– esa esclava ya está en mi tobillo –

julio 11, 2006

El viejecito del parkinson no ha muerto.

 

… Sigue paseando religiosamente con su bastón y su boina chulapa y su traje del color de un campo de centeno. Se apoya en una fachada verde menta e inicia un movimiento hasta la ventana de rejas. Su mano se sacude en el aire. Aquel temblor imparable que me encogía el corazón. Ocho pasos y a la otra reja.

.

Hace un rato se sentaron dos amigas Suyas en la mesa de al lado. Creo. Hablan de todos esos lugares de los que Él también habla. Una de ellas me ha mirado como si me conociera.

Hoy he despertado y he pensado en los rituales de Sofía Calle. El viejecito ha regresado a la fachada verde menta. Pero se me ha olvidado contar sus pasos esta vez. Ella ha saludado a la rubia de pelo corto. Le dice: ya te había visto antes pero no sé por qué se me había olvidado saludarte. He abierto el portátil cuando ellas llegaron pero la conexión ha fallado. Ella llama a la rubia de pelo corto Ana. A la otra mujer que está con ésta no la he mirado. Ahora hablan de dragones y la contractura se me hace insoportable. Y Él el otro día llevaba puesta una camiseta en la que había pintado un dragón. Pero no recuerdo si me dijo algo acerca de ella. Creo que sí, que algo que me contó. Mi mente se obnubila cuando estoy con Él. Ya habíamos fumado y yo había bebido cava. Fue cuando le desnudaba.

.

Tengo que hablarle a Él de los rituales de Sofía Calle. El negrito juega al fútbol y hace de portero. Me gustan sus guantes.

Le dan a sus manos un aspecto extrañamente gigante y resplandeciente, como esas sonrisas de hileras relucientes de Namibia o del Senegal. Es el niño de una chica deficiente mental. Alelada y obesa. Tan joven y tan desvencijada. Cuerpo y dientes lo están. ¿Cómo han podido no protegerla de esa maternidad? Y además por dos veces.. ¿En qué piensa la gente cuando prohibe el sexo? Hablar de ello, sólo hablar pero no preocuparse de que esas cosas no ocurran.. Lastres de la ignorancia.

 

Hace un par de años al niño negrecito lo paseaba su abuelo. Y ella lo cuidaba, al más bebé, pero como a un muñeco. Uno de esos que cagan y mean y habitualmente son blancos. Rosados como lechones. Tan antinaturales. Tan ficticios. Sólo recuerdo un muñeco negro. Aquel barriguitas por el que robé dinero para Maria Jesús. Pero no creo que esa fuese la primera vez que robaba. Aunque sí para hacer un regalo.

  

Pero nunca había robado un auténtico Trofeo como ahora.. porque es un trofeo-Talismán. Lo siento así. Quizás porque aún guarda el Olor de Él. De su piel. Y hoy pienso utilizarlo de esclava en el tobillo.

 

 

 medias de rejilla

 

Sólo tenía que ajustar de nuevo el cierre que se había dilatado.. Fue cuando se enganchó en mis medias de reja y yo le obligué a tirar de su mano y romperlas. Aunque entonces no entendí por qué motivo se desprendía de aquello que quiso quitarse. Pero no significaba nada. Eso lo supe después, aquella mañana en el parque..

.

Comienzo a escuchar esos archivos del domingo. Es Alejandro Sanz. Lo escuché mientras íbamos en el coche: ‘¿Te has preguntado la verdad/ alguna vez/ si siente el viento/ debajo de tu ropa?’ Esa canción, unos diez segundos. Ahora ellas hablan de una boda. De la ropa que van a ponerse o algo así. Y del calor..

.

Nombran el bar del hermano de N. No sé que ha dicho la de nombre Ana, de que ya no es capaz de tomar las del Cant., aunque sí las del C…

.

El viejecito sigue con su paseo que no abarca más de diez metros. Sus paradas y sus arranques. Como achaques de tos. Siempre con ese traje terrible para el calor en el que le obliga a introducirse su mujer. Más joven que él. Estoy segura de que lo viste ella. Y los niños siguen jugando al fútbol pero el negrito ya no hace de portero. Su hermano, también oscuro ha abandonado su silla de paseo. Y es aquí y no en Laura donde se observa el paso del tiempo. Hay mucha más tranquilidad ahora por la mañana que ayer, en esta terraza, y por las tardes.

.

..

Y por ahora transcribo sólo hasta aquí. Tengo que irme pronto y quiero arreglarme antes. Pero esa esclava ya está en mi tobillo. Y ahí es perfecta. Porque mi tobillo tiene el mismo ancho de su muñeca.

jinetera

.

..

P.S: Luego, se lo dije a Él. Ha regresado la Mujer camaleón. Y también consulté sus tránsitos. Jupiter se había alejado del trígono con su Sol… eso era la magia. Y Saturno se acerca lentamente a la oposición con su Mercurio natal.. pero ya está en orbe de sentir el tránsito. Y también le digo antes de despedirme de Él, que escuchar sólo la mención de ese lugar.. hace que se me revuelva algo por dentro. Nada ha conocido tan Erótico mi vida como Él en ese lugar..

2 Responses to “– esa esclava ya está en mi tobillo –”

  1. lasalamandra Says:

    anotación veintisiete de Julio

  2. lasalamandra Says:

    Autor: LOLITA
    Hola niña :

    que bueno leerte hoy , tan fresco ..contandolo todo tan pausado , tan cercano, que me ha parecido estar sentada en un banco a vuestro lado escuchando y observando sin ser vista …

    que bonita esa esclava que llevas en tu tobillo …

    besos mil

    Fecha: 11/07/2006 20:25.

    Autor: sabbat
    Me gustó claro. Si es que si no fuera así yo me pronuncio muy mal Bay. Y llegué por Pau. Alguna vez si veo un enlace suyo nuevo lo visito. Y gracias has llegado en un día no común. Hoy escribía en público y en una terraza de un parque. Por eso las frases poco elaboradas y me ha gustado mucho. Sí, la Sensación :)

    Fecha: 11/07/2006 23:53.

    Autor: sabbat
    Me han encantado ponermela Lolita… ahora a ver si consigo llevarla un día y que resulte tentadora la idea de quitármela ;)
    Besos

    Fecha: 11/07/2006 23:54.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s