– ayer –

abril 27, 2005

Ayer con Nora. Habla mucho y llora algo y me cuenta que durante la mañana ha llorado mucho y ha sido capaz de hablar muy poco. Ha llorado delante de ”extraños”, del jefe del departamento, de sus compañeras y se avergüenza. La abrazo en un momento del camino, a medio camino de la ida. Nunca lo hago porque ella tiene una barrera muy grande, que es algo así como la barrera del sonido. Puedo abrazar a casi cualquiera, sin trabas, incluso a casi cualquier extraña o extraño y creo que incluso podría hacerlo sin problemas con el jefe del departamento y con sus compañeras si se diera el caso pero no con ella; al menos no espontáneamente y por eso se lo pregunto: ¿quieres que te de un abrazo? Y por una vez me dice que sí y la abrazo y la acaricio el pelo durante segundos pero su rechazo al afecto importado es tan fuerte, que me bloquea la energía en el estómago y no puedo liberarla, y siento la atroz y contradictoria tensión que hay en ella y también pienso en su marido, en lo difícil que debe haber sido durante años tratar de abrazar a una mujer que necesita con esa desesperación que la abracen y que luego se defiende del cariño con esa distancia y limite atroz que parece que sólo los brazos de Yago pueden atravesar.

El mar es un mar tranquilo y el largo paseo de la playa es un paseo en brumas. Luego ya a la vuelta ella habla mucho más y mucho más tranquila, como el mar que a mí me ha serenado, y compruebo que sus lágrimas se han mimetizado con las brumas del paseo. ¿Un café? ¿Tienes que irte ya? No. Todavía no. Entonces le propongo que sigamos andando hasta el acantilado. Ahora ando muy poco y Cristina me ha explicado que por eso mi circulación de retorno es tan mala; porque la auténtica bomba del corazón está en la planta de los pies. Me gusta que Cristina me cuente ese tipo de cosas; pero no he vuelto a por mi reloj, el que me dejé olvidado allí el último día, porque sé que ella va a preguntarme qué tal ha ido aquel encuentro con el que yo parecía tan ilusionada y entonces tendré que decirle, que justo al día siguiente supe que nunca se llegaría a realizar

Y luego, un kilómetro o dos después, Nora y yo tomamos ese café, bueno yo no, yo me tomo un te con limón; últimamente he vuelto a eso… pero antes le muestro dónde y cómo fue aquel día que follé con aquel desconocido en el mirador marino y Nora ,cuándo contempla la altura desde la posición que yo adoptaba, medio cuerpo fuera y la cabeza colgando hacia abajo, siente el vértigo… el mismo que yo sentía aquella tarde pero no puede sentir la adrenalina corriendo enloquecida por mi torrente sanguíneo y por eso jamás podrá comprender que es lo que me motiva a hacer esas locuras; no sé, otros se suben en una moto y conducen a alta velocidad, otros descienden por pistas libres de esquí, otros.., yo que sé, para mí el sexo siempre fue un poco como un deporte de riesgo; y es muy distinto a yo cuándo busco amor, o yo cuando busco ternura…

Y me habla de Gemma y Pablo, de cómo le pega su padre y de que Gemma le habla de ocultarle lo de las notas del niño para evitar una tragedia. y nosotras hablamos de los complejos del padre. Ese hombre no acepta las debilidades de su hijo porque le recuerdan demasiado a aquellas viejas suyas que desearía olvidar. Y luego ya de los complejos, de otros complejos, de temores que quizás se somatizan y del miedo que nos da Vivir…

Y por la mañana me encuentro a Susana que llora y qué me dice.

‘ No sé, ahora estoy llorando, por tí, por el puto viernes aquel que te quedaste sin voz; por todas las veces que se le quebró la suya a Marina y por todas las noches en vela que nos quedan por pasar sólo porque la gente no diga las cosas claramente

Y le escribo una frase de unas notas de un libro que me he encontré la tarde anterior: ‘Tóqueme, por favor’ de Jane Howard. La tarde en que no quise ir a clase para no ver a Guernika ni a ninguno de los otros porque pensé que iba a notárseme débil y entonces él y alguno más, iban aprovechar para darme dónde me duele; porque a mí, si me conoces, cuando me siento desmoralizada, se me nota hasta en los caminares y a la legua. Y me quedé leyendo eso, esas notas y un artículo de Carlos Muñoz que se titula: ‘Tocándonos… un conocimiento desde el cuerpo’

