– La intriga y la perpetua tristeza –

julio 28, 2006

Empezando por el final del día y luego saltandome órdenes. Ese comentario que has escrito sobre las broncas para espabilarse, Sonrisa… pues me acuerdo de algo que le pasaba a Laura con eso después de llevar tratándome casi a diario, más o menos durante un año. Porque a Laura nadie podía reñirla, porque primero no hacía ni puto caso y segundo les montaba un Número.. que toda su familia temía tanto sus crisis de furia desatada, que en público ninguno se atrevía ni a insistir con algo, daba igual lo que fuera… así que Laura en la calle terminaba siempre por hacer lo que le salía de las pelotas. Total, que yo, por ejemplo, la veía haciendo algo estúpido y peligroso y le espetaba muy enfadada pero sin cortarme un duro: ¿Pero qué haces? No seas idiota. ¿Y Laura como reaccionaba? Pues se lanzaba a mi cuello y me abrazaba encantada de la vida mientras me daba muchos besos y les explicaba a sus amigos sonriente: ‘Es que se pone así conmigo porque me quiere mucho y no quiere que me pase nada malo’ xD. Pero yo es que en esa etapa de mi vida ya sabía en quién merecía la pena invertir o no cuidados y Amor.

.

Y antes, Alma. Me pregunta por ese mensaje de ayer donde yo, en teoría y si N. no me ha mentido piadosamente, sólo soy una Desconocida. Y le explico esa secuencia de mensajes que vosotros habéis leído. Pero antes de que acabe me tengo que irritar con ella porque empieza a decirme algo así como que mi Ojos ya no reflejan la misma ilusión de aquel último día; el día en donde iba a Realizar la fantasía de Utilizar a otro, con el chico de la marca oscura en la pierna.. y que me interrumpe cuando yo ya empezaba a echar pero sapos y culebras por la boca, y a golpearle los oídos con eso de ‘Mira, no me jodas, que como sigas por ese camino me levanto y me voy, ¿eh? y …’ Espera, no te alteres -dice entonces. Déjame acabar. En tu mirada no hay ilusión pero ahora esa mirada está llena de picardía y de Espera.. pero no de la espera del desesperado -prosigue-. Es de la espera de quien emprende una aventura y se siente excitado con la idea. Y entonces me alegro porque siento que por una vez me está comprendiendo antes de que me cabree definitivamente y a ella si le cuento lo que vosotros todavía no os imaginais y ni siquiera N. porque mi fantasía tiene exactamente que ver con eso sólo, con ser una Desconocida pero yo, esta vez, y no con liarse con Desconocidos… Aunque a Alma le omito, por ahora, lo que si le dije a N. el otro día y que en cualquier momento dejaré caer por aquí. Aquello de los caballos.. ¿Y no hubo respuesta? -pregunta Alma. No, por ahora no pero.. Y entonces ella dice: ‘Ay cabrona, lo que tú quieres es intrigarle. Crearle una intriga’. Y sí, de eso se trata pero para M. creo que tengo reservado algo con Solera. Vamos, estoy hasta segura de que mi fantasía tiene que ver con esa fantasía sublime que habrán tenido millones y millones de hombres en el mundo desde que el mundo existe y ellos utilizan la imaginación para soñar con sueños eróticos y no sólo para matarse a pajas con las vecinas de sus esposas, sus amigas, y las mujeres entradas en años, que