La noche del miedo y las presencias – iv –

julio 10, 2005

Se me pasaba por alto un detalle, que hoy al releerme descubro: los sueños con Stanislaw son en blanco y negro, creo que como todos los míos; yo tiendo a soñar en blanco y negro pero esas luces de neón que veo son de colores…

Y ayer estando en una conversación virtual con dos amigos (klaus y Fernando) digo:

– Stanislaw es un ser especial… además yo sé que me quiere… que me quiso… y ahora queda algo increíble, una comunicación a nivel celular… follamos con la mente. Él siempre quiso que llegáramos a esto. A que yo no le necesitase…

k : Cuida eso, es probablemente más duradero que el amor

– Stanislaw tiene otro concepto del amor… dice que el amor está en uno… en ser de amor… en convertirse en amor… un vehículo del amor… por el que se brinde el amor… Es un hombre generoso. Y cuando llegué estuve poco rato sentada en la barra, lo suficiente para decirle que siempre me acordaba de él, casi todos los días… lo puso en duda… luego hablamos de ‘La piramide del amor’, aquel juego de Tele5, él estuvo metido en su distribución y fue así como viajó por Europa y sobre todo por México… así fue como llego a la selva Lacandona y a Avalón… Stanislaw dice que nada es casual…

Y Fer esta nervioso, su Iris, que ahora está en ese México de Stanislaw, llegará pronto y yo le digo a Fer que cuando llegue la llevaremos a su bodega, que beberemos sus vinos y los presentaré Y Klaus dice ‘qué envidia. iris conocera a Stanislaw y yo no. joder, con esa cara de hemingway que tiene’

– Vente con tu chico de los pelos

k : jajaja sé que se vendría, seguro, pero no sé yo si querría llevarle

– Si no le traes no nos veremos

k : eres una perra

– Te prefiero con novia

k : jajaaj no tiene pinta de novia, tiene más pinta de bombero

– ¿Tienes miedo de que te lo levante?

k : ya te digo… él dice que es solo gay pero sabbat es mucho más que una sexualidad

– No te fies nunca klaus que las brujas somos muy brujas… además yo tengo sexo masculino

k : lo se. pero sabes que no tendría miedo a eso. los celos me quedan lejos. al menos ahora. al menos con él… ya decía yo que algo no cuadraba en esa oscuridad

– Stanislaw dice que es muy mujer.. por eso nos llevamos tan bien pero es un hombre muy masculino… parece un dios… el mismo Zeus

Fer : Zeus era un imbécil… el menos dios de todo el panteón y el que mandaba, que controversia

k : al final sería Stanislaw el que me levantara al hombre de los pelos… jajajja no estoy de acuerdo con androgen. zes es el único dios posible

– Por eso me gusta… Es un dios humano… terriblemente humano

Fer : ni siquiera humano. era un rabo pegado a una barba

– Lo juzgas mal… lo juzgas como a uno de esos chulos de tus libros que tanto detestas… es un benefactor…

Fer : no lo era… era un follador… un follador es egoísta… porque es para él, para su placer y para él solo

– Es sólo alguien grandioso que puede decirte… ¿sufres?… ¿sufres dónde estás?

Fer: Zeus no compartía. Zeus era una masturbación en cuerpos ajenos.

– No es cierto. Era pura creatividad. Lo entendiste mal. Es la fuerza atronadora de la vida

k : sí, era creatividad, e insolencia y benevolencia y crudeza. yo sólo podría adorar a un dios al que pudiera follarme, androgen

Fer: yo no… porque entonces no sería un dios. Prefiero adorar humanos. Yo no quiero dioses. Odio a los dioses.

