Otra de esas jodidas cúspides imposibles de Olvidar: ¿a dónde van las ballenas cuando se van?

mayo 7, 2006

imagen de la puta y la ballena
.
“Una fotografía es un secreto sobre un secreto.
Cuanto más te dice, menos sabes.”
Diane Arbus, (1923-1971), fotógrafa estadounidense
.
..
..
La Carta es una carta que un fotógrafo le escribe a otra Mujer. La Mujer que aparece sobre la cama en medias negras. Desnuda. Sólo con sus medias negras. Antes de llegar a la Patagonia. O después precisamente llegando.
.
Escapaste hasta la última noche… pero yo te reservaba para mí… No había otra que se desnudara como Vos.. como si te aliviara… como si nadie pudiera hacerte daño… No había nada en esta vida que te asustara… ni en ésta ni en la otra…

.
Dolores no es la puta. Dolores era una corista.
.
Eras la única que no había hecho las valijas… no te animabas a volver a España… pero tampoco querías quedarte Sola… De cuentos sabías… La verdad, ahora habla Dolores, es que me has salvado la vida… puedes hacer conmigo lo que se te antoje… No se la había salvado por supuesto pero si importan los gestos a mí me lo parecía… a mí me lo pareció. Fue Eso lo que me pareció.
No le vendas el Alma al diablo… y quién ha hablado del Alma responde ella poniéndose sobre la cama…. Hacías lo que querías sin fijarte en el precio que te podía costar… Por eso dije que la puta se me parecía… porque creí que ella era la puta… Quedarse o Irse… nunca es gratis. Eso lo repite Aitana sobre la voz del fotógrafo muerto en la Guerra Civil mientras lee aquella Carta que él había arrancado de las hojas de su cuaderno de notas pero que nunca le llegó a enviar a la Mujer de las medias negras y la fotografía.