yo lo de ese cierto recorte que apareció en la cartera de alguien.. no sé yo, no sé. Y no pienso sentirme impaciente. Y puede ser de muchas maneras. De la manera que me fluya. Y además cuento con que N. quiera ayudarme a hacer ”feliz” a su amigo, al menos por unas horas y sea mi cómplice como yo lo fui y aún lo soy de él. Y será algo fantástico, vamos, seguro que antes de su Ella.. hasta sería algo que él hubiera deseado para si. Porque va mucho más allá de no saberse el nombre de la mujer con la que se folla. Y Alma dice: ¿Tengo que estar siempre preocupándome por ti? Y yo le aseguro: ‘Güelita, si N. dice que ahí voy a estar bien. No dudes de que si Ocurre… ahí voy a estar bien’. Y Alma lo acepta porque también ha aprendido a valorar a N. por las cosas que yo le he contado y sobre todo por lo que sintió cuando le llevé a su diario y le leyó. Y a Alma también le gustan sus sentimientos. Aunque le duela un poco que alguien así no pueda ser para mí pero yo le explico que a mí no me duele nada y que además la atracción física ha dejado de existir. Aunque eso sólo puedo afirmarlo, a partir de las confirmaciones que mi cuerpo y mis constantes vitales me dieron hoy. Pero N. ya no me resulta ni sexy, ni magnético, ni me perturba. Y eso es genial para los dos y para nuestra amistad porque es lo que haría verdaderamente posible. Y eso fue lo que le dije a N ayer: ‘Antes de que tú le digas nada.. yo lo que prefiero es poder crear mi propio misterio’. Y que a Alma entonces también termina por excitarle la idea y me cuenta el argumento de una novela que no recuerda ni cuándo ni donde leyó pero en la que una mujer nunca descubría con cuál de aquellos tres hombres del tren había estado hasta que al final.. por una caricia lo sabía. Y yo sospecho de esa mala memoria de Alma y sospecho que hasta puede que sea una fantasía que algún año de aquellos bien pudo haber imaginado ella misma. Porque diga lo que diga Alma.. lleva la república en la sangre hasta en eso. O es sangre republicana. Y no soy sólo yo quien como dice: ‘tú tenías que haber nacido en aquella república porque tienes esa ideología.. tú eres del Amor Libre’. Sólo que me gustaría tanto que N. me hubiera mantenido como ese Secreto que me asegura que he sido.. Es que me Encantó cuando me lo dijo. Y otro asunto en el que con Alma si me sincero es aquella extraña sensación, como de contrariedad que sufrí la noche que estuvimos en el Merlot, el bar de B.. pero fue como sí N. me limitara dónde antes sólo existían mis límites. Y también que lo que me resultaba tan vibrante de aquel momento era la presencia de M. a su lado. Quizás porque era quién menos habría relacionado yo con él. Aunque no fue en ningún caso, por él, por quién le pregunté en mi primer mensaje de aquella noche al chico de la marca oscura en la pierna. Y pensaba que N. le habría contado todo lo nuestro, porque si eran tan buenos amigos entonces … pero M. ni siquiera se fijó en mí. Y eso no puedo decir que no me molestase. Y tal vez fue allí donde comenzó mi pequeño pesar por no haber sabido verle a tiempo.. Suele suceder, ¿no? Pues en ese instante uno se siente tan extrañamente Extraño.