– A mí me posee su espíritu pero no encuentro las malditas turbinas dónde la fuerza cobre sentido…

k : no a ese dios de los cristianos. tan lejos. tan mentira. ausente siempre

– Los dioses sólo son nuestros daimones… son nuestro espíritu sagrado… lo sagrado que existe en nosotros, la fuerza trascendente

Fer: no somos demonios

– un daimón es un demonio

Fer : no somos dioses… somos lo que somos… no hay blanco o negro, no hay dualidad… hay gris, estamos cruzados

k : Y, androgen, a mí me gustan los dioses. en la playa de san lorenzo, hace unos días conocí a una

– Y somos algo mayor que es parte de todo

Fer: no sé, yo conozco a una persona y como persona me gusta

– Yo no experimento el gris como una maldición

Fer : no es maldición el gris

k : no estoy de acuerdco. somos blanco y negro. y colores

– ¡Qué tensión hay aquí hoy!

Fer: es lo que debe ser, entrecruzado, sin segregar, todo integrado

k : no somos seres integrados. somos seres apocalipticos que transitamos entre las dos orillas sino seríamos máquinas de cocacola

Fer: si fuéramos colores seríamos máquinas de cocacola

– Yo reconozco que ayer si era un ser casi apocaliptico… pero yo lo digo por las presencias… siempre que estoy con Stanisalw las noto, desde la primera vez… en la ría… cuando follamos sobre el capó de su coche…

k : ¿cómo son?

– son casi viscosas klaus, puedes sentirlas en todos tus poros, en cada poro de tu piel… aunque no llegas a verlas… menos mal

k : colores? sabores? formas?

– Estoy otra vez escalofriada… puede que si hubiera mirado bien hubiera visto formas… no hay colores, al menos yo no los vi… y el único olor es del de Stanislaw… es atroz de inmenso que es.. lo posee todo… está en el cuarto en el que me desnudé… se quedará allí confinado durante días aunque la ventana esté abierta… está en mi ropa…

k : ¿sigues oliendo a él?

– No es un olor bueno ni limpio y sí claro… no me he duchado aún… no quiero hacerlo… Es un olor añejo, a bodega, a barril de vino… Me aguantaré todo el olor que pueda con este olor encima…

Fer : (suspiro)

– ¿Por qué suspiras?

Fer : No quiero conocerle

– Me sorprendes…

Fer: instinto

k : miedo?

– No le tengas miedo. No es bisexual

Fer : No. No tengo miedo. El problema es que no le tengo… nada

k : Miedo a que tú también le huelas

Fer: ni miedo, ni interés, ni curiosidad.

k : joder… androgen, hoy el apocalíptico eres tu compañero

– ¿Has leído ya mi texto?

Fer: Hoy no racionalizo y tengo un problema añadido… al leerlo… sé que es terriblemente importante para ti… pero no te he llegado… no me ha llegado… no ha entrado nada… por eso no me ha surgido… nada sobre ese hombre

– Es un inicio para no olvidar androgen…una especie de guión… ¿Y a ti que te transmitió klaus?

k : Pues una dualidad. por un lado me transmitió que asistía a un sacrificio. a la muerte del hijo de isaac. por otro sentía que habías sido feliz. y eso me transmitió seguridad. y tranquilidad… como visualizar una pira de sacrificios llena de rosas pero queriendo que sólo estuvieran ellas… a la mierda la pira

Fer : te vas a enfadar sabbat…

– Me sentí muy protegida anoche… aprendí muchas cosas… pero no creo que me vaya a enfadar

Fer : vale, probemos… es una curva, eso me ha transmitido… una curva, la doblas y luego la pierdes de vista, la dejas atrás y la olvidas, es un momento de tensión, importante en el momento en que lo estas tomando… y está también lo que vas a descubrir al tomarla al otro lado… pero luego… ya pasó, ya no está

k : si estás bajando la olvidas. si estás subiendo en la siguiente curva la vuelves a ver.