.
.
Si escribo este diálogo mientras la vuelvo a ver es porque para mí tiene un Sentido. Todo lo que escribo para mí tiene un Sentido. No lo escribo porque sí. No lo transcribo.
.
Fotos robadas fue el libro que la escritora escribió… cuando escribir era fácil porque le tenía a él detrás recogiendo los papeles que ella tiraba. La foto que me sacaste esta tarde, dice la escritora… pero antes le pregunta: ¿Seguro que quieres que escriba? … No sólo puedes debes hacerlo me contestó él a mí. Sin embargo su padre no leyó su libro. El libro le complicó la vida dijo luego… Y es entonces cuando dice: ‘La tarde que me sacaste esta foto es un capítulo entero. Y eso que no me atreví a ponerlo todo…’ Once meses raspados… los únicos en que no me sentí sola, en el Universo… Pero él no entiende nada. Pero si me dejaste por Jordi -le contesta. Y es cuando ella le dice eso: No entiendes nada. Por eso sólo te duran tres polvos las mujeres…
.
Parecía un barco fantasma, el tren, a la deriva… Vos te entregabas a lo que sucediera sin ninguna impaciencia, pero yo… siempre quiero lo que no tengo. ¿Fue eso lo que me lo recordó? Ya sabía que tenía Venus en la franja del Carnero y lo que eso significaba. La hora todavía no la sabía. No quería saberla. No sabía donde estaba la Luna pero si eso. Contaba los minutos como un preso… ¿No quieres que pidamos los deseos? ¿Qué deseos? pregunta él… Te comes una uva con cada campanada y pides lo que quieras. Creo que fue este año cuando yo fui pidiendo rostro por rostro, sólo lo mejor para ellos, fui pidiendo por su bienestar, por el bienestar de los rostros que se pasearon por mi cabeza… No recuerdo haber pedido nada especial para mí… y si lo pedí ya no lo recuerdo… Esa es la Señal de que he comenzado a Olvidar. Y ahora es cuando le saca esa foto, la de las medias negras, sobre la cama, en la que ella sonríe, cuando se van de camino hacia la Patagonia, donde comienza la historia, la verdadera Historia. Estoy segura. Estoy segura de eso. Ya sé a quién me recuerda Darín, por lo menos con bigote. No se me borra la cara. A J. el que dormía conmigo en el barracón. Lo intentó en Burgos pero no pudo hacer nada. Luego también en Galicia. Todo el Camino. Después en el verano, en las playas de Galicia esta vez… No pudo hacer nada porque yo no le deseaba. ¿Así que Vos puedes desear dos cosas a la vez? Ahora le toca responder a Ella… Yo Deseo Todo lo que me Apetece -dice mientras acaricia con su pie la entrepierna de él y sonríe. Sonríe de esa manera. De la manera en que yo le acariciaba y sonreía para asegurarle que lo que lo que le hacía la primera noche sólo lo hacía porque era mi forma de ser. No hacer nada que no desease. Creo que se quedó tranquilo ahí, que comenzó a confiar en mí ahí, a relajarse de esa manera. Sabiendo que si me lengua estaba en su culo es que era donde quería estar. O en sus testículos. Con esa tranquilidad. Con esa paz.
.
Las doce. Es medianoche en ese tren. La hora de las uvas, porque ayer no supe que celebraban el fin de año. Hoy no he fumado. He dormido cuatro horas y estoy aquí. Te tenía miedo… Recién ahora me animo a confesarlo. Ahora que estás muerta… Me daba Miedo tu cuerpo tan lleno de vida… Y aquí me he detenido porque su cuerpo tan lleno de vida también me daba Miedo a mí. Oye Emilio… No hay uvas pero hay vino que es lo mismo. Vino, joder, claro, vino… el regalo de un dios…. y aunque me cueste admitirlo… la vida nos separó más que la Muerte… Eso vuelve a ser la voz de Darín… Ahí sé que quiero conocer esa Historia. ¿Por qué los separó? ¿Por cómo era ella? ¿O por cómo era Él?
.
Y ese diálogo
.
Dolores: Quisiera enamorarme siempre así
.
Emilio: De mí.
.
Dolores: De quien sea. De quién me plazca.
.
Emilio: De mí. Que te Mueras por mí.
.
Y no fue un cachete lo que le dio. No fue ni un cachete suave. Fue su taza de hojalata al chocar contra el cristal de la botella de vino de la que ella bebía. Me gusto que fuera eso. Ni siquiera un cachete suave. No soporto los golpes. No los soporto ni aunque sean dulces como un gemido. Y no habría entendido que ella le sonriera así si hubiera sido lo otro.
.
Pero él no me hizo trampas y lo que se cumplió fue el mío.
.
Y la avioneta aterriza. Fíjate yo lo que hago con la Belleza. La rosa se pulveriza. Pero se pulveriza dentro de mí. Para pasar a formar parte de mí, de lo que es más mío. O sea yo. No es una muerte gratuita. No es ninguna muerte gratuita. Esa Muerte se queda conmigo. Esa muerte es la Vida.
.
No es que piense demasiado. Es que Siento demasiado. Y eso es lo que no me quiero evitar. Lo único que no me puedo evitar. Lo único que me Llena porque mientras siga diciendo estas Palabras… la Muerte no podrá llevarme consigo. Eso es la rebelión. Lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Por eso la frase me cojeaba. Porque a mí el Mundo sigue pareciéndome hermoso. Aunque en él existan cosas terribles. Y ahora ese diálogo. Él la sujeta por el cuello para que no se caiga porque Ella se cuelga como yo lo hice aquella tarde-noche en el acantilado. La que te conté. Cuando sólo una barandilla era lo que me separaba de la Muerte mientras aquel desconocido me follaba por detrás y mi cabeza colgaba sobre el Mar. Dolores busca las mismas sensaciones que yo. Vaya, no. He vuelto atrás. Ella no se cuelga. Vomita. Lo que hace es vomitar.
.
El pueblo apareció de golpe en medio de la nada. Esa primera escala prometía una estadía apacible. Trabajo fácil, casa… comida…. Tenía que sacar fotos para un músico. Para ilustrar las tapas de sus partituras… Nadie sabía su nombre. Hasta su hijo lo llamaba Suarez. A secas. Por el apellido.
Suarez: Tiene las manos frías.Bienvenida a la Patagonia
.
Emilio: Quién va a verlas, las fotos…
.
Suarez: Me las contás y me las imagino… ¿Qué tal el Viaje? Yo no me subo a una cosa de esas ni aunque me aten con alambre
.
Dolores: A mí me ha Encantado… Debo haber sido pájaro en otra vida.
.
Suarez: Sí, sí. La mujer es más Valiente que el hombre… Nosotros servimos para enamorar. Para hacer cosas artísticas. Sacar fotografías, componer un tango… o manejar un avión en que se anima… pero cuando de veras hace falta un Hombre… hay que llamar a una Mujer.

