– ESTADOS ALTERADOS DE CONCIENCIA –

abril 25, 2005

porque una rosa es una rosa

Sábado 23 de abril. Recibo una llamada; es de Paradiso, por fin ha llegado el libro que les encargué la semana pasada cuando me encontré con Susana. Es que el otro día no tuve suerte y habían vendido el único ejemplar que les quedaba en existencias que ya hubiera estado bien, ya, llegar y ‘besar al santo’ pero… (ya había intentado encargarlo en otra librería de Gijón, el pasado enero pero me dijeron que no se podía conseguir y Su y yo nos perdimos antes de llegar a Paradiso)… Y el sábado aunque hay que darse prisa llego a la librería justo unos minutos antes de la hora de cierre y menos mal porque casi desde que lo abro me doy cuenta de lo bien que me va a sentar tenerlo. Y lo cierto es que me he motivado especialmente por una reseña que he leído

Estimado Carlos Muñoz:

La ayuda que me prestaste me resultó muy práctica y ahora mágicamente ;)) todos los documentos que llevaba meses encontrándome (desde que me mudé a este portátil) y no podía abrir, ¡ah! se abren. Y te cuento que me he leído esa reseña que escribiste para ‘El factor humano en pantalla’ y me ha gustado mucho tu planteamiento, y lo que más, el final, eso que dices de la telaraña de salud. Eso dicho, tal como lo expresas, ya resulta, de por sí, entrañable y terapéutico. Y bueno, el libro yo pensaba comprármelo igual porque hace tiempo que leo a Luis Muiño y ahora escucho a veces a Florentino Moreno y me gusta… pero lo que tú cuentas, que la radio… por una cosa o por otra a veces se hace difícil y lo cierto es que tanto los programas de ‘El factor humano’ como ‘De cara a cara’ resultan muy instructivos y nos acercan, a los que no tenemos ni idea de psicología científica, a una psicología cercana, posible y de fácil comprensión.

mis saludos

Y además no es importante pero como coincidía que era el día del libro, te hacían un descuento significativo (porque desde luego el libro está muy bien de precio, que son sólo 16 euros; o sea que estoy segura de que comprar salud es mucho más barato que emborracharse con mentiras folletinescas) y además te regalaban una rosa; y bueno, una rosa, aunque sea de geltex, siempre es un detalle bonito…

libro

Y ahora estoy hojeando un capítulo que yo encuentro especialmente interesante dada la particular inclinación que he desarrollado hacia los estados alterados de conciencia durante estos últimos años. Y el capítulo es tan sugerente como lo demuestra, por ejemplo, este título:

‘Momentos en que una mujer se asemeja al terciopelo azul’

y que el psicólogo Luis Muiño comienza con una cita de Manuel Gutierrez Aragón:

‘Lo normal y lo cotidiano se aprecian mejor desde la anormalidad’

Cito: Los estados alterados de conciencia, producidos por ingestión de drogas ( así fue, por ejemplo, la penúltima que viví) o por otros medios (trance hipnótico, experiencia mística (esa fue increíble), agotamiento físico… (y esta, por ejemplo, yo creo que fue la que experimenté con Max) aparecen cada vez más en las historias que nos cuenta el cine. David Lynch ha sido uno de los directores que más a menudo se ha adentrado en ellos. Algunas de sus películas nos pueden ayudar a hablar de estas fascinantes y extrañas experiencias del ser humano… La historia de ‘Corazón Salvaje’, por ejemplo, va fluyendo hasta la progresiva desintegración del estado mental de sus protagonistas. La película es un viaje iniciático hacia ninguna parte (en un determinado momento alguien lo dice: ”llegar a Big Tuna es como llegar a ninguna parte”) (obsérvese justo que es a dónde parece que me dirijo últimamente yo; basta con ver lo que estuve escribiendo ayer; así que nada, que se pare esto que yo me bajo en la próxima, conductor) El argumento es una metáfora del tipo de viaje que lleva a entrar en un estado alterado de conciencia (…) A la vez, empiezan a aceptar como incuestionables sucesos que habitualmente parecerían absurdos: otra de las características de los estados alternativos de la mente es la posibilidad de creer lo increíble. Poco a poco, Saylor y Lula empiezan a vivir en un mundo no predecible y a perder la sensación de control sobre la situación. Los estados alterados hacen que la mente cambie su forma habitual de funcionar. La persona que se adentra en ellos focaliza su atención en cosas muy diferentes al resto de los seres humanos. Esto hace que pierda capacidad de concentración y de memoria para cuestiones rutinarias