– Lo que Stanislaw y yo hicimos anoche fue hablar todo el rato de una experiencia a la que puede que me enfrente o no… el hombre del tatuaje quiere llevarme a un pueblo…

k : la pira

– … un pueblo de Navarra en el que se escuchan psicofonías… Stanislaw dice que no sabe a lo que se expone… dice que él piensa que yo voy a ser una herramienta pero que se va a llevar una gran sorpresa…

Fer: no sé para que quiere oír psicofonías tras haberlas oído en su contestador

k : este androgen, despertando

– Quería oírlas antes de lo del contestador… ahora ya no sé…

Fer: no entiendo se es por miedo por lo que siempre parece querer instrumentalizarte… contestador, antifaz, ventanas… parece que nunca disfrute de ti solamente

– Nunca ha disfrutado de nada solamente… no tiene ni idea de cómo hacerlo. Eso es lo que a mí me gustaría solventar

Fer : No sé, no creo que lo solventes yendo a ese pueblo, siendo otra vez una ”herramienta”

– Stanislaw cree que puede ser muy peligroso… yo sé lo que sentí ayer y me sentía protegida por él… Hay una casa. Es la casa de la niña de ese portal. Klaus ya la tiene… voy a pasártela a ti a ver qué sientes…

Fer : sombra, eso es lo que me sugiere… esa casa es una boca, unas fauces, mejor dicho

– Es el número 13 de la calle de la prisión… allí estaba la antigua prisión… torturas… muchos muertos… es sólo un poco más abajo… está ‘la Ermita, el bar que veis, el portal de mi antigua casa, la zapatería de mi abuelo, luego el brillante, otra bar en el que vivía una niña amiga, I., y la antigua cárcel, es una zona… es una zona telúrica… hay sombra casi siempre en esa calle… tú has visto unas fauces… tuve un sueño antes de ir a Cefontes en enero, fue con Stanislaw, se lo comentaba a klaus… antes siempre me lo encontraba en garitos de humo, aparecía y hacíamos el amor, ni siquiera follábamos… era como chocarse las cabezas… por eso he utilizado esa expresión… siempre jazz o blues… sonaba eso, pero esa noche tengo otro sueño… y es él quién se encuentra tras la barra de ‘La Ermita’… y me dice que no, sólo que no y cierra la puerta del bar, aunque yo siento que lo que me dice es que lo siente mucho pero que no puede dejarme subir… ayer le cuento ese sueño, y le digo que por eso fui a verlo cuando regresé de Cefontes… Él no lo entiende… no sabe por qué le busco pero dice que si lo hago es por algo… háblamos de mis sensaciones… hay felicidad pero también algo oscuro, muy oscuro, miedo… es algo horrible y que está en todos mis poros… en toda mi piel y quiere entrar dentro… me doy la vuelta cuando él dice: ¿qué ves?.. me giro en ese mismo momento y le doy la espalda y sé que hay una presencia detrás de mí… entonces es cuando él lo entiende y dice que es mis puertas, las puertas que me abren… y así fue cuando nos conocimos… yo le ataqué… Teresa, la poeta, me dijo que no me tiré encima de él de milagro, que se me puso cara de loca cuando lo vi y fue cuando él me preguntó que si me ocurría algo, a los dos minutos le había tomado esa foto que veis (ellos la ven)… la del abanico (era mi abanico) y él me sonreía así… a los cinco minutos le pedí que me besara… y a los veinte follábamos en el puerto… Stanislaw fue la historia más extraña y natural de toda mi vida…

k : me falta algo que no entiendo. sólo veo un abismo. será el calor. me falta lo de las puertas. explica esas puertas que te abren sabbat

Fer: has usado ”fue”

– Es que entonces iba a enamorarme de él pero ahora sé que no será así, por fin… Stanislaw dijo que no podíamos enamorarnos porque no podía enamorarse de mí y que entonces no sería justo para ninguno…

k : (eso era lo que hablábamos en esa terraza cuando me hablaste de la bodega)

– Y por eso me fui de la vida del hombre del tatuaje hacia ti… Recordé lo que Stanislaw me dijo, que no era justo para ninguno y el hombre del tatuaje no se estaba enamorando y yo sí… a Stanislaw no le gusta el hombre del tatuaje, es como si le tuviera rabia…

Fer: ¿Importa la justicia? ¿Hay algo justo?

k : no es una cuestión de justicia sabbat

– sí… Stanislaw dice que es importante respetar al otro y yo estoy con él. No se puede enamorar uno sin el consentimiento del otro, es cargarle con algo kármico, algo de lo que no podrá librarse…

Fer: lo siento, no estoy de acuerdo

k : estoy con Androgen, enamorarse es individual

– Estáis como yo estaba antes de comprenderlo

(pero ahora he detectado dónde estaba mi fallo, mi error, mi equivocación, al repasar este fragmento de conversación, sólo que, al menos de momento, lo omito y me lo reservo… )

k : soy un ser libre, sabbat. somos

– Yo no puedo consentirte que te enamores de mí klaus, ¿lo entiendes?

