Fumarolas y nereidas…

abril 4, 2006

 … un cuento y una Aclaración pertinente al margen… siempre al margen…

Este es el trozo final de un cuento que no he escrito yo pero sé que me han escrito para mí… Acabo de encontrármelo ahora, de sorpresa y como tal vez yo no escriba ninguno después de todo… pues quiero dejarlo aquí, subrayando algunas cosas que podría firmar yo misma, tal vez…

fumarolas


“… pasaron tormentas y resacas, estaciones y sombras. El sol jugó al escondite con la noche cientos de veces y el aire giró a veces cálido y a veces frío, siempre cambiante…

Los gigantes de piedra perdieron un milímetro de su piel al embate de las olas. Y siempre que miraban abajo ahí estaba la nereida.

Sólo que una vez que miraron ya no estaba.

Había pasado demasiado tiempo. “No, ya no está, ya no viene, ya no voy. El tiempo ha pasado” había pensado ella cuando un duro granizo impactó en su piel expuesta, enfriándola, dañándola. La ausencia de él se convirtió en definitiva, sin ningún motivo físico para ello, simplemente fue como si un botón se hubiera apretado dentro de la mente y corazón de la nereida y ese botón hubiera encendido las luces y hubiera sido consciente de algo que antes no veía: su lejanía. Supo que él no había emprendido nunca el viaje, que nunca había pensado ir hacia ella, o marcarle el camino a ella para ir hacia él.

El encuentro había pasado de ser una certeza, algo que iba a suceder, a convertirse en el recuerdo de una esperanza.

Así que la nereida se incorporó de su roca y se adentró de nuevo en el mar. Era lo natural, pensaba, de el mar había surgido y al mar volvía. Pero no se sentía en su lugar entre las corrientes y los peces y las fumarolas, así que nadó y nadó. Y llegó a una sima tan profunda que hasta la oscuridad se había olvidado de su existencia y lo que allí habitaba era lo que está justo por debajo de las tinieblas. Allí ninguna fumarola soltaba luz y calor, ningún pez abisal se adentraba porque era un vacío absoluto. Allí hasta el tiempo temía entrar. Y la nereida nadó a ciegas siempre hacia abajo. Se detuvo enmedio de las sombras y escuchó las voces.

-Ven, pequeña, porque pequeña eres en cuerpo y alma para nosotros. Ven a nuestro abrazo. No te ofrecemos olvido, no te ofrecemos paz, pero tampoco te ofrecemos luz engañosa que luego huye dejándote con el dolor de su recuerdo. Tampoco te ofrecemos compasión ni piedad, ni nada para sanar tu interior. Pero tampoco te decimos que van a pasar cosas que luego no suceden, no te ofrecemos esperanza para que luego no haya sufrimiento. Lo que te ofrecemos es volverte como nosotros, ser olvidada por el tiempo, fundirte con la oscuridad para que nunca haya quizás ni preguntas ni dudas, solo una eternidad de estancia, de presencia, sin sueños ni tristezas, sin alegrías ni movimiento. Ven y deja de sentir, como nosotras hemos dejado de sentir.

Pero la nereida rió y las sombras temblaron asustadas y enfurecidas, porque hacía tiempo que una risa sincera y la luz que trae, mancillaban el vacío de la sima.

-Mi vida no acaba con su ausencia. Estoy viva. Viva para sentir, cosas buenas y cosas buenas. Viva para sentir la vida. Me esperan muchas cosas. Nada ha terminado. Quedaos aquí con el final que habeis escogido. Yo escojo el aire y el agua, la risa y la lágrima. Yo escojo ser lo que siempre he sido.-

Y la nereida volvió a ascender, a la luz del sol que se partía en mil reflejos bajo las olas, a la salada espuma que corona las algas flotantes, a las puntiagudas rocas de coral, a la crujiente arena de la playa y a la caricia del aire.