(¡por dios! pero si yo me niego a aprenderme hasta mi propio número de teléfono. Así que estoy muy pero que muy jodida, eso está claro) – una conversación por ejemplo -, y utilice, sin embargo, una gran cantidad de energía mental en sucesos o personas que, habitualmente, nos parecen triviales. Por otra parte, ya no resulta perentorio estructurar el mundo. No se necesita etiquetar inmediatamente todo lo que ocurre: se permite dejar fluir los acontecimientos sin etiquetarlos, sin atarlos. En situaciones normales la mente cotidiana tiene sensación de control sobre el mundo porque siente que éste es, en gran parte, predecible. Al perder la capacidad de estructurar la realidad perdemos también el control sobre ella (Ludwig, 1966). Al igual que Saylor y Lula, los protagonistas de ‘Corazón Salvaje’ al entrar en un estado alterado de conciencia soltamos las riendas de nuestra mente. A partir de ahí podemos seguir dos caminos. En el primero, la persona, perpleja, amplía su pensamiento a todas las conexiones imaginables e inimaginables y, en unas circunstancias determinadas, consigue establecer relaciones entre las cosas más insignificantes y disparatadas. La percepción se agudiza para poder captar los más mínimos detalles y el ser humano es capaz de alcanzar un estado de lucidez excepcional. Este tipo de pensamiento no intencional puede resultar lucido y creativo: algunas de las grandes ideas de nuestra cultura proceden de este estado (Delpirou y Labrousse, 1988). Pero existe un riesgo, el representado por el segundo camino: aquel que Saylor y Lula acaban transitando. Allí la persona no tolera por mucho tiempo esa sensación de incertidumbre e intenta resolver el estado de confusión aferrándose a la primera explicación que pueda llegar a través de la niebla. El problema es que esa respuesta suele surgir de alguien muy interesado en llevarnos a algún sitio. Los líderes de sectas y los manipuladores (como el siniestro personaje que interpreta W. Dafoe en ‘Corazón Salvaje’) saben que la falta de tolerancia a la incertidumbre puede ser su principal aliado. Si la persona necesita una explicación rápida para todo, probablemente es mejor que no se adentre en los estados de un estado alterado de conciencia. El marqués de Sade deja escapar un lema sibilino en uno de sus libros: ‘apaga tu alma y trata de convertir en goce todo lo que alarma tu corazón’. Quizás antes de apagar nuestra alma durante unos instantes convenga asegurarnos que vamos a ser capaces de salir por nosotros mismos de la oscuridad. Porque si nos asustamos de las tinieblas, como les ocurre a Saylor y a Lula, es posible que las personas que vengan a ayudarnos quieran robarnos el alma para siempre (…) L.Muiño

Pues nada, ya veis que súper-interesante, y esto acaba de empezar, así que os recomiendo que os compréis el libro porque no tiene desperdicio y trata un conjunto muy amplio de temas: la autorrealización, la acción y la influencia social, la personalidad, la terapia, los trastornos mentales, las creencias y las actitudes, la emoción, la motivación, el desarrollo adulto y el infantil, la inteligencia y el lenguaje, la memoria y el pensamiento,,… sólo que yo he elegido hoy éste que a vosotros os puede parecer un tanto extraño porque yo sé que oscilo en entre esa frialdad casi psicopática ,que menciona Luis cuando habla de los protagonistas de ‘Terciopelo Azul’, y la hipersugestionabilidad que les induce a llorar hasta por los detalles insignificantes… y al final me he sentido un poco así, como una mujer envuelta en una cortina de humo e ilusorio terciopelo azul, pero eso sí, con un corazón cada día más salvaje. Y eso me temo que es lo único indómito que existe en mí :’)(

itzl

25/04/2005 03:14. Tema: psicología y filosofía. . .