Fer : tampoco puedes evitarlo hagas lo que hagas

– No puedo evitarlo pero si puedo hacerte saber que no lo quiero, ¿entendéis?

k : yo nunca le impondría a nadie mi amor. me enamoro si quiero, claro. y si no soy correspondido pongo mar de por medio. eso es el respeto

– Se trata de hablarlo todo… de verbalizarlo..

k : pero nadie puede impedirme que me enamore. zeus no existe. para enamorarme no me hace falta el otro. eso es otra cosa sabbat

– Yo quería enamorarme de Stanislaw. Le supliqué que me dejara hacerlo. Pero me decía que no, y él también se estaba enamorando… y sabía que si yo me enamoraba no lo resistiría… piensa que sabbat es demasiado absorbente, que puede lograr que los otros hagan cosas que no quieren hacer por medio de su absorción… que él no querría hacer… como olvidarse de que sólo puede pensar en su familia…

k : no parece un tipo débil, sabbat

– No, pero tuvo miedo a enamorarse. Es demasiado fuerte lo que ocurre cuando estamos juntos

k : ya, pero ese miedo es precisamente lo que simboliza que probablemente nunca lo hubiera hecho…

– Abre mis puertas y yo las suyas

k : el amor no es racional. no se puede decidir si sí o si no. simplemente nos enamoramos queramos o no, demonios

– Eso no es madurez klaus. Somos algo más que marionetas… aunque no te guste verlo así… cuando las personas son responsables de su destino, tratan de enseñar al otro a respetar su camino… Stanislaw era padre de familia. Estaba su hijo y Mariana… Mariana tenía 2 añitos y yo llegué a conocerla… Mariana es preciosa… el niño se le parece, ahora tiene 14 años… me gusta la racionalidad de Stanislaw… me ha mostrado el camino de cómo hay que serlo… Yo antes no lo era. Eso es abrir puertas, evolucionar… Es el único hombre que es maestro… el único que conozco realmente… hay otro pero es virtual…

k : sólo nos enamoramos de los maestros, eso es claro

– Supongo que es en parte así

k : y sólo se enamoran de nosotros si también lo somos, claro. Sólo si alguien es capaz de enseñarnos vale la pena, pequeño saltamontes

– Stanislaw me enseñó que no es justo enamorarse si el otro no quiere o no puede enamorarse… si no puede permitírselo… ahora ya no hay ese peligro

k : pero es que el amor no es una elección sabbat, es una realidad

El amor es siempre una elección klaus… y hasta que no lo veas así no crecerás…

k : la pasión lo es… el amor no

La pasión es lo que no es elección

k : Creo que si comprendo eso no podré encender la luz, sabbat

Además se puede amar, se puede amar siempre… siempre que no necesites que el otro lo sepa… nadie te impide el amor… ser de amor… amar… nadie puede impedírtelo… pero enamorarse es la fuerza que puede romper con todo lo establecido. Es distinto

k : mira sabbat una vez una mujer se enamoró de mí y yo no de ella… ella fue respetuosa puso tierra de por medio… la vi pasados muchos años… follamos porque yo creí que ya no estaba enamorada pero lloró porque si lo estaba… y yo no y volvió a poner tierra de por medio. no sé dónde anda.