.

Y antes he alcanzado la curva donde comienza esa avenida en la que el habitante, desde el aire, vio a un perro mear sobre la rueda de un Ford Focus y observo la figura de una mujer madura y bella, que envuelta en un aire de atrayente melancolía, da pasos lentos y va deteniéndose en los escaparates con lo que parece una mirada perdida que se diría que ni siquiera mira. Y era tan triste esa imagen, porque la tristeza que se desprendía de ella se infiltraba como si fuera un goteo de agua por el resquicio de una baldosa, hasta mirar al techo y comprobar con sobresalto aquel gran cerco de humedad, o de humanidad, y a la vez era tan hermosa y tan.. ¿tan familiar? Pero puedo jurar que ni siquiera me di cuenta de que esa melancólica figura que me atrapaba era Nora y su perpetua Tristeza.

 perpetua Tristeza.

Pero imagino que es lo que tiene la Empatía. Y no tan dispar de lo que N. me cuenta que le ocurre con su Ella. Y entonces, pero ya a menos de dos metros, Nora también se choca por sorpresa con mi persona y le comento esta misma sensación que acabo de describir aquí, aunque no tan detalladamente y me apetece sentarme a charlar con ella en algún lugar tranquilo, o mejor aún, darnos ese paseo que ella sugirió a las tres… y a pesar de saber que nada que yo le diga puede ya animarla, porque … Y entonces también Oscar dobla la esquina con Yago y los dos me ofrecen que me una a ellos porque se van a tomar esas cervezas pero pienso que eso sólo supondría estar presente en otra escena semejante a la de antes de ayer, y a tantas otras de este último año y … sobre todo recuerdo a ese Oscar casi llorando de rabia sobre el sofá la noche anterior y al mismo que se quejó cuando el domingo ella me acercó en su coche hasta el parque y sé que algo en mí se ha roto. O que la impotencia que me hacen sentir me ha ganado la partida. Y no quiero aceptar. Y ellos insisten, aunque Nora menos porque … y Oscar me pregunta que si estoy enfadada con él, porque ya el día anterior me fui igual pero ojalá fuera enfado. Es sólo la impotencia. Porque yo en su cerebro no puedo entrar y cambiar algunas cosas que sería mucho mejor que no estuvieran donde están. Porque yo ya creo que he dado a Oscar definitivamente por perdido. Porque si alguien ignora de esa manera en que él lo hace a ‘sus vocecitas’, como él las llama, que caso va a poder hacerme a mí, que no soy nadie, y además soy la Amiga de Nora. Porque para Oscar todo su problema se resume en eso. En que yo soy la Amiga de Nora. Y eso me Entristece. Y vale, sí, a mí me dirá: ‘Tú no tienes la culpa’. Pero en el fondo yo siento que él no deja de pensar que yo tengo la culpa y de que me Culpa. Y no, no la tengo. La culpa sólo la tiene él. Y la única tristeza por esto debería ser la suya. Por no esforzarse nunca lo bastante para cambiar lo único que él podría cambiar: a el mismo.

.

Y ahora ya transcribo esas impresiones de mi cuaderno que corresponden al mediodía de hoy jueves, 27 de julio.

.

..

Y releo esa parte de la Rayuela porque recuerdo a alguien que me la recuerda, sobre todo porque ”’Apenas él le amalaba el noema, a ella se le agolpaba el clémiso…””. A alguien que cuando era joven llegó a leerse tres veces esa novela, imagino que enamorándose de la Maga y le escribo un mensaje a ese alguien de labios gruesos y sensuales que dice:

.

11h06min… 27 de julio… Desde hace un par de días te llamo para mis adentros por un nuevo nombre: el hombre exasperante. Y creo que este te va mucho porque tu lentitud me desespera y creo que eso si que ya es muy tuyo o eres tú -sonrisa incluida, por supuesto-

.

Y B. acaba de servirme un rosado afrutado. Dijo que era Prieto Picuda, y luego entendí que era del Valles, y ahora le he dicho que me gusta mucho y me ha sonreído. También la he llamado por su nombre. Lo que no me gustó demasiado fue la mirada insistente y desconfiada de J., el dueño del garaje, y ahora es cuando pasa N. por delante de esta mesa con alguien que no conozco. Hace unos quince minutos le envié un mensaje en respuesta a los suyos de esta mañana.

.

12h29min… 27 de julio… Aquel otro mensaje era para mi hermano, y lo que quería decir ayer al final del tuyo era ”ya hablamos”, ya te contaré con más calma. No fue malo ayer, al contrario. Y estuvimos hablando de viajes, de lugares que nos gustaría conocer, y sentí su sonrisa cercana, como si estuviésemos planeando juntos esos viajes.. No sé..

.

13h01min… 27 de julio… Ya sé que ayer no fue malo. Dije que era triste como tú me contabas su tristeza y ahora respira hondo y actúa con suavidad. Ella tiene que sentirnos sólo amigos para que no dude y le duela. La forma la dejo en tus manos. Yo me Adapto simplemente.

.

