No quererte verde…

enero 11, 2006

.

ombligo

.

Hoy me levanté pensando que iba a dejar aquí un poema de Pizarnik y me iba a dar otra vez el piro. Ese de señor, la jaula se hizo pájaro y se ha volado… pero me encontré con un comentario de esos que algun@s te dejan a veces y que imagino que pretenden resultar hirientes o algo así y he decidido pues que de momento ya no me voy. Yo es que soy muy rebelde y lo interpreté como una Señal, una de esas que tanto me gusta ser capaz de detectar para saber que por ahí sí o por ahí pues como que no.

.

A ver… yo llevo colgando en Internet mis intimidades unos cinco años. Y el balance ha sido muy positivo. He topado con multitud de pavos y pavas que ni fu ni fa, con bastantes gilipollas y luego con algunas personas Acojonantes. Pero que no me tomo como nada personal. Creo que esa es la proporción habitual de lo que te puedes topar en la progresión cotidiana de la vida. Mucha gente que no tiene nada que ver contigo y por eso no te aporta nada… más que quebraderos de cabeza y mal rollo y algunos individu@s ’’especiales’’ que te alegran eso guapo del Vivir. Y por eso compensa tanto tener una bitácora como ésta, una bitácora con información que no es información y con comunicación que no es verdadera comunicación, una bitácora vertedero, por esas gentes que siguen estando ahí. Y más cosas…

.

Yo no tengo una bitácora con ínfulas. O sea, que no me quedo por aquí para hacerme la Interesante. O al menos ya no. Aunque reconozco que cuando uno pisa este mundo y aprende lo fácil que resulta eso, la tendencia que se experimenta es la de algo que tienta… Pero mira no. No creo que tal cosa a la larga compense. Y gracias a esto de la expresión creativa conocí emocionalmente a dos hombres que me resultaron fascinantes: uno al principio, un tipo del país vasco que me puso las pilas y me dio alguna lección cojonuda acerca de lo que significa y conlleva mirarse tanto el ombligo… por eso le perdí en menos de un mes pero que me habría gustado mucho haber llegado a tener la oportunidad de verle ’inperson’ en uno de esos Encuentros, a los que tanto me he aficionado en los últimos años. De todas formas aprendí bastante de la experiencia y me acostumbré a modificar mi conducta lo bastante para que no se me notase tanto lo pedante e insoportable que soy a la corta y a la larga. Pero ojo, no menos que tú o que el otro. En eso no me engaño. Algo muy positivo. Los humanos resultamos Aburridos por naturaleza porque dentro nos cabe lo de siempre… algunos sentimientos, algunas ideas, cada día que pasa menos ilusiones… Nada del otro mundo y nada demasiado distinto al resto de la fauna que puebla esta tierra. Y con el Otro… di gracias a está inmersión en el mundo de los blog personales. Y eso fue fantástico y duró algo más… tal vez lo justo, o tal vez la vida me sorprenda y vuelva a ponérmelo delante cualquier día de estos en donde menos lo cuente. Y luego está la gente como Su, o como Fernando, o como Marina… o como algunos más que he tenido la suerte de leer y tratar a lo largo del tiempo. Con esos pretendo comunicarme con lo que escribo aquí… mis amigos (algunos aún siguen siendo virtuales por las circunstancias, sobre todo geográficas) pero sé que me gusta leerlos a diario y que el día que no encuentro algún artículo nuevo que hayan escrito acerca de sus vidas, tan aburridas y cotiadianas como las mías… parece que me falta algo pero siempre me quedo con ganas de saber más porque me gustan, aunque de vez en cuando lo que me despierten sean las ganas de sujetarles por los hombros y darles una buena sacudida. Y luego está la peña como Cecilia B y su diario. Cecilia escribe de puta madre y a veces es un placer pasearse por sus líneas pero cuando empieza con sus discursos monotemáticos, o sea el YO, YO, yo… pienso: ’mejor estabas cagando tía… ¿por qué, para variar, no interrumpirás de vez en cuando la moviola? Pero lo pienso, ¿se entiende? Y si no me gusta no tengo porque escribírselo o leerla, y me aguanto las ganas porque no sé por qué la tía logra ponerme a veces hasta de muy mala hostia, aunque ya sé que a ella le va a dar lo mismo o como mucho se va a reír a costa de mí por resultarle taaaan Evidente.

.