– Tal vez dramatizaba klaus, ¿nunca lo piensas?

k : no suelo creer que el otro miente. y además en este caso lo sé

– No es mentir. Es dramatizar. Tú dramatizas… yo no creo que sea malo

k : se que han pasado mil años y aún sigue haciéndolo

– Yo fui esa mujer con otro hombre

k : ¿dramatizo? cuéntame eso sabbat

– sí, es un teatro. Vives en el gran teatro del mundo e interpretas tus personajes pero son papeles… nunca eres el apuntador… deberías serlo de vez en cuando, tal vez…

k : ¿apuntador?. de mi vida no podría serlo. de otros si acaso. quiero vivir, no ver la vida. quiero esos gusanos de seda, sabbat

El apuntador es que tiene el libreto en la mano… es el que no interpreta… se trata de ser todos los personajes posibles klaus, incluso el apuntador… meterse en la piel del otro personaje… saberse el guión de lo que ocurre… te lo expliqué… es la única manera de que no acaba ocurriendo lo de siempre

k : ¿quién te dice que el actor no se pone en la piel del otro? es lo que hace…aunque puede no saber hacerlo…

– Sólo del otro… no en la del apuntador… no en la del público… no en la de Ofelia… no es meterse en la piel de un personaje… eso es dramatizar…sino en todas las pieles… saber salirse de esa y poder interpretar el otro papel… eso es la flexibilidad

k : Eso si soy capaz de hacerlo. saber lo que tiene el otro no es tan fácil. no siempre el libreto está a mano o yo no sé siempre encontrarlo. pero ser otro se puede. claro. nos pasamos la vida siendo otros.

– No eres empático, no tienes inteligencia a ese nivel, eres torpe… lo explicaste bien… no lo sabes… no es una crítica

k : ya, lo sé, sí pero sólo no se hacerlo en determinadas circunstancias. ya lo sé, compañera. pero no siempre sé hacerlo. a lo mejor casi nunca o nunca

– Por ejemplo, ¿qué circunstancias? Si fueras el apuntador también, sabrías siempre

k : por ejemplo cuando en medio de la tormenta el oleaje se ruza. el foque se va al garete y tenemos que llegar a ese puerto porque nos espera un caldo caliente. en esas circunstancias no sé pornerme en el otro. y tengo que aprender, lo sé

– ¿En qué piel crees que deberías ponerte?… ¿en la del barco o en la del mar?… ¿en qué piel para entenderlo?

k : en ambas. en la del mar para saber de él. y en la del barco. y en la del resto de tripulación. y en la del viento pero si ese viento es el tuyo, demonios, no es fácil sentirlo y para navegar hay que dejarse guiar cuando la técnica no vale una mierda

– Ayer tampoco era fácil describir lo que sentíamos pero lo sentíamos y no nos dominó

k : eso es madurez… sólo puedo hacerlo con un viento moderado

– O confianza… yo confiaba en Stanislaw… sabía de lo que hablaba… y me dijo que no me preocupase… que no fuera débil como lo había sido… que no dejara resquicios para invadirme y que él los mantendría fuera… alejados… que era más fuerte que ellos… o ello… no sé lo que había allí pero no era uno solo y luego en la calle continuaba

k : bien por Stanislaw demonios. bien por él. al final era cierto que tenía algo de hemingway. de marino sabido. de conductor

– Estoy completamente escalofriada ahora. Stanislaw piensa que el hombre del tatuaje no tiene ni idea de lo que habla

k : sabes que a eso sí que no contestaría nunca

– ¿Y tú qué piensas Fer?

Fer : en estos momentos pienso dos cosas… que hoy estoy muy perdido… o estoy entendiendo demasiado y he pasado de largo… porque lo que pienso es que Stanislaw te ha hecho más daño del que te van a hacer jamás en tu interior… o al menos del que te han hecho hasta ahora

k : (yo no) pero cuéntalo

Fer : Stanislaw te ha enseñado algo que no es verdad y que va a dirigir tu vida a partir de ahora y que te va a hacer equivocarte