Pero no entra en el Merlot, pasa de largo, aunque eso no me preocupa porque lo importante es como Ella ya nos ha visto saludarnos y me tomaré este vino y cuando me lo acabe le pediré que me sirva otro y observaré si esa sonrisa que antes me dedicó B. se ha evaporado pero creo que no será así. Y cuando llegué, en uno de los bancos del exterior estaba I., ese chico que se encargó de impartir las nociones de P.P.A.A. durante el curso y que tantas ganas tiene de hacerme unas Fotografías. Pero I. estaba con unos amigos y ahora se van y me saluda y la cosa se complica porque creo que es amigo de C. el hermano de Ella, y eso no sé qué consecuencias podría acarrearnos si I. es lector de este diario; porque yo no le di la dirección ni le facilité la de mi messenger privado pero desconfío de sus ganas de inmersionar en mi vida privada. Y a Ella, cuando hablamos del rosado que quería tomarme, le pedí ‘Condesa de Leganza’ que es el último rosado que bebí y que me gustó y que fue el que tomamos en la cena del sábado en ‘La Ciudadela’. Pero sé una cosa y esto es una advertencia. Si estás aquí I. y descubro que te has ido de la lengua en cualquier sentido y eso perjudica a alguien que quiero, lo que yo haré será lo siguiente: me presentaré a tu mujer y le diré que hace un par de meses, en una cueva echamos tú y yo un polvo, vamos, a la salida, en aquella catarata y que ahora temo estar embarazada y que creo que es tuyo porque como te corrías de gusto mientras follábamos y a mí se me fue un poco la olla al triturarte la polla con mi coño sin avisar, pues te corriste dentro de mí y claro, en esas condiciones no había un preservativo a mano y a mí se me pasó tomarme la píldora del día después y puedo jurarte que le voy a dar mucho realismo y que no, no bromeo, y luego tú te las arreglas con ella ;)

.

Y ahora C., el hermano de Ella, y J., el dueño del bar amigo hablan cerca de los soportales, y la que desconfío soy yo pero de la discrección del hermano de N., porque si N. me ha guardado como un secreto y yo no se lo he confiado a nadie preocupante.. todo debería de ser dulce entre ellos y no estar malversado por el comportamiento de los que tienen alrededor. Y se me olvidaba registrar que le envié un último mensaje a su amigo M. esta mañana después de que llegaran esos acuses de recibo, y fue:

.

11h22min… 27 de julio… Y soy asombrosa, y soy muy deseable y por dentro soy inimaginable..

.

Porque es cierto, en la oscuridad de una habitación seguro que todavía lo soy. Me refiero a deseable y ya si sólo se me toca y sólo se me imagina.. entonces seguro que resulto también asombrosa :-)

.

Y ahora Francisco Olivares ha atravesado el parque renqueando con su muleta. Pero antes ha asomado por una callejuela que existe al fondo, muy próxima a la morada del hipocampo, y que rodea esa sala 21 del hospital donde nací y en el que Yago me contó el otro día que también nació su papá. Y me encanta el sabor levemente insinuado de la fresa de mi copa, y le escribo un nuevo mensaje a ese chico de la marca oscura en la pierna, aquí, ahora..

.

13h34min… 27 de julio… Haz el favor de no comportarte como un cobarde. Pasas por detrás de mí y no te miraré pero B. lo espera.

.

Y él me contesta:

.

13h35min… 27 de julio… Qué espera?

.

Y me lo imagino temblando de incertidumbre en algún lugar al otro lado de la calle, en esa penumbra de la ventana que le oculta. Y sobre todo no perdiéndose un detalle.

.

13h36min… 27 de julio… A ti y Confía. Ella lo hace. Yo lo hago y tú tienes que hacerlo :-)

.

