de los pelos y otras historias

julio 2, 2005

No todas las historias son la misma historia. A veces sobrevaloramos la experiencia. Creemos que lo que nos sirvió en una situación, ese volantazo salvador, nos servirá en la siguiente curva … y acabamos destrozándonos contra una chicane.

 Chicane

Había una mujer. Hace un par de años. Esta mujer era inmensa. Fascinante e inalcanzable. Hubo una primera vez que no era nuestro cuadro, pero que se le pareció. Quizá ahí sí afloró la ternura. Ahí el luchador fue capaz. Quizá pensó que se jugaba menos. Quizá el oleaje tenía la misma dirección del viento y se podía correr mas. Ya tu sabes. Esa primera noche en que nos enamoramos la tiré fuerte del pelo. Teníamos algo que arrancar, no una mandrágora, pero sí el olor de un vino de Sicilia que bramaba al otro lado de la cama. Un sombra. Allí, en esos tirones, en esa cama, en ese silencio arrancamos de nosotros lo que no fuera piel y ternura, pasión y amor. Si. El amor de los espectros como diría Cecilia, o tal vez no. Nos enamoramos. Luego tuvimos que pagar un peaje cuando todo se fue al traste un año después. Pero no importó.
Y entonces llegó nuestro cuadro. No eras la misma mujer. Pero sí eras fascinante. y un tanto inalcanzable. Y también había sombras. Y mandrágoras … No te cuento el resto. Ya puedes imaginarlo. Algo en mí intentó repetir ese volantazo que entonces sí fue salvador. Uno es producto de su vida y a veces solo la muerte puede salvarte de tu propia piel. Acabé en la chicane con el motor roto. Aún humea.
En cualquier caso. En Asturies. Con Sabbat. Me sentí eterno. Lástima que no fuera ese nuestro vuelo.
un beso

02/07/2005 14:06. Tema: sólo klaus. #. .

Hay 2 comentario/s de este artículo.

sabbat:
Mi cuerpo no es lo que es inalcanzable de mí klaus :)Se puede follar con mi cuerpo; ya viste que sí y casi cualquiera, cualquiera que yo quiera que me folle, pero porque en realidad yo, realmente, me paso muy poco tiempo dentro de él.

Tú sabes que te mentiste en esa mujer. No era sólo ella mercurio o un laberinto de espejos… lo fuisteis ambos, sí, vivísteis el amorrrrr de lo espectros, como dice Cecilia.
Y bueno a ella le gustaba sufrir, y a Sicilia, en el fondo, también le gustaba sufrir, y creo que a ti te gusta el sufrimiento… yo conocí a alguien así, no me tiraba de los pelos pero tiraba así de mi alma… para él mi cuerpo estaba más lejos, porque yo era el alma todo el tiempo y disfrutaba con mi dolor, con el que me infringía… cuando lo descubrí fue cuando tuve que asesinar ese sentimiento… Fue en octubre, en Molly Bloom
2005.07.02 14:33

klaus a sabbat:
no es tu cuerpo lo inalcanzable. claro que no.
pero hubo una parte de tí, la importante, a la que no me dejaste acceder. la llave estaba en otro lugar. intenté saltar la cancela pero no, allí no estaba el claro. nadie me hizo las señales para aterrizar. o no supe verlas.

y no, no fue el amorrr de los espectros. fue el amor de los desesperados. el de ella, el de sicilia, el mío.

un beso
2005.07.02 17:36

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s