Por ejemplo ese final. No soy ningún cadáver emocional como alguien me dijo ayer tarde, sólo porque me niego fingir lo que no siento, lo de que ninguna manera voy a sentir. Que no me apetezca tomarme un café contigo no significa nada más que eso, que no me apetece hacer algo que no me parece muy divertido y menos si para ello tengo que saltarme mis clases, que si que me lo resultan: divertidas e interesantes. Y eso es todo. No me he cerrado a nada. No se me ha quedado el interior frío. El cero absoluto no tenía otro significado que un muy deficiente emocional que le apunto a alguien. Un muy deficiente por no haberme escrito la verdad hace quince días. O esto otro, mira chiquilla, que me aburres y paso de ti. Eso por ejemplo habría estado muy pero que muy bien. Y hace dos meses más aún. Hace dos meses nadie tenía que haberme tocado los ovarios poniéndose en contacto conmigo para ilusionarme con algo que no iba a suceder sí es que sabía de sobra que no iba a suceder. Pero como he decidido creerle, a pesar de toda lógica sensata pues… y luego está la otra parte, la que importa y es que a ese no se le pasó el arroz al menos de momento. No se le pasó como se te pasó a ti conmigo hace más de diez o quince años. Me la sudan los juegos de poder y me la sudan las tonterías. En todo caso depreda quién puede no quien quiere. Y puede que Olvide. No lo sé. Tampoco lo dudo ya. Eso es lo que no me preocupa lo más mínimo. Sabes que olvidaste un día, cuando ya nada es posible. Pero de momento … de momento sólo sé que a él no se le pasó el arroz ni se le va a pasar en mucho tiempo. Porque conmigo tiene todo el tiempo del mundo y ningún compromiso. Yo soy una adulta y como adulta y como individuo marco mis propios límites. Eso sí, molestar no sé me ocurriría volverle a Molestar. Un NO VENGAS significa NO VENGAS DE NINGUNA MANERA. Hasta ahí. Ni más ni menos. Sólo eso. O por lo menos es como lo sobrentiendo yo. Estoy fuerte. Estoy disfrutando de mis días. He conocido el Amor gracias a él y no a ti, no a nadie más. Y eso era lo que más deseaba. Por tanto no me puedo quejar. No me debo quejar. Y sobre todo no me quiero quejar. Si algo no Es ya se encarga la vida de demostrarte porque no tenía que Ser entonces o no así. Y ahora estoy hablando contigo pero podría estar hablando con la Muerte misma. Riéndome de la muerte misma y diciéndole: Pobrecita Muerte. Pobrecita. Tú tan pálida, tan negra y tan escuálida y yo tan desbordantemente llena de Vida.

2 Responses to “Fumarolas y nereidas…”

  1. candelaarias Says:

    La replica está dirigida a William Enol…

  2. candelaarias Says:

    Autor: sabbat
    Muchísimas gracias por tu hermoso cuento Fer. Sólo se ajusta en parte a la realidad pero … yo es que no tengo palabra. Digo por ejemplo, a partir de este día tacho a fulanito de mi lista pero luego como ya no tengo malos sentimientos pues… asumo las reducciones inevitables y sumo y sigo. No resto un ápice de sentimiento. ¿Para qué? Sería en detrimento mío. La enfermedad quizá está ahí, y a lo mejor lo mismo que estaban las ganas. Pero cómo no lo sé a ciencia cierta, elijo quedarme con un buen recuerdo. Sobre todo porque me gusta no equivocarme. Y sólo yo sé lo que Viví.

    Un besazo amigo

    Fecha: 04/04/2006 00:56.

    Autor: sabbat
    Y un ejemplo más, para que lo entiendas. Tú y yo no hemos vuelto a vernos después de mi regreso en Noviembre. Tú tienes un regalo para mí y yo te he dicho que ahora no es el momento porque estoy muy liada y tampoco he querido dejar de hacer otras cosas para estar contigo. ¿Vas a retirarme tu aprecio por eso? No lo creo. Pues para mí esto es lo mismo. Yo tenía una Sed inmensa de beber de esa persona pero si ahora mismo no puede ser pues no puede ser y no por eso voy a retirarle mi aprecio. Y creo que esto se llama consecuencia. Vamos, creo. Tú me sacarás del error si no es así. Yo al menos me comporto así y voy a seguir comportándome siempre así :)

    Fecha: 04/04/2006 01:01.