Y ahora he vuelto a llamarla a Ella a mi mesa y le he pedido que me sirva otra copa del mismo vino, y ella me trae un pincho de tortilla para acompañarlo y yo le he dicho que el vino en cuestión que me ha recomendado tiene peligro y Ella se ha sonreído conmigo tranquila y me ha contestado: Está bueno, ¿eh? Y yo entonces le aseguro que mi amiga también tiene que probarlo. Y si fuera por mí, agarraría a ese chico por los pelos y le metería a la fuerza dentro del Merlot… ¡Aquí pasa!… He girado un instante la cabeza y le he visto llegar con unos amigos; se llevaba la mano al corazón acariciándose con un dedo mientras se daba valor o se protegía. Y una mujer coloca un perrito de peluche mirando hacia mí con las orejas atentas sobre un precioso bolso que ocupa la zona geográfica más occidental del barril. Y miro hacia mi derecha y la belleza que conforman los claroscuros del segundo piso del bar de su amigo J. me captura. Y en el televisor que se ve desde aquí en ese mismo lugar, veo con nitidez una carrera de atletismo. Y la lluvia ha dejado de llover. Y me gustaría poder hacer algo para eliminar ese molesto colgajo azul de tela o plástico que se ha quedado enganchado en las ramas del frondoso roble al que hoy no hay viento que sacuda. Y agarro mi cuarzo. Hoy lo acompaño de un largo y solitario pendiente esmeralda en el que reposa una mariposa mágica. Y pienso en Carcassone, en ese recorrido por entre las callejuelas y las murallas y las almenas medievales que me describió con aquella magia la chica de los ojos vietnamitas. Y también pienso en Luis. En que sería la compañía ideal para un recorrido así. Pero a continuación sólo pienso en lo poco seriamente que parece tomarse Luis las cosas que no le dan dinero ni reputación. Por lo menos las que conciernen a nuestro sexo. Y pienso que si él no tiene ninguna prisa.. que prisa tendría que tener yo. Pero gemir no pienso gemirle a su contestador y si todo es cuestión de un juego más o menos ensayado… pienso que entonces es un juego bastante onanista pero ya sólo por su parte. Porque yo estoy tan interesada en la vida real y en los hombres reales que entiendo que mis mensajes y mis intereses abruptos irán espaciándose hasta desaparecer por completo y por eso cuando surgen tampoco me torturo con ello y me dejo fluir. En realidad sólo hago lo que me apetece y me gusta poco tener que prohibirme hacer las cosas y por eso las hago. Las hago porque no suponen nada más que otras cosas entre muchas otras cosas. Y es que la realidad siempre acaba por ser la misma, uno mismo. Y solamente.. A no ser en el Amor.

.

Y hay una pareja sentada en ese bar de las avellanas. Y él ha perdido pelo, aunque parece joven y viste una camiseta rojo cereza intensa rematada en blancos. Y de M. también me gusta que leí en el diario de N. que fuman juntos porros. Y es que a mí me gusta follar con hombres fumados. Eso es lo que he descubierto gracias a mi Amante Vértigo. Me gustaba especialmente cuando él se prendía un porro y se olvidaba de mí y se lo fumaba mientras yo me ocupaba con mi boca de su sexo.

.

Y la mujer de la pareja es morena y antes me he sentida observada por ellos. Y el fuma pero un cigarrillo y me sigue mirando. Y ese hombre está moreno y es enjuto, pero no tan enjuto como el que cerca de mí barre con esa escoba la acera del goteo de la lluvia. Y la del peluche le está enseñando a los componentes de su mesa, su última adquisición, un foulard teñido en verdes. Y me pregunto cómo se estamparán las telas. Y ahora la niña de gafas, pelo voluminoso, alborotada y castaño claro, con cara de estudiosa, le hace carantoñas a una pequeña rizosa que se llama como yo. Pero se las hace, y ahí está la gracia con unas botas caseras de borreguillo que la buena señora del foulard y el peluche, ha adquirido en pleno verano para el invierno; de lo que deduzco que lo contrario de las babuchas son las bicicletas . Y ese hombre enjuto regresa a la escoba porque el goteo no se detiene aunque la lluvia ha dejado de llover hace horas y ahora la escoba llega a la alcantarilla cuando son las dos de la tarde y dejo de escribir en este punto..

.

..