Y la frase era:

‘Las lágrimas son un signo imprescindible en el sendero que va desde la rigidez emocional a la felicidad’

Y por eso mismo luego le sonrío, porque me alegro enormemente por ella, porque Susana aún es capaz de conmoverse por el dolor de otro y llorar estúpidamente por él (es que digo eso porque cualquiera diría que es estúpido pero, por supuesto, que no lo es), y porque ella no va a olvidarse ya nunca de aquella puta mañana en la que después de recibir una llamada yo perdí la voz, porque se me fue metiendo muy hacia dentro, tan adentro que creí que tardaría mucho en volver a recuperarla pero no fue así; y eso también se aprende, a superar los quebrantos emocionales en horas, si hace falta.

Era sencillo y me da igual pecar de ingenua, porque entre la ciencia y el ser humano yo voy a apostar siempre por el ser humano mientras pueda elegir; ese mismo ser humano del que nos lo podemos esperar todo llegado el caso, lo mejor y lo peor, lo más noble y lo más infecto. Y por eso me gusta ‘la psicología humanista’, porque difiere de la ortodoxa en que estudia al hombre como sujeto pensante y Sensible, capaz de grandes alturas y también de grandes abismos, más que como objeto programable’. Y le cuento algo bonito y excitante que me ha sucedido la noche anterior en el nivel virtual… Estoy de visita, conociendo un ‘Mundo’, un mundo que me parece bastante atractivo y me encuentro con una nota virtual e inesperada que alguien que conocía mi itinerario dejó aguardándome… y creo que en un intento de comunicarse conmigo y bueno… es agradable y acepto que después de la tormenta hormonal y sobre todo de la sentimental de la noche anterior ha de llegar necesariamente la calma, tal vez como un presagio de una nueva tormenta hormonal, o de un nuevo desafío sentimental (es que en ese momento me sentía así, como si hubiera formado parte del reto personal de alguien); pero Alma ayer me dice que no, que me equivoco, que ahora está leyéndome en febrero, a finales de febrero… a mí, a mis post, a vosotros, a mi correspondencia privada y me asegura que en ese hombre, por el que un día llego a perder la voz, hay sentimientos y no sólo ciencia. O sea, yo que pensaba decirle: ‘Tú tenías razón cuando me avanzaste que no lo volvería a ver…’ Alma me había casi asegurado que nunca más le volvería a ver, ahora, me dice todo lo contrario, que confíe un poco más… que no me rinda tan rápido, más rápida que la fiebre, sí, es cierto, tal vez eso soy…

27/04/2005 14:46. Tema: sin tema. . .

octavio paz

 

más rápida que la fiebre

Más rápida que la fiebre

Nadas en lo oscuro

……………. Tu sombra es más clara

Entre las caricias

……………. Tu cuerpo es más negro

Saltas

…..A la orilla de lo improbable

Toboganes de cómo cuando porque sí
Tu risa incendia tu ropa

…………………. Tu risa

Moja mi frente mis ojos mis razones
Tu cuerpo incendia tu sombra
Te meces en el trapecio del miedo
Los terrores de tu infancia

……………………. Me miran

Desde tus ojos de precipicio

…………………….. Abiertos

En el acto de amor

……………. Sobre el precipicio

Tu cuerpo es más claro

……………….. Tu sombra es más negra

Tú ríes sobre tus cenizas

Octavio Paz

27/04/2005 13:52. Tema: sin tema. . .

One Response to “– ayer –”

  1. lasalamandra Says:

    LeeTamargo:
    …A veces es un alivio contar con un hombro donde llorar o con unos acantilados… Las olas de ayer son el mar de ahora.
    SALUDOS, IMAGINATE:
    LeeTamargo.-
    2005.04.27 14:10

    PaquiLou:
    No sé porque, te siento de forma diferente, no sé si realmente te ocurre algo que hacen que tus textos sean sentidos de un forma emocional que no tienes por costumbre mostrar, tampoco tengo mucha idea de muchas cosas de tí, porque me dejo posar a través de mi intuición, casi siempre lo hago ( pá que te voy a engañar) pero naturalmente no es exácta…no tendría que serlo tampoco, y cómo que no lo tengo controlado, en fín, yo sé que eres muy humana, muy pensante y muy mujer, aúnque te empeñes en sacar la bestía que tienes dentro cuándo te enfadas…Un beso…mi niña…
    2005.04.27 14:50