– Es interesante eso que dices

Fer : esa es la peor de las enseñanzas, las que duran, las que se te quedan dentro… y están mal enseñadas… siento que te ha mentido… porque te ha dicho que él pudo controlar su amor y es mentira… no te ha respetado según sus propios pensamientos… si el respeto es no enamorarse cuando el otro no se enamora, él te ha mentido.. y no te ha enseñado más que una excusa que repetirse a uno mismo cuando uno se siente desgraciado…

k : bien por eso Androgen

Fer : el maestro no es el que enseña. es el que hace que aprendas. porque surge de tu interior lo que hay que aprender, el maestro sabe que no hay que enseñar. no hay nada que enseñar

– Stanislaw nunca va de maestro. Soy yo quién se ha equivocado al transmitíroslo

Fer : lo sé, fue como lo percibiste tú… no, yo pienso que no te has equivocado al transmitirlo, que lo has transmitido como lo sientes

– sólo hablamos… él abre mis puertas… y yo las suyas… y lo que ocurre entonces es demasiado fuerte, espeluzna…

Fer : las puertas se abren hacia ambos lados sabbat. también para volver a dónde estabas antes se abren las puertas

– No Androgen. Las puertas sólo se abren y ya no se cierran. Ya nunca regresas.. en el cerebro hay cinturones de castidad

Fer : eso son sólo adargas. lo peor es que sí regresas. no siempre pero si regresas es el abismo. pero sí, puede ser un viaje de ida y vuelta

– No hay regreso… no se puede no saber lo que se ha vivido y sentido

Fer : si hay regreso porque incluso sabiéndolo… volvemos a ello

– que no lo estáis entendiendo… no nos hemos movido… yo no me he movido de aquella barra en años… eso fue lo que ocurrió… no pasó el tiempo por encima y seguía viendo a su madre rascando las etiquetas de las botellas

k : no es una distancia física. tú creías que te enamorarías, ahora ya no. has viajado. te has movido.

– Trascendí eso… me enamoré y me desenamoré…

Fer : yo no te voy a decir lo que has sentido, porque no lo sé. eso es más claro que el agua… yo te digo lo que he sentido yo

– y luego amé, lo que dice Peck, justo eso… le amo porque no le amo posesivamente, porque sé que si regreso dentro de diez años y nos vemos nada habrá cambiado entre nosotros

k : te acabo de entender sabbat. pero sigo sin estar de acuerdo. enamorarse no es posesivo

– No le amé como a los otros y sí que lo es klaus, es expectativas… es tener expectativas

k : no demonios, no. no del Todo

Fer : En eso coincido con sabbat, sí lo es, si es posesivo

– Y es hundirse cuando uno se da cuenta de que no va a lograrlas…

k : me puedo enamorar sin tener y sin sufrir. eso no es posesividad

Fer : me acabo de preguntar a mí mismo una cosa para la que no tengo respuesta, ¿alguno de los presentes hemos amado de verdad?

– Stanislaw dice que yo no pero dice que si he vencido los malos sentimientos me lo he cargado todo, que él no ha sabido cómo vencerlos

Fer : estamos hablando de lo que es el amor, de como amar, como si lo supiéramos con toda seguridad…

k : pero sabemos algo, androgen, sabemos si hemos estado en esa caverna con fuego. podemos saber si hemos amado. a menos que mañana nos descubran que la cueva era otra.

– Androgen pregunta si todos hablamos de lo mismo, ¿o sólo de aspectos del amor? ¿si el amor es uno y único o son muchos? uno para cada ser humano y animal tal vez…

Androgen: yo creo que cuando amemos de verdad, no tendremos que explicarlo… ni nos interesará explicarlo, ni necesitaremos explicarlo y sobre todo sabremos que no podemos explicarlo

– Yo sé que lo que ocurrió ayer fue un acto de amor… que he vivido muchos instantes de amor…

Fer : en tu interior sí, en el mío no lo ha sido

– y que el amor es como esas presencias… inexplicable

Fer: ¿Tengo derecho a decir que tengo yo razón y tú no? no, no tengo

– Tienes razón. Yo también veía ayer las zonas oscuras de Stanislaw. No creas que no las veía y cuando se enfadaba con el hombre del tatuaje, creía saber por qué se enfadaba y por qué le llamaba ‘serpiente’ de esa manera… le lee y entonces piensa en mí, sólo que hasta ayer no descubrió que seguíamos juntos … hasta ayer sólo se lo preguntaba…

Fer: entonces no le creas y piensa por ti misma… llega a la misma conclusión que él pero no así

– ¿Tú crees que yo no pienso todo el rato por mi misma?