Monolíticos y patéticos resultamos todos a poco que se profundice. Lo que ocurre es que algunos saben eso de mano y no les da la gana abrirse ni un mínimo más para que los otros se lo tatúen a sangre y fuego. Pero eso es sólo Miedo y también hay quien no es res de nadie y punto. Y también los hay como yo, a los que se la pela lo que piensen los demás en general de él o de Todo. ¿Por qué se llega ahí? Pues no sé. Creo que depende de algunos factores que seguro que los  entomólogos de lo humano podrían explicarnos pero… a mí lo que me interesa es algo muy básico… seguir conociendo peña a través de este medio porque la gente me gusta. Como también me gusta aislarme de ella cuando se me cruzan los cables o me sale de los pinrreles y el soporte virtual es perfecto para eso. Algo casi por completo aséptico. Así que pese a quién le pese esta menda de momento se va a quedar por aquí con su tediosa pornografía emocional. Y quiero agradecerle al comentarista del post anterior el empujón que me ha dado. Creo que era lo que estaba necesitando porque a lo que no me apetece renunciar es a la posibilidad de seguir siendo yo misma, con todos mis males y mis malestares y mis variaciones con repetición y de dar con algún mancebo chachi al que a pesar de ello le interese adentrarse en alguien como yo, que sólo es alguien sin ningún interés y profundamente banal. Por eso escribo, joder. Para dormir bien y seguir soñando.

.

¡Ey! Así que si no te gusta mi persona bitácora continúa tu camino compadre, que yo no quiero cambiar mi caballo por tu casa y a mí si que me sobras tú. O sea que no te quiero verde y besos ;)

.

11 Responses to “No quererte verde…”

  1. candelaarias Says:

    Autor: pau
    Ja ja ja… Muy, pero que muy bueno.
    Je je… Me ocurre lo mismo que a ti con referencia a Cecilia. Es difícil encontrar una persona que escriba tan bien, pero…
    Yo no sé donde situarme, ni siquiera sé porque escribo. Esos días sí, esos días me va bien el hacerlo.
    Cosas que tiene la vida.

    Lo curioso es que siempre te leo. Bueno, casi siempre. No opino casi nunca. Tus relatos, muchas veces, son incomentables para mí. Se me va la olla al leerte.
    Me cuesta mogollón alabar, parece como si enjabonase a la gente.
    Pero eres valiente y me gustan las personas valientes.
    Un abrazo.

    Fecha: 11/01/2006 14:12.

    Autor: C.B.
    Oh… es divertido saber que a la gente le pone de mala hostia algo que escriba otra persona. En realidad es bastante más divertido que esos que se pasan el día baboseando y diciendo que eres una diosa y una blablabla. Pero a mí me gusta tener un vomitorio como el que tengo. Es liberador. Y jodido, a veces es terriblemente jodido. Y sí YO. Ojalá pudiera escribir un diario en el que los que hablan conmigo escribieran lo que piensan cuando hablan conmigo. Pero no, nada de eso sucede, así que sigo encerrada en el YO tratando de saber algo más, aunque termine sin saber nada. Vomitorio masturbatorio. Sí, quizá sería mejor cagar.

    Fecha: 11/01/2006 15:15.

    Autor: María
    Todavía no lo terminé de leer, me levanté tarde, viene Lidia… sólo sobreleí…
    Leo casi todos los días, pero no te escribo mucho porque, las palabras no salen… el calor y la humedad de Buenos Aires, más mi cansancio, más … no me dejan escribir algo coherente.
    Pero anoche leí el comentario, y esperaba tu respuesta… ME ENCANTÓ !!!
    Un besote enorme de una de tus admiradoras (guiño de ojos), Amiga!!!

    Fecha: 11/01/2006 15:29.

    Autor: María
    Me olvidé…
    AMÉN !!!
    Otro besote y seguí soñando…

    Fecha: 11/01/2006 15:32.

  2. candelaarias Says:

    Autor: sabbat
    Lo del TÚ, es por algo que esta madrugada me escribía alguien a mí. Todos somos Yoes y escribimos continuamente desde el YO, incluso los que disimulan. Joder y menos mal porque el día que lea a alguien que escriba desde el otro, creo que me voy a plantear seriamente lo de la posible existencia de ”inteligencia” extraterrestre. Supongo que entendiste perfectamente lo que quería decir: que todos en alguna parte somos como un disco rallado y eso es lo que me pasa con algunas de tus cosas. Lo mismo que me pasa con mi abuela. Me pone de mala hostia ”que me repitan” siempre lo mismo, sobre todo cuando yo hace mucho que me he formado o desformado mi propia idea acerca de ello. Aunque reconozco una cosa. Desde hace tiempo mi concepto del Amorrrr y los memos está matizado por el tuyo. Y cuando alguien me da un beso no beso en la mejilla, aunque esté muy lejos de aquí siempre pienso en ti y me río por dentro. Digo: coño esta mierda era de lo que hablaba Cecilia :))

    A mí también me gusta cuando alguien viene por aquí y más que dejarme un comentario por cortesía o tratar de halagarme, cosa por otra lado bastante difícil porque se me da muy bien largar a los pelotas, me cuenta cualquier cosa que al leerme se le pase por la cabeza.