.
Ese Suarez me hacía recordar a mi padre. Le gustaba dar cátedra… Despreciaba a los porteños pero quería que bailaran sus tangos. Se me había ocurrido ilustrar las partituras con mujeres. Por eso me fijé en Matilde… Cuando subiste la escalera tras ella… tuve un presentimiento. No te lo dije para no ser pájaro de mal agüero. Para vos, ese par de semanas en el hotel Suarez era parte de la Aventura.
.
Dolores: ¿No hay ballenas?
.
Matilde: Vienen en el invierno, junio, julio…
.
Ya he llegado casi al punto donde lo dejé quieto ayer, esta madrugada…
.
Dolores: Disculpe pero sé quedarme con la intriga
.
Suarez: El que juega con fuego…
.
Dolores: Usted no es ciego.
.
Suarez: No, algo veo.. Luces… y Sombra… Luces y Sombra. Vení…

.
Entonces Dolores esnifa la droga de su mano. Ahí fue.
.
Increíble. La vieja dice y cómo lo dice: ‘Acá no. Agarrándose el sexo. Pero acá. Protegiendo con su mano el plexo solar, marcando su propiedad, su única propiedad… las mujeres somos Vírgenes toda la vida. Incluso Lola. Con lo que le gustaba hacerse la puta’
.
Pero yo no. Yo ya sé que lo he dejado de ser. He dejado de ser una Vírgen. Creo que lo he dejado de ser. ¿O no es eso lo que digo en ese Río? Lo que se lee. Me gustaría saber que piensa acerca de eso él.
.
El bandoneón era sagrado. Pero tú nunca pedías permiso. No podías andar por la vida sin tocarla.
.
Dolores: Esto te lo rompen sólo una vez pero luego eres virgen para toda la vida
.
Lo dice con orgullo. Pero para mí esa virginidad siempre fue una maldición. Es mi Maldición. No quería morirme Virgen. Soñaba con ello. Tenía pesadillas. Las tuve hasta los quince años. Sobre todo a esa edad. Cuando me enamoré por primera vez como una mujer. También te lo conté. Ya ves, no soy virgen o creo no serlo ya y sin embargo nunca he hecho el amor porque nunca me han hecho el ”amor”. Así que después de todo y a pesar de Todo, incluso de ese Río, de los meses que pasé en él o al que sobreviví… tal vez lo sea. Sí, probablemente… incluso ahora, aquí.
.
Y ahora Dolores está ahí. Sentada sobre Suárez y la luz es grandiosa. Ocurre en la penumbra perfecta. Con la música perfecta. El gemido del bandeonón. Gime bandeonón, tu tango gris, quizás a ti te hiera igual algún amor sentimental … Porque el bandoneón gime como yo. Como gimen las banshee… como gimen en ese cuento que tanto me gustó encontrar. Ese que comienza: Llovía. Había empezado a llover muy temprano… No anuncian la muerte de sus seres queridos. En él es otra cosa. La explican… No lo entienden. No comprenden lo que pudo haber ido mal. Esa era la pregunta: ¿Qué pudo haber ido mal? Pero tú lo dijistes. Algo chirriaba en mí. Eso era lo que iba mal. Pero tú no sabes que ese es mi Tango todavía. Nostalgias. A ti no te lo dije. Se lo dije a él. Y dijo: Qué raro… ¿Ese tango siempre? Sí, desde que era una niña. Lo aprendí de mi abuelo. Me lo cantaba él ya desde la cuna. Y él lo dijo cuando salíamos por la puerta y nos íbamos a cenar … antes de que estuviéramos en aquel Kebap y yo adivinara que no había Esperanza para mí, que él No Confiaba en mí. En mis posibilidades. Y no puede sacárselo de Dentro. Dolores no puede sacarse a Suárez de dentro. Como yo a ti. No quiere sacárselo de Dentro. Tienes que ver esta escena. Ese erotismo. Es algo Cumbre, de verdad. Otra de esas jodidas cúspides imposibles de Olvidar. Como ella se deja caer hacia atrás, sin manos, sin tocarlo, como si la venciara el Abismo, porque él la sujeta por las nalgas, con Fuerza, con su Fuerza. Como yo sentí que tú me sujetabas a mí cuando me colocaste en la cama. Bajo tu cuerpo. Me penetraste así. Después de ponerte el preservativo. Con ese Poder. No me parecía que fueras a ser tan Fuerte, que pudieras serlo, que fueras a levantarme con aquella facilidad. No sentí eso la primera noche. Todo lo contrario. Pensé que ibas sólo a dejarte llevar. Que querías