Fer : a veces creo que no

– También pienso en lo que tú me observas y lo veo

k : no para de hacerlo. los lúcidos piensan siempre por si mismos

– Lo veo perfectamente y si no hablaré con otras gentes y buscaré otros prismas para verlo… necesito hacerlo, necesito verlo de todas formas… como me gusta, como me lo quiero creer, como me gustaría y como no es… para otro puede que eso significase la locura… a mí me llena, me divierte… otra cosa es que quiera compartirlo o sepa como hacerlo… tendrías que tener esa misma capacidad. Stanislaw la tiene… el hombre del tatuaje la tiene… puede verlo aunque no crea en ello… pero puede verlo… a veces yo, si tú u otro no lo habla… se me pasa por alto, también ocurre eso… ¿pero por qué sostengo esta conversación? ¿Por qué os dicotomizo?

k : ¿nos dicotomizas?

– Sí, y sé por qué… porque por si mismo va a haber controversia… sí, pero no yo… sois vosotros, vuestra química…. yo sólo me limito a captar la tensión… esta conversación es un crack de alguna manera…

Fer : la tensión es mía, creo

– No, es de todos

k : ¿un crack de qué?

– de otra puerta… no hago más que pasar por ellas… llevo así días y días… desde que nos conocimos… no me detengo

k : me pierdo

Fer : yo no me pierdo, sigue…

– No sé que va a ocurrir pero no dejo de abrir puertas en mi interior… estoy maravillada… eso ocurre… no es la locura

Fer : sabbat… yo ahora estoy viendo como arrancar el techo

– Tranquilo, dime…

Fer : las puertas no necesito abrirlas… he tirado las paredes… las puertas ya no son obstáculo… ahora sólo tengo que levantar el techo

– Mira, eso es un agujero negro… puede serlo… ten cuidado

k : no lo tengas

Fer : la luz no sale del agujero pero yo sí

– la fuerza de absorción es muy fuerte… no dejes que el abismo te seduzca

k : deja que te seduzca, demonios

– No

Fer : no dejes que haya sólo un camino con puertas

– No, no lo dejes

k : Déjate arrancar por esa corriente

– Ahora no va a pasar nada pero tienes que asegurarte siempre de poder volver… siempre hay un hilo… tiene que sujetarte

k : vivir con la tormenta es estar siempre en la proa

– Androgen no es como tú klaus

k : a lo mejor no hay que volver, sabbat

– Androgen es otro sensitivo

Fer : vivir con la tormenta es ser viento, ¿por qué siempre chocar?

k : al navegar no chocas, te dejas llevar por ese viento

– no es el mar…

k : para eso hay que soltar amarras

– Es el abismo…

Fer : porque estás sujeto a la superficie del agua, a la cubierta… tengo que ir más allá de eso

k : no, el barco eres tú en esa tormenta

– No vayas sin Iris

k : no vayas sin iris

Fer : Iris es mis alas

– Iris no tiene ni idea tampoco. Es como el hombre del tatuaje. Han oído mucho hablar de ello pero ellos no pueden ir. No por si solos

Fer : Iris ya ha ido, pero no lo sabe. Porque ella también piensa que hay un camino con puertas

Que no hay ningún camino, joder, que estás dentro de ti

Fer : aleluya

– Tío que no vas a marcharte a ninguna parte

Fer : al fin lo oigo

– Sólo estás ahí dentro pero si que hay puertas… yo estoy todo el rato dentro de mi cerebro… pero no me siento enclaustrada… es un cielo abierto… pero es una bóveda celeste… un día no habrá eso

k : ¿Cuándo no habrá eso?