    Y te explico un poco más: me pone de mala hostia cuando generalizas sobre eso de quién debería encargarse de la educación sexual de los niños, porque hablas como si todos los padres o la familia de origen amaran a sus hijos y entonces es cuando se me ocurre pararme a pensar que o bien tú has tenido mucha suerte con el tema o bien que no tienes ni puta idea de lo que hablas. Y que si no la tienes de eso, pues es muy probable que no la tengas realmente de nada y entonces sólo hables por hablar, que es de lo que tanto acusas a los memos, ¿entiendes? Eso es lo que me pone de mala hostia.

    Pero besos…

    Fecha: 11/01/2006 15:47.

  3. candelaarias Says:

    Autor: C.B.
    No. Yo no he tenido demasiada suerte. No, no creo que los padres amen a sus hijos, más bien es todo lo contrario. Creo que los padres no aman a sus hijos en absoluto y más bien esperan que sus hijos les amen a ellos de forma ilimitada. Y sobre todo que sean obedientes. Y que digan sí-mamá, no-mamá y te-quiero-mucho-mamá. Fuera de eso, todo es cierta indiferencia. Y sí, alguien debería encargarse de la educación sexual de los hijos, alguien que no fuera una delegación. Y sí, creo que deberían ser los padres si estuvieran educados para ello. Y no, no lo están auqnue después se pasan el día diciendo que deberían educar sexualmente en el colegio o en el instituto o estoy lo otro y lo de más allá. Parece que en ningún momento se rompe la rueda: si ellos no recibieron esa educación, los hijos cuando crezcan tampoco porque a ellos nadie les ha enseñado y así por los siglos de los siglos. Pero esto pasa en esta cultura romana, no en otras que jamás tuvieron contacto alguno con los romanos. Y ahí, es donde me pregunto en qué momento hay que cambiar la rueda, en qué momento debe dejar de girar así. Porque después del sí-mamá, no-mamá toca el escandalizarse si la niña folla joven. O si deja de creer en dios. O si es así-asá, algo distinto a lo que los padres dicen. Y ese lenguaje terriblemente machista de las madres con sus hijas. Y ese que descubran el placer por su cuenta que esto y lo otro y lo de más allá. Como si el sexo, la educación sexual, no fuera tan importante de enseñar como lo que es la decencia o la lealtad o la honradez o la honestidad o la responsabilidad. Como si eso, en todo eso, los padres no tuvieran nada que decir aunque después dicen y dicen mucho, sobre todo No, Ten Cuidado. Contrólate. Reprímete.

    Mis padres follaban con la puerta abierta. ¿Es eso educación sexual? No, claro que no. ¿es una suerte? No lo sé. Creo que, de alguna forma, sí, porque facilitó mucho hablar abiertamente de sexo con mi madre mucho más que con mi padre. ¿deberían los padres tener los hijos que crean que son capaces de amar o lo hacen por otra cosa ridícula? ¿todo es perpetuar el apellido y que sean niños educado-obedientes a bases de noes a gritos y tortazos? ¿es eso todo? ¿hay alguien mejor que mi madre para enseñarme a cómo masturbarme bien? Creo que no, pero ella no lo hizo. ¿no me enseñaron a identificar dónde estaba mi mano, dónde la nariz, dónde la lengua, dónde los ojos? ¿es que mi cuerpo, el cuerpo de un niño no tiene órganos sexuales? ¿por qué no me enseñaron a decir ‘coño’? ¿qué es lo malo? ¿qué es lo sucio? ¿qué es lo horrible? Si no es nada, ¿qué es lo que impide que sea el padre/madre el que enseñe qué hacer con su cuerpo, el que primero folle con su hija o hijo? Muy bien, el tabú o el rechazo de genes demasiado iguales. ¿La masturbación también? Si, obviamente los padres no aman a los hijos en absoluto ya que no los desean libres, sino modelados y puros y virginales siempre, por los siglos de los siglos.

