra… con más calma. No creo que le diera tiempo a ver la primera pero tampoco te lo aseguro. Me vacilaba. Es como decirle a alguien; ‘te puedo joder cuándo quiera y tú ni te enteras de la fiesta, tía’. Los frustrados y los cobardes suelen divertirse mucho así; y quién soy yo para estropearle el único instante de disfrute y de omnipotencia, que habrá tenido en muchos meses, a nadie…
    2005.04.24 22:45

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s