Pero ahora son las 19h10min, y los pequeños acontecimientos se suceden y se me amontonan como si fueran un cesto de ropa que crece y crece para planchar y escribo desde la mesa próxima a la calle de la bodega de Antonio y el tráfico de viandantes es constante y acelerado. Nadie pasea y los paraguas permanecen cerrados pero acompasan muchos pasos.

.

Cuando me levanté de la mesa lo hice con cuidado. Esperé a que B. terminara de servir la mesa que servía y se girara; entonces le dije mientras me levantaba y sacaba mi propio paraguas del bolso: ‘Bueno, chica pues muchas gracias’. Pero eso envuelto en una sonrisa muy abierta y sincera que tuvo el efecto mariposa esperado. Porque B. me respondió con esa sonrisa ancha con la que uno se imagina a la Amanda de Victor Jara corriendo a la fábrica donde trabajaba Manuel, y que me consta que al chico de la marca oscura en la pierna le resultó preciosa porque cuando luego nos conectamos ambos y hablamos un poco de todo lo que le había sucedido con Ella la noche anterior y a Ella.. también comentamos eso. Qué él la observaba todo el tiempo, porque dice que no la pierde de vista ni un segundo y que nos vio hablando en más de una ocasión y a Ella sonriéndome con franqueza. Entonces abrí mi paraguas de esa forma en que las mujeres de la lluvia abrimos a la vida nuestro pecho y me fui a casa con una sensación grande de contento. Porque todo esto es un poco como aquello que escribió Didier van Cauwelaert de ‘la educación de un hada’. Ese tipo de magia y romanticismo y la historia de verdad que nos atrapa a los que la vivimos, porque no sé cómo pero este chico ha logrado que todos los que le rodeamos estemos implicados de alguna manera en ella. Y luego se quejará de que el viernes cuando pinche en ese bar la canción de Sterling y tal vez la de la Mariposa de la Oreja.. la gente no dejé de mirarlos.

.

Y Antonio me cuenta hace unos minutos una historia que no conocía sobre Napoleón. En realidad desconozco tanto. Me dice: ‘Es un individuo muy curioso’. Me dice: ‘Siempre iba protegido porque tenía muchos enemigos’. Pero cuando estuvo en Egipto se empeño en pasar todo una noche solitaria en el interior de la pirámide de Keops. Y al día siguiente cuando lo sacaron había enloquecido. Y era preso de un ataque de pánico. Y eso duró otra semana. Y yo no sabía donde estaba situada Santa Elena hasta que la he visto dibujada en ese mapa de la televisión. Porque están poniendo un reportaje sobre él en el Canal de Historia y Santa Elena es uno de los lugares más remotos del mundo. Y en esa historia del documental cuentan que Napoleón en esa isla tuvo amores con una adolescente y también que hubo algo con su imagen, porque no hay dos retratos suyos iguales y también que ningún pintor fue capaz de plasmar dos cosas de él: su sonrisa y su mirada. Pero eso lo dijo una mujer que le amó. Y tal vez fuese porque Napoleón sólo era capaz de mirar con intensidad aquello que deseaba. Y me cuesta escribir aquí, tal vez por el frenético ritmo de la calle que miro o quizás por el ruido del altavoz del televisor que está sobre mí Y cuando Antonio dice: ¿A qué se escribe bien aquí? Le digo que no, que imposible. Y cierro el cuaderno y me siento en la barra a terminarme mi café con hielo y hablar con él de un vino que era una uva muy especial

.

Pero me quedé sin saber si él murió envenenado o fue un cáncer de estómago el que le mató. Es que con tanto pelo y tanto arsénico.. aquello era un lío.

.

..