    No, no tengo hijos. Pero si veo a otras mujeres que los tienen y hombres que los tienen y veo a mis hermanos y me pregunto ¿para qué los tienes? ¿para perpetuarte? Si no los tienes para amarlos y eso implica entregar y no recibir, ¿para qué? ¿para ser idolatrado por alguien que debe llevar todo el día grabado en el cerebro ‘eres carne de mi carne, sangre de mi sangre’? ¿de qué se quejan esos padres si los hijos salen de otra forma, de una forma imprevista? ¿de qué se escandalizan porque el número de niñas embarazadas menores de edad crezca y crezca si no han hecho absolutamente nada para que no sea así o sí, delegar y delegar en el colegio y poner el grito en el cielo si una profesora, en un aula, enseña a niñas de doce años qué es un coño o qué es masturbarse o cómo poner un condón?

    Sí, los padres deberían encargarse de la educación sexual de sus hijos. Y sí, es como enseñar a comer o protocolo. Así suecde en otras culturas y a mí me parece interesante. Fortalece los lazos de lealtad entre los miembros de la tribu. Favorece las relaciones interpersonales. Facilita la comuicación entre padres e hijos. Obliga a una responsabilidad a los padres: el hecho de tener un hijo es algo más que parir una vuida y esperar que crezca y haga exactamente lo que queremos que haga. En fin, que es bueno. ¿es una memez quejarse de la juventud y de sus hábitos sexuales pero no hacer nada por enseñarlos?

    Fecha: 11/01/2006 16:59.

  4. candelaarias Says:

    Autor: pau a Cecilia y Sabbat
    No es necesario follar con tu hija para enseñarle. A mí, por lo menos, no se me levantaría. Ni siquiera creo que sea conveniente el hacerlo con la puerta abierta. Es bueno que distingan la importancia de la intimidad para ciertas cosas. Funciona muy bien el hablar, explicar, enseñar… las clases prácticas las deben hace ellos y descubrir lo divertido que puede llegar a ser, aprender las mil morbosidades existentes.

    Porqué hemos de largar a la gente que nos alaba?
    Qué daño nos hace?
    Tal vez, al largarlos, el daño se lo hacemos nosotros a ellos… y de forma gratuita.
    Si alguien que nos interesa, dice algo que no nos gusta, pues se lo decimos.
    Si ese alguien no nos interesa, pues lo obviamos.
    Es muy sano.

    Y sí. Creo que un diario es un Yo. Relatar tus sentimientos, pensamientos, historias… es un Yo constante.
    Es bueno vomitar y también recibir los vómitos de los demás… algo que encuentro a faltar, la verdad.

    ja ja. A mí me pasa lo mismo. Muchas veces, según el momento y la circunstancia, la recuerdo. Me digo…
    – Hostia! Eso de lo que habla la salvaje de Cecilia.
    Y, entonces, a tomar por el culo.
    Con lo del beso, no. Eso ya lo practicaba antes, je je.
    Eso de internet es de puta madre. Funciona mogollón. Enseña.

    Fecha: 11/01/2006 18:15.

  5. candelaarias Says:

    Autor: sabbat
    Cecilia, ”cielo, eres incorregible xD

    A ver, ¿en serio me estás diciendo eso de que un niño necesita que le enseñen en sexo. Es imposible tía. Los niños no necesitan a nadie que les Aprenda lo que es disfrutar. Lo que necesitan es que no intentemos reprimir su curiosidad infantil. Esa es la base de todo. Y lo único que hacemos.

    Y lo mismo que tú te individuaste lo harán ellos. Algunos. Eso es lo único que interrumpe la rueda y me parece mentira que no lo veas así de claro.

    Y sobre el sexo y follar es que no hay ningún secreto. Es hacer únicamente lo que te pida el cuerpo. Pero eso ya es una filosofía de vida. Y lo otro ya son discursos. Y un discurso no es nunca escuchar al cuerpo. Es que claro, para saber lo que te pide el cuerpo sólo tienes que detenerte a escucharlo.

    Ahora bien, hablemos del caso concreto de tu sobrina. Y entonces seguro que comenzamos a entendernos. ¿Tú ahí qué hubieras querido saciar? ¿su curiosidad infantil o saciarte? A ti si hay que hacer caso a lo que declaras…. casi todo te despierta el deseo sexual. ¿Tú sobrina te lo despertaba? Si es así eso era bastante mediático. Pero luego viene el cerebro o el cortex o lo que cojones sea que dictamina y fabrica un montón de argumentos…

    Es que no es muy distinto, tía, lo tuyo a lo de ”ellos’. Ese es el problema ;)

    Fecha: 11/01/2006 18:28.