– No lo sé. ¿Cómo lo voy a saber ahora? Yo estoy en la realidad

k : joder, debería de haberlo siempre. lo contrario es la muerte. en el cerebro también está el corazón demonios

– No tengo tan claro desde ayer eso de la muerte… y el corazón está en el pecho klaus… es un músculo

k : Eso es para los cardiólogos

– La mente emocional está en el cerebro

k : los músculos laten. y no, no es un músculo. es el mortor. es Zeus. es el corazón

– que va… el motor es lo que dice Androgen. la furia de ese viento

k : no, no. depende de nuestro rumbo para que ese viento sea furia o no. el motor está en nosotros

– No, depende de las puñeteras turbinas y yo no las encontré. Por eso estoy jodida. Porque esa fuerza no tiene dirección… Tengo que encontrar el tunel y las puñeteras turbinas… así es imposible generar nada

k : en eso tienes razón. hablamos de lo mismo.

– El túnel también está dentro de mí pero todas las puertas que he abierto no me han llevado a él. Sigo buscando…

Fer: acabas de pasar otra curva

– no, ya la pasé ayer…

Fer: a eso me refiero

– Eso todo lo supe ayer… Me gustaría que hubieseis sentido todo lo que yo sentí ayer en la bodega de Stanislaw… el miedo con otra persona… tenía razón el hombre del tatuaje.. es de lo que más acerca…

k : sin duda. sin duda

Fer : no

– sí, te cuento…

Fer : el miedo busca protección, refugio… es instinto, no sentimientos temblar junto a otro

k : sólo con quien has temblado puedes amar

– porque la única forma de conjurarlo… es el Amor, esa fuerza…. si Stanislaw no me dice que no sea débil… yo habría echado a correr espantada y ‘ello’ habría corrido conmigo, así llevo toda mi vida… corriendo espantada… ayer me quedé, a pesar del miedo

k : bien por ti. esa es la forma de conjurarlo

– Tampoco iba a despedirme de él klaus… cuando cerré las puertas de su furgoneta las cerré como contigo sin mirarlo… una vez me fui así con él… pero luego me pegué al cristal y apoyé mi nariz contra él y mis palmas abiertas y nos sonreímos… ayer no me fui corriendo… no me fui sin mirar pero no estoy enamorada de él porque estoy enamorada del hombre del tatuaje

k : ya te dije que me alegro de esa felicidad, sabbat

– No es felicidad. Es consciencia

k : joder, y felicidad. al menos eso te siento cuando te he leído antes y ahora

– Androgen intuye que no, que el hombre del tatuaje sólo me instrumentaliza y Stanislaw sintió lo mismo, no sólo eran celos

k : no, no sólo eran celos

2 Responses to “La noche del miedo y las presencias – iv –”

  1. candelaarias Says:

    Autor: felipe
    terminé donde estaba el comienzo. Los celos. Antono hizo conciencia de las presencias Klauss deseaba medir el impacto de los celos. Siempre Klauss ha sido la victima propiciatoria. Lo leí alguna vez; era su destino ser el chivo del sacrificio en el altar del olvido. Victima de los celos, padecía la condenanción a la confusíón y el olvido

    Fecha: 11/07/2005 01:17.

    Autor: imaginate a felipe
    ¡Que no te engañe Felipe que klaus no podría ser nunca la víctima de nada! Cómo se nota que tú no lo conoces jajjaja

    Lo que ocurre es que parece muy romántico cuando escribe. Pero es un foragido ;)

    Aunque a mí te aseguro que no me importaría nada tiraros arroces por encima. ¿Prefieres la cigala o sos? :)

    Fecha: 11/07/2005 01:23.

    Autor: el foragido a imaginate
    prefiero basmati
    es mas largo
    y ensucia menos

    :-)

    Fecha: 11/07/2005 05:26.

  2. nandara Says:

    vale, probemos… es una curva, eso me ha transmitido… una curva, la doblas y luego la pierdes de vista, la dejas atrás y la olvidas, es un momento de tensión, importante en el momento en que lo estas tomando… y está también lo que vas a descubrir al tomarla al otro lado… pero luego… ya pasó, ya no está
    ————–
    Me gusta :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s