    Luis Muiño:
    René Char, uno de mis poetas, decía que hay que ser el hombre de la lluvia y el niño del buen tiempo. Yo creo que ser una cosa o la otra depende, en parte, del ritmo de sentimientos. En los buenos tiempos, nos aceleramos. En los malos, nos enlentecemos.
    Tú eres más rápida que la vida, más rápida que la fiebre…y eso es una velocidad muy adecuada cuando las cosas vienen bien dadas. A lo mejor lo único que te está diciendo Alma es que trates de frenar…cuando la lluvia cae sobre esa persona. Por aquello de que vaya usted a saber lo que pasa cuando salga el sol y se convierta en niño ;-)))
    2005.04.27 16:44 email: luis.elladooscuro (arroba) gmail.com

    imaginate a luis Muiño:
    Buscaré a tu poeta para Conocerlo y Alma seguro que le gustará conocer cómo la re-interpretas :)))
    un beso luis
    c
    2005.04.27 16:51

    juanra:
    Gracias por tu visita y comentario en mi fotoblog.Ya te visitaré más a menudo.Un beso.
    2005.04.27 17:11 email: juanrapg (arroba) hotmail.com

    Alma:
    Me encantó esta frase: ‘Las lágrimas son un signo imprescindible en el sendero que va desde la rigidez emocional a la felicidad’ siempre que las lágrimas no te lleguen a ahogar claro…
    Dime cómo metes entre el texto imágenes, que yo no sepo, jop!
    Respecto al texto… Cdo se desea algo con muchas ganas y fuerza, siempre podemos conseguirlo, es como telepatía;) y si Alma (q esa Alma no soy yo aunq me llame igual q ella) te dice q te está leyendo en febrero, es porq lo está haciendo;)
    Cuídate, besos y un big abra:
    Alma a free spirit;) (f)
    2005.04.27 18:12

    X.:
    Octavio Paz es uno de mis poetas favoritos.
    Y tienes toda la razón: esas lágrimas de Su son todo lo contrario de la estupidez. Las lágrimas pueden ser ese signo del que hablabas. Pero también pueden decir más cosas que nuestra propia voz.
    Un saludo
    X.
    2005.04.27 18:26

    Su:
    A mí me encantaría que le volvieses a ver, muchas más veces…., y que luego pudiésemos hablar sobre si realmente la perfección existe, más que perfección, la conexión total y a todos los sentidos.
    Si existe y es capaz de permanecer en el tiempo o existe sólo a intervalos.
    Porque me gusta mucho la sonrisa que se te pone cuando hablas de él, porque me mola la cara de quinceañera pifiada que se te queda cuando recibes mensaje, ¿qué se yo? porque me gusta mucho verte feliz.
    Un beso, que ahora mismo en vez de llorar por el dolor de otros, estoy alegre por tu felicidad.
    2005.04.27 20:58 email: Campanilla698 (arroba) gmail.com

    Su, otra vez:
    Siempre se me olvida algo… ¡qué guay lo del mensaje ese esperándote!! ¿sabes qué? qué yo también tengo uno, jejeje…
    lee el 22 de abril http://unjardin.blogspot.com/ ;-)
    2005.04.27 20:59

    imaginate a X:
    Gracias por la visita X
    Ya veo que ahora estás escribiendo con asiduidad pero también he visto que no es posible dejarte comentarios … y sí también que tienes la opción correo por si queremos comunicarnos contigo pero a mí sólo me gusta moverme en nivel el público mientras estoy en el nivel público … una lástima
    Bueno, un saludo.
    2005.04.27 22:19

    imaginate a Su:
    Sí y a mí también me gusta … y me gustaría … pero eres una capulla cómo puedes saber que hoy me siento tan feliz :)))
    Porque es cierto me siento de nuevo feliz y yo que creía que me estaba haciendo estupendamente la dura y ya ves tú, la barbie esta … que ya he visto, ya lo otro … jjajaj
    un beso que me voy a ver una peli que tengo ganas de ver porque es de un resiliente, uno que baila o algo así
    2005.04.27 22:25

    malaputa:
    Un día todos tenemos que aprender que ese “algo” que nos late dentro, que nos grita al oído, y al que no hacemos caso porque no es “racional”, puede que tenga razón, aunque nos parezca una locura.
    2005.04.27 23:17

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s