Enamorarse y no joder…

junio 8, 2006

habitación de él

Son cerca de las tres y media de la mañana. Estuve con la chica de los ojos vietnamitas. Pasamos por delante del bar donde trabaja  N. y seguimos adelante. Su hermano estaba en la puerta y me saludó. Este hermano hace mucho que cambió conmigo. Antes era distinto. Muy agradable pero  a partir de aquel día en que me vio en la bodega de Stanislaw cuando él aún salía con aquella chica rubia y entrada en carnes… dejó de comportarse  igual que antes. De repente me despreciaba. A mí tampoco es que me diera más aquello pero no llegué a saber si había sido por aquel día en la bodega de Stanislaw, porque Stanislaw me robó todo el ”glamour” o por otra cosa… y seguí saludándole pero como su cara reflejaba cada vez más asco y más desprecio y era como si le costase cada vez más saludarme, como si el encuentro con mi persona le resultase cada vez más desagradable un día creo que llegué a plantearme el decirle, en uno de estos cruces ocasionales en que coincidíamos en algún sitio, que si tanto le molestaba hacerlo no tenía ninguna obligación. Es más, que a mí me hacía un favor. Pero no sé por qué decidí que no merecía la pena y yo seguí a lo mío. Tal vez porque ya no me apetecía dejar de ir por su bar. Especialmente después de este verano. Y la chica de los ojos vietnamitas y yo seguimos caminando hasta la iglesia. Pero entonces pensé algo… pensé que me había planteado ir a mi lugar de siempre pero que el que N. pudiera estar allí dentro me lo había impedido. Pensé, bueno, si él no desea verme no hay ningún buen motivo para que tú vuelvas a entrar en su bar. No sé, me sentiría mal imponiéndole mi presencia. El otro día dijo algo acerca de una chica. Dijo que se había sentido invadido en su intimidad y en su libertad porque ella estuvo allí toda la noche. Pero como yo ahí no pensaba en el sexo me pareció bien dónde acabamos sentandonos la chica vietnamita y yo. Y hablamos, bastante y más o menos me enteré de todo y a ella procuré exportarle un poco de racionalidad. Y también llegamos a un acuerdo sobre lo de H. Yo me encargaré de él. Y ella se encargará de que el chico de la rosa me lleve a mí en su coche, si es posible. Porque también irá otro profesor a lo del sábado y ese es que no tiene ningún morbo. De hecho el otro día cuando me trajo desde la ciudad de Falbalá como no me dejó donde le dije que quería quedarme y vi que pasaba de largo le abrí la puerta en marcha y me dijo con cara de espanto que estaba loca. Ibas a tirarte en marcha -dijo. Por supuesto. O me bajas o me tiro. A ver si te crees que yo voy a consentir que me lleves donde te de la gana. Vamos que yo con ese no quiero ir. Y luego me vine, después de haber estado también un rato con Alma y le envié un mensaje a N. por si quería conectarse. Y hoy ha sido muy distinto a las otras veces porque me ha conectado la webcam. Yo se lo he pedido. Y que le he vuelto a desear y que por eso me he quedado un montón de horas hablando con él. Pero del sexo no me he atrevido a preguntárle nada. Tal vez porque aunque lo estaba sintiendo estamos hablando de cosas serias para él y me parecería una atrocidad incluir eso en la conversación. No sé, a lo mejor tengo miedo de su respuesta. A lo mejor es cobardía.  Pero claro, luego cuando me desconecto me siento muy frustrada sexualmente y ahí sí que pienso en el sexo. Y  sobre todo después de que me he puesto a evocar lo que sucedió en esa cama… así que como me jode la hostia quedarme con la duda se lo voy a preguntar ahora mismo.  Quiero decir que no quiero ser esclava de mis miedos y que además cómo voy a pedirle que él no lo sea si yo no soy capaz de vencerlos por culpa de no querer escuchar una respuesta. Pero quiero la verdad. Necesito la verdad, que se moje con la verdad porque yo tengo también derecho a decidir si quiero seguirlo o no. Y yo así como le he visto tampoco le encontré muy cambiado. Quiero decir con respecto a mí. Quizás él pueda separar todavía sexo de amor. Y su enamoramiento no le imposibilite todavía acostarse conmigo.

.

Y sí que se lo he preguntado y sí que me ha contestado pero muy a lo piscis, evasivo por completo. Y me ha dado la sensación de que me está vacilando ;)

,

El caso es que al final siempre me enrrollo con tíos que me tienen pillada por lo del sexo. Y siempre, siempre, siempre paso Hambre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s