Y ahora son las dos de la madugrada pero ya del último viernes de este julio que se me ha volado. Porque claro, entre tanto revoloteo… y no me lo puedo creer pero ayer hasta la madre de Antonio (Enate) me dedicó una sonrisa agradable. Y eso que esa mujer y yo nos detestábamos. Porque bueno, parece ser que alguna vez nos vio juntos a mí y a su hijo a altas horas de la madrugada y en actitudes no demasiado honestas. Y yo eludí recordar ninguna proposición porque ciertamente no me apetecía; porque claro eso es lo que tiene el dejarse llevar por el capricho pasajero cuando no existe el deseo… que lo mismo que te ofreces sientes la necesidad de escapar de lo ofrecido… y a lo mejor es lo mismo que le pasa a Luis, aunque no lo creo, porque yo estoy mucho más buena que Antonio.. y a Luis siempre le he dado un poco de miedo.. y cuando me fui del Merlot al mediodía llovía torrencialmente y me pasó una cosa curiosa. Un chico me detuvo bajo la lluvia. Pero vamos el que se mojaba sólo era él. Y me dijo que un amigo suyo quería invitarme a tomar algo porque me conocía de verme pasearme cientos de veces con la raqueta bajo el brazo. Y la invitación procedía de ese bar que yo quise convertir en ‘Lady M’, el que deseé alquilar allá por enero y de enero a marzo. Pero le pregunté: ¿Cómo dices? Y volvió a contármelo ya sintiéndose muy inseguro. Y además me afirmó con total seriedad que podía pasarme en cualquier momento porque la invitación estaba abierta para mí. Y entonces yo, y ya estoy muy cansada para describirlo como fue, pero fue muy gracioso, le pongo una de esas entonaciones mías a la pregunta, con las que luego cuando me acuerdo o se las cuento alguien mientras imito me parto de la risa, porque es que no lo puedo evitar: a veces actúo. Y ayer tocó lo de la mujer madura y fatal pero es que como se trataba de casi un niño y no sé, cuando digo niño, el chico igual rondaba los ‘veintimuchos’ pero :-))

.

– ¿Y tu amigo es un jovencito como tú?

.

¡Ay pobre! Nunca había visto a alguien tan empapado y tan desorientado y también tan arrepentido. No, no, al final acertó a contestarme. Mi amigo no es un jovencito como yo. Y se fue corriendo y yo cuando llegué a casa y se lo conté a Coga, también le pedí que se pasara por allí y observara por mí pero si él no recuerda hacerlo.. se lo pediré a Nora, por curiosidad. A ver si ese va a ser el hombre de mi vida y yo perdiendo el tiempo vacilándoles a los niños y resulta que hasta soy la Ella de alguien prometedor, o sea con un buen polvo, que yo en más no confío, y me entero ahora xD.

.

Y hubo una cosa con Máximo. Ah, pero antes dento de esa conversación con ese ex-Amante que perdió su Vértigo (vamos digo para mí porque yo para él no lo tenía) algo que me encantó y que fue la parte donde le cuento cómo sentí que Ella había suspirado por él. Porque lo sentí. Fue algo inexplicable pero rozó mi pelo y mi espalda como esos te quieros que yo susurro entre el pelo de Laura. Y le dije algo más. Le dije que tenía la impresión de que si Ella había abandonado a su novio.. lo había hecho porque no podía traicionarse a si misma, quedándose con él, cuando quien movía su corazón y sus sentimientos era otro. Y sí, la chica me conmovió. Puede que sólo por mi cariño hacia él, hacia el chico de la marca oscura en la pierna pero eso tampoco es muy normal y no sé pero esta historia es muy bonita, y tiene lo que digo tantas veces: Magia y es un privilegio estar viviéndola aunque sea desde este margen de la frontera de lo ilícito. Y Máximo ya estaba sentado bajo el toldo del antiguo café de la puesta de sol cuando doblé la esquina. Y la única mesa libre era una a sus espaldas, muy pegada a la suya y en la que había una sola silla. Pero la giré para darle yo también la espalda a él. Estábamos a menos de medio metro. Y no sé, el miedo al rechazo, el miedo a que se presentara Nuria Salvatierra y poder perjudicarle de algún modo. Así que pedí un café sin hielo, le envié un mensaje a Enol para ver si tomábamos nosotros uno mañana, me fumé un cigarrillo, Enol me contestó que tenía el coche averiado, o sea que tenía un plan… y me fui. Y no encontré Royal Crown en ningún estanco y me explicaron que pasaba algo raro con él, que llevan un mes sin recibirlo y en todas partes lo mismo. Y parece ser que los consumidores de Royal Crowm sólo queremos ese tabaco porque es un tabaco inglés y no existe otro semejante, quiero decir que se le parezca pero a mí todavía no me parece un motivo para no fumar, aunque sí, ya sé, estoy tirando una cantidad ingente de dinero y encima estropeándome la salud pero… que me riña Nora mañana o que no me invite a cervezas :-))

.

