anotaciones de Cefontes en primavera ( – I – )

mayo 21, 2005

Mi gata está extraña conmigo hoy.
Ella fue la única que se dio cuenta de que yo no era la misma después de aquella vez… la que te conté … cuando el Mundo ya nunca volvió a ser lo mismo y eso me da que pensar.

Pero hoy lo único que hace es maullarme y pedirme que la acoja en mi regazo, como si fuera una gata consentida que sabe que protestando va a salirse con la suya; lo que no es pero hoy a toda costa quiere hacerse un hueco sobre mí y normalmente sirve que pose y me enfade un poco con ella, para que entienda que quiero estar sola y que no deseo tenerla encima pero hoy es distinto y todo le es igual porque no me cree; o lo que es lo mismo sabe que aunque exteriormente me muestre árida y cítrica, a eso está acostumbrada, por dentro lo único que hago es Sentirte a ti todavía, y sonreírme… y por eso insiste, porque a ella también le gusta mi sonrisa, cuando sonrío por dentro, y sobre todo le gusta lo que eso significa…

Mi marido la llama y no se explica que le ocurre: ‘¡Paquita ven!’ pero nada, que no hay manera y la gata erre que erre, que quiere subírseme encima. ¡Miau. Miau! dulces. Y yo: ¡Raquel, por favor! ¡No me agobies! Pero hoy no puedo resistirme y me enternezco como una clementina madura; así que la agarro por el cogote como si fuera un cachorro que viaja colgado de una boca gatuna y la encaramo hasta mis ojos que presumo con pupilas que ya habrán regresado a su tamaño natural. Aquí hay poca luz, lo de siempre, una penumbra… y sin embargo cuando pienso que quizás ahí delante, en el futuro, haya otra luz esperando por mí… me estremezco.

Y sí, tú la acertarías, pienso en patinar algún día juntos bajo esa luz tan especial, por ese mar helado que me describiste… un mar que no son olas, un mar al que miras y que se encuentra justo bajo tus pies… ¿te imaginas? -dijiste. Bonito sueño el que implantaste en mi cerebro, ayer, justo antes de irte, minutos antes de irte: la soledad de una cabaña cerca del círculo ártico y polar y otros Amantes, unos mucho más tranquilos y la Esperanza porque no sabes cómo me gustaría hacer ese Viaje contigo: el frío, la causalidad, las coincidencias… la posibilidad del amor y del deseo mutuo en un abrazo erótico cómplice y compartido; porque lloré al principio, ya lo sabes y por qué pero luego entre nosotros, con las horas, sólo hubo cabida para el contento y la risa… claro y con todo lo que eso significa

un beso.

3 Responses to “anotaciones de Cefontes en primavera ( – I – )”

  1. candelaarias Says:

    Autor: PaquiLou
    Mi niña, lo que acabas de contar es tan tuyo, que no caben posibles comentarios, porque eres tierna, y tu ternura no deja espacio a contemplaciones ajenas..al menos es así, cómo lo veo yo..
    Un beso.

    Fecha: 21/05/2005 18:20.

    Autor: imaginate a PaquiLou
    Pero veo que tú has captado la noción importante que era la que más deseaba transmitir… la de que exteriormente se puede ser uno e interiormente, para ti y para quién te llegue de verdad, otro totalmente distinto… los animales captan muy bien esas metamorfosis porque son mucho más sensibles que nosotros o tal vez porque lo que ven cuando nos miran es el aura (sí,la tan traída y llevada aura :))), y la mía hoy tal vez sea distinta, o más intensa o irradie otro tipo de calor, no sé :)

    Fecha: 21/05/2005 18:42.

    Autor: Ardi
    Tiene razón Paquilou.
    Sólo hay un comentario posible:
    Vive cada momento.

    Fecha: 21/05/2005 18:47.

    Autor: Ardi
    y no, no contesto ;)

    Fecha: 21/05/2005 18:48.

    Autor: salva
    Todos andamos dando vueltas a tu alrededor como tu gata ;)

    Fecha: 21/05/2005 19:27.

    Autor: enkidu
    Bonito ojo… bonito pendiente… bonita historia… me alegro mucho… besines.

    Fecha: 21/05/2005 21:27.

    gravatar.com
    Autor: zen-cerro
    Oup!! Lo siento.

    Fecha: 21/05/2005 23:02.

    Autor: Su
    Me dejas pensando en mi puta manía de no ser capaz de disfrutar de las cosas…

    Dices “porque lloré al principio, ya lo sabes y por qué pero luego entre nosotros, con las horas, sólo hubo cabida para el contento y la risa… claro y con todo lo que eso significa” y me das una tremenda envidia por haber sido capaz de disfrutar del momento, por ser capaz de centrarte solo en el presente, en ese presente vuestro que tenías entre las manos; en reirlo en vez de preocuparte porque cuando se fuese.

    Una vez me pasó algo así y en vez de disfrutar estuve intranquila todo el tiempo “porque se va a ir”, para terminar me pasé la última hora llorando y me fui llorando como una estúpida.

    Lo gracioso es que yo no sentía por ese chico ni una milésima parte de los sentimientos que dejas ver tú por el tuyo.

    Ahora creo que en eso he cambiado, creo que valoro más los momentos en vez de adelantarme a las despedidas, pero como no estoy del todo segura… te envidio mucho (sanamente desde luego, porque contigo aprendo no sabes cuanto) y me alegro sinceramente por ti.

    Fecha: 22/05/2005 12:26.

  2. candelaarias Says:

    Autor: imaginate a Su
    Cuando uno llora Su es porque no ocurren las cosas por las que esperaba… yo encontré la respuesta y quise arriesgarme a decírsela… porque tengo suerte y sé que él es de los que puede encajar cualquier verdad: ‘Estoy llorando porque esto para mí está siendo tan especial como lo fue la otra vez (me refería a cuando fumamos la hierba… yo no la estaba necesitando para sentir lo mismo) y yo en algunos momentos siento que para ti no es tan especial. Y entonces cuando siento eso es cuándo lloro y cuando no lo siento, cuando siento que estás plenamente conmigo como entonces es cuando río’. Y él me abrazaba en ese momento y me miraba a los ojos y me dijo que entonces todo iba bastante bien porque si había que hacer un balance de las risas y las lágrimas derramadas… las risas claramente ganaban la partida :)

    Entonces viví lo que escribí gracias a tu comentario… lo que acabo de escribir, la anotación número cuatro de Cefontes en primavera…

    un beso Su :)

    Fecha: 22/05/2005 16:42.

  3. candelaarias Says:

    Autor: Polen
    Leyéndote te he imaginado amandole en esa cabaña… Me alegro por ti, por tido lo que has experimentado y todo lo que eres capaz de transmitirnos ahora

    Fecha: 22/05/2005 22:50.

    Autor: sabbat
    Borrar esta imagen

    Fecha: 24/09/2005 12:29.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s