    Autor: Azul
    Como siempre niña, me encuentro y me pierdo en tus palabras, y hoy he encontrado sin buscarlo, sin que tu misma supieras en que desemboco lo mio, la tristeza la vida y estos días…he encontrado no un consuelo, sino una realidad y otra perspectiva y sabes…eso me revitaliza a mi también,p or muchos motivos, quizás quien mejor sintio -no que entendio- lo de mi margarita fuiste tú. Ya te contaré. :)

    Y si, son historias diferentes, únicas cada una, la tuya y la mía…pero por lo pronto…totalmente se acopla mi sentimiento de estos días a esto que tu dices y sientes tan bien…

    “He conocido el Amor gracias a él y no a ti, no a nadie más. Y eso era lo que más deseaba. Por tanto no me puedo quejar. No me debo quejar. Y sobre todo no me quiero quejar. Si algo no Es ya se encarga la vida de demostrarte porque no tenía que Ser entonces o no así. ”

    Gracias…simplemente por ser.

    Un abrazo ENORME.

    p.d. El cuentro de Androgen es…lleno de sensibilidad.

    Fecha: 04/04/2006 02:12.

    Autor: lOLITA
    La historia en primera persona es diferente en cada uno . Yo tambien tuve la mía por la que estuve a punto de deshacerme de lo que mas quiero…Y ahora con el paso de los años creo que estaba LOCA por pensar esas cosas , pero en aquel momento lo que estaba sintiendo era tan fuerte que no veía mas allá de mi y mi propio placer…Me averguenzo de las cosas que pensé entonces . Pero en su día lo veía bien…
    Con esto no quiero ni pretendo decirte nada que ya no sepas …Lo importante es que lo que has vivido con ese hombre lo llevarás contigo para siempre y si tiene continuación o no ya te lo dirá el tiempo… Particularmente pienso que hay que ser valiente y si de verdad ya no quiere nada contigo ha de ser mas claro , que no pasa nada , que tu no eres una histerica de esas que le va a montar un pollo por esto…

    se Feliz , te lo mereces ….

    LA FOTO : Estas estupenda guapa … (ya me estás mandando una tabla de ejercicios para subir un poco el culo y para fortalecer las piernas)

    Fecha: 04/04/2006 09:41.

    Autor: sabbat
    :))

    Fecha: 04/04/2006 10:31.

    Autor: sonrisa
    Yo siempre te he sentido viva, aun cuando estabas dolorida, aun cuando parecías fría.Creo que eso es lo que me hace mirarte, lo viva que estas.
    un beso

    Fecha: 04/04/2006 11:02.

    Autor: Androgen
    El cuento surgió de las fotos y de una serie de artículos en el lugar de Un Mar de Calma. Coincidencias de la vida, estas hablando de sirenas y lamias y nereidas y ver luego tus fotos que se relacionaron con el tema en mi mente.
    Claro que es parte sólo realidad, no quería hacerlo totalmente realista, me sería imposible con tantas cosas que no entiendo y que no conozco, simplemente las palabras iban surgiendo con cada nueva foto y las dejé fluir :)
    Me gustaban como fluían y quise ofrecerte ese cuento. Me alegro que te gustara :)
    (a pesar de haber encontrado ya dos fallos en ese trozo escrito, cuando debería decir “hacía tiempo que las risas NO mancillaban el lugar” y en “viva para sentir cosas buenas y cosas MALAS”… es lo que pasa por no repasar los textos, mea culpa :)

    Y después de leer sobre “consecuencia” y pensar en lo que has escrito… si, tienes razón. Así es como eres y a mi, personalmente, me gusta que seas así.

    Un besazo :)

    Y las fotos siguen siendo impresionantes.

    Fecha: 04/04/2006 13:15.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s