    Autor: sabbat
    Luego o en otro momenot te digo algo Pau. Es que ahora tengo que irme

    Besos

    Fecha: 11/01/2006 18:29.

  6. candelaarias Says:

    Autor: Patricia
    Sabbat sigue con su blog, eso es lo único que importa. Con sus repetitividades (que son las nuestras), con las salvajadas de unos y otras o masturbamientos o lo que sea; con su sensibilidad a manos llenas, bendita sea. Y a ver para cuando ese porro en común, coño ;)
    Besos.

    Fecha: 11/01/2006 18:36.

    Autor: lapradera
    Bueno , por partes , que estoy un poco bloqueada…

    primero , si puedes pasame la web de cecilia , curiosearé un rato , antes de hablar sin conocer , pero su comentario , me ha parecido bastante denso y ademas para mi , aunque seas hija , si no eres madre hay cosas que no entenderás … no digo que sea mejor ser madre que no serlo, pero el día que parí a mi hijo, mi primer pensamiento, el más fuerte de mi vida , me llevo a mi madre y entendí TODO … no voy a entrar en detalles , no es cuestión aquí ni ahora ..

    Punto segundo amiga SABBAT , sigue como eres que poca gente se encuentra así en la vida.. bueno hablo egoistamente , la parte de tí que he hecho mía , se me haría muy dificil prescindir de ella , pero no soy nadie para decirte lo que tienes que hacer ni darte consejos , no soy mujer de eso…

    Y como esto es así , y se puede opinar , opino … sin romanticismos , ni peloteces , a mi me encanta como eres , y conocerte me ha dado la razón en muchas cosas que yo pensaba y que no compartía con nadie , y me gusta saber que lejos en km y cerca en afinidad , estás ahí , y cuando llegué esta mañana y me encontré tu mensaje , echandome de menos , me sentí afortunada y me das fuerzas , y eso que yo normalmente voy sobrada de ellas , pero nunca vienen mal…

    Y a los de los comentarios desagradables , INVISIBILIDAD , amiga , que ya tenemos experiencia en estas cosas …

    mas besos COMPLICES

    Fecha: 11/01/2006 18:38.

  7. candelaarias Says:

    Autor: C.B.
    Oh.. supongo que con mi sobrina es su curiosidad (mucha) y la mía (mucha). Ella se sentía cómoda haciendo preguntas que no hacía a su madre y eso me lleva a pensar que quizá sólo sea miedo lo que hace que la gente no conteste a algunas preguntas. Pero no, ella no despierta en mí ningún deseo sexual. No siento esa necesidad sexual que sí he sentido con otros miembros de mi tribu.

    Hace poco leí en alguna parte que el hecho de no sentir deseo sexual por hijos pero sí sentirlo por primos, por ejemplo, se corresponde con la afinidad genética y con el reconocimiento de esa similitud genética en otro cuerpo. Si es demasiado cercana, si son muy parecidos, si el grado de similitud entre genes es muy alto, entonces existe rechazo físico o inapetencia sexual. Cuanto más alejado se está en la cadena de parentesco, más probabilidades de sentir deseo por alguen de la misma rama familiar. Así, si una niña ha heredado muchos genes del padre, es bastante complicado que el padre sienta deseo sexual por la niña y a la inversa, algo que aparentemte no sucede si los genes de la niña apenas guardan similitud con los del padre. De acuerdo con esta idea que no me parece descabellada, no existe moral o no más allá de la que determina la genética, para saber por qué el incesto no es una práctica bien vista por la mayoría de los padres. Quizá explica por qué en algunas tribus africanas es el abuelo o el tío el que hace esa labor de ‘instrucción’ (que no es más que desvirgar).

    Sí, me encantaría enseñar a mi sobrina a follar que es una forma de amar que no es nada más que eso. Pero no enseñar con pizarra y con un manual. No, nada de eso. Sí, me gustaría que descubriera su cuerpo junto a mí. Sí, sería bonito.

    Fecha: 11/01/2006 18:56.