eso. Lo que quería Max. No dar nada que no fuera su polla. No darse. No mover su boca por mí. Ni un dedo. No lo bastante. No lamerme el sexo. No tocarme de Verdad. No arrancarme el extasis con mi clítoris entre sus labios. Abierta de piernas frente a su cara…. No llegar a hacer que me diera tanto Miedo eso. Esa perdida de Control. Está sobre él como yo lo estuve en la primera noche. Sentada así. Sobre tus piernas. En la penumbra del C… He decidido que esta tarde voy a llamarte. Te haré una sola llamada cuando comience. Tras el humo. Me quedaré media hora sola y empezaré a hablar. Pero contigo solo en la imaginación. Luego llegará él. Aquella tarde con quién iba a estar era con él. Porque no me quedaba otro remedio. No me esperaba tu mensaje. Lo deseaba mucho. Pero no me atrevía a Esperarlo. Pero hoy tiene que ser con él porque llevo más de un mes y de dos meses sin estar con él y sino quiero que se resienta tengo que estar con él. Y no lo quiero. Aquella tarde me vio por la calle. Cuando iba a tu encuentro. Antes de que yo viese a Laura y a Máximo. Creía que le iba a estar esperando y me sorprendió con un pitillo entre las manos. Creo que me vio con él. Me llamo desde la otra acera. Fue la primera vez que me sentí como un esposa infiel. Y mira que he hecho cosas pero en aquel momento era distinta. Estaba fumando y él no debe saber que he vuelto a fumar tabaco. Y lo era porque para ti lo era. Distinta. Para ti era una mujer casada. Lo era por primera vez. A nadie le había importado que lo fuera. Se importaban ellos. Sus matrimonios. Pero no el mío. No yo. Y a ti te importa yo. La Mentira. Porque tú elegiste no mentir así. Aceptaste tu soledad para no tener que mentir así. Te importaba lo deshonesto que te parecía todo. Ya ves, qué paradoja. Lo que más me importó a mí de ti. Lo deshonesto que te parecía todo. Por eso creí que debía terminarse ahí. Porque yo no quería tener que convencerte de nada. Te lo dije. Estás muy Lejos… y lo estabas y aún lo estás. En eso no te mentí. Me molestó que no confiaras en mí de esa forma. Tú no debías de luchar. No contra algo que no es asunto tuyo. Porque ese algo sólo me pertenece a mí. Es una decisión que debo tomar yo. O lo creía así. Antes de que folláramos lo creía así. Pero luego ya no, claro. Imposible seguir creyendo eso Después.
.
Hace equilibrios sobre él. No lo toca. Pero puede percibirse tanta Intimidad… luego lo Abraza. En esa luz, en las sombras de esa Luz. Y otro diálogo. Luego otro diálogo. Ya lo he escuchado. Pero antes fumo, un cigarrillo simple. Mientras escribo estas letras. Y miro lo que le queda a esa otra película que me estoy bajando… por fin tengo una ID alta. El mismo amor. La misma lluvia. No sé de que habla. Pero quise bajármela por el título. El mismo amor. La misma lluvia. Eso significaba algo. Creo que significa algo. No sé cuánto tiempo nos queda. Pero mientras estés aquí. Dentro de mí. Antes de que te saque nadie. Antes de que te saque el próximo, el que tenga que venir. Quiero sentirte así. Como te estoy sintiendo. Con toda esta Intensidad. Es fantástica esta Intensidad. La Intensidad del campo eléctrico. Eso fue lo que sentí. Lo que me Atrapó. Y ahora sí, ese diálogo. Ahora que he apagado el cigarrillo ya y son las dos menos diez de la tarde. Qué grande es estar Viva. Sentirse Tan Viva y gracias a ti :))))))))))))
.
Aunque dure sólo este instante.
.
Suarez: ¿Cuándo se van?
.
Emilio: Mañana temprano
.
Suarez: Las fotos se las pago al gringo cuando las dejés en la imprenta.
.
Suarez: La verdad que ni deberías cobrarlas. Terminaste haciendo un negocio.
.
Suarez: ¿Estás seguro de lo qué haces? –acaban de llegar a la playa, al acantilado. Se han detenido al lado de una torreta y Emilio abre la puerta para bajarse del coche… ¿No estarás enamorado, vos?
.
Emilio: ¿Yo? … ¿De esta mina? … No es una mina para enamorarse ésta… yo no voy a aguantar que se encame con otros.