Y dejo aquí algunos mensajes porque me es literalmente imposible escribir nada más y no hablemos de ponerme ahora a corregir.. Pero me gusta que esos mensajes estén aquí porque algunos me resultan tan tiernos :-)

.

18h47min… 27 de julio… Acabo de ver a B. Zona Centro Comercial. De acera a acera. La miré, ella me vio, nos sonreimos, (yo ladee la cabeza) y ella hasta me hizo un gesto de saludo con la mano xd

.

19h08min… 27 de julio… Espero que sea una señal de que está contenta, que lo esté a pesar de todo. Supongo que iría hacia el bar. Y como me hubiera gustado a mí encontrarme esa sonrisa así, inesperadamente..

.

00h23min… 28 de julio… Joder, no dejo de pensar en Ella, en que hacer, en cómo hacerlo.. No Puedo aguantar más esto dentro de mí.. La Necesito, necesito verla.. Qué hago? Ahora viene M..

.

00h24min… 28 de julio… Pues qué sobresalto me ha dado ese final y por qué no te lo llevas mañana a tomar algo al Merlot? Y no me descubras por favor.

.

00h30min… 28 de julio… Puedo intentarlo, pero es impredecible para eso.. No suele ser muy puntual, y eso cuando no le surge algo antes. Haré lo posible y tranqui, no te descubriré. Y yo qué hago?

.

00h21min… 28 de julio… Tener paciencia y no abusar de la mía. Ya veremos ;)

.

..

¿No es un Encanto? Es que me recuerda tanto a Laura :-)))))

.

Que es una pena pensar en que también de esta manera se tenga que joder :’)(

3 Responses to “– La intriga y la perpetua tristeza –”

  1. lasalamandra Says:

    Autor: Patricia
    Pienso comprar hoy mismo un paquete de ese tabaco…me generaste curiosidad por saborearlo ;)
    he visualizado a ese pobrín de pollito empapado corriendo y acojonado por esa Mujer Madura y se me ha quitado de golpe el dolor de muelas que traís puesto jajaja, eres descomunal. besos pal finde.

    Fecha: 28/07/2006 09:50.

    Autor: sabbat
    No sé Patri, tiene algo que no tienen los otros pero yo de joven no soportaba más que unos cigarros y tenía que descansar, me cansaba.. pero regresaba a él como algo especial. Y cuando ha vuelto a fumar ha tenido que ser ese.

    Y muchos Besos :))

    Fecha: 28/07/2006 10:34.

    Autor: Sonrisa
    Ya sabía de la bronca que le echastes una vez a Laura y de su reacción, sé la clase de bronca que leí el otro día, la misma clase y por eso la quería para mí.
    sigo leyendo y sigo comentando mastarde.
    besos

    Fecha: 28/07/2006 15:15.

    Autor: sabbat
    Ya pero esas broncas sólo te las echan aquellos que te quieren mucho :))

    Fecha: 28/07/2006 15:24.

    Autor: sonrisa
    yaaa :))
    Me ha encantado lo de las babuchas son para en invierno.
    Jajajaj, cuantos paquetes he comprado de royal para micuñado-hermano, es verdad, era el único tabaco que quería, digo era porque lleva al menos 9 meses sin fumar.
    Pues sí, parece un crío, la vedad.

    Fecha: 28/07/2006 20:19.

  2. lasalamandra Says:

    nº 72 de julio


  3. […] – xii – – La intriga y la perpetua tristeza – […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s