    Autor: C.B.
    Y sí, me gustaría enseñarle a masturbarse. Mucho más si ella me lo pidiera, pero creo que es una educación tan necesaria como enseñar geometría o a hablar correctamente o a sentarse para hacer pis. Que no quiere decir que te pongas con diapositivas y cuentes, más bien es que enseñes los placeres de su cuerpo aún virgen y le provoques la curiosidad de sentir más placer. Quizá escoja la vía del ‘espíritu de sacrificio’ y renuncie a todo placer…

    Fecha: 11/01/2006 20:13.

  8. candelaarias Says:

    Autor: Cayendo por aquí
    Sra (o srta?)imagínate, para darle lo mismo ocho que ochenta de los ajenos a su vida, le ha sentado como una patada en las pelotas (parece ser que tiene o al menos de eso presume)mi comentario, que le puedo asegurar, era mucho menos ácido y mucho más jocoso. La intención fué de guiño pero entre la ironía y la mala leche, eligió esto último. En fin, usted sabrá de sus necesidades.
    Suerte ….

    Fecha: 12/01/2006 09:55.

  9. candelaarias Says:

    Autor: sabbat a Pau
    Mira Pau. Sobre los halagos. Es como todo. Si es por que le gustas a la persona o le gusta lo que dices y siente las semejanzas. O sea que se produce una atracción mutua a cualquier nivel… Genial. Nunca he largado de mi vida a nadie así. Eso sí he dejado claro que lo de dar jabón o recibirlo no es algo que me parezca nada agradable fuera de la ducha. Pero si al halago está basado en a mí me gustaría conseguir de ti algo… y yo no siento la necesidad de dar nada de nada y además me repatea esa constante… entonces fuera. Y si es más estúpido como algo basado en la admiración o en la idealización entonces el estado de liberación se impone en mí y hago lo propio: o sea decirle al otro, corta el rollo que de aquí no vas a sacar nada en claro. Y si tengo que ser ruda para ello no me corto un duro, que eso sí me ha pasado en alguna ocasión. Como puede ser el caso de ese tipo que el otro día me envió un teléfono que publiqué aquí. Años repitiéndole lo mismo. O de otras personas con las que en apariencia he sido cruel. Pero no era crueldad. Era: sigue tu camino. Yo siempre procuro hacer lo que a mí me gustaría que hicieran conmigo pero no voy comprometiendo a nadie por la vida. Era eso, a lo que me refería. Yo quiero iguales, no admiradores ni dioses pero creo que es porque no me tira nada el rollo del poder. Y además prefiero a la gente que me deja comentarios como el que motivo éste. Lo que ocurre es que luego utilizo la coherencia y digo: a ver… ¿yo he presumido de risa en algún momento? En absoluto, sólo he declarado que el que me ría tanto en la vida suele ser un problema. Y por eso su tono tendencioso no me gustó. Porque yo me estoy dando aquí a conocer y eso no se nota, y el que luego tenga una risa escándalosa o de lo más inconveniente, o un sentido del humor con esas características es importante (porque eso desde aquí nadie se lo imagina… por tanto estoy describiendo una realidad y no presumiendo de algo absurdo). Entonces si alguien que tiene una bitácora y por tanto un ”nombre” se ampara en el anónimato para dejar esa clase de comentarios me sienta como un tiro. Pero no me llega a dar tanto Asco como las alabanzas inmerecidas o… Pero lo que me sienta como un tiro es eso. La falta de valor, o de franqueza, o de veracidad. ¿La cobardía se nota, no? Igual que la valentía. Entonces yo con lo que no simpatizo demasiado es con los cobardes. A eso me refiero cuando hablo también de halagos. Un halago valiente siempre lo recibiré con admiración porque valoraré a la persona que me lo hace. Y el halago depende del valor que le concedes al Emisor. Otras cosas encubiertas de halago no. Y no sé si esto mío es sano o enfermizo pero yo me siento liberada al comportarme con coherencia hacia mis principios, que no tienen por qué ser los tuyos o los de nadie. Cada uno tiene su forma de ser. ¡Joder! un respeto. Yo me lo tengo. Y me preocupa poco que los demás se lo tengan o no. Y creo que ese es el límite.

    Fecha: 12/01/2006 10:23.

  10. candelaarias Says:

    Autor: sabbat a ….
    Chico, llegas a tiempo para la explicación. Leete lo de arriba si te parece bien ”corazón”.

    Ahora voy a contarte un secreto. No sabes lo que me gustaría que todos los días llegara alguien tan jocoso y guiñante como tú para ”pagar” con ese alguien las tensiones cotidianas que me controlo tanto con los que quiero.