.
Suarez: ¿Y vos qué te crees que es estar Enamorado, gili? – Suarez sale del coche. Dolores está arriba. Sobre el techo de la camioneta. Y cierra sus piernas… o las abre, las mueve… No sé. A mí no se me dio pero … entonces la huele… aspira en el aire la fragancia de su coño… Yo creo que sí -dice. Es una mina para enamorarse.
.
Dolores: Eso no se le ocurre a Emilio ni borracho.
.
Suarez: ¿Y a vos qué te parece que estar enamorado? -le pregunta a Dolores que ya se aleja en su vestido rojo
.
Dolores: Un error. Un embuste… Miedo o Mierda -no se distingue si dice luego.
.
También me estoy bajando Aimeé y Jaguar y Blade Runner. Las películas de las que él me habló. Y la princesa Mononoke ya está también en mi disco duro. Y también Rojo. Pero la empecé a ver el otro día y había un accidente y un perro atropellado y un veterinario y entonces la dejé.
.
Madre mía. Lo que acabo de escuchar. Empieza cuando la enfermera le dice a la escritora a la que le han cortado un pecho:
.
Que no me escuche el doctor Zinerman. Pero hay cosas que los médicos no saben, que no te pueden explicar. Porque uno ve cada historia clínica pero la verdad es un prontuario. Y si nos olvidamos y nos ponemos a hablar por encima tuyo como si no estuvieras, vos nos tenés que frenar y decir: paren porque yo estoy acá, todavía no me fui a ninguna parte. Porque la que decides sos vos. O te vales sola o no te saca nadie. Y entonces ella asiente, asiente como cuando se comprende y se escucha la voz en off de la vieja
.
¿Llegaron las ballenas?
.
– Hace rato – contesta también la voz en off de ese hombre que que la visita en el hospital y que no se sabe si es su nieto o no…
.
Vieja: ¿Y te metiste con ellas? Contame…él se sienta a su lado. La vieja es Matilde. La escritora y Matilde han ido a parar al mismo hospital. Cosas del destino.
.
Hombre: Había un pibe que quería saber dónde van las ballenas cuando se van.
.
La escritora entra en la habitación
.
Hombre: Pero él ya no las miraba desde la orilla. Y en verano se las pasaba preguntando… pero cuando la gente habla del mar … ese pibe y Dolores corren por la playa- … habla de la superficie. Le decían: tené cuidado. No te metas muy hondo… y las ballenas ni una palabra.
.
¡Vaya! Y acabo de caer en la cuenta de que aquella imagen que yo tuve cuando fui la Maga, porque hubo un tiempo del mes de abril o de marzo del año pasado en que yo supe que era la Maga. O me sentía ella aún sin saber qué le había ocurrido, cuál había su destino pero un destino que intuía trágico… acabo de caer en la cuenta de que esa foto que yo colgué en aquella bitácora, era de este lugar… de la Patagonia… lo sé por ese suelo… porque lo que me enamoró fue aquel suelo, aquella tierra, aquellas marcas que dibujaba la roca sobre la piedra. Marcas moradas y oscuras.
.
Hombre: Así que un día no preguntó más y se fue a nadar con las ballenas.
.
Matilde: Seguí…
.
Hombre: Allá abajo se ve todo al revés… La superficie es un cristal brillante. Y las ballenas Vuelan…
.
Creo que acabo de saber lo que quiero, por fin. Lo que quería allí encima sobre él, sobre ti. Quería que me sintiera volar porque ya estaba volando. Que me vieras. Tú no podías sentirme. Eso lo sabía también. Pero no sé si eso era eso sólo lo que él quería. Lo que tú querías sí. Al final comprendí que no te habría importado que me dejara llevar. Que tú me asegurabas que podía confiar en ti. Que me pediste que confiara en ti. Qué lo decías por eso. Es que he volado dos veces. Por eso hablo así. Porque ahora ya puedo compararlo. Y sé que él quería hacerme Volar. Pero no sé, no supe… si tú querías lo mismo. No en el mismo instante en que sucedía. A lo mejor yo es que no soy pájaro. Y se lo dije. Por eso gritaba. Porque sabía que no era un pájaro. Que ese no era el vuelo. A lo mejor es que sólo soy puta y ballena. Pero sentía que abajo había tanta profundidad. Tanta profundidad como le supuse a él. Pero en ti. Porque tú si eras sensible. Es más, ahora sé algo. No necesito que vueles conmigo. No eres tú quién tiene que volar. No conmigo. Soy yo. La que puede volar sobre algunos Hombres. Subir a la superficie a respirar y volar sobre él, sobre ti. O fue lo que sucedió. Hasta donde me llevásteis los dos.