3 Responses to “– ESTADOS ALTERADOS DE CONCIENCIA –”

  1. lasalamandra Says:

    imaginate a la IP 80.58.2.236:
    Y sí, alegrándome de que tu bazo este bien…
    2005.04.25 02:18

    un_mar_de_calma:
    el titulo de este post merecuerda una canción de Mecano.
    Un saludo
    2005.04.25 11:24

    Su:
    “Hipersugestionabilidad que les induce a llorar hasta por los detalles insignificantes…” parece interesante ;-)
    2005.04.25 11:46 email: Campanilla698 (arroba) gmail.com

    Odalys:
    Me encantó el libro, que lo disfrutes mucho! Besitos :)
    Esa última foto me estremece, será estenopeica?
    2005.04.25 17:09

    imaginate:
    Si me defines estenopeica … te cuento … porque yo no tengo ni idea de lo que significa la palabreja pero así en principio te diría: que soy yo paseando por la playa desnuda un día de mucho sol pero que con un par de efectillos con el photosuitte, me he quedado así de nublada y de oscura :) Un beso
    2005.04.25 17:15

    LeeTamargo:
    …La inspiración, por ejemplo, obedece a un especial estado alterado de conciencia. Claro que esta situación elevada al summum, de forma constante o inducida por sustancias exógenas no hay cuerpo-mente que lo aguante. Y es que no existen atajos, mejor con esfuerzo, ¿no crees?…
    Feliz día del libro! SALUDANDO: LeeTamargo.-
    2005.04.25 18:15

  2. kasandra Says:

    25/04/2005
    Las dos sin ‘Consulta’
    Ella dice: hola

    La amiga dice: eres tú?

    Ella dice: estas ahí? si, hoy me dieron una noticia; dejo consultas a partir del 3 de mayo; me cambian de sitio

    La amiga dice: y eso?

    ella dice: organización interna del trabajo; las plazas de consultas son para el personal que por salud laboral necesitan mejor puesto y nos desplazan a otra y a mi; por eso, el supervisor el otro día que le vi en la calle me dio la sensación que me esquivaba; no sabía como decírmelo

    La amiga dice: sí, a mí también me dio esa sensación, la de que te esquivaba

    Ella dice: vino a última hora y dijo que tenía una mala noticia para mí, lo soltó y se fue corriendo

    La amiga dice: y a dónde vas?

    Ella dice: no me afectó y no lo sé pero no me importa

    La amiga dice: Eso es positivo

    Ella dice: yo sabía que esto podía pasar

    La amiga dice: yo también me he quedado sin consulta

    Ella dice: yo creo que sí y tú por qué?

    La amiga dice: porque… porque me he quedado. Todavía no he elaborado un cuento chino sobre eso. De momento estoy montándomelo. Espera a que termine con él y será una versión inexpugnable Y siendo de color resistirá lavados hasta de 90º y sin Kalia, que es lo más importante.

    Ella dice: veo que estas en plan heavy y hoy no puedo entrar porque anda por aquí él

    La amiga dice: Lo siento por ti

    Ella dice: vale, chistosa

    La amiga dice: ¿Y de que humor está porque yo he estado escribiendo así como bastante sobre él?

    Ella dice: pues nada ayer deseaba un cambio en mi vida y hoy me ha venido de lleno

    La amiga dice: ya veo, ya

    Ella dice: no lo se

    La amiga dice: pero creo que ningún cambio es malo si escuchamos lo que nos quiere decir

    Ella dice: cierro que llaman a la puerta, y que nos quiere decir?

    – DEL DIARIO DE SOY ZURDA –


  3. […] reflexiono sobre aquello a lo que el <<estado alterado de conciencia>> me induce a evocar y que es lo siguiente y  tiene que ver  o bien con la […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s