    A ver te lo explico. Cuando te leí venía de casa de mi madre. Eso que ocurre allí entre mi abuela y ella es indescriptible. Pura presión psicológica. Y mi madre no soporta que me ría. Es más en mi hogar paterno la risa está prohibida. Y también cantar y cualquier expresión indiscriminada de la alegría… y no sé, la gente que se mosquea tanto con eso, por experiencia me temo que tiene bastantes problemas internos. Algo que ver con el sentido del ridículo y la amargura y esas cosas… Pues bueno que mi abuela le tira a mi madre la comida por la ventana y a mi madre entonces le dio uno de esos arrebatos y empezó a golpearme el pecho y gritar. Y siempre ha sido así. Siempre ha pagado conmigo lo que le hacían los demás. Aunque yo en este caso, comprendiéndola, aguanté el tirón. Mi abuela es mosca cojonera y es mi mayor problema porque es la persona a la que más quiero. Y bueno abracé a mi madre y entonces empezó a llorar y a llorar. Y cuando se calmó me fui hacia mi abuela que estaba en la sala y le dije: no quiero que tires la comida por la ventana . Y entonces se montó la de dios, chico. Total que me fui por la puerta con una sensación de impotencia total y un cabreo contenido de a ordago porque es que hay cosas que no tienen remedio. Y mira tú, lo que esperaba por mí. Me vino de puta madre para desahogarme. Por eso yo le pediría a la peña de tu clase, ellos tan simpáticos, guiñantes y solidarios, que fuera solidaria y me dejase por lo menos un comentario como el tuyo a la semana. Para despacharme a gusto con razón. Eso sí, siempre con razón, que libera el doble. Ahora por mí ya puedes decir y pensar Misas ;)

    Que yo con justicia o no voy a escribir y contestar en mi diario lo que me de la real gana. Pero procura dejar por lo menos el carné de identidad. Sería lo más legal si te gusta ser jocoso. Yo siempre lo hago.

    Fecha: 12/01/2006 10:37.

    Autor: sabbat
    Y una cosa… yo digo que me la suda lo que piensen los demás. No que sea una pasota. Pasota soy muy poco. O sea que no paso de nada. Y esto también define pero si tienes problemas con los matices… ese ser ya tu problema. Yo te apuesto que se leer entre líneas pero a veces reconozco que me puedo llegar a equivocar mucho. Aunque este no fue el caso.

    Fecha: 12/01/2006 10:47.

    Autor: sabbat
    Si la niña se atrevía a hacerte más preguntas fue porque tú le diste pie para ello. Su madre no lo hizo. Su madre tenía un problema con las pastillas y vivía en su mundo. Además en su hogar había un problema de relación entre dos adultos. Tú la recibiste en ese punto y fuiste la primera que comenzó a hacer las preguntas. Eso genera un ambiente propicio para la libertad de expresión. Pero ni tú ni yo tenemos hijos así que no podemos meternos en la piel de lo que los tienen. Sólo podemos teorizar acerca de ello. Ahora bien, en otras tribus también se practica la ablación del clítoris; espero que no sea en las mismas en que los ritos iniciaticos determinan que sea un pariente quien se encargue de la iniciación de la niña en cuestión. Es broma. Es un tema que desconozco. Pero mira una cosa. Yo enseñé a mi abuela a masturbarse y es algo que se hace hablando con libertad. Y escuchando con libertad. No necesité tocarle el clítoris para ello. Eso por un lado. Puede hacerse. También le he dado clases prácticas al marido de mi amiga sobre el cuerpo de su mujer y eso no arregló nada. Porque a la larga aprende sólo quien tiene interés. Y supongo que también puede hacerse por amor lo de tumbarse al lado de una niña y acariciarle el clítoris hasta que ella comprenda como debe hacerlo. Pero sigo insistiendo en que eso se hace por instinto y que nadie tiene que enseñarte. Lo que estaría bien sería que no te pegaran dos hostias por subirte encima de una mopa y masturbarte con la barra y afirmar que te gusta hacer eso. O porque pasaras horas en el bidé procurándote placer con el chorro del agua. Lo que ocurre es que algunas personas ven tan bien como tú, el enseñar a su manera. Y seguro que les parece horrendo que exista una ley que proteja a los niños contra los malos tratos cuando ese sería el método principal que ellos emplearan para la educación. Pero a la larga tanto los golpes como la permisividad pueden ser tan nocivos (”o tan saludables”) para el niño. Depende de su capacidad intelectual y emocional de digerir la información y de lo poco rebaño que sea. Y es que Cecilia sigue siendo el adulto el que toma las decisiones y me parece muy difícil eso de tener hijos y tratar de hacerlo bien y me parece muy fácil hablar desde la inexperiencia porque eso no deja de ser más que lo que te comentaba antes teorizar.