.
Hombre: El pibe se dio cuenta que el mar se ve al revés desde la costa… que desde el fondo se ve tal cual es…
.
Escalofrío. Ahora un estremecimiento que lo ha puesto todo de punta. Incluso el vello del sexo. Por eso me dijiste: ‘Lo que más me gusta de ti es tu mente, tu forma de pensar, de entender las cosas y el mundo en general, tu franqueza, quizás te sea extraño leer esa palabra cuando me has hablado mil veces en tus mails de mentiras. Si existen, he saltado sobre ellas, yo te veo a ti, como eres, como sientes. Lo que en un momento en concreto puedas decir u omitir, es intrascendente. Procuro mirar detrás de las palabras. Los silencios son más complicados de interpretar, quizás por eso muchas veces hablo poco’
.
Porque tú eres ese Hombre que mira a las ballenas. El Hombre que para las ballenas significa el … por eso sentía que contigo era imposible aburrirse.
.
Hombre: Tuve un poco de Miedo.
.
Matilde (Vieja agonizando): ¿Por qué? ¿Qué le pasaba?
.
Hombre: Nada. Que se acercaron mucho. Las ballenas son tímidas pero también son curiosas. Y me miraban así. Con un ojo grandote, para saber como era… El Misterio soy yo. Pensó el pibe. Y ahí se anegó de que todo es relativo… que es muy poco lo que podemos entender… Así que dejó de preguntarse dónde van las ballenas… y se conformó con Esperarlas…
.
Matilde: ¿Y a dónde van?
.
Hombre: Yo que sé. Algo les dice que se tienen que ir. Y Confían.
.
No puedo seguir con este erizamiento de los vellos del cuerpo. Tengo que dejarlo por el momento detenido aquí. En aquella imagen del suelo, otra vez, del suelo de la Patagonia…. No es morado. Es verde. Es como esa imagen de la Tierra vista desde el espacio que apareció aquí ayer y de la que te hablaba a media tarde.
.
Hombre: Un llamado. El mandato de la Especie… Las vibraciones del Alma… Hay algo que las lleva al destino… Van y Vienen… Aunque no alcancemos a saber dónde han estado…
.
Matilde bajo una sombrilla, un parasol y del brazo de Suárez. Ahora lo dejo quieto ahí. Cincuenta y cuatro minutos de película y más de la mitad por delante. Esta es la primera película que veo así. Como aquel primer día que leí un libro de esta alimentaria manera. Aquel fue con Máximo. La escafandra y la Mariposa, de Bauby. Y ya no he vuelto a leer como antes. Devorando libros porque aprendí a degustarlos. El siguiente fue ‘La Insoportable levedad del Ser’ y también me la estoy bajando. Para verla aquí quizás ”contigo”

One Response to “Otra de esas jodidas cúspides imposibles de Olvidar: ¿a dónde van las ballenas cuando se van?”

  1. candelaarias Says:

    Autor: LOLITA
    Parece que ahora estás sacando todas las palabras que no querían salir …

    espero que estes bien. Solo eso. Un beso :)

    Fecha: 07/05/2006 17:21.

    Autor: sabbat
    Si no es fantástico :))

    Chiqui que liberación por fin. Porque a mí todo esto tan contenido durante tantos meses me estaba matando dentro :)

    Un beso, que ahora ya me voy a fumar y a ver que te cuento cuando vuelva ;)

    Me queda todavía una hora más de peli por delante y no creo que acabe de desencriptar todo lo que fue este chico para mí en aquellas dos veces

    ¿No es increíble? :))

    Un Besazo

    Fecha: 07/05/2006 17:26.

    Autor: Bahía
    A mí me parece fantástico :)

    Fecha: 08/05/2006 11:10.

    gravatar.com
    Autor: Luna
    Me he quedado impresionada.
    Luna

    Fecha: 09/05/2006 01:24.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s