    Pero podría ser interesante que te lanzaras a poner en práctica tus ideas. Y mucho más interesante que todos vivieramos diez años para luego escuchar lo que luego nos cuenta ella acerca de lo que piensa de la experiencia de la decisión que tú tomaste por ella

    ¡Ah! Y sobre los genes… a mí me pareció mucho más interesante lo que leí acerca de la elección del otro en relación a la pituitaria. Pero es porque yo tengo una relación muy particular con el olor y siempre presta más atención uno a lo que conoce. Imagino que en la antropología donde se sitúen las x y las y sea más determinante

    Besos.

    Fecha: 12/01/2006 11:04.

    Autor: sabbat
    El diario de Cecilia B. es el tercero de la lista de enlaces. El lugar más fascinante que yo tuve la suerte de conocer gracias a esto de Internet.

    Un beso, LaPradera :)

    P.S: te debo la historia de mi nombre, lo recuerdo…

    Fecha: 12/01/2006 11:07.

  11. candelaarias Says:

    Autor: Androgen
    Puf, estoy un par de días espeso y luego hay tanto que leer… :)
    He pasado por varios estadios al leerte los últimos artículos hoy. Primero me dió mucha ternura lo de leer que te pones un poco así cuando no actualizo el blog con mis cosas. Estos días debo disculparme (y lo haré) porque ando no loco, porque no es tanta la actividad, sino como con muchas cosas que hacer: anda aún por aquí mi amigo exiliado y aprovechamos todos los días que podemos para reunirnos, tengo que estudiar lo de las oposiciones para no perder el ritmo, tengo unos cuantos libros que leer y analizar… En fin, pequeñas cosas que se están juntando. Por eso actualizo poco. Además me ha sacado la sonrisa el que sabes que considero mis cosas y mi vida bastante aburridas, pero saber que hay alguien que siente como que el día no está completo si no las lee, eso me ha gustado mucho.
    Luego leí el comentario del visitante ininvitado y debo decir, lamentándolo mucho por él, que no me parece que sea jocoso el comentario ni irónico. Me pareció un comentario a pinchar y sajar, si esa no era la intención le recomendaría más cuidado al escribir en internet, que no se preocupe que es muy frecuente cometer esos fallos, se tarda en desarrollar el callo virtual. También considero demasiado fácil criticar eso de que “para no importarte bien que escribes” o “si pasas, por qué me contestas”… eso es no entender una cosa: uno en su blog es señor y soberano. Lo más fácil sería borrar el comentario que molesta y a tomar vientos, pero al dejarlo y responder, no es la intención “dejar mal al que escribió la tontería y quedar yo como un rey al responderle de manera que todos vean su tontería” (vale, a veces es eso también :) ) sino que es “voy a ver y analizar en qué tiene razón este tipo y en qué no, pero voy a razonarlo según lo que vivo y siento, según mis creencias y sentimientos y emociones” y al escribir la respuesta así, le sirve al dueño del blog para evolucionar, para avanzar, para afianzarse en esas cosas que uno considera básicas en la vida.
    Así que conociéndote como te conozco disfruté con tus respuestas.
    Sorpresa al volver a ver a Cecilia (saludos, aunque no te interesen mis saludos, supongo :) ) no sólo porque fue uno de los primeros blog que frecuenté con cierta asiduidad hasta su mudanza a terrenos desconocidos para mí, sino porque guardo un cariñoso recuerdo al lugar donde me atreví a lanzar una petición de reencuentro con unas letras amigas y de ahí surgió el conocerte, sabbat, cosa de la que estoy encantado :)
    Y sobre el tema del sexo y la eduación sexual poco puedo decir, cuando tenga algo yo de educación práctica podré hablar sintiendo que realmente tengo una base sobre el tema :)

    En suma, he disfrutado mucho leyendo hoy. Por eso no te digo “sigue escribiendo”, porque sé que lo harás si quieres y si quieres no y así es como debe ser para que siga siendo como tanto lo disfruto: tan libre como tú :)

    Un besazo y creo que esto que te he dejado me lo copio para mi blog que me ha gustado también mucho escribirlo :)

    Fecha: 12/01